Archivo de la categoría: Artes Plásticas y Visuales

Importancia de las obras plásticas en la civilización de los Árabes

Alhambra en Granada

Los restos que nos quedan de la civilización de los Árabes nos permiten reconstituir fácilmente sus partes esenciales, por ser bastante numerosos; y nosotros hemos utilizado la mayor parte de ellos, como obras científicas, literarias, artísticas e industriales, instituciones y creencias.

Entre los elementos de que con más frecuencia nos hemos servido procede designar particularmente las obras plásticas, las cuales bajo su forma tangible hablan claramente al alma, y son la expresión fiel de las necesidades, de los sentimientos y tiempos que las han producido. En ellas se refleja del modo más claro la influencia de la raza y del centro que la ha rodeado. En las obras de una época se puede leer toda esta época, sean cuales fueren aquellas obras. Una caverna de la Edad de piedra, un templo egipcio, una mezquita, una catedral, una estación de camino de hierro, el retrete de una mujer a la moda, un hacha de sílex, una espada de dos manos o un cañón de cincuenta toneladas nos revelan muchas más cosas que una pirámide de disertaciones.

No hay otro medio de describir las obras plásticas de un pueblo que presentarlas; y las fotografías del Partenón, de la Alhambra y de la Venus de Milo nos parecen preferibles a la colección completa de los libros que todos los autores del mundo han llegado a escribir sobre esas cosas.

Penetrados de la importancia que tales documentos tienen para evocar en la inteligencia la fiel imagen de los tiempos que uno quiere resucitar, hemos procurado aumentar considerablemente sus reproducciones.

Cuando se trata de definir formas ninguna lengua tiene palabras capaces de hacerlo; y sobre todo cuando se habla de Oriente, las figuras son necesarias, pues sólo por los ojos puede conocerse esos paisajes, esos monumentos, esas obras de arte y razas diversas que lo animan. El estilo más brillante no dará jamás una impresión comparable a la que produce la vista de las cosas,’y en defecto de éstas, una imagen de ellas.



Pero esos monumentos, esas obras de arte, esos paisajes, esos tipos de raza, esas escenas de la vida íntima buscarse deben en regiones muy lejanas; y si se quiere verlos fielmente reproducidos, sólo puede obtenerse por medio de la fotografía. De ella nos hemos servido con tal objeto. El artista más hábil, trabajando un día tras otro, y añadiendo días a días, no llegaría a producir las perfecciones que aquélla realiza en algunos segundos.

Sólo la fotografía instantánea es capaz de reproducir fielmente los objetos en acción, como una calle animada, un mercado, un caballo galopando, un acompañamiento nupcial y los demás asuntos análogos.

Por G. Le Bon

©2019-paginasarabes®

Sayed Makkawi, el Jeque de los Compositores

Sayed Makkawi, apodado el Jeque de los Compositores, un artista egipcio que participó en muchas canciones y melodías de la herencia egipcia.

Cantante y compositor egipcio, famoso en Egipto y en todo el mundo árabe. A lo largo de su carrera artística, se distinguió por sus nuevas e innovadoras melodías que realizó para los mejores cantantes durante su actividad artística.

Era conocido por su colaboración en la radio con Fouad Haddad sobre el personaje de la herencia de Ramadán «Al-Mishrati» que había estado presentando durante todo el Ramadán.

Los inicios

Sayed Makkawi nació en mayo de 1928 en el distrito de Qabudan en el distrito de Nasiriyah de Sayeda Zeinab en El Cairo. Vivió y creció en un centro sencillo.

Perdió la vista cuando era joven, y este fue el factor más importante para empujar a su familia hacia él en la dirección del camino religioso. Memorizó el Corán y lo recitó en el barrio que habitaba en la mezquita de Abu Tabl y Hanafi. Memorizó el mashahat y los himnos mientras escuchaba a los que leen, como el Sheikh Ismael Sukar y Sheikh Mustafa Abdel Rahim.

Tenía dos amigos que compartían su pasión por el arte: Isma’il Raafat y Mahmoud Raafat. Tocaban el qanun y el violín. Tenían muchos discos antiguos y modernos de músicos contemporáneos como Abdel Hay Helmi, Sayed Darwish, Daoud Hosni y Mohamed Osman.

Los logros de Sayed Makkawi

Sayed Makkawi se convirtió en cantante en la radio egipcia a principios de los años cincuenta, cantaba música oriental en fechas fijas al aire. Su primera canción especial fue «Mohammed», compuesta por su amigo Abdul Azim Abdel Haq, y la segunda canción fue compuesta por Ahmed Sidqi, «Túnez El Khadra».

A mediados de los años cincuenta, la radio egipcia emitió canciones religiosas de Sheikh Mohammed al-Fayoumi, «Dios Todopoderoso», «Amén», «O Rifai, Rifai, mataron a todas las serpientes» y «Heiri en la puerta del perdón».

En el mismo período, se lanzaron varias canciones, como «Halawa Mafish Keda» y «Matalala Ya Masada» («La Dama») del poeta Abdallah Ahmad Abdullah. La canción «Haduta» fue el punto de partida y la fama de McAfee, y fue escrita por un amigo formado por el poeta Salah Jahin.

La canción «Mabrouk ya ya majabani ya ghali» y la canción «Eslak Maala», que logró todo el éxito en el centro egipcio, se hicieron conocidas por los intérpretes y compusieron para la cantante Laila Murad, «Nuestra historia», y para la cantante libanesa Shadia, «Hoy Ya Hui Yally Ente Tayer», «Hossam El Hob Ya Ahla Kalam», y para la talentosa cantante Sabah «Estoy aquí, hijo de Halal». También compuso la canción «Ya Mesharni» para el Planeta Oriental Umm Kulthum. Su canto y grandeza. También ha interpretado muchos temas para la gran cantante Warda Aljazeera, como «Shaoury Nihatek», «Kalaby Said», «Bahbak Sedqni» y «Yaqati Belly».

Makkawi participó en muchas de las presentaciones musicales de las series de radio y televisión, como las series «Reda Bond», «Hamza Hamza», «Cuentos de nuestro vecindario», «Arquitectura Shtara» y muchas introducciones en las que eligieron hacer una comedia de tono claro los poetas Abdul Rahman Shawky y Asmat Al – Tabuk.

Makkawi tenía una cita cada Ramadán en la radio egipcia con el pasaje de «Al-Mishrati», que eran las palabras de Fouad Haddad y sus canciones y era uno de los hitos más famosos del mes de Ramadán entre los egipcios.

En la agresión de Port Said en 1956, participó en una canción colectiva titulada «Luchamos todos, luchamos todos», y durante la guerra de 1967 presentó dos canciones del gran poeta Salah Jahin. «La lección terminó para las canciones» de la cantante Shadia después del bombardeo de la escuela Bahr al-Bakr, y «Dejen que los trabajadores me maten»

Ha interpretado muchas obras de teatro como «School of the Rioters», «Souk El Asr», «Hallo Dolly», «Al-Arayes» y «Big Night», que aún son famosas.

En 1961 se casó con Zeinab Khalil, una artista plástica. Tuvieron dos hijas.

Perdió la vista por la crisis provocada por la muerte de su padre.

Sayed Makkawi murió el 21 de abril de 1997.

Con información de Arageek

©2019-paginasarabes®

Wael Jassar – Quiero verte todos los días (بدي اشوفك كل يوم)


أنا أحبك فيفيانا


بدي شوفك كل يوم يا حبيبي ولا تغيب عني ولا يوم يا حبيب
وتسلم عليا عا بكره وعشية وخبيك بعنيا يا حبيبي
بدي شوفك كل يوم يا حبيبي ولا تغيب عني ولا يوم يا حبيبي
وتسلم عليا عا بكره وعشية وخبيك بعنيا يا حبيبي
يا وردة مقطوفه من اجمل بستان توعدي وما بتوفي يا قمر الزمان
وما بتعرفني بحبك قد البحر بحبك وما بتعطيني قلبك يا حبيبي
بدي شوفك كل يوم يا حبيبي ولا تغيب عني ولا يوم يا حبيبي
راسمتك على ورقه من لون الربيع خفت بليل الفرقى تضيعني وتضيع
مرت الليالي يا طول الليالي وما رحت من بالي يا حبيبي
بدي شوفك كل يوم يا حبيبي ولا تغيب عني ولا يوم يا حبيبي


Te Amo Viviana.

Quiero verte cada día, amor mío
Y que no te vayas de mi lado ni un día, amor mío
Y que me saludes por la mañana y por la noche
Y guardarte en mis ojos, amor mío
Y guardarte en mis ojos, amor mío.

Oh flor tomada del más bello campo, prometes y no cumples tus promesas, oh luna de esta Era.

Y sabes que te quiero tanto como grande es el mar
Y no me das tu corazón, amor mío.

Quiero verte cada día, amor mío
Y que no te vayas de mi lado ni un día, amor mío.

Te dibujé sobre una hoja del color de la primavera
Temí que en la noche de la despedida me perdieras de vista y te perdieras.

Y pasaron las noches, oh largura de las noches, y no te has ido de mi mente, amor mío.

Quiero verte cada día, amor mío
Y que no te vayas de mi lado ni un día, amor mío.

Wael Jassar


©2019-paginasarabes®

Wael Kfoury – «El Rey» de la música libanesa


Sin lugar a dudas uno de los mayores referentes de la música árabe de los últimos tiempos.

El nacimiento de un ídolo

Wael Emile Kfoury, un cantante libanés nacido en Zahle, Líbano, el 15 de setiembre de 1974, en el seno de una familia católica del rito Bizantino greco Melkita. Su padre ,Emile Kfoury y su madre, Huda Charbel. Tiene dos hermanas y un hermano, «Rima, Mirna y Milad». Es el segundo de sus hermanos después de Rima, seguido por Mirna y luego su hermano Milad.

Wael aprendió la actuación de su padre, quien se destacó en este campo, su familia se sintió más que animada al alentarlo a ingresar al mundo del arte, especialmente su madre, Huda Charbel, una amante del arte y la música, siempre cantaba en los conciertos de la escuela y sus padres lo alentaban a cantar.

Después de graduarse del bachillerato, ingresó a la Universidad Saint-Esprit de Kaslik (USEK) en Beirut y al Conservatorio Libanés Superior de Música. Empezó a incursionar en los medios cuando formó parte de Studio El Fan, un programa muy popular en donde jóvenes cantantes en busca de fama competían por un premio. Este programa era producido por la Corporación Libanesa de Radiodifusión (LBC) entre 1992 – 1993 y ganó la medalla de oro por ser el mejor cantante masculino del certamen recibiendo la admiración del jurado. El artista Romeo Lahoud (un músico y dramaturgo libanés), le dijo a su talento único que fue el primer aficionado a cantar profesionalmente, como también dijo Lahoud en su honor “hoy me complace otorgarle la medalla de oro a una voz que no hemos escuchado en un evento, en 30 años».

Ascendente carrera discográfica

Wael Kfoury logró el éxito con el primer álbum que lanzó en 1994, «Shafouha», interpretando canciones como «Lo que te prometí con las estrellas de la noche» y «Noche y trueno». Mantuvo este éxito en cada álbum que lanzó después de eso. Se distinguió cantando en dialecto libanés, apoyando la canción libanesa, conservándola y comunicándola a todos.

En el mismo año, Wael Kfoury se hizo más famoso cuando cantó su primera canción en el dialecto egipcio «Baftarlak Ani Bahbek» y su primer dúo con Nawal Al Zoghbi, «Min Habibi Ana», que fue un gran éxito.

En 1995, Music Box lanzó una pieza musical para Waile Kfoury titulada «Mitt Vicky» que incluía una colección de sus canciones favoritas y lo colocó en la primera lista de artistas, necesarios para conciertos en el mundo árabe, además de ser el mejor cantante.

En 1996, lanzó su álbum «After Two Years», con la canción «Happy Kingdom». Fue el mejor cantante en muchas publicaciones del Golfo. y concluyó este año con el ejército para prestar el servicio de la ciencia.

Wael completó su servicio militar a fines de 1997 y lanzó su álbum  después de 12 meses, que incluye todas las canciones que cantó durante el período del ejército, como «Día de la Independencia», «Día de San Valentín» y «Carta a mi madre». Participó en el Festival Jerash en Jordania y recibió el premio al Mejor Cantante Libanés del Club de Leones.

La primera experiencia musical de Kfoury fue en árabe clásico en la canción «Love Arts», que cantó en el álbum «Nets of Love» en 1998.

Al año siguiente, Wael lanzó su álbum, «Hikayah Ashqab» («La historia de un amante»), con un álbum de 2000 de Rotana, titulado «Sallouni», que le otorgó el Premio Murex al Mejor Cantante de la Música Libanesa. Shou Rake fue lanzado en 2001.

En 2003 con el lanzamiento de su álbum «Omri Kolleh» («Omri Kola»). La canción «Omri Kolleh» ganó el Premio Moorish Dor a la mejor canción romántica, y Wael Kfoury ganó el Premio Murex Dor al Mejor Cantante Romántico y Mejor Artista Libanés.

Wael lanzó el álbum «Jeanne El Hawa» a principios de 2004, y más tarde, ese mismo año lanzó el álbum «Near Li», que fue un gran éxito. Este fue el mejor álbum del año y ganó el Premio Golden Lion en el Festival de Cine de El Cairo por el Mejor Videoclip y Mejor Cantante Libanés .

A finales de 2005, Wael Kfoury lanzó su álbum «Wael 2006», y en 2006 lanzó su canción «Hobak Adab», que ganó una admiración indescriptible del público y ocupó el primer lugar en muchas listas y carreras en la radio y en publicaciones. ¡Este año, Wael ganó el Premio Murex D’or al Mejor Cantante Libanés por cuarta vez!

Como todos los álbumes de Wael Kfoury, el álbum «Behan» fue un gran éxito en 2007. El mismo éxito se logró con el álbum «I Love You Too Much» en 2008.

El año 2009 fue el año de las canciones solistas de Kfoury, que cantó «Lo Hobna Ghalta», «Gulak Ghalat» y «Ruling of the Heart».

Participó en las celebraciones del «febrero de Hala» en Kuwait en 2010. También recibió el premio al Mejor Cantante Libanés y la Mejor Canción Libanesa para «Le Hobna Galta». Este año lanzó su maravillosa canción «Love» y su hermosa canción «What You Returned».

El álbum de 2012 de Wael «Ya Dali Ya Rouhi» fue su último álbum hasta la fecha, e incluyó canciones de gran magnificencia.

En cuanto a las campañas publicitarias, Wael Kfoury fue el rostro mediático de muchas compañías, incluyendo Pepsi, LG Mobile y Merz Watches.

El «Rey del Romance»

Se casó con Angela Bishara en secreto en enero de 2011 en Chipre.

Aprovechó el momento en que recibió el Moorish Dur Award en 2013, como el Mejor Artista Libanés, para anunciar su matrimonio y el nacimiento de su hija Michel. El primero de junio de 2016 nació su segunda hija, Milana.

Wael Kfoury participó como miembro del jurado del programa de talentos de Arab Idol con su tercera temporada en lugar de Ragheb Alama.

Se le considera una de las figuras más populares de la música árabe y a menudo se le llama El Rey del Romance o simplemente El Rey· . En una carrera que abarca más de 25 años, se ha convertido en un icono libanés a través de sus canciones románticas.

©2019-paginasarabes®

Feliz Año Nuevo 2019 – (Ra’s Sana Saiida 2019)


El equipo de Páginas Árabes les quiere agradecer el haber pasado un año más acompañándonos en esta ardua tarea que es difundir nuestra cultura ancestral, deseándoles un buen comienzo de año en familia, con sus afectos y renovando el compromiso en este 2019 que vendrá con nuevos proyectos y grandes sorpresas.

Es nuestro deseo la paz, la felicidad y la abundancia colmen sus hogares, así como los de nuestros hermanos que atraviesan guerras y persecuciones en distintos puntos del globo. Por una Palestina libre y soberana en este 2019 y de una vez por todas. Por una Siria libre de la invasión y destrucción ocasionada por el N.O.M. Por un Líbano en paz y haciendo frente al invasor sionista. Por un Yemen libre del baño de sangre al que lo han sometido. Por el cese de la persecución en el mundo por el sólo hecho de ser musulmán.

Compartimos un video anuario con imágenes del 2018.

Ra’s Sana Saiida wâ Allâh ma’akon

©2019-paginasarabes®

Cuento de una pintura – Hamdi Mukhlaf al-Hadithi


Pintura del artista Nazir Naba

La narrativa inspirada desde una obra de arte se transforma en una obra nueva. Los sentidos sueles aflorar frente a una obra plástica y este artista pretende, a través de la pluma, deshojar una historia que va mucho más allá de las imágenes. Transformándolas en palabras,  en historias y plasmándolas en el arte de la narración.

El artista  iraquí Hamdi Mukhlaf al-Hadithi se detuvo frente a una nueva colección de Artes Plásticas, frente a 17 pinturas de artistas y pintores iraquíes, de Siria, Kuwait, Egipto, Palestina y Yemen, logrando que salieran de cada panel  una breve historia. El iraquí Hamid Said se paró frente a las pinturas de pintores árabes e internacionales, cuestionó y sacó poemas dispersos en su poesía, llamada Hamdi Makhlaf Hadith en su libro «El poema en la poesía de Hamid Said».

Cuento de una pintura

Parece que esta experiencia de Hamid Said ha enriquecido lo moderno, ha dejado un impacto en sí mismo y ha decidido realizar el mismo experimento, pero esta vez para expresar los cuentos en las pinturas, cada uno representa una historia.

Seleccionando pinturas realizadas por artistas iraquíes, incluyendo pintura «Birds» pintor Ibrahim Zayer«Cuervo» Alaa Bashir«Dick» Ismail Fattah Turk , «árboles» Laila Al-Attar, «mujer siesta» para Jawad Salim, y el «horizonte» de Nazaret para Rafi, el narrador entregó su colección de cuentos inspirado en las obras mencionadas.

El narrador también eligió pinturas de Naim Ismail, Nazir Nabaa, Elías Zayyat de Siria, Munir Juez Khalifa Al-Qattan de Kuwait, George Bhjor y Kamal Amin Awad, de Egipto, e Ismail Shammout de Palestina, Ali Raven de Yemen, por lo que la medida de cada historia es una explicación de la placa, de acuerdo con su visión.

Por otro lado, si no hubiera sido por su experiencia  en el dibujo y la crítica plástica, su innovación literaria, Hadithi no habría tenido éxito en su colección narrativa, que se publicó en Amman unos días antes de la editorial Millennium Publishing en 2017.

Narrador y crítico de arte, nació en la ciudad de Haditha, en la provincia de Anbar, en el oeste de Irak y recibió una licenciatura en Administración y Economía en 1982. Trabajó en la gestión de alabastro,  comenzó su experiencia de escritura de arte plástico y el cuento, y fue la primera ,en la Guerra del Golfo entre Irak e Irán 1980-1988 de impacto prominente en la continuación de la historia corta, especialmente desde que participó y ha estado cautivo por las fuerzas iraníes durante más de ocho años.

Hadithi participó en muchas conferencias literarias,  contribuyó a las exposiciones de artes plásticas y varias exposiciones creadas en la Unión de Escritores de Irak y el Sindicato Iraquí de miembro de Bellas Artes. Ha dicho que sus fuentes, incluyendo «capítulos de obras de arte en Irak», Shakir Hassan Al Said, 1983, le imprime una colección de historias titulada «Cuando la tierra brilla» en 1982, un estudio sobre el artista Akram Shukri, una novela titulada «The Circle Begins Me», y otros libros impresos.

Por Salam al-Shamma

©2018-paginasarabes®

Programa Nº 1 de Música Árabe en Berkana Radio


Primer programa de Páginas Árabes en Berkana Radio. Una hora completa de música árabe. Esperamos lo disfruten.


El influjo principal de estos cantores es el de haber introducido en el canto árabe la música persa. Nos cuenta el autor de al-Agani que Ibn Misyah e Ibn Muhriz recorrieron Persia y Siria y a su vuelta dieron carta de ciudadanía entre los árabes a la música persa. Todos estos cantores extranjeros introdujeron entre los árabes también nuevos instrumentos musicales para acompañar el canto. Entre estos instrumentos se encontraban el laúd, el tambor persa, la flauta, el qanun (una especie de arpa griega), según se nos refiere en uno de los libros de al-Mas’udi (m. 956).

Esta musicalización del cantar influyó extraordinariamente en el ritmo de la poesía árabe. Este ritmo contribuyó a que los versos fuesen mucho más cortos utilizando metros más breves. Quizá fuera ‘Umar b. Abi Rabi’a (644-711) el que más influencia tuviera en toda esta innovación.

Es curioso el fenómeno que se observa del influjo mutuo que ejercieron entre si los cantores y los poetas, ya que a su vez los cantores tenían que modificar la inflexión de su voz, adaptándose a la exigencias de la poesía. Con frecuencia les unía una gran amistad. Así por ejemplo, ‘Asa Hamdán (m. 702) era amigo del cantor al-Nasbí. El primero componía sus poesías para el segundo.

Otras veces los mismos cantores pedían a los poetas que compusieran unas estrofas para un ritmo determinado indicado por ellos. Como por ejemplo, el cantor Ibn ‘Aisa que pidió al poeta ‘Urwa b. Udayna que le hiciese una estrofa según el ritmo del Rayaz, cosa que éste hizo.

De ahí que algunos poetas empezaran a aprender el canto. Así lo hizo el poeta Ibn Udayna, quien aprendió la música con el fin de cantar él mismo sus propias poesías. A su vez los cantores se pusieron a aprender la métrica, para componer ellos mismos la letra de sus cantos. Entre ellos hay que mencionar a Abu Sa’id, mawlá (liberto), de Fá’id y a la cantora Sallamtu al-Qass, que era poetisa al mismo tiempo. Y cuando murió su mawlá (aquí significa patrón, jefe, protector), el califa Yazíd b. ‘Abd al-Malik (n. 690, 720-724), ella misma compuso una elegía que entonó en las honras fúnebres.

Por M. Sobh

*Habilitar flash para ver el video.


©2018-paginasarabes®