Archivo de la etiqueta: Líbano

Katayef (القطايف) – Postre árabe

El «Katayef» es uno de los más populares y tradicionales dulces árabes de Oriente Medio, preparados en el sagrado mes de Ramadán. Son pequeñas tortas hechas de pasta cocida en forma de una luna creciente, rellenas con nueces, crema o queso. Se sirven después del desayuno y el atardecer.

La leyenda del Katayef

En el período omeya, dicen que el califa Suleiman Abdul Malik al Amawi fue el primero en comer los dulces en el mes sagrado de Ramadán, y tan pronto como los probó, mandó a que se realizaran todos los años en víspera del mes sagrado.

En la era de los fatímidas, era en la que comenzó la competencia entre los fabricantes de dulces. Uno de los chefs decidió crear un pequeño pastel lleno de nueces y decorar en un plato salpicado con nueces.

En la era de Andalucía , cuentan los libros de historia que los primeros que inventaron los Katayef rellenos de nueces fueron los andaluces y los regaron en ciudades como Granada y Sevilla, llevando a todo el Medio Oriente.




Receta «Katayef» con nueces

Ingredientes:

¾ de taza (té) de harina de trigo (90 g)
1 cucharada (sopa) de sémola (15 g)
1 cucharada (té) de levadura biológica
½ Cuchara (té) de polvo de hornear
1 cucharada (sopa) de azúcar (18 g)
½ taza (té) de agua tibia (120 ml)
¼ de taza (té) de Leche (60 ml)
Aceite vegetal

Preparación

Pasta

Coloque los ingredientes en la licuadora hasta estar homogéneo y dejar en reposo durante 30 minutos. Calienta bien una chapa o sartén (10 cm de diámetro), engrasada con aceite y empapele el fondo con una pequeña porción de la pasta (como si fuera crepe). Cuando la superficie se seque, retire del fuego (dorar solamente un lado), y reserve cubierto con un paño.

Rellenos

500 gs de nueces trituradas
500 cm3 de crema de leche batida o queso liviano.

También puede preparar un relleno con 500 cm3 de leche a la que deberá agregar 200 gs. de azúcar y 3 cucharadas de almidón de maíz diluido en un poco de leche fría. Llevar a fuego lento hasta que espese y dejar enfriar.

 5 cucharadas (sopa) de azúcar
1 cucharada (café) de canela en polvo.

Preparación

Mezcla los ingredientes y rellenar cada crepe con 1 cucharada (sopa) de esa mezcla. Doble a la mitad y presiona bien el borde para sellar. Sirva acompañados del almíbar.



Almíbar de agua de azahar

1 y ½ taza (té) de agua
3 tazas (té) de azúcar
2 cucharadas (té) de agua de azahar.
Jugo de ½ Limón.

Preparación

Lleve el agua con el azúcar al fuego medio y mueva hasta que se derrita el azúcar. Añada el agua de azahar. Cuando llegue a punto de hilo, agregue el limón y retire del fuego. Utilice caliente.


©2019-paginasarabes®

Kahwajes (خوادم القهوة الرجال)- Tradicionales servidores de café

Nassib Selman Talih

Kahwajes – (خوادم القهوة الرجال)

Hay algo fascinante en la comunidad de los kahwajes de Líbano, una tradición que sobrevivió durante siglos. Su presencia sorprende a los más jóvenes y transporta a los mayores de vuelta en el tiempo.

La palabra kahwaje viene de kahwi (café, en árabe), es decir, el que hace café. Es una profesión tradicional en muchos países árabes, ya que prepara el café y lo sirve a los clientes. A menudo, los khawajes se encuentran en áreas públicas, mercados callejeros y lugares turísticos, presentando a los transeúntes su delicioso café a cambio de una propina, otra característica de los khawajes: son grandes contadores de historias.

Con su traje folclórico, el sonido de clic de las tazas de café típicas (fanajin), que carga en las manos y el aroma mágico de su café saliendo de la tradicional tetera (dallah), los kahwajes nunca pasan desapercibidos.

Café árabe con cardamomo

Orgullosos de su oficio, pasan horas preparando su café, agregando sus ingredientes secretos a la mezcla. Debe ser por eso que el café de cada kahwaje tiene su propio sabor.



Los tradicionales restaurantes libaneses generalmente contratan un kahwaje para servir una taza de café de cortesía a los huéspedes después de la comida. En ciertas regiones rurales, el kahwaje desempeña un papel importante en las ceremonias de bodas, cumpleaños e incluso en funerales.

La importancia del kahwaje se inserta en la popularización y difusión de la cultura del café en los siglos.

Gran Café – Hassan Jouni

Artistas como el renombrado pintor libanés, Hassan Jouni, capturaron en sus pinturas su esencia dentro de un típico café de Beirut.

En tiempo: el kahwaje más antiguo de Líbano se llama Nassib Selman Talih y sirve café hace 56 años en el restaurante Mosaico, del famoso hotel Phoenicia de Beirut.

Para un país donde el pasado y el presente se entrelazan, y donde el café es inherente a las costumbres locales, el kahwaje es el recuerdo viva de ese pasado cultural de Beirut y también un símbolo de la generosidad y hospitalidad.

Por Lebanon Traveler

©2019-paginasarabes®

Acuerdo histórico entre el presidente de Líbano Michel Aoun y Hezbollah

Este acuerdo da un mensaje esperanzador a la región ya que promueve la unidad entre el partido político con representación en el parlamento y el gobierno libanés.

Con este acercamiento se pretende reforzar  la seguridad  del país de los cedros contra las amenazas del primer ministro israelí y por otro lado propicia la consolidación de un acercamiento político y religioso en un país multiconfesional.

Por otra parte, el aspecto negativo de este acuerdo se remite al descontento de los países occidentales que tomando una postura determinada por los Estados Unidos, Inglaterra e Israel, pretende estigmatizar al partido político musulmán shiíta “Hezbollah” tildándolo de grupo terrorista armado descalificando así y desconociendo su verdadero origen y su legítima participación en las decisiones de gobierno de Líbano a través de sus representantes parlamentarios.



Un acuerdo histórico entre el presidente de Líbano Michel Aoun y el partido Chií Hezbollah

El presidente de Líbano se ha pronunciado en defensa de Hezbollah y le manifestó su visión al respecto al canciller británico. Las alianzas del grupo en la región no afectan la política interna libanesa, señaló.

La oficina del presidente Michel Aoun lo citó diciendo que Hezbollah es parte del pueblo libanés y está representado en el Gabinete y el Parlamento.

Los comentarios de Aoun, un aliado de Hezbollah, se produjeron después de su reunión con el ministro británico de Relaciones Exteriores, Alistair Burt.

La semana pasada, Gran Bretaña prohibió a Hezbollah definiéndolo grupo terrorista , planteando que está desestabilizando el Medio Oriente. Los Estados Unidos e Israel también consideran a Hezbollah una organización terrorista.

Hezbollah dijo que la decisión británica era una prueba de que su gobierno es «simplemente un títere» que cumple con las órdenes de sus «maestros» estadounidenses.

La colaboración operativa entre Hezbollah y el ejército libanés se manifestó en su lucha conjunta contra las fuerzas de Daesh en las montañas de Qalamoun en la frontera entre SiriaLíbano.

Líbano se ha conducido con éxito entre dos polos opuestos: una estrecha cooperación económica y militar con las naciones occidentales (Francia y Estados Unidos en particular), por un lado, y una estrecha asociación con Siria e Irán (a través de Hezbollah) en el otro.

©2019-paginasarabes®

La historia de Líbano contada a través de sus platos – Tabule

La historia del Líbano narrada en la mezcla de los vegetales

 

Ella fue concebida por un tomate, idealizada por la cebolla, configurada por la menta y diseñada por una salsa. Al nacer, ella fue envasada en el repollo y la lechuga por el limón, pimienta, sal, aceite de oliva y los condimentos, al sonido de un vals.

La cocina libanesa puede ofrecer más que sólo una deliciosa cocina: ella explora orígenes e historias, reflejando la extensión del intercambio cultural que ocurrió entre las diversas civilizaciones y pueblos que han pasado por los países árabes desde los albores de la historia.

Tal vez una de las más bellas historias de testigos sobre este intercambio es la historia de la ensalada de «tabule», que es hecha por el corte suave de los varios componentes: Tomate, menta, cebolla, lechuga, melaza de Granada,trigo (burghul) que, se cree, puede haber sido añadido a la receta original por los libaneses.



Historia de tabule

Reza la leyenda que el tabule fue inventado por los caldeos en Mesopotamia en el año 1800 AC, que llevaron la receta a través de la historia y la geografía hasta la tierra donde se encontraban los fenicios cerca de la costa del mar Mediterráneo

La palabra tabule es derivada de la raíz (tbl) y significa mezclar vegetales, oriunda del verbo imperativo de la lengua caldea, cuando el pueblo mezclaba todo tipo de vegetales en un plato y los ofrecía a los sabios. El desarrollo del plato se debe al Líbano, que inventó ese nombre «Tabule». Sin embargo, no se sabe exactamente cuando el «Burghul» (trigo) fue introducido en la mezcla del tabule y es probable que se haya hecho en la era mameluca en la región de Bekaa, debido a la propagación del cultivo de trigo en el valle

Parece que este plato «viajero» no se detuvo. Después de establecerse en Líbano y convertirse en parte de su cocina tradicional, fue llevado por los inmigrantes para instalarse en América Latina, en especial en Brasil, donde se popularizó.

Y Líbano terminó entrando en el guinnes book de los récords con «el mayor plato de tabule del mundo,» hecho hace 13 años por varios representantes del país de los cedros. Vale recordar que siempre el primer sábado del mes de julio de cada año, los libaneses celebran el «Día Nacional del tabule» como una iniciativa para «preservar esa herencia de la cocina de Líbano».

Dicen que el secreto del verdadero tabule está en el uso del genuino aceite de oliva y el limón, además de la cantidad correcta de sal.

Con información del Consulado Geral do Líbano no Río de Janeiro

©2019-paginasarabes®

Origen de la palabra Massari («dinero») (ماسساري)

Origen de la palabra Massari («dinero»)

La Palabra «Massari» (ماسساري), que la mayoría de los descendientes conoce y que significa dinero, en realidad fue un término oriundo de una corrupción lingüística que se introdujo en la lengua árabe y que es más usado en el llamado levante, especialmente en Líbano y Siria. Para explicar el origen de esa palabra, debemos volver a principios del siglo XX, a la época de la primera guerra mundial y del caos financiero experimentado por la región, justo después de la derrota del imperio otomano y su consecuente retirada.

Como resultado de la pesada carga financiera impuesto a los otomanos en 1915, estos fueron forzados a emitir papel-moneda y obligar a su uso a la población, que solía comercializar productos utilizando oro y plata. El valor de la moneda otomana – que era de 100 monedas de oro -, comenzó a deteriorarse dramáticamente, llegando a valer, en 1918, sólo nueve monedas de oro.

Cuando las tropas británicas de Egipto y dirigidas por el general Edmund Allenby entraron en la región, decretaron la vuelta y la comercialización de las monedas de oro a los demás países, y determinaron que el papel-moneda tendría que ser sólo el papel-moneda egipcio, emitido por el banco nacional de Egipto, ya que los soldados ingleses sólo poseían esa moneda. La decisión provocó un gran resentimiento entre los franceses, que vieron en ese acto un golpe en su influencia en la región. Mientras tanto, la libra egipcia sólo se comercializa entre la población local a lo largo de la franja costera donde estaban estacionadas las fuerzas extranjeras, no incluyendo, con ello, el interior de la región.

El nacimiento de la palabra «Massari»

De esta manera, la libra egipcia fue impuesta por los ingleses para ampliar su dominio económico y tratar de retirar las monedas de oro del ahorro popular. Ante estos hechos, el pueblo comenzó a llamar el dinero egipcio, que circulaba en la costa, de «Massari» («dinero») (ماسساري)(corrupción de masri, que es el gentilicio de egipcio en árabe). De ahí nació la palabra «Massari».

Después de la declaración del mandato francés, el general Gouraud, alto comisionado general, impidió la circulación de la libra egipcia, autorizando, con ello, la fundación del banco de Siria – que fue una institución comercial francesa concedida por las autoridades del mandato y que tenía el poder de emitir papel-moneda, con la condición que tuviera la cobertura del franco francés. Este hecho permitió a los franceses sacar de las casas de las personas grandes cantidades de monedas de oro y enviarlas a Francia.

Hasta hoy,  coleccionistas buscan el papel-moneda emitido por el banco nacional de Egipto en la primera guerra mundial, no sólo por su escasez y belleza de su diseño, sino también por su estrecha asociación con la historia de la moneda libanesa. Si no fuera por el dinero de Egipto (masr), no habríamos usado la palabra «Massari».

Con información del Consulado Geral do Líbano no Río de Janeiro

©2019-paginasarabes®

El camino de Damasco

Jinete árabe en un paisaje – Adolf Schreyer

Lejos brilla el Jordán de azules ondas
que esmalta el Sol de lentejuelas de oro,
atravesando las tupidas frondas,
pabellón verde del bronceado toro.

Del majestuoso Líbano en la cumbre
erige su ramaje el cedro altivo,
y del día estival bajo la lumbre
desmaya en los senderos el olivo.

Piafar se escuchan árabes caballos
que, a través de la cálida arboleda,
van levantando con su férreos callos,
en la ancha ruta, opaca polvareda.

Desde el confín de las lejanas costas,
sombreadas por los ásperos nopales,
enjambres purpurinos de langostas
vuelan a los ardientes arenales.

Ábrense en las llanuras las cavernas
pobladas de escorpiones encarnados,
y al borde de las límpidas cisternas
embalsaman el aire los granados.

En fogoso corcel de crines blancas,
lomo robusto, refulgente casco,
belfo espumante y sudorosas ancas,
marcha por el camino de Damasco.

Saulo, eleva su bruñida lanza
que, a los destellos de la luz febea,
mientras el bruto relinchando avanza,
entre nubes de polvo centellea.

Tras las hojas de oscuros olivares
mira de la ciudad los minaretes,
y encima de los negros almenares
ondear los azulados gallardetes.

Súbito, desde lóbrego celaje
que desgarró la luz de hórrido rayo,
oye la voz de célico mensaje,
cae transido de mortal desmayo,

bajo el corcel ensangrentado rueda,
su lanza estalla con vibrar sonoro
y, a los reflejos de la luz, remeda
sierpe de fuego con escamas de oro.

Julián del Casal, Cuba 1863-1893



Abandonó sus estudios de leyes para dedicarse a la literatura. Viajó a Europa (Madrid), y volvió a Cuba.Trabajó como escribiente en la Intendencia de Hacienda y de corrector y periodista luego. En la obra de Casal se ven todos los elementos que constituyeron la temática y el carácter del modernismo. Fue amigo de Rubén Darío.

©2019-paginasarabes®

El canto de la lluvia – Gibrán Khalil Gibrán

Soy las húmedas hebras de plata lanzadas del cielo
Por los dioses. La Naturaleza me lleva, para adornar
Sus campos y valles.

Soy las bellas perlas, arrebatadas a la
Corona de Ishtar por la hija del Alba
Para embellecer los jardines.

Cuando lloro las colinas ríen;
Cuando estoy abatido las flores se regocijan;
Cuando estoy agobiado, todo sonríe con alborozo.

El campo y la nube son amantes
Y entre ellos soy el mensajero de la misericordia.
Sacio la sed de uno,
Curo la dolencia del otro.

La voz del trueno proclama mi llegada;
El arco iris anuncia mi partida.

Soy como la vida terrena, que comienza a
Los pies de los desencadenados elementos y culmina
En las elevadas alas de la muerte.

Emerjo del corazón del mar y
Me remonto con la brisa. Cuando veo un campo en la
Indigencia, desciendo y rodeo las flores y
Los árboles en un millón de pequeñas caricias.

Golpeo suavemente las ventanas con mis
Delicados dedos, y mi anuncio es una
Canción de bienvenida. Todos pueden oírme, pero sólo
Los sensibles me comprenden.



La calidez del aire me da a luz,
En cambio yo la opaco,
Tal como la mujer derrota al hombre con
La fuerza que de él extrae.

Soy el suspiro del mar;
La risa de los campos;
Las lágrimas del cielo.

Lo mismo que el amor:
Suspiro desde el hondo mar del cariño;
Río desde el vívido territorio del espíritu;
Lloro desde el infinito cielo de los recuerdos.

Gibrán Khalil Gibrán

©2019-paginasarabes®