Archivo de la etiqueta: Palestina

Vestidos Palestinos – Cultura, moda y tradición

Los vestidos tradicionales de las mujeres palestinas son característicos de cada región, por sus diseños, bordados y colorido. Permiten identificar a que poblado pertenece cada mujer. Sin embargo, el color rojo es el predominante en muchas prendas, la incorporación de otros colores simboliza la felicidad de la mujer, según algunos historiadores.

Los vestidos pueden ser  sueltos o ceñidos en la cintura y llevan bordados en la parte superior, un canesú en la parte delantera del vestido, en la espalda, en las mangas, en los hombros y a ambos lados del vestido, generalmente en forma de columnas verticales. Las mangas pueden ser rectas o en forma triangular, estrechas o anchas.

Los bordados se realizan a mano, y los motivos tradicionales son geométricos, y también con motivos florales o de la Luna, aunque con el tiempo se han ido introduciendo otros motivos decorativos, históricos o caligráficos.

El bordado palestino es rico en color, textura y por su historia. Desde hace muchos años las niñas Palestinas aprendían a bordar (tatriz), a la edad de seis o siete años. Sus madres les enseñaban el punto de cruz creando al principio motivos simples y de su pueblo natal. Antiguamente, era común ver a las niñas vestidas desde muy temprana edad con estos trajes.

En la cabeza pueden llevar, como en Bethelem (Belén), un velo blanco (tarbiyeh), y encima una prenda, bien un tocado o sombrero, bordado y que a veces lleva en la parte delantera una hilera de monedas o de perlas y otras piedras naturales.

Estos tocados de la cabeza, reciben diferentes nombres según la forma y la región de la que proceden, como el Shatweh de Bethlem de forma cónica de lino o algodón, el Smadeh de Ramallah, también de forma cónica o el Araqiyeh, un tocado de la región de Hebrón, suelen ser distintivos de las mujeres casadas, ya que la hilera de monedas (saffeh), que llevan normalmente procede de la dote de la mujer.


Los bordados y los colores de los vestidos también reflejan la condición social, pues son diferentes para las mujeres casadas y mujeres solteras. En el caso de las mujeres casadas, el bordado en color rojo en un vestido simboliza que está en los años de procreación. El bordado en azul , en cambio, simboliza que la joven que lo está usando esta en tiempos de casamiento.

Sobre el vestido se lleva a veces un chaleco o chaqueta (taqsireh), también bordado con hilos de oro y plata o con hilos de seda de colores.

Los tejidos que se emplean para los vestidos son el lino, el algodón, la seda y el terciopelo.

También forma parte de los trajes tradicionales los pantalones que se llevan debajo del vestido. Estos pantalones se van estrechando por debajo de la rodilla o por el contrario tiene forma de campana ancha, según si proceden de regiones campesinas o urbanas.

Existe diferencia entre el traje beduino y el de los pueblos o ciudades. Así por ejemplo, en el sur de Palestina, donde había una mayor población beduina, los vestidos eran, sobre todo, de color negro o de color azul oscuro, con o sin bordados en función de las tribus. Estos bordados podían ser geométricos o florales (palmeras, nafnaf o nafnuf -Rosa Bracteata- una flor del desierto).

En la actualidad la mayoría de los palestinos han adoptado la moda occidental o prendas islámicas genéricas, sin embargo algunos continúan usando la ropa tradicional como una expresión de solidaridad y de orgullo de su propia  herencia cultural.

Con información de Países Árabes

©2019-paginasarabes®

Fatayers palestinas de espinacas

El relleno de espinacas en esta preparación, inspirado en una receta del panadero Maha Ziadeh, nacido en Palestina, no tiene sabor a queso feta, como ocurre en las empanadas de espinaca griegas más comunes. En su lugar, está condimentado con limón y zumaque, una especia ácida del Medio Oriente. Ziadeh forma los pasteles en forma de triángulo, pero la forma de media luna es más sencilla de hacer.


Ingredientes

350 gr más 2 cucharadas de harina para todo uso, y más para espolvorear
200 gr de harina de trigo integral
1/2 cucharadita de levadura seca activa
250 cm3 de agua tibia
Sal
100 cm3 más 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
1 cebolla mediana , en cubitos
1 cucharada de zumaque
2 cucharaditas de jugo de limón fresco
Pimienta recién molida
600 gr de espinaca cocidas al vapor
1 huevo grande batido



Preparación

Paso 1

En el tazón de una batidora eléctrica de pie equipada con el gancho para la masa, combine la harina para todo uso con la harina integral, la levadura, el agua, 1/2 cucharadita de sal y 3 cucharadas de aceite de oliva. Mezcle a velocidad media hasta que se forme una masa suave y flexible, aproximadamente 10 minutos. Usando las manos engrasadas, transfiera la masa a un recipiente engrasado. Cubra con envoltura plástica y deje reposar la masa en un lugar sin corrientes de aire hasta que esté ligeramente levada, aproximadamente 1 hora.

Paso 2

Mientras tanto, en un sartén grande, caliente las 3 cucharadas de aceite de oliva restantes. Agregue la cebolla picada y cocine a fuego moderado hasta que se ablande, aproximadamente 7 minutos. Agregue el zumaque y el jugo de limón y sazone con sal y pimienta. Agregue la espinaca y deje enfriar completamente.

Paso 3

Precaliente el horno a 180 ° y coloque 2 bandejas para hornear con papel manteca. Divida la masa en 10 trozos. Forme cada pieza de masa en una bola, espolvoree con harina y deje reposar durante 10 minutos.

Paso 4

En una superficie ligeramente enharinada, estire la masa a un diámetro de 12 cm. Extienda el relleno de espinaca en la mitad de cada bola, dejando un borde de 1,5 cm. Pincele los bordes con agua y doble la masa para encerrar el relleno; pellizcar los bordes para sellar.

Paso 5

Colocar las fatayers de espinaca en las hojas de papel manteca para hornear preparadas y pincele con el huevo batido. Hornee las fatayers durante unos 18 minutos, o hasta que estén doradas. Mueva las bandejas de arriba a abajo y de adelante hacia atrás a la mitad del horneado. Coloque las fatayers de espinacas en una fuente y sirva caliente o a temperatura ambiente. Hacer con anticipación. Las fatayers de espinacas enfriadas pueden envolverse herméticamente en papel de aluminio y refrigerarse durante la noche. Recalientelas en el papel de aluminio en un horno a 150 °.

Notas

El zumaque es una especia frutada y ácida hecha de bayas secas y molidas. Está disponible en los mercados de Oriente Medio. Una porción contiene 163 calorías, 16 g de carbohidratos, 9 g de grasa, 1,4 g de grasa saturada, 4 g de proteína y 3 g de fibra.


Con información de Food and Wine


©2019-paginasarabes®

Fatta – Comida típica de Egipto

La gastronomía de Egipto está marcada por la larga historia de su cultura y la influencia de otros pueblos. Entre los distintos platos tradicionales de la comida egipcia encontramos la fatta, elaborada con algunos productos típicos de la zona.

Origen

La fatta, también conocida como fatteh, es un plato cuya historia comienza en el antiguo Egipto, concretamente en la cultura nubia. Desde entonces, se ha seguido elaborando, tanto en este país como en otros territorios cercanos, entre los que se encuentran Líbano, Palestina o Jordania.

Antiguamente era un plato que los trabajadores del campo consumían como desayuno, ya que gracias a sus ingredientes aporta un importante número de nutrientes y energía para todo el día.

Hoy en día se lo suele preparar en ocasiones especiales, cuando se reúne para comer un importante número de personas, como una boda o durante el Ramadán, cuando los musulmanes ayunan hasta que se pone el sol.

Ingredientes

3 vasos de caldo de pollo
1 vaso de agua
4 dientes de ajo
1 kg de carne de pollo o cordero
Medio vaso de salsa de tomate
3 panes de pita
500 g de arroz
Sal
Vinagre
Aceite de oliva

Si no quieres consumir carne y prefieres preparar una alternativa vegana, se puede sustituir la carne de pollo o cordero por garbanzos y, de este modo, prepara el llamado hummus fatteh.


Preparación

Esta elaboración es tradicionalmente casera, por lo que la forma de cocinarla puede variar en cada territorio. No obstante, éstos son los pasos básicos que se suelen seguir:

En primer lugar, se corta el pan a trozos y se pone en caldo durante alrededor de 15 minutos. Por otro lado, en una olla se caliente aceite y se echa arroz. Tras dos minutos, se añade agua y sal, y se cocina.

Después, se pican los ajos y se calientan en un sartén con aceite hasta que estén dorados. Se les añade vinagre y salsa de tomate. También se pueden sazonar con otros ingredientes. Asimismo, se asa la carne, que en Egipto se condimenta.

Por último, en una bandeja se coloca el arroz, el pan, el caldo, la salsa de tomate y la carne. Se calienta en el horno durante 10 minutos y ya está listo para servir. A la hora de comerlo, una opción es añadirle por encima un poco de salsa de yogur.

Hay algunos platos con características comunes a la fatta que se preparan en algunas zonas de Egipto. Uno de ellos es el fette, que lleva entre sus ingredientes berenjena, zanahoria y comino.

Otra alternativa es el fattoush, una especie de ensalada que se acompaña con trozos de pollo y verduras, así como pan troceado y frito. Dependiendo de tus gustos, puedes elaborar una variedad u otra.

Con información de Viajejet

©2018-paginasarabes®