Archivo de la categoría: Cultura

EL HALCÓN DEL REY SINDABAD


“Dicen que entre los reyes de Fars hubo uno muy, aficionado a diversiones, a paseos por los jardi­nes y a toda especie de cacerías. Tenía un halcón adiestrado por él mismo, y no lo dejaba de día ni de noche pues hasta por la noche lo tenía sujeto al puño. Cuando iba de caza lo llevaba consigo, y le había colgado del cuello un vasito de oro, en el cual le daba de beber. Un día estaba el rey sentado en su palacio, y vio de pronto venir al wekil que estaba encargado de las aves de caza, y le dijo: “¡Oh rey de los siglos! Llegó la época de ir de caza.” Entonces el rey hizo sus preparativos y se puso el halcón en el puño.

Salieron después y llegaron a un valle, donde armaron las redes de caza. Y de pronto cayó una gacela en las redes. Entonces dijo el rey: “Mataré a aquel por cuyo lado pase la gacela.” Empeza­ron a estrechar la red en torno de la gacela, que se aproximó al rey y se enderezó sobre las patas como si quisiera besar la tierra delante del rey. Entonces el rey comenzó a dar palmadas para hacer huir a la gacela, pero ésta brincó y pasó por encima de su cabeza y se inter­nó tierra adentro.

El rey se volvió entonces hacia los guardas, y vio que guiñaban los ojos maliciosa­mente, Al presenciar tal cosa, le dijo al visir: “¿Por qué se hacen esas señas mis soldados?” Y el visir contestó: “Dicen que has jurado matar a aquel por cuya proximidad pasase la gacela.” Y el rey exclamó: “¡Por mi vida! ¡Hay que perseguir y alcanzar a esa gacela!” Y se puso a galopar, siguiendo el rastro, y pudo alcanzarla. El halcón le dio con el pico en los ojos de tal mane­ra, que la cegó y la hizo sentir vértigos. Entonces el rey, empuñó su maza, golpeando con ella a la gacela hasta hacerla caer desplo­mada.

En seguida descabalgó, dego­llándola y desollándola, y colgó del arzón, de la silla los despojos. Hacía bastante calor, y aquel lugar era desierto, árido, y carecía de agua. El rey tenía sed y también el caba­llo. Y el rey se volvió y vio un árbol del cual brotaba agua como manteca. El rey llevaba la mano cubierta con un guante de piel; cogió el vasito del cuello del halcón, lo llenó de aquella agua, y lo colocó delante del ave, pero ésta dio con la pata al vaso y lo volcó. El rey cogió el vaso por segunda vez, lo llenó, y como seguía creyendo que el halcón tenía sed, se lo puso delante, pero el halcón le dio con la pata por segunda vez y lo volcó. Y el rey se encolerizó, contra el hal­cón, y cogió por tercera vez el vaso, pero se la presentó al caballo, y el halcón derribó el vaso con el ala.

Entonces dijo el rey: ¡Alah te sepul­te, oh la más nefasta de las aves de mal agüero! No me has dejado beber, ni has bebido tú, ni has dejado que beba el caballo.” Y dio con su espada al halcón y le cortó las alas. Entonces el halcón, irguien­do la cabeza; le dijo por señas. “Mira lo que hay en el árbol.” Y el rey levantó los ojos y vio en el árbol una serpiente, y el líquido que corría era su veneno. Entonces el rey se arrepintió de haberle cortado las alas al halcón. Después se le­vantó, montó a caballo, se fue, lle­vándose la gacela, y llegó a su pala­cio.

Le dio la gacela al cocinero, y le dijo: “Tómala y guísala.” Luego se sentó en su trono, sin soltar al halcón. Pero el halcón, tras una es­pecie de estertor, murió. El rey al ver esto, prorrumpió en gritos de dolor y de amargura por haber ma­tado al halcón que le había salvado de la muerte.

¡Tal es la historia del rey Sinda­bad!”

Cuando el visir hubo oído el rela­to del rey Yunán, le dijo; “¡Oh gran rey lleno de dignidad! ¿que daño he hecho yo cuyos funestos efectos hayas tú podido ver?. Obro así por compasión hacia tu persona. Y ya verás como digo la verdad. Si me haces caso podrás salvarte, y si no, perecerás como pereció un visir astuto que engañó al hijo de un rey entre los reyes.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

EL HALCÓN DEL REY SINDABAD por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Una Leyenda Árabe


Cuenta una historia  que dos amigos iban caminando por el desierto.
En algún punto del viaje comenzaron a discutir, y un amigo le dio una bofetada al otro.

Lastimado, pero sin decir nada, escribió en la arena:

MI MEJOR AMIGO ME DIO HOY UNA BOFETADA.

Siguieron caminando hasta que encontraron un oasis, donde decidieron bañarse.
El amigo que había sido abofeteado comenzó a ahogarse, pero su amigo lo salvó.
Después de recuperarse, escribió en una piedra:

MI MEJOR AMIGO HOY SALVO MI VIDA.

amigos_747465_a
El amigo que había abofeteado y salvado a su mejor amigo preguntó:
Cuando te lastimé escribiste en la arena y ahora lo haces en una piedra. ¿Por qué?
El otro amigo le respondió:

Cuando alguien nos lastima debemos escribirlo en la arena donde los vientos del perdón puedan borrarlo.
Pero cuando alguien hace algo bueno por nosotros, debemos grabarlo en piedra donde ningún viento pueda borrarlo.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Una Leyenda Árabe se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

El origen de los Sueños a través de una leyenda árabe

suenio_1_a
Sobre el origen de los sueños existen muchas leyendas pertenecientes a diferentes culturas, ya que eran muchos los que intentaban buscar una explicación a estos sueños, y los basaban en dichas leyendas. Hoy traemos una de estas historias que han difundido los árabes desde hace siglos.

El Sueño era el padre y origen de todos los sueños. Un buen día se embarcaron todos juntos en dirección a una isla maravillosa que estaba encantada. El dios de las Tormentas se había sentido agraviado por el Sueño, dado que bajo el influjo de éste, algunos marineros del barco se habían quedado dormidos.  Así que el dios de las Tormentas lanzó con la fuerza de sus vientos al Sueño y a sus hijos los sueños a una tierra estéril y aburrida.

suenio_2_a
Al terminar el día y comenzar la noche, el Sueño se apiadaba de la tristeza de sus hijos y  permitió que los sueños volaran y se esparcieran por todas partes. Por éso, en las noches, existen todo tipo de sueños en toda clase de personas: desde bonitos y dulces sueños a terribles pesadillas.

suenio_3_a
©2011-paginasarabes®

LA ZAWIYA Y EL AJEDREZ


El joven dijo al Sheyh de la zawiya (comunidad): Me gustaría mucho ser un sufi, pero no he aprendido nada importante en la vida. Lo único que me enseñó mi padre fue a jugar al ajedrez, que no sirve para la iluminación. Además, aprendí que cualquier juego es acto indeseable un  error (Danb)
-Puede ser un  acto indeseable un  error (Danb), pero también puede ser una diversión, y quien sabe si esta zawiya no está necesitando un poco de ambos – fue la respuesta.
El Sheyh pidió el tablero de ajedrez, llamó a un discípulo sufí y le ordenó jugar con el muchacho. Pero antes de comenzar la partida dijo:
-Aun cuando necesitemos diversión, no podemos permitir que todo el mundo se pase jugando al ajedrez. Entonces, solamente conservaremos aquí al mejor de los dos jugadores; si nuestro discípulo pierde, saldrá del la comunidad y dejará la plaza para ti.
El Sheyh hablaba en serio. El joven comprendió que jugaría por su vida y le vino un sudor frío; el tablero se convirtió en el centro del mundo. El discípulo sufí comenzó a perder. El muchacho atacó, pero entonces vio la mirada de santidad del otro, y a partir de ese momento comenzó a jugar mal a propósito. Al fin y al cabo prefería perder porque el discípulo sufí podía ser útil al mundo.
De repente, el Sheyh tiró el tablero al suelo.-Tú aprendiste mucho más de lo que te enseñaron –dijo-. Te has concentrado lo suficiente para vencer, fuiste capaz de luchar por lo que deseabas. Después, tuviste compasión y disposición para sacrificarte en nombre de una noble causa. Sé bienvenido a la comunidad, porque sabes equilibrar la disciplina con la misericordia

©2011-paginasarabes®

Azarquiel, ¿astrónomo andaluz?

(Algunos investigadores localizan las clepsidras de Azarquiel por esta zona del río. Otros las sitúan en la Almunia Real)


Azarquiel o Al-Zarqali (Toledo, c. 1029 – Sevilla, 1087)

Astrónomo Andalusí. Construyó una clepsidra que indicaba acontecimientos astronómicos y que al ser conquistada Toledo intentaron ver el mecanismo.. y se la cargaron. Azarquiel  fue el constructor de esa famosa clepsidra y se hizo famoso principalmente por:
(1)Tablas Astronómicas de Toledo.
(2) por ser el inventor y constructor de la Azafea (astrolabio, mas sofisticado, ya que para cada latitud el astrolabio, que consta de una plantilla y una «araña» movil, tiene que tener su propia plantilla. Mientras que la Azafea vale para todas las latitudes)

Como curiosidad las Tablas astronomicas fueron traducidas por Alfonso X y mas tarde fue impresa. Pues bien, Copérnico se sirvió de los datos de la Tabla para su Teoria . Ademas de la influecia para el sistema Copernicano, venia en parte de Al-Andalus, ya que entonces se pensaba que Venus giraba alrededor del Sol. Ademas que el sistema Tolemaico hacia aguas . Ademas de apuntar a órbitas OVALADAS para los planetas (apuntando a Kepler). Tambien fue util para Laplace.

«Lo que hay de maravilloso y sorprendente en Toledo, tanto que no creemos que haya en todo el mundo habitado ciudad alguna que se le iguale en esto, son dos recipientes de agua (al-billitan) que fabricó el célebre astrónomo Abu-1-Qasim b. Abd al-Rahman conocido con el nombre de Azarquiel (bi-l-Zarqal). Cuentan que este Azarquiel oyó hablar de cierto aparato que hay en la ciudad de Arin, en la India (y del cual dice al Masudi que señalaba las horas por medio de unas aspas o manos, desde que salía el Sol hasta que se ponía), y se propuso construir un artificio parecido por medio del cual supiera la gente qué hora del día o de la noche era y pudieran conocer la edad de la Luna. Para ello construyó grandes estanques en una casa, en las afueras de Toledo, a orillas del Tajo, cerca del sitio llamado Puerta de los Curtidores, haciendo que se llenaran de agua ó se vaciaran según el crecimiento y menguante de la Luna.

»Según nos han informado personas que vieron estas clepsidras funcionaban así: en cuanto aparecía el novilunio, el agua empezaba a afluir a los estanques por tuberías invisibles de tal modo que al anochecer del día siguiente había la mitad de un séptimo justo de agua. De este modo iba aumentando el agua en los estanques, así de día como de noche, hasta que al fin de una semana los estanques estaban llenos hasta la mitad y la semana siguiente se veían llenos del todo, hasta el punto de rebosar el agua. Luego, a partir de la decimoquinta noche del mes, la Luna empezaba a decrecer y también menguaba el agua del estanque a razón, también, de la mitad de un séptimo cada día, y en el día vigésimonoveno del mes quedaban vacíos del todo los estanques.

»Si durante este ciclo de aumento y disminución del agua alguien extraía parte de ella, aumentaba el flujo de las tuberías de abastecimiento de tal modo que no se alteraba el ritmo del ciclo. Lo mismo ocurría en el caso de que alguien aumentase el caudal de los estanques, pues lo que sobraba salía inmediatamente. De tal modo que el aparato de Azarquiel superaba en maravilla al de la ciudad de Arin porque en esta ciudad las noches y los días son siempre iguales.

»Estas clepsidras duraron hasta que el rey Alfonso (VII) quiso saber cómo y de dónde llegaba el agua de los estaques y cómo se efectuaba el movimiento y mandó que se desmontara una de ellas.

»El despiece y la destrucción de la misma tuvo lugar el año 528 de la hégira (1134 d.C.) y el causante del daño fue el astrónomo judío Hamis b. Zabara… pues solicitó al Rey que fuera él el encargado de desmontar la clepsidra a fin de estudiar su artificio y poder mejorarlo, llenándose de día y vaciándose de noche, prometiendo volver a instalarla; pero luego no supo y quedó uno de los relojes inutilizado.»

©paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Azarquiel, ¿astrónomo andaluz? por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://paginasarabes.wordpress.com/2011/05/28/azarquiel-¿astronomo-andaluz/ .

FELICITACIONES POR EL ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE FATIMA AZ-ZAHRA – ANNURTV

Los nombres de Fátima en el Paraíso son:  «Nuriah»  (Luminosa) y  «Haniah»

(Ternura).

Preguntaron cierta vez al Imam Sadiq (P): «¿Por qué han denominado «Zahrá» a

Fátima?» Respondió: «Porque cuando Fátima oraba en su Mihrab, su luz brillaba

para los habitantes de los cielos así como las estrellas brillan para los moradores

de la tierra».

Y preguntaron también al Imam:  «¿A qué se debe el nombre Fátima?» «La

llamaron Fátima porque los humanos son incapaces de conocer su esencia».

En una ocasión el Profeta preguntó a Fátima:  «¿Sabes por qué te llamas

Fátima?» «¿Por qué?», preguntó Alí que se encontraba presente. Y explicó (BP):

«Porque ella y quienes la sigan estarán a salvo del fuego infernal».

Su nombre:

Fátima

Sus apodos:

Ummul Hasan, Ummul Husain, Ummul Muhsin, Ummul A’immah y Ummu Abiha.

Algunos de sus epítetos más conocidos:

Zahra, Batul, Siddiqatul Kubra, Mubarakah, ‘Adh:ra, Tahirah, Rad:iah, Mard:iah,

Saiidatun Nisá, que significan, según el orden: Resplandesciente, Inmaculada, Gran

Veraz, Bendita, Virgen, Purificada, Complaciente (a Dios), Complacida (de Dios), y

Señora de las Mujeres.

Su padre:

El Enviado de Dios, Muhammad Ibn Abdullah (BP) -Profeta del Islam.

Su madre:

Jadiyatul Kubra, esposa del Profeta y primera musulmana. 5

Lugar y fecha de nacimiento:

La Meca, año 5 de la Bi’zah (Misión Profética).

Su martirio:

Medina, año 11 de la Hiyrat (Hégira), dos meses y medio después del

fallecimiento del Profeta.

Su sepulcro:

Desconocido hasta la actualidad. Fue enterrada por el Imam Alí (P), a pedido

expreso suyo y por razones políticas, ocultamente, en medio de la noche.

Sus hijos:

Imam Hasan Al-Muytaba(P), Imam Husain Saiid Ash-Shuhada (P),  Zainab AlKubra (P),

Ummu Kulzum y Muhsin, que no llegó a nacer.


RETRATO DE LA VIDA DE REFUGIADOS PALESTINOS EN FESTIVAL CINE

a_new_day_has_come_a
Por María Zacco 

En la comunidad internacional «se está reforzando, progresivamente, la convicción de que el proceso de paz en Medio Oriente jamás será llevado a cabo» sostuvo el documentalista italiano Emiliano Sacchetti, director de «A new day has com», que retrata la clausura de un campo de refugiados palestinos y se presenta en el Festival Internacional de Derechos Humanos, en Buenos Aires. La película, que integra la sección «Ventana Napoli» de la reseña, narra la historia del desmantelamiento del campo de refugiados Al-Tanf, ubicado en una zona desértica en la frontera entre Irak y Siria, que alojaba a familias palestinas que habían escapado de Bagdad, la capital iraquí, tras la caída de Saddam Hussein, en abril de 2003. «Este filme se concentra en una pequeña parte de la comunidad palestina. Pero hace referencia a la diáspora en su totalidad, que comenzó en 1948 -con la creación del Estado de Israel- y afecta a palestinos de segunda y tercera generación, que viven en distintos lugares del mundo», dijo Sacchetti en entrevista con ANSA. El documentalista compartió la vida con esas familias durante varios meses, y le relataron cómo los militares iraquíes perseguían y mataban a palestinos en Bagdad, quienes intentaban huir desesperadamente hacia países vecinos, muchas veces de modo ilegal, ya que hallaron las puertas cerradas.

«Cuando llegué en enero de 2010 al campo de refugiados, sin haber visto nunca antes a ninguno de los habitantes, lo primero que decidí es no encender las cámaras. Pasé dos días con ellos compartiendo la comida, conociéndolos y escuchando sus historias. Después de charlar con muchas personas les pregunté quiénes querían participar en el documental y los dos hombres que dieron un paso al frente se convirtieron en protagonistas», relató. Ambos hombres y sus familiares permanecieron un año y medio en Al-Tanf, que fue desmantelado el 3 de febrero de 2010.

A pesar de la situación desesperante en la que vivían, se mostraban muy optimistas y sostenían su «fe en la cooperación y el diálogo religioso» ya que la opresión, señalaban, «genera opresión». Los palestinos que huyeron de Irak llegaron a ese campo en la frontera entre Irak y Siria, delimitada por una carretera que se abre como un tajo en el desierto, tras pedir asilo en Jordania y Siria -debían pasar necesariamente por este país para llegar a Líbano, históricamente tierra de inmigración de palestinos-, que les fue denegado. «Creo que el palestino ha sido siempre utilizado como ‘elemento útil’: Hussein no tenía intención de albergar a palestinos; los recibió -incluso estando en contra de Israel- para poder usarlos en la mesa de negociaciones de los conflictos políticos que existen en Medio Oriente. Esto vale incluso para Siria y Jordania», aseveró Sacchetti. Las familias de Al-Tanf fueron recibidas en Italia y Suecia, entre otros países. El documentalista también registró los primeros tiempos de la vida en sus nuevos hogares, donde debieron adaptarse a costumbres distintas y, fundamentalmente, a otro idioma.

En el sur de Italia, los niños palestinos confunden al mar, que vieron por primera vez, con el cielo. «¿Quién hubiese imaginado que podía existir esto?» dice uno de ellos. Las imágenes de Suecia, en una localidad cercana a la capital, Estocolmo, muestran a dos adolescentes soñando con el invierno, cuando tocarán la nieve por primera vez.

El documental se presenta en momentos en que las negociaciones de paz en Medio Oriente están estancadas y tras las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien el viernes, en una reunión que mantuvo en Washington con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sostuvo que «los límites de Israel y Palestina deben estar basados en las líneas de 1967, con intercambio de territorios mutuamente convenidos». Horas más tarde, Netanyahu rechazó esa posibilidad. «Me impactó favorablemente la reacción de Obama porque hacía muchos años que un presidente de Estados Unidos no tomaba una posición de ese tipo. Pero los tiempos de la política internacional son lentos, además de que estoy convencido de que para Netanyahu, por su formación política, ceder los terrenos significaría mostrar una gran debilidad institucional», razonó el cineasta. Para Sacchetti, «es muy difícil que la situación mejore porque Israel continúa estableciendo asentamientos en territorios donde viven palestinos». Hasta hoy, 280 familias palestinas llegaron a Calabria, sur de Italia, provenientes del campo de refugiados Al-Tanf. Sin embargo, el cineasta considera que la experiencia resultó «fallida». «La situación en Calabria es dramática porque hay altos niveles de desempleo y depresión. En ese sentido, la comuna falló porque no dispuso de una estructura ni políticas para favorecer la integración social y económica de esas personas. Pero este problema deriva de uno mayor: en Italia las políticas de inmigración no son precisamente de apertura», alertó.

El filme se llama «A new day has com», «una frase que estaba escrita en una de las paredes del campo de refugiados. Hoy pienso que me equivoqué al elegir ese título porque, para mí, no ha llegado ese nuevo día, al menos para la totalidad de los palestinos», concluyó. JMG

©2011-paginasarabes®