Archivo de la etiqueta: Esoterismo

Creencias y Esoterismo en el Antiguo Egipto (Primera Parte)

Amón en el Antiguo Egipto

  • Es necesario repetir una vez más la antigua y siempre actual pregunta: ¿existe un Dios Creador, o no existe? Y se deberá, por la posesión de ideas claras, propias, responder a conciencia.
  • Hacia fines del siglo XIX, en la antesala de la cámara mortuoria de un biólogo ilustre se habían reunido sus amigos, de diversas tendencias como es de imaginar, tratándose de un hombre de fama. Un católico, conversando con un anciano caballero, expresó su pesar por el hecho de que el moribundo no se hubiera reconciliado con Dios. ¿Cree usted, pregunto el caballero, que esté lejos de Dios? Dijo el católico que sí, que era ateo, que había orientado a muchos en el sendero del descreimiento. El caballero insistió: ¿puede creerse que tan gran ser, tan profundo conocedor del hombre y de la naturaleza, puede estar alejado de Dios?
  • Pero, ¿hay ateos? No refiriéndose a seres que lo afirman, sin haber reflexionado, tal vez incapaces de ello; sino refiriéndose a seres en quienes preocupa hondamente la cuestión.
  • De los que creen en Dios, pueden distinguirse dos tipos.
  • Pertenecen al primero, los que creen en un Dios Creador, fuera de ellos distinto a ellos, que no pueden alcanzar, con el que podrán unirse.
  • Pertenecen al segundo tipo los que creen que el Yo forma parte de la Unidad, de Dios, y tiende por expansión a confundirse con Él.
  • Es necesario aquí reseñar la razón de ser de las corrientes monoteístas y politeístas.
  • No se explica nada afirmando que los primeros creen en un solo Dios, y los últimos en varios dioses.
  • La raza aria, heredera de los atlantes, al desarrollar su personalidad individual y racional, necesitó aferrarse al Yo y la proyección del Yo daba como resultado el monoteísmo. Un hombre perfecto necesitaba un molde primordial, perfectísimo: Dios.
  • El monoteísmo degeneró, desde luego -según como el Yo se vincula o se opone al mundo que lo rodea y a las potencias interiores desconocidas de sí mismo-, en un Dios personal. Pero la mente del hombre ario, al trazar un puente entre el instinto y la intuición con la potencia de la razón, podía construir una infinidad de imágenes semejantes a la suya, más o menos perfectas, podía crear representaciones más o menos exactas de su molde divino, llegando así las almas al politeísmo.



  • Pasado el proceso de densificación del ser, del descenso del Yo, hay una tendencia de éste a unirse con otros entes separados: tiende a la expansión, y esto da como resultado el politeísmo. Individualiza aspectos del mundo externo del Yo a los cuales quiere unirse éste.
  • Pero siempre lo fundamental consiste en considerar que lo Inmanifestado se expresa por lo Manifestado, y que lo Manifestado sirve de asiento a lo Inmanifestado.
  • El hombre ario, al ir perfeccionando su propio yo, perfeccionó su creencia monoteísta y al ir perfeccionando sus posibilidades de similitud, desarrolló y perfeccionó su creencia politeísta.
  • El culto politeísta llego a su máxima expresión en Egipto, antes del culto personal de Osiris. Los sacerdotes desarrollaron la mente para conocer más y más; el amor no lo concebían como los monoteístas, sino como algo más elevado y divino. Muchos de estos sacerdotes eran de sangre real y el Faraón, siempre se desposaba con mujer de su sangre. Esto sucedió durante milenios. Si no lo hacían así creían que perderían el poder divino y real, como en efecto aconteció.
  • Simultáneamente con el politeísmo de los sacerdotes de Amón, en el … de los nómadas negros -tanto en Asia como en África- predomina el culto monoteísta.
  • En los Templos de los Sacerdotes de Amón como en los Templos de los Sacerdotes de Mitania, de Kush, de Punt y otros, se guardaban las enseñanzas esotéricas de ambas corrientes, y se practicaban estrictamente sus ritos.
  • Pero estas dos fuerzas tenían que trabarse en lucha para su predominio, y ésto aconteció en tiempos de Iknatón, primer personaje histórico de la era del Egipto, cuando se entabló la guerra religiosa llamada de los dos soles.
  • En tiempos de la Dinastía XVIII aparecieron en Egipto los primeros síntomas de crisis religiosa, que habrían de culminar con la lucha de los dos soles: Amón y Atón.
  • Tutmosis IV se casó con una princesa asiática de Mitania, y a esta influencia asiática hay que atribuir la importancia de los siguientes cambios religiosos ya que su nieto, Amenofis IV, cuando subió al trono -el año 1.375 A.C.-, empezó la lucha contra el Templo de Amón, y como ni él ni su esposa Nefertiti, también de origen asiático, no hicieron el juramento tradicional al Dios Amón, fue llamado más tarde el Faraón Hereje.
  • Tenía doce años al subir al trono y enseguida se mostró abiertamente adicto al Dios Único que llamó con el nombre del Sol Atón, y tomó luego el nombre de Iknatón (satisfecho está Atón).
  • La escuela esotérica monoteísta iba ganando terreno: el concepto de Dios Único -no se veneraban imágenes en la religión de Atón-, sino un disco solar que extiende sus rayos que terminan en forma de manos que sostienen el Ank, signo de la vida, y el concepto de la fraternidad universal los anima. La escuela de Amón con sus grandes jerarquías y su culto de muchos dioses fue suprimida y perseguida, y sus inmensas riquezas confiscadas. Sus sacerdotes se exilaron u ocultaron. Los sacerdotes rapados de la escuela de Amón, fueron substituidos por los de pelo largo de Atón.



  • El arte, en ese tiempo, tiene una gran evolución: las figuras simbólicas e hieráticas son suplantadas por las figuras reales y vivas; pero al Faraón se le empieza a representar de mayor tamaño en relación a las otras figuras. La madre Teye de Iknatón al parecer simpatizaba con las tendencias del hijo pero no abiertamente.
  • En el quinto año del reinado de Iknatón nace la primera hija: Merit-Aton. En ese tiempo, subsistían al lado de Atón, otros dioses. Pero este estado de cosas no debía durar, pues el Faraón entró en conflicto abierto con los sacerdotes de Amón-Ra. Esto se produjo poco después de la muerte de Tii, donde se deduce que la acción de ésta última era moderadora.

Por el Maestro S. Bovisio

Ir a Creencias y Esoterismo en el Antiguo Egipto (Segunda Parte)

©2019-paginasarabes®

La Sabiduría Árabe Esotérica y La Mujer Velada

  1. Ya se sabe que entre los orientales no sólo se admitían las mujeres en la Orden sino que hasta podían llegar a ocupar el cargo supremo. Y fue una mujer, aproximadamente 2500 años antes de Cristo, la que dirigió los destinos de la Tabla de Hoggard.
  2. Era una alta entidad que por última vez descendía al mundo físico con humanas vestiduras. Por eso había de ser como un símbolo, como una recopilación de la era mental que se iba, dejando paso a la era del sentimiento cristiano que despuntaba.
  3. Abbumi, la mujer que no tiene cuerpo pues su cuerpo ha sido puro y perfecto, desde niña fue educada y preparada para ejercer el sacerdocio de la Sabiduría.
  4. Los Caballeros de camellos, de blancos turbantes y capas ondulantes al viento le enseñaron los siete idiomas, los siete poderes y las siete fórmulas mágicas.
  5. ¿A que más puede aspirar un ser viviente? Fortificarse cada vez más en aquel místico castillo que es su única morada, donde la sabiduría y el conocimiento son el pan y el amor y ningún hálito humano empaña aquellas sagradas murallas.
  6. La madre de Abbumi había muerto cuando ella nacía. Su padre la adoraba y veneraba, pero el amor entre ellos no era más que una comprensión expresiva de la mente.
  7. El corazón de ella era frío y blanco como la cima del monte Merú. La muerte, el dolor, la miseria, el amor y los deleites humanos eran para Abbumi muecas ilusorias de los velos de la Madre.
  8. ¿Contará ella en el número de aquellas almas selectas que durante centurias conquistaron, para la vida esotérica, el fruto de la más pura sabiduría?
  9. Cabalgando por el desierto avanzan dos viajeros, perdidos en el espejismo de las arenas. El hambre, el cansancio, la desesperación, la debilidad y la próxima locura, pronto acabarán con ellos.
  10. Oschar, el compasivo, pide ayuda para ellos, pero la Madre del desierto contesta: “Dejad que en ellos se cumpla la ley del desierto”.
  11. Otra vez pide el compasivo: “Déjame, Madre, que salve esas vidas”.
  12. Ella contesta: “Salva sus carnes, si quieres. Y si puedes, salva sus almas”.
  13. Presurosamente el árabe, con sus camellos, corre a salvar a los perdidos y con ellos vuelve al Hoggard.
  14. ¿Por qué accede la Madre a la súplica de su discípulo y recibe y visita a los extranjeros?
  15. Un sentimiento nuevo ha nacido en ella. Su alma se ha fijado en otra alma que la mira implorante y dolorida. Siente piedad y, espantada, se pregunta: “¿Es éste el amor humano?”
  16. ¿Dónde está tu sabiduría, oh Madre?
  17. ¿De qué te valen los secretos que conoces si no logras dominar los sentimientos de piedad que se han despertado en ti, y cabalgan desenfrenadamente sobre las nubes de la ilusión?
  18. Abbumi conocerá ahora los dolores de los hombres, sus horas amargas, y padecerá pensando como auxiliarlos.
  19. Está de luto el Hoggard y abandonado el Sello Sagrado. Desolados están los sabios porque la Madre no enciende diariamente su lámpara.
  20. ¡Que muera el culpable!
  21. Inútilmente Oschar procurará salvarle y avisar a la Madre. El alma vale más que el cuerpo y el extranjero ha de morir.
  22. Esta muerte, no obstante, no ha devuelto a Abbumi su antigua sabiduría porque ha abierto en su corazón un surco nuevo: el del sentimiento.
  23. Desde entonces una corriente nueva fue engendrada: con la Sabiduría, el amor.
  24. Desde entonces, las órdenes Esotéricas se dividieron en dos grandes corrientes de fuerza: la del Saber en donde predomina el concepto politeísta de Dios, y el culto a las ciencias; y la del Amor en donde predomina el concepto monoteísta de Dios, con el culto a la salvación de la humanidad.



Por S. Bovisio

©2019-paginasarabes®

Antiguo Egipto – El Arte de la alquimia hermética

Entre los grandes maestros del antiguo Egipto moró una vez uno a quien los maestros aclamaban como «el maestro de maestros». Este hombre, si es que en verdad era «hombre», moró en Egipto en los primerísimos días. Era conocido como Hermes Trismegistus. Él fue el padre de la sabiduría oculta; el fundador de la astrología; el descubridor de la alquimia. Los detalles del relato de su vida están perdidos para la historia debido al lapso de los años, aunque varios de los países antiguos disputaron uno con el otro en sus alegatos por el honor de haber suministrado su lugar de nacimiento, y de esto hace miles de años. La fecha de su residencia en Egipto, en ésa, su última encarnación sobre este planeta, no es conocida ahora, pero ha sido fijada en los primeros días de las más viejas dinastías de Egipto -mucho antes de los tiempos de Moisés-. Las mejores autoridades le consideran como un contemporáneo de Abraham, y algunas de las tradiciones judías llegan a afirmar que Abraham adquirió una porción de su conocimiento místico a partir de Hermes mismo.

Conforme los años rodaron tras su partida de este plano de vida (registrando la tradición que vivió trescientos años en la carne), los egipcios deificaron a Hermes, y le hicieron uno de sus dioses, bajo el nombre de Thoth. Años después, la gente de la Grecia antigua también le hizo uno de sus muchos dioses -llamándole «Hermes, el dios de la Sabiduría»-. Los egipcios reverenciaron su memoria por muchos siglos -sí, decenas de siglos- llamándole «el escriba de los dioses», y confiriéndole, honoríficamente, su antiguo título, «Trismegistus», que significa «el tres veces grande», «el gran grande», «el grande más grande», etcétera. En todos los países antiguos el nombre de Hermes Trismegistus fue reverenciado, siendo sinónimo el nombre con la «fuente de la sabiduría».


Incluso en estos días, usamos el término «hermético» en el sentido de «secreto», «sellado de manera que nada puede escaparse», etc., y ésto en razón del hecho de que los seguidores de Hermes siempre observaron el principio del secreto en sus enseñanzas. Ellos no creían en «arrojar perlas ante los puercos», sino que más bien se atenían a la enseñanza «leche para los bebés; carne para hombres fuertes», ambas de cuyas máximas son familiares a los lectores de las escrituras cristianas, pero que también habían sido usadas por los egipcios durante siglos antes de la era cristiana.

Y esta política de diseminación cuidadosa de la verdad ha caracterizado siempre a las enseñanzas herméticas, incluso hasta el presente día. Las enseñanzas herméticas han de encontrarse en todas las tierras, entre todas las religiones, pero nunca identificadas con ningún país particular, ni con ninguna secta religiosa particular. Ésto en razón de la advertencia de los antiguos instructores contra el permitir a la doctrina secreta que se volviese cristalizada en un credo. La sabiduría de esta amonestación es evidente para todos los estudiantes de la historia. El antiguo ocultismo de India y Persia degeneró, y fue grandemente perdido, debido al hecho de que los instructores se volvieron sacerdotes, y mezclaron así la teología con la filosofía, siendo el resultado que el ocultismo de India y Persia ha sido perdido gradualmente entre la masa de superstición religiosa, cultos, credos y «dioses». Así fue con la Grecia y la Roma antiguas.

Así fue con las enseñanzas herméticas de los gnósticos y los cristianos primitivos, que se perdieron en el tiempo de Constantino, cuya mano de hierro asfixió la filosofía con la manta de la teología, perdiendo para la Iglesia cristiana lo que era su misma esencia y espíritu, y haciéndola buscar a ciegas a lo largo de varios siglos antes de que encontrase el camino de vuelta a su antigua fe, siendo las indicaciones evidentes para todos los observadores cuidadosos en este siglo xx el que la Iglesia esté ahora pugnando por volver a sus antiguas enseñanzas místicas.

Pero hubieron siempre unas pocas almas fieles que mantuvieron viva la llama, atendiéndola cuidadosamente, y no permitiendo que su luz se extinguiese. Y gracias a estos corazones leales y mentes valientes tenemos aún la verdad con nosotros.

Pero no se encuentra en los libros, en ninguna gran extensión. Ha sido transmitida de maestro a estudiante, de iniciado a hierofante, de labio a oído. Cuando fue escrita, su significado fue velado en términos de alquimia y astrología, de modo que sólo aquellos que poseyesen la clave pudieran leerla correctamente. Esto se hizo necesario a fin de impedir las persecuciones de los teólogos de la Edad Media, que combatieron la doctrina secreta con fuego y espada, estaca, horca y cruz. Incluso en este día no se encontrarán sino pocos libros dignos de confianza sobre la filosofía hermética, aunque haya innumerables referencias a ella en muchos libros escritos sobre diversas fases del ocultismo. ¡Y, sin embargo, la filosofía hermética es la única llave maestra que abrirá todas las puertas de las enseñanzas ocultas!.

En los primeros días hubo una compilación de ciertas doctrinas herméticas básicas, pasadas de instructor a estudiante, que fue conocida como El Kybalion, habiendo sido perdido por varios siglos el significado y la importancia exactos del término. Esta enseñanza, sin embargo, es conocida por muchos a quienes ha descendido, de boca a oído, continuamente a lo largo de los siglos. Sus preceptos nunca han sido escritos, o impresos, hasta donde sabemos nosotros. Era meramente una colección de máximas, axiomas y preceptos, que eran ininteligibles para los intrusos, pero que eran fácilmente entendidos por los estudiantes, después que los axiomas, las máximas y los preceptos hubiesen sido explicados y ejemplificados por los iniciados herméticos a sus neófitos.


Estas enseñanzas constituían realmente los principios básicos del «Arte de la alquimia hermética», el cual, contrariamente a la creencia general, trataba del dominio de las fuerzas mentales, antes que de los elementos materiales -la transmutación de una clase de vibraciones mentales en otras, en vez del cambio de una clase de metal en otro-. Las leyendas de la «piedra filosofal» que convertiría el metal bajo en oro, eran una alegoría relacionada con la filosofía hermética, rápidamente entendida por todos los estudiantes del verdadero hermetismo.

©2019-paginasarabes®

El Lado oculto del Cristianismo

El Testimonio de las Escrituras

Después de haber visto que las religiones del pasado proclaman a una tener un lado oculto o ser guardianes de «Misterios», y que tal afirmación aparece certificada por los más grandes hombres, al buscar la iniciación, procede investigar ahora si el Cristianismo se halla fuera de este concepto de religiones, y si es la única que no tiene una Gnosis, ofreciendo al mundo sólo una creencia sencilla y no un conocimiento profundo. Si así fuese, sería, a la verdad, un hecho triste y lamentable, que probaría que el Cristianismo estaba destinado únicamente para una clase y no para todos los tipos de seres humanos. Pero que esto no es así, lo podemos demostrar fuera de toda posibilidad de duda racional.

De esta prueba tiene el Cristianismo grandísima necesidad en estos tiempos, porque la flor misma de la Cristiandad está pereciendo por falta de conocimiento. Si la enseñanza esotérica pudiera restablecerse y conquistar estudiantes pacientes y ardorosos, no tardaría mucho sin que lo oculto fuese también restaurado, Los discípulos de los Misterios Menores se convertirían en candidatos a los Mayores, y con la reaparición del conocimiento, se lograría otra vez la autoridad de la enseñanza.

Y, verdaderamente, la necesidad es muy grande, pues contemplando el mundo que nos rodea, vemos que la religión en Occidente está sufriendo por la dificultad misma que teóricamente debía esperarse encontrar. Habiendo perdido el Cristianismo su enseñanza mística y esotérica, va viendo desaparecer su influencia sobre gran número de las personas más altamente educadas, coincidiendo la vivificación parcial de los últimos años con la restauración de algunas enseñanzas místicas.

Es cosa evidente para todo el que haya estudiado los últimos cuarenta años del siglo que ha terminado, que mucha gente moral y pensadora ha abandonado las iglesias porque las enseñanzas que en ellas recibían, eran un ultraje para su inteligencia y pugnaban con su sentido moral. Es inútil suponer que el muy extendido agnosticismo de esta época tuviese sus raíces en la falta de moralidad o en una deliberada perversión de la mente.

Todo el que estudie con atención los fenómenos indicados, convendrá en que personas de gran inteligencia se han alejado del Cristianismo por la rudeza de las ideas religiosas que les eran expuestas, por las contradicciones entre las autoridades de la enseñanza, por los puntos de vista acerca de Dios, del hombre y del universo, que ningún entendimiento educado podía admitir. Ni es posible tampoco sostener que una degradación, de cualquier clase que se suponga, fuese la causa fundamental de la rebelión contra los dogmas de la Iglesia. Los rebeldes no eran demasiado malos para su religión; al contrario, la religión era la que resultaba demasiado mala para ellos.

La rebelión contra el Cristianismo popular era debida al despertar y al desarrollo de la conciencia; la conciencia era la que se revolvía, así como la inteligencia, contra enseñanzas que deshonran a Dios y al hombre igualmente; que presentan a Dios como un tirano y al hombre como esencialmente malo, obteniendo la salvación por medio de una sumisión servil.

La razón de esta rebeldía se halla escondida en el gradual rebajamiento de las enseñanzas cristianas para llegar a la llamada sencillez, con objeto de que los más ignorantes pudieran comprenderlas. Los protestantes afirmaban muy alto que no debía predicarse más que aquello que pudiesen comprender todos; que la gloria del Evangelio estaba en su sencillez, y que el niño y el ignorante debían ser capaces de comprenderlo y aplicarlo a la vida.

Muy verdad, si con esto quería decirse que ciertas enseñanzas religiosas deben estar al alcance de todos, y que una religión fracasa si deja fuera de la esfera de su ennoblecedora influencia a los seres ínfimos, a los más ignorantes, a los más pobres. Pero falso, completamente falso, si con esto se quiere significar que la religión no tiene verdades inaccesibles a la ignorancia, que es tan pobre y limitada que no tiene nada que enseñar que no esté por encima de las mentes rudas o de la estrechez de miras de la moralidad degradada.

Falso, fatalmente falso, si tal es el sentido; pues a medida que esta opinión se extiende, ocupando los púlpitos y resonando en las iglesias, muchos seres nobles, cuyos corazones se han desgarrado al romper los lazos que les unían a su creencia primera, se retiran de los templos y dejan que su sitio sea ocupado por los hipócritas y los ignorantes. Pasan a un estado de agnosticismo pasivo, o, si son jóvenes y entusiastas, de agresión activa, no creyendo que pueda ser lo más elevado lo que así ofende al entendimiento y la conciencia, y prefiriendo la honradez de un descreimiento manifiesto, a la mistificación de la inteligencia bajo la férula de una autoridad en que no reconocen nada de divino.


Al estudiar así el modo de pensar del tiempo presente, comprenderemos que la cuestión de una enseñanza oculta relacionada con el Cristianismo, es de vital importancia. ¿Ha de sobrevivir el Cristianismo como la religión de Occidente? ¿Deberá existir en los siglos futuros y continuar desempeñando su papel en la formación del pensamiento de las razas occidentales en evolución? Si es así, tiene que recobrar el conocimiento que ha perdido y poseer de nuevo sus enseñanzas místicas y ocultas; debe presentarse otra vez como un instructor competente de verdades espirituales, investido de la única autoridad que vale algo: la autoridad del conocimiento.

Si estas enseñanzas vuelven a obtenerse, su influencia se verá pronto en manifestaciones más amplias y profundas de la verdad; los dogmas que ahora aparecen como cascarones vacíos, sirviendo sólo de grillos, volverán a ser presentaciones parciales de realidades fundamentales.

En primer término, el Cristianismo Esotérico será restaurado en el «Lugar Santo» del Templo, en forma que todo el que sea capaz de recibirlo, pueda seguir la dirección de su pensamiento público; y en segundo término, el Cristianismo Oculto descenderá de nuevo al Adytum, residiendo detrás del Velo que encubre el «Santuario de los Santuarios», donde sólo el Iniciado puede penetrar. Entonces volverá a estar la enseñanza oculta al alcance de los que sean calificados para recibirla conforme a las antiguas reglas, de los que en estos tiempos estén dispuestos a someterse, a las exigencias impuestas a los que deseaban conocer la realidad y verdad de las cosas espirituales.

Volvamos a la historia una vez más para ver si el Cristianismo era la única religión que no tenía enseñanza interna, o si era igual a las demás por la posesión de este tesoro oculto. Esta es una cuestión de prueba, no de teoría, y debe decidirse por la autoridad de los documentos existentes, y no por el mero ipse dixit de los cristianos modernos.

Como hecho positivo tenemos que tanto el «Nuevo Testamento» como los escritos de la Iglesia primitiva, hacen idénticas declaraciones respecto a la posesión de tales enseñanzas, mostrándonos la realidad de la existencia de los Misterios -llamados los Misterios de Jesús o los Misterios del Reino-, las condiciones que se imponían a los candidatos, algo acerca de la naturaleza general de las enseñanzas que se daban, y otros detalles. Ciertos pasajes del «Nuevo Testamento» permanecerían por completo obscuros, si no fuese por la luz que sobre ellos arrojan las declaraciones definidas de los Padres y Obispos de la Iglesia; pero ¿con esa luz se hacen claros e inteligibles?

A la verdad, hubiera sido extraño que fuera de otro modo, si consideramos la estructura del pensamiento religioso que influyó sobre el Cristianismo primitivo. Emparentada con los hebreos, los persas y los griegos, matizada por las creencias aún más antiguas de la India, profundamente dotada de color por el pensamiento sirio y egipcio, esta última rama del gran brote religioso no podía menos que volver a afirmar las antiguas tradiciones, y poner al alcance de las razas occidentales todo el tesoro de las enseñanzas arcaicas. «La fe, un tiempo dada a los santos», hubiese sido ciertamente privada de su principal valor, si al ser transmitida al Occidente, se hubiera reservado la perla de la enseñanza esotérica.

El primer testimonio que debe examinarse es el del «Nuevo Testamento». Para nuestro objeto podemos prescindir de las enfadosas cuestiones sobre interpretaciones y autores, que corresponden de lleno a los eruditos. La crítica docta tiene mucho que decir respecto de la edad de los manuscritos, la autenticidad de los documentos y otros puntos; pero nosotros no tenemos para qué ocuparnos de esto. Podemos aceptar las Escrituras canónicas, por lo que respecta a las creencias de la Iglesia primitiva sobre las enseñanzas de Cristo y de sus discípulos inmediatos y ver lo que dicen acerca de la existencia de una enseñanza secreta comunicada tan sólo a los pocos.

Una vez examinadas las palabras que se ponen en boca del mismo Jesús, consideradas por la Iglesia de autoridad suprema, estudiaremos los escritos del gran apóstol San Pablo; luego nos ocuparemos en las declaraciones hechas por los herederos de la tradición apostólica, que guiaron la Iglesia durante los primeros siglos. A lo largo de esta línea no interrumpida de tradiciones y de testimonios escritos, puede hacerse la afirmación de que el Cristianismo tenía un lado oculto.

Veremos, además, que puede seguirse el rastro de los Misterios Menores de interpretación mística a través de los siglos sucesivos, hasta llegar a los comienzos del XIX, y que, aun cuando no quedaron Escuelas de Misticismo, preparatorias de la Iniciación, después de la desaparición de los Misterios, sin embargo, de tiempo en tiempo hubo grandes místicos que alcanzaron los estados inferiores del éxtasis, por medio de sus propios esfuerzos sostenidos, ayudados indudablemente por Instructores invisibles.

Las palabras del Maestro mismo son claras y definidas, y fueron, según veremos, citadas por Orígenes, haciendo referencia a la enseñanza secreta conservada en la Iglesia. «Y cuando estuvo solo, los que estaban cerca de Él con los doce, le preguntaron sobre la parábola y El les dijo: “A vosotros es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, todas las cosas se les comunican por parábolas.» y más adelante: «Con muchas de estas parábolas les hablaba la palabra, conforme a lo que podían oír. Y sin parábola no les hablaba; y cuando estaban solos, Él explicaba todas las cosas a sus discípulos» (1). Nótense las significativas palabras «cuando estaban solos» y la frase «aquellos que están fuera.»

Lo mismo sucede en la versión de San Mateo: «Jesús despidió a la multitud y entró en la casa, y Sus discípulos con Él.» Estas enseñanzas dadas «en la casa», el significado más íntimo de sus instrucciones, se decía que eran transmitidas de maestro a maestro. El evangelio da, según puede observarse, las explicaciones místicas alegóricas, lo cual hemos llamado nosotros los Misterios Menores, pero el sentido más profundo se decía que sólo se daba a los Iniciados. Además, aun a sus mismos apóstoles dice Jesús: «Tengo todavía muchas cosas que deciros; mas ahora no las podéis llevar» (2).


Algunas de ellas las dijo probablemente después de Su muerte, cuando fue visto por Sus discípulos, «al hablar de cosas pertenecientes al reino de Dios» (3). Ninguna de ellas fue consignada en documento público, pero, ¿quién habrá que crea que se descuidaron u olvidaron y que no fueron transmitidas como tesoro inapreciable? En la Iglesia existía la tradición de que Él visitó a Sus apóstoles durante un tiempo considerable después de Su muerte, a fin de instruirlos -hecho a que nos referimos más adelante-; y en el famoso tratado gnóstico el Pistis Sophia, leemos: «Sucedió que cuando Jesús se levantó de entre los muertos, pasó once años hablando con Sus discípulos e instruyéndolos» (4).

Hay también la frase que muchos desean suavizar dándole otro sentido: «No déis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas a los puercos» (5). Precepto que verdaderamente es de aplicación general, pero que era considerado por la Iglesia primitiva como referente a las enseñanzas secretas. Debe tenerse presente que las palabras no sonaban en los antiguos tiempos tan duras como ahora; pues la palabra «perros» -como «el vulgo», “los profanos”– era aplicada a los de fuera por los que se hallaban dentro de determinado círculo, ya se tratase de una sociedad, o de una nación, como lo hacían los judíos respecto de todos los gentiles (6) .

Algunas veces se usaba para designar a los que estaban fuera del círculo de Iniciados, y en este sentido la vemos empleada en la Iglesia primitiva; a aquellos que, por no haber sido iniciados en los Misterios, se consideraba como fuera del «reino de Dios» o del «Israel espiritual», se les aplicaba este nombre.

Había diversos nombres asignados exclusivamente al término «El Misterio» o «Los Misterios», los cuales se empleaban para designar el círculo sagrado de los Iniciados o de los relacionados con la Iniciación: «El Reino», «El Reino de Dios», «El Reino de los Cielos», «El Sendero Estrecho», «La Puerta Estrecha», «Los Perfectos», «Los Salvados», «Vida Eterna», «Vida», «El Segundo Nacimiento», «El Pequeño», «Un Niño pequeño».

El sentido está aclarado por el uso de estas palabras en escritos cristianos primitivos, y en algunos casos hasta fuera de la comunión cristiana. Así el término “Los Perfectos” se usaba por los esenios, quienes tenían tres órdenes en sus comunidades: los Neófitos, los Hermanos y los Perfectos -estos últimos eran Iniciados, y en tal sentido es empleado generalmente este vocablo en los antiguos escritos.

Por A. Besant 


Notas:

  1. San Marcos IV, 10, 11, 33, 34. Véase también San Mateo XIII, 11, 34, 36 y San Lucas VIII, 10.
  2. San Juan XVI, 12.
  3. Hechos I, 3.
  4. Loc. cit. Trad. por G. R. S. Mead. III.
  5. San Mateo VII, 6.
  6. Como con la mujer griega: “No es bueno tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos”. San Marcos VII, 27.

©2018-paginasarabes®

La lectura del café, tradición que se hereda

lectura_cafe_01

La lectura de la borra del café ha subyugado a las personas desde tiempos inmemoriales, particularmente a los  árabes, turcos y europeos  No sólo porque la eficacia en su interpretación para muchos está comprobada, sino que, además, cuenta con el beneficio de que la técnica que se utiliza es sumamente simple.

En el siglo XV, los musulmanes introdujeron el café en Persia, Egipto, África Septentrional y Turquía, donde la primera cafetería, Kiva Han, abrió en 1475 en Constantinopla.

Los armenios se destacaron en el arte de la predicción a través de la lectura de su borra, arte que recibió el nombres “Surch Tartznel“, el significado en armenio es “dar vuelta el café”. La mayoría de las civilizaciones ejercitaba artes adivinatorias y formas de adelantarse al porvenir. Los oráculos se consideraban imprescindibles a la hora de tomar decisiones cruciales. Tales prácticas han sido rastreadas en los Fenicios, Chinos, Griegos, Egipcios, Romanos, Aztecas, etc…

Los hombres a través de la historia han tratado de descifrar la simbología de la borra del café , resulta profunda la gran variedad de vertientes de interpretación. En los diversos afluentes y autores al respecto se han hallado, más de 600 “figuras y símbolos” de interpretación. En esta ocasión hemos seleccionado el método del Prof. Hans H. Zauberkraft y quien utiliza las 43 más confiables y respaldadas por la experiencia de siglos. En 1888, en Alemania, se sentaron las bases para este método, y los 43 símbolos actuales para interpretación. Lógicamente existen muchas variantes, como el método francés, inglés, español, etc…

Método de preparación de la lectura de la borra del café

Los ingredientes básicos y necesarios para realizar el procedimiento son los siguientes: Una taza, con manija, de vidrio, loza o cristal, con su correspondiente plato, agua, una cucharada de café molido “tipo árabe”, otra de azúcar; ubicado todo sobre un mantel o tapete verde.

Procedimiento:

Se hierve en una dallah o cafetera de cobre (ibrik, cezve, rakwa, kanaka, zezwa) o cualquier recipiente la cantidad de agua necesaria para colmar una taza de café, con una cucharada de azúcar. Se deja hervir medio minuto, luego se retira del fuego; y se agrega la cucharada de café molido. Se sirve de inmediato procurando que la borra, ingrese a la taza y no quede en el recipiente o cafetera. El consultante, deberá beberse esa taza, de a sorbos, pensando y concentrado profundamente en la pregunta que desea realizar, (que primero habrá formulado al cafeomante). Dejará sin beber, la borra, la cual se dejará enfriar un minuto.

Posteriormente, se tapa con el plato la taza, se lo hace girar en círculos, (esto ya lo realiza el cafeomante), en el momento de girar , el asa deberá apuntar hacia el consultante. Mientras tiene ambas manos en taza y plato, el cafeomante se concentrará en lo que debe interpretar y mentalmente “propiciará” el buen resultado de la mancia. Luego, con un movimiento rápido y concentrado, se da vuelta todo el conjunto, de manera que la taza quede sobre el plato, e invertido. Quedando también el asa apuntando hacia el que pregunta, hacia el consultante.

La taza se levanta concentrado en la pregunta a formular, quedando el asa como se explicó, se la coloca sobre el tapete; primero se interpretan los símbolos que han quedado en el plato, luego los de la taza. A continuación , concentradamente, pensando en la pregunta que requiere el consultante, aguzando la percepción, la intuición y la experiencia; se procede a la observación de los gráficos que la borra del café ha dejado en los utensillos. Una vez que se han identificado fehacientemente los símbolos pertinentes, se procede a la “codificación”; de los mismos, es decir, el cafeomante adapta e interpreta : símbolo-significado-pregunta y da la respuesta. Para ello ya tendrá en su memoria registrados los 43 grafismos simbólicos de la Cafeomancia.

lectura_cafe_02

Catálogo de interpretación de los 43 símbolos de lectura:

Las distintas figuras, alegorías, gráficos e imágenes que conforman este catálogo, se han formado y probado con el paso de los siglos, y de su dúctil interpretación y manejo, unido a la intuición, experiencia y sentido racional común; darán los frutos esperados. Los símbolos son los siguientes:

ABANICO: Si es similar a un triángulo invertido y está al borde de la taza, representa un romance, trabajo u oportunidad que Ud. cree efectivo, pero que no se realizará.

ABANICO II: Si está ubicado no tan al borde pero si a la izquierda de el asa, indica, posibilidad de conocer a una persona adecuada para el amor o los tratos personales, en alrededor de un año.

ANCLA: En el borde de la taza y al revés, representa la inconstancia en el amor y las relaciones humanas.

ANCLA II: Si está en el borde de la taza y mas bien borrosa, significa amor o expectativa contrariada.

ANILLO: Si posee algún tipo de figura o engarce, hacia arriba, representa alianza o propuesta de matrimonio.

ANILLO II: Si está en el borde de la taza, sin figura o engarce, o con esta hacia abajo, representa un trato o matrimonio que no se realiza.

ÁNGULO : Si el o los ángulos aparecen en el lado izquierdo de la taza, o sea a la siniestra del asa, y apuntando hacia abajo, indica que el que pregunta se salva de un peligro o accidente.

ÁNGULO II : Si se hallan con las puntas hacia arriba, en el ala izquierda, indican muerte por accidente y/o peligro. A la derecha dan presagios favorables de la misma índole.

ÁNGULO III : Varios ángulos acompañados por cuadrados o figuras borrosas, delatan infidelidad amorosa y/ o sexual.

ÁRBOL : En el borde de la taza y con la copa hacia abajo, indica salud en peligro. Si está hacia derecha o izquierda, sólo indica mayor o menor gravedad del caso, siendo pero que se encuentre a la derecha, pues significa en casi
todos los casos que el suceso está mas cercano, que si figura a la izquierda.

ÁRBOLES : Si son muchos y con copa hacia abajo, claros, indican peligro que acechan desde el presente hasta casi un año. Con la copa hacia arriba, el presagio es mas benigno.

ARAÑA : Si está con la cabeza hacia abajo, a la izquierda del asa, una persona con mala intención no logrará perjudicarlo.

ARAÑA II : A la mitad de la taza, durante seis meses cuídese de una mala jugada. Cuanto mas nítida, mas traición.

BOTELLA : Cuanto más esté al medio de la taza, indica noticia de un pariente o allegado, enfermo o en conflicto, en un lapso de alrededor de 6 meses. Si apunta hacia abajo, el presagio es peor.

CAMPANA: Al revés y al borde de la taza, anuncia buenas noticias.

CÁNTARO: Cuanto más al medio de la taza, indica que en un plazo de alrededor de 6 meses se reúne con viejas amistades o sentimientos.

CARTA: Torcida y al borde, es perdida de dinero. Ya aparezca en plato o en taza, es sinónimo de pérdidas en mayor o menor grado, que el consultante podrá evitar previniéndose, como en la mayoría de los casos podría hacer…

CERRADURA: Si el gráfico se asemeja a un ojo de cerradura o algo relativo a cerraduras, grandes esfuerzos y conflictos pero que son solucionados con relativa facilidad.

CÍRCULO: Si está rodeado o hay en su alrededor cruces, indica infidelidad en pareja o matrimonio. Cuanto más al borde en este caso, mayor la traición.

CÍRCULO II: Cuanto más al borde de la taza y si tiene puntos el o los círculos, indica embarazo.

COMETA: Indica peligro del que cuidarse y al cual no exponerse.

CORAZÓN: Cuanto mas a la mitad, y si esta rodeado deBpuntos, representa amistad, buenas relaciones y recepción de dinero de parte de alguien en un lapso de alrededor de 6 meses.

CORONA: Signo positivo, y si tiene una cruz a la derecha, expresa noticias gratas. Poder y Dinero.

CORONA II : Sola y en la parte izquierda, al borde de la taza, indica beneficios y honores dentro de alrededor de un año.

CRUZ: Expresa unión y con un anillo a la diestra, indica futuro casamiento.

CRUCES: Varias, anuncian felicidad, (por su similitud con una runa, la Gifú).

CUADROS O CUADRADOS: En el borde de la taza presagian disgustos y conflictos.

CUCHILLO: Con la punta hacia el asa, indica separación de personas de la familia, apuntando hacia otros lados , riñas.

TRIÁNGULO: Uno en el borde de la taza, sobre todo si tiene la punta hacia arriba, triunfo seguro. Debe ser relleno en su interior para diferenciarse del abanico.

TRIÁNGULO II: Promete mejoras en el empleo, trabajo y en el dinero. Si está en el plato y taza a la vez, mejor presagio aún.

CULEBRA O SERPIENTE: Extendida, un enemigo o rival acecha.

DIAMANTE: Dinero o regalo que lega inesperadamente.

ESTRELLA: En la parte izquierda, el éxito llega alrededor de un año después, en la derecha, llega en unos meses. Signo positivo. Propensión al esoterismo.

NÚMEROS: Interpréteselos como numerales o cabalísticamente.

MEDIA LUNA: Al borde de la taza, periodo romántico.

PÁJAROS O AVES: Indican cambios, traslados, viajes y novedades.

PUNTOS: Como cuantas de rosario, indican que sus proyectos de dinero o amor podrían fracasar, también salen cuando el consultante tiene daños o “trabajos” de malas ondas o magia, hechos en su contra.

PUNTOS II: Si están acompañados de un triángulo, indica superación de conflictos en unos meses.

HERRADURA : Con la punta hacia abajo, indica buena suerte. Pues representa un caballo ascendiente.

LINEAS : Cortas y rectas en los bordes, indica que la persona realizará viajes cortos.

SOMBRERO : En el fondo de la taza o plato, indica que en alrededor de un año podría haber matrimonio.

TIJERAS : En el borde de la taza, indica peleas que terminan en separación y ruptura.

ZODIACO : Cualquiera de los signos zodiacales que salgan, se refieren a una persona de ese mismo signo.

Del estudio y la capacidad intuitiva del Cafeomante dependerá la interpretación plástica ,dúctil e inteligente de estos símbolos, de la cafeomancia.

Ambientación:

Uno de los factores clave, para la buena ejecución de una mancia, estado por el lugar y estado del ambiente en donde se lo realiza. Se recomienda, utilizar un sitio, ventilado, pero discreto, con iluminación equilibrada, aromatizado y purificado con sahumerios de Sándalo o Incienso, sobre una mesa con tapete verde o en su defecto, violeta. Aunque esto dependerá de la preferencia esotérica del cafeomante. El recinto y el profesional deberán estar lo más pulcro y formal posible, para reflejar el respeto que se siente.

Preparación mental previa

Minutos antes de comenzar una sesión de cafeomancia (que nunca debe exceder las 33 tazas de café leídas por día), se recomienda realizar una meditación y relajación; para consustanciarse con lo que se va a realizar, y sobre todo si ya se conoce de que tema se tratará y a que consultante atenderá…

Ejemplos de interpretación con preguntas, a la luz de 7 símbolos diferentes sacados del catálogo de los 43

Ante una pregunta: ¿me casaré con quién espero?, si en ese caso obtenemos como resultado “CUCHILLO”, la respuesta nos indica que es muy difícil que esa boda se realice.

Ante: ¿conseguiré trabajo en este mes?, si sale una “CORONA”, como se trata de un símbolo positivo, indica que el consultante tiene grandes posibilidades de conseguir puesto laboral.

Ante : ¿me reconciliaré con tal persona?, si sale “TIJERAS”, indica que son muy pocas las probabilidades de reconciliación.

Ante: ¿ algún enemigo me acecha?, si sale una “ARAÑA”, y mas aún si mira hacia abajo, indica que existe un enemigo que está conspirando en nuestra contra, del que deberemos cuidarnos.

Ante: ¿poseo alguna enfermedad oculta?, si sale, “CUADROS O CUADRADOS”, Indica que hay alguna afección, y lógicamente es recomendable realizar algúnestudio o consulta al médico.

Ante: ¿me recibiré en mis estudios?, si sale el símbolo: “ÁRBOL” Y más si sale con la copa hacia abajo, como significa problemas de salud, indica que el estudio se retrasará o anulará por posibles problemas de salud.

©2016-paginasarabes®

¿Qué deidad egipcia te protege?

panteon_egipcio

La religión del Antiguo Egipto comprende varias creencias religiosas y rituales practicadas en el Antiguo Egipto durante más de tres milenios: desde el período predinástico hasta la adopción del cristianismo tras la romanización. La religión egipcia se caracterizaba por aceptar varias cosmogonías (relatos míticos que pretendían dar respuesta al origen del Universo y de la propia humanidad) coexistiendo de manera más o menos armónicas, en diversos períodos históricos. Estas creencias se centraban en la adoración de múltiples deidades, que representaban varios aspectos de la naturaleza, simbolizando ideas y funciones de poder, expresados por medio de complejos y variados arquetipos.

Aunque los egipcios creían que los dioses estaban presentes en el mundo que los rodeaba, el contacto entre el reino humano y divino se veía limitado a ciertas circunstancias específicas. En la literatura, los dioses podían aparecerse a los humanos en forma física, pero en la vida real, los egipcios estaban limitados a medios de comunicación indirectos.

La noche comenzaba con el crepúsculo y terminaba con el amanecer. Las doce estrellas que servían para la división de la noche en horas estaban asociadas a los «doce guardianes del cielo» encargados de acompañar a los faraones difuntos en su viaje nocturno con Ra, la divinidad solar. Contrariamente a su importancia en los decanos del zodiaco, las constelaciones no desempeñaban prácticamente ningún rol aquí. La representación más antigua del cielo estrellado ha sido encontrada pintada sobre la tabla inferior de un sarcófago de Asiut que data del Primer periodo intermedio de Egipto.

La religión de los egipcios no era una religión de estrellas. Y así permaneció tras los primeros descubrimientos astronómicos que se realizaron en el imperio antiguo. Durante más de 2.000 años tuvieron suficiente con su utilidad práctica. Nunca se llegó, como en el caso de los sumerios en el 2.200 a.C., a la búsqueda y la investigación de la voluntad de los dioses que, según su modo de pensar, se movían por el cielo.

Esto fue lo que, posteriormente, en el marco de los babilonios, los persas y los asirios condujo a mayores conocimientos astronómicos y, con ello, al desarrollo de una sabiduría de las estrellas de gran complejidad, gracias a la que hoy disponemos de nuestra actual astrología.

Se dice que en el Antiguo Egipto cuando una persona nacía le asignaban la protección de uno de sus Dioses…

horoscopo_egipcio 2

Hijos de Bastet (16 de enero al 15 de febrero)

Los nacidos bajo la protección de Bastet: Son personas valientes, inteligentes, astutas, escurridizas y se las ingenian para cumplir siempre sus necesidades. Saludables y prudentes, donde quiera que establezcan su morada habrá abundancia. Tienen el don de despertar curiosidad y polémica entre los demás. Combinan calidez, diplomacia y rapidez mental y tienen el don innato de la armonía, el equilibrio y el sentido estético, saben dónde y cómo actuar y crean en el otro lazos sutiles y profundos. Suelen marcar su territorio pero, cuidado al invadirlo, porque detesta que se inmiscuyan en su intimidad. Su planeta regente es Saturno

Aman la libertad y no soportan las imposiciones y la rutina. Son muy curiosos y se ven atraídos por lo distinto y lo misterioso. Dueños de un instinto y clarividencia realmente fantásticos, poseen facilidad para comunicarse. Se relacionan con todo el mundo sin comprometerse. De mente rápida, aprenden a mucha velocidad las cosas que le interesan, lo demás los aburre. Su vida estará llena de cambios y sorpresas y muchas serán fortuitas. Son muy creativos y siempre le dan un toque personal a todo. En el amor, necesitan una persona fuerte, posesiva y dominante a la cual se entregarán con pasión, pero si tienen que cortar lazos que lo ahoguen no vacilarán en hacerlo. Con el tiempo, sentirá la necesidad de su espacio y esto le puede traer problemas. Nacieron para cambiar el mundo y aportar nuevas ideas y estilos. Su visión humanitaria y altruista le permitirá pensar en función de grupos y masas.

Su misión: Crear, inventar e innovar. Para evolucionar, su espíritu necesita desarrollar paciencia con aquellas cosas que no pueden cambiar y con las personas que no sigan su ritmo. Deben controlar su rebeldía, excentricidad y mal genio para que no se malgasten sus energías. Tienen una gran capacidad para inventar, transformar y cambiar su entorno deforma única, su estilo será siempre impredecible, así como el rumbo de su vida. Aunque aman la libertad, el amor le hará buscar un compañero/a fuerte y dominante, al cual le será fiel toda la vida. Salvajes por naturaleza, rápidos y eficaces, con un secreto propio de eterna juventud, logran despertar respeto y admiración. Poseen una gran imaginación, lo cual hace de estos nativos, grandes escritores y actores. Forman su familia a través de sus amigos, amantes o socios, muchas veces desconociendo a su familia de sangre o seres más allegados. Cuando logran armar su hogar, éste es el centro de su mundo y lo defenderán a brazo partido contra cualquier interferencia que le separe de su familia. Detestan la tensión o la agresión en el ambiente. Probablemente sean muy criticado por su manera de pensar y actuar, pero de esa forma estarán enseñando a los demás a ampliar sus criterios y mentalidad. Deben aprender a ser flexibles con las opiniones de los demás.

Hijos de Sekhmet (16 de febrero al 15 demarzo)

Los nacidos bajo la protección de Sekhmet: Están íntimamente asociados con la agricultura, el trabajo y la paciencia. Siempre van hacia delante con paso firme y lento pero muy seguro y perseverante. De gran fortaleza física, poseen mucha energía vital; son metódicos, confiables, pacientes y se adhieren a la rutina. Son obstinados y suelen tener fuertes prejuicios, aunque a veces saben escuchar. Estas personas poseen una mentalidad resuelta y lógica. Aunque son bastante introvertidos, la energía natural que poseen, los convierten en excelentes oradores, siendo elocuentes y persuasivos cuando la situación lo amerita. En cuanto a las cosas más íntimas, son lentos y necesitan tiempo para revelar sus verdaderos sentimientos. En el campo de la economía, no soportan deber dinero a alguien: harán lo inimaginable por devolverlo y quedar bien. Suceda lo que suceda, son fuertes y luchadores, por lo que ganarán muchas batallas gracias a su esfuerzo y persistencia. Poseen inspiración, misticismo, sensibilidad y emotividad, generosidad, compasión e imaginación. Dotados de gran bondad, espiritualidad, son personas suaves, románticas, idealistas y serviciales. Sentirán compasión por las personas con carencia. Siempre estarán dispuestos a sacrificarse por los suyos. Su realización en la vida apunta más al plano material que al espiritual y poseen una gran intuición. Siempre brindarán apoyo moral y material a sus amistades y familiares. Sentirán emoción ante los animales, la naturaleza, el arte y la música. Actúan por inspiración y casi nunca ven la realidad en las demás personas, por lo que sufren decepciones muy a menudo. Cuando se enamoran, están dispuestos a darlo todo, son capaces de cambiar toda su vida, trabajo o de residencia ya que disfrutan la vida cuando se enamoran y son correspondidos. Necesitan que su compañero sea fuerte, dinámico y que lo proteja resolviéndolo todo. Harán todo lo que esté a su alcance para mantener la felicidad. Nacieron para servir, ayudar, colaborar, entender y curar.

Su misión: Enseñarles a otros a actuar de corazón desinteresadamente.

Se destacan en las actividades de servicio, artísticas y humanitarias donde podrán desarrollar su sensibilidad y compasión. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a ser más realista, práctico y concreto y deben evitar la postergación, la indolencia, la evasión, la timidez y el escapismo. Tienen que aprender a organizarse bien para evitar el caos y no asumir la posición de víctima, ni buscar la aprobación de los demás. Tienen una inclinación natural a hundirse en sí mismos hasta descender a las profundidades de la subconsciencia. Les atrae lo oculto y se identifican con algo más allá del mundo cotidiano que vemos y conocemos con nuestros sentidos físicos. Son modestos, serviciales y, sobre todo, sensibles. Están abiertos a toda clase de impresiones, lo cual puede dificultar su facultad de discriminación. Les conviene intentar ser más determinados. Su reto consiste en superar su miedo y volverse consciente de su enorme potencial creativo. Son capaces de percibir el más mínimo cambio de humor en su entorno. Actúan como una esponja absorbiendo todo sin discriminación y luego se preguntan cuáles son sus propias emociones y opiniones. Por el lado positivo, se pueden destacar en las bellas artes, especialmente la pintura y la música, porque saben expresar intuitivamente sus sentimientos delicados por medio del color, de la forma, del ritmo y del sonido. La simpatía, la tolerancia y la compasión son sus cualidades más marcadas. Su mayor fuerza es su capacidad de inspirar, apoyar, elevar y curar a otros.

Hijos de Apep (16 de marzo al 15 de abril)

Los nacidos bajo la protección de Apep: Tienen una extraordinaria inteligencia, están llenos de estrategias y de poder. Consiguen el respeto de los demás. De buena inventiva, improvisadores y motivadores, son oradores capaces de ganarse a cualquiera con su astucia y su encanto inigualables. De mente abierta, listos, flexibles e innovadores, son capaces de resolver problemas complejos con facilidad y astucia. Una de las cualidades que más resalta, es sin duda, la confianza, aunque sean dóciles o tímidos. Son dueños de una fe inconmovible en sí mismos, rozando en el egoísmo. Realmente es de destacar la alegría infinita de vivir que poseen, a pesar de que son víctimas de la envidia, no se hunden fácilmente. Buenos críticos, se especializan en ser agradables. Son personas con mucha iniciativa y están siempre dispuestos a alcanzar un lugar importante donde se encuentren. Son francos y directos, se expresan con claridad y dan sus opiniones sin reservas, lo que a veces le puede llevar a enfrentar ciertos problemas. Poseen una gran energía física que no permitirá que el cansancio los venza, sólo requerirán de un corto tiempo de reposo para recuperar de nuevo todo su vigor. Sería bueno que incorporaran alguna actividad física para que canalicen las energías que queden dentro de sí y no padezcan ansiedad o agresividad. Le encantan los desafíos y el poder lograr siempre nuevas metas en su vida, lo mismo en el terreno sentimental que en el material. Tendrán un espíritu competitivo que los llevará a alcanzar todo lo que sueñen. Serán independientes, dinámicos y poseerán una gran capacidad de ejecución. Su carisma atraerá hacia sí todo tipo de personas pero no todas le serán afines. Su imagen siempre será fuerte e invencible y, por éso, serán líderes en su trabajo, hogar y en cualquier área en que se desenvuelva. En el amor, son intensos y pasionales, protectores y complacientes con su pareja.

Su misión: Dirigir a otros, aportar iniciativas y defender las causas justas. Tendrán capacidad para iniciar empresas, exponer sus ideas y dar su ejemplo de éxito con la confianza en sí mismo y la autenticidad. Para evolucionar, su espíritu necesita controlar la impulsividad, la impaciencia y el egoísmo. Deben tratar de no enojarse con tanta facilidad buscando salidas más creativas y positivas. También es importante que eliminen actitudes arrogantes e intolerantes que le inclinan al lado del ego, sin que ésto signifique perder su valor y amor propio

Hijos de Path (16 de abril al 15 de mayo)

Los nacidos bajo la protección de Ptah: Se les asocia con la fertilidad, con la madre, emblema de moral y longevidad. Son seres que buscan seguridad y tranquilidad; son callados y se puede decir que dóciles y humildes. A veces tiernos y tímidos, son un tanto miedosos. Representan la humildad y la bondad. Alegres, populares y de rápido entendimiento, son sexuales, mundanos y observadores, pero tienen mal genio y son testarudos. Se enamoran fácilmente, son impredecibles en sus gustos y no siguen patrones porque aman el amor. Seguros de sí mismos, son activos y enérgicos y se visten en forma elegante. A veces suelen ser hirientes, vanidosos, o engreídos. A pesar de ello, son bien recibidos en altos círculos sociales, aún siendo tercos e impulsivos, pero las demás personas olvidan rápidamente esos estallidos quedando emanados por sus encantos. Para poder entenderlos bien, hay que aceptar abiertamente que ellos creen firmemente en el principio de la vida, la libertad y la lucha por ella y se manifiestan algo agresivos cuando no consiguen salirse con la suya. La mayoría de las veces, se marchan de casa siendo muy jóvenes para empezar a trotar por la vida a su libre albedrío; ellos son aventureros y buenos administradores del dinero, aunque se les considera gastadores. En cuanto al amor, no les gustan los amoríos complicados, prefieren una pareja simple y para toda la vida ya que son amantes por naturaleza del hogar y la familia. Son suspicaces y astutos y no se dejarán atrapar fácilmente, a menos que le convenga. Son muy prácticos, románticos, sensibles y suaves en su trato. Se sentirán a gusto con personas delicadas y suaves en su trato. No soportarán el bullicio ni el desorden. Son muy activos y trabajadores: siempre tienen una actitud práctica ante los problemas de la vida. Poseen una gran resistencia y perseverancia y no le interesa dominar a nadie… Pero tampoco permitirán que nadie maneje su vida. Su voluntad será de hierro y, una vez que hayan tomado una determinación, nadie podrá hacerlos cambiar. Serán posesivos y buscarán seguridad y estabilidad en las relaciones sentimentales. No soportan las mentiras, las intrigas, las indecisiones ni los cambios rápidos e imprevistos. Poseen habilidades manuales y artísticas.

Su misión: Nacieron para llevar ideas a la práctica, organizar, trabajar y hacer los sueños realidad. Lo suyo es brindar estabilidad en su entorno, echar raíces, mantener las costumbres y las tradiciones. Serán el eje de su familia y le darán su mano a todo el que la necesite. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a controlar la terquedad, la rigidez en sus opiniones y su visión tan materialista de las cosas. Tienden a ser posesivos y absorbentes con sus seres queridos, con cierta tendencia a la pereza física y los placeres desmedidos.

Hijos de Atum (16 de mayo al 15 de junio )

Los nacidos bajo la protección de Atum: Poseen la potencia de los cinco elementos dentro de sí mismos. Simbolizan la sabiduría, el entendimiento más profundo, el corazón más elevado y la virtud más incorruptible. Su personalidad es muy peculiar, adoran a los animales, la música movida y el baile. Cuando se comprometen con algo, su compromiso es total, pues ellos se entregan cien por ciento y jamás dejan una empresa a medias. Los hay muy sensuales y muchos han tenido una vida bohemia en su juventud, se burlan de lo convencional, de tradiciones esclavizantes y gustan de dar rienda suelta a sus impulsos. A veces, hay que darles apoyo espiritual, pero jamás se darán por vencidos, siempre mantendrán una chispa viva para comenzar de nuevo. Siempre pueden influir sobre los demás de una manera cálida, compasiva y sensible, pero también pueden ser obstinados, irracionales y egoístas. Les gustará conocer gente, lugares diferentes, viajar y estar en continuo movimiento. Son muy curiosos y siempre necesitan mucha información. Su actitud ante la vida es juvenil y jovial y tienen una capacidad de adaptación que les permitirá amoldarse a los cambios que enfrenten. Puede que su actitud sea bastante ingenua y hasta infantil en las relaciones humanas y, por éso, se verán involucrados en problemas o relaciones complejas. Siempre concebirán ideas y soluciones que nadie hubiera pensado. Aman la libertad y desean vivir en un cambio constante ya que se aburren con facilidad de la gente, pero podrán llegar a ser muy dependientes de aquellos que admiren o amen. Disfrutarán de la compañía de sus mejores amigos, con los cuales puedan intercambiar ideas y conocimientos. Siempre tendrán una gran necesidad de hablar y comentar lo que le está pasando. Se verán atraídos por los viajes a lugares diferentes y novedosos. El amor llegará a sus vidas primero por la cabeza y después descenderá a sus corazones. Son seductores y estarán siempre listos para la conquista. Para enamorarse, necesitan admirar a su pareja, que estimulen su curiosidad y su fantasía, a veces ésto les puede alejar de la realidad llevándolos a vivir decepciones. Sus estados anímicos y su humor tienden a ser cambiantes, por éso les conviene una pareja de carácter fuerte para que le contenga. Nacieron para estudiar, escribir, aprender y comunicar.

Su misión: Recibir y dar información tanto oral como escrita. Podrán conectar a la gente entre sí, propiciando negocios y creando equipos de trabajo. Para evolucionar, necesitan aprender a dominar la impaciencia, la ansiedad y el nerviosismo que a veces no le permiten finalizar adecuadamente sus planes. Deberán aprender a ser más perseverante y menos influenciables, ser más reservados con sus proyectos, concretar y mantener su mente objetiva en sus deseos.

Hijos de Isis (16 de junio al 15 de julio )

Los nacidos bajo la protección de Isis: Poseen sagacidad y astucia, prevención y destreza. Son temidos y tienen pocos pero buenos amigos. Han sido símbolo de la inteligencia y la sabiduría. A los nacidos bajo Isis, les gusta la armonía, la coexistencia y el entendimiento con los demás, lo cual hace que sus enemigos se mantengan menos belicosos. De todas formas, esta actitud es ensombrecida un poco por el pesimismo y la lentitud. Es el signo más femenino y de buen gusto. Ellos perdonan con facilidad, son comprensivos con las faltas ajenas, aunque no soportan las cosas muy estrictas ni tan disciplinadas. Aman la naturaleza, gustan de los niños y los animales, son muy dedicados a sus responsabilidades, pero no soportan las presiones y son cambiantes de ánimo. Aunque son pacíficos y de maneras suaves, cuando se encuentran amenazados son capaces de pelear con determinación y firmeza, aunque les resulta más fácil poner mala cara que entablar la discusión frente afrente. Son románticos y una cena bajo la influencia de la Luna, unas velas encendidas y música suave, será el paraíso. El signo expresa de la forma más vistosa las características femeninas de la maternidad. Isis es, por +esto, el signo asociado a la gestación, a la madre, al agua original, a la leche materna, al útero y, en consecuencia, a la casa, al hogar como refugio, como lugar protector.

Su misión: Representa los orígenes, las relaciones con la madre, el calor del hogar, la patria y los valores de reproducción.

Hijos de Ra (16 de julio a 15 de agosto)

Los nacidos bajo la protección de Ra: Son dóciles, amigables y muy fieles. Hay dos tipos distintos de Ra: los rápidos y charlatanes y los solemnes y observadores. Ambos son distintos de tratar y se jactan de ser pulcros, precisos, organizados, decididos, honrados, alertas y objetivos. A ellos les encanta discutir, demostrar lo bien enterados que están sobre algún asunto, y llegan a ser despiadados con los demás. Pero también cuando los molestan, se ponen insoportables, pues no tienen el don de ser diplomáticos y el tacto exige delicadeza y control en un momento dado. De personalidad imponente, gustan de ser el centro de las miradas del público. Son muy divertidos y jamás dejarán pasar una oportunidad sin relatar sus aventuras y logros. Enfrascarse en alguna polémica con ellos, sería demoledor. En cuanto a la parte económica, son buenos ganadores de dinero y saben llevar las finanzas. Con sus muchas condiciones administrativas y su pasión por el trabajo, tendrán éxito en la vida pues su aplomo en las tareas y su tesón le garantizará el éxito. Una familia grande será lo ideal para ellos. En el amor siempre están dispuestos a la conquista. Ellos se sienten merecedores de lo mejor, por lo que sus parejas deberán estar dispuestas a complacerlos y a concederle todo lo que deseen, no quiere decir que ellos también sean complacientes a su debido momento. Están dotados de un gran orgullo personal, autoridad y vitalidad. Son personas nobles que actúan siempre de frente y con franqueza: poseen una gran seguridad personal y sobresalen con facilidad. Asumen la posición de líder en cualquier área en que se desenvuelvan. Llevarán su vida con mucha intensidad expresando sus emociones ampliamente. No soportarán la soledad, buscando siempre que se le preste atención a todo lo que haga. Creativos, siempre pondrán un toque personal a sus cosas, compartirán sus logros con todos los que le rodeen y su generosidad no tendrá límites. La gente disfrutará el estar a su lado por su sentido del humor y su gran carácter. A veces serán víctimas de envidias y críticas. En el amor necesitarán un compañero/a la cual admiren por sus cualidades personales. Requerirán que sea una persona diferente, inteligente, con poder de decisión y que sobresalgan de alguna forma. Sienten que merecen lo mejor y lo buscarán hasta encontrarlo. Les gusta la seducción y los juegos del amor, pero cuando se enamoran son muy leales. Son muy ambiciosos, tienen mentalidad triunfadora y nacieron para ocupar puestos de importancia. Su imagen y sus palabras convencerán a otros con mucha facilidad y podrá ser guía de muchos.

Su misión: Podrán dirigir, imponer justicia y comunicar con soltura. Enseñarán a otros con su ejemplo a amar y a luchar por sus objetivos. Deben mostrarle al mundo que el amor verdadero comienza por uno mismo, su actitud positiva, alegre y objetiva será lo que les ayude a lograr sus propósitos. Para evolucionar, su espíritu necesita controlar la vanidad personal, el egoísmo y la tendencia a dramatizar todo. No deben depender tanto de la aprobación de los demás y evitar actitudes arrogantes y de ostentación.

Hijos de Horus (16 de agosto al 15 de septiembre)

Los nacidos bajo la protección de Horus: Están relacionados con los monjes, con los hombres que se aislan, son ermitaños. Es símbolo de obediencia y respeto y son proveedores para los otros . Ellos se destacan por su sinceridad, simplicidad y gran fortaleza. Su apariencia externa puede parecer dura y fuerte pero por dentro son joviales, incondicionales y sencillos. Le gusta divertirse y disfrutar de os placeres pero sin excederse demasiado. Son excelentes anfitriones y considerados cuando son huéspedes. Detestan las discusiones y la controversia y luchan por no verse involucrados. Son buenos organizadores y pacifistas. No les interesa deslumbrar, tratan de pasar desapercibidos, sin embargo disfrutan de todo y se harán querer por todos. Siempre están dispuestos a brindar ayuda y no tienen inconvenientes en asumir responsabilidades que no le corresponden. Le hacen frente a todo y jamás tendrán segundas intenciones cuando hacen algún favor. La fortuna los favorecerá en muchos aspectos gracias a su bondad y fe. Creen en los milagros, por éso les suceden a menudo, son buenos trabajadores, no le asustan las tareas de sacrificio . Sus hombros son fuertes y su corazón, mucho más. Uno de sus peores males es que confían en todo el mundo, por lo que a menudo se llevan grandes desengaños. Respecto a sus finanzas, no tienen grandes cualidades administrativas, el dinero les llega y de la misma forma se les va. Son grandes gastadores y muy generosos con los necesitados, por lo que su círculo de amistades deberá ser bien escogido para que no se aprovechen de su nobleza. Tienen capacidad para ocupar puestos de autoridad, pero en este caso ellos mismos son su peor enemigo ya que se autoexigen demasiado. En el amor se consideran muy sensuales y de fuertes pasiones. Cuando aman, lo hacen con todas sus fuerzas y no saben disimular sus emociones. A veces les toca vivir la peor parte en una relación. De condiciones mentales sobresalientes, son inteligentes, analíticos y tímidos. Les preocupará poner orden a su alrededor. Tienen un sentido práctico de la vida y resolverán todas las tareas y problemas con facilidad. A veces sacrifican su orgullo personal y no le dan valor a sus propios esfuerzos, por lo que esperan reconocimiento de los demás sin alardear y cuando no lo reciben sufren decepciones. Se brindan por completo a su familia y su pareja, dejando muchas de sus ambiciones a un lado. Tienen una vida interior muy rica llena de sentimientos profundos. Son modestos y les gusta ayudar a todo el mundo, principalmente a sus amigos, que no son muchos pero sí muy duraderos.  En el amor buscan una persona segura y protectora que le brinde estabilidad en todos los órdenes, que sea culta y con alto nivel intelectual, con la cual puedan intercambiar opiniones. Necesitan que los traten con delicadeza y suavidad ya que no soportan la rudeza y la agresividad. Son compañeros complacientes y serviciales con su pareja. Nacieron para estudiar, desarrollar su inteligencia, organizar, resolver y servir al mundo. Su capacidad de analizar y ver los detalles enseñará a otras personas a ser más profundas y perfectas.

Su misión: Sanar, curar y aliviar a otros. También ayudándoles a encontrar soluciones a los problemas materiales y de salud. Para evolucionar, necesitan vencer sus miedos e inseguridades, desarrollando mayor confianza en sí mismos. Deben dejar de limitar su propia libertad con actitudes pesimistas, escépticas y frías, evitar la crítica y el negativismo desmedido.

Hijos de Maat (16 de septiembre al 15 de octubre)

Los nacidos bajo la protección de Maat: Es un símbolo de buena suerte, felicidad y jovialidad. Rápidos, inteligentes y habilidosos, son de buena inventiva, improvisadores y motivadores de los demás. Son oradores capaces de ganarse a cualquiera con su astucia y su encanto inigualables. Por ser de mente abierta, son listos, flexibles e innovadores; ellos son capaces de resolver difíciles problemas con facilidad y astucia. Una de las cualidades que más resalta, es, sin duda, la confianza, aunque sean dóciles o tímidos. Son dueños de una fe inconmovible en sí mismos, rozando en el egocentrismo, pues puede olvidarse de los demás si éstos no son parte directa de lo que él está haciendo. Nunca disimularía su orgullo ante su propia habilidad y logros: él mismo se aplaudirá, pues está seguro de que nadie hará lo que él hace. Realmente es de destacar la alegría infinita de vivir que poseen, a pesar de que son víctima de la envidia, no se hunden fácilmente. Para ellos, las normas fueron hechas para ser remplazadas, las marcas para ser superadas y los inventos para ser desplazados. Son perpetuos innovadores, empresarios, rara vez se desaniman ante un fracaso y no se dejan impresionar por el éxito ajeno, pues saben que lo pueden hacer mucho mejor. Son buenos críticos y capaces de delimitar con facilidad dónde está el problema. Son personas agradables e indispensables, su filosofía es: «es mejor pensar hoy y pelear mañana». Dotados de un gran romanticismo e idealismo por la vida, son personas tranquilas, suaves, cálidas y soñadoras que buscan el equilibrio y la armonía en cada lugar donde se encuentren, teniéndo la capacidad de llevar esas cualidades a donde estén. Su encanto personal los ayudará a conectarse fácilmente con la gente llegando a tener una vida social muy activa. Encontrarán más sentido compartiendo su vida con sus amistades y seres queridos que viviendo en la soledad. Poseen un gran sentido de justicia y no soportan los malos tratos y la agresividad. Tienen un gran gusto por la estética y la belleza. Se preocupan por su imagen personal y la armonía en su entorno, lo que les lleva a crear un ambiente refinado donde quiera que estén. Les encanta disfrutar de la buena vida y los placeres. Para enamorarse, buscan a la persona ideal que reúna la mayor cantidad posible de cualidades personales. Desean que sea fuerte, ambiciosa, sobresaliente y triunfadora. Eso sí, tienden a idealizar a cada persona que llega a su vida y ésto los conducirá a sufrir decepciones, especialmente cuando se hayan enamorado y, con el tiempo, descubra las verdaderas facetas del otro. Son muy románticos y hábiles para la seducción, están siempre dispuestos a complacer y disfrutar de los momentos íntimos. Son cariñosos con su pareja y buscan construir juntos un hogar armonioso. Nacieron para cooperar, persuadir, mediar, conciliar diferentes asuntos y equilibrar las cosas a su alrededor. Podrán llevar la paz a donde no exista.

Su misión: Ayudar a conseguir la paz y la armonía en el mundo imponiendo orden y justicia. Pueden desarrollar sus condiciones artísticas y estéticas mostrándole al mundo los verdaderos colores de la vida. Para evolucionar, su espíritu necesita superar las fuertes dudas que lo acosan a la hora de decidir algo. Deben ser más directos en sus opiniones, evitar callar en los momentos cruciales y aprender a decir «no» en el momento adecuado. Necesitan vencer su tendencia a la inercia y a la dependencia afectiva.

Hijos de Osiris (16 de octubre al 15 de noviembre)

Los nacidos bajo la protección de Osiris: Son sinceros, inteligentes y directos. Poseen un gran sentimiento de lealtad y son de jugar limpio y con justicia. Estos nativos suelen ser animosos y atractivos, además de sexuales. Generalmente, se llevan bien con los demás, porque no es demasiado exigente. No esperan a que se les acerquen, más bien ellos gustan de ir al encuentro de los demás y siempre están dispuestos a atender razones externas. Son muy protectores y jamás ignorarán un pedido de auxilio. Son muy apegados, por lo que aún estando al lado de una pareja que no sea la ideal para ellos, ahí estarán, como fieles acompañantes. Un hijo de Osiris no abandona su casa fácilmente, a no ser por algo grande, y es difícil que se encolerice personalmente contra alguien; puede que llame la atención, pero con cautela y sin odio. Ellos pueden ser algo explosivos pero con la misma rapidez se tranquilizan. A los nacidos bajo este signo, los amarán por su carisma y su aguda penetración de la naturaleza humana. Ellos son fuertes, pueden aguantar mucha tensión sin desmayar. Su mentalidad hace de ellos buenos consejeros, sacerdotes o psicólogos, siendo capaces de sufrir grandes dificultades y privaciones sin quejarse. Son grandes luchadores por un mundo mejor donde vivir y no descansarán por hacer algo para conseguirlo. En el amor atraerán a sus parejas como presas, las cuales después de conocerlo no se querrán alejar jamás. Son muy atractivos y sensuales, amistosos y sin pretensiones. No son muy exigentes y sí muy fieles. Son personas intensas, fogosas, pasionales extremistas. No les gustan las situaciones a medias e indefinidas: viven cada momento con mucha intensidad y sus emociones son profundas y duraderas. Cuentan con una fuerte intuición, lo que les permitirá percibir los resultados antes de que ocurran; también podrán descubrir mentiras y situaciones ocultas a su alrededor. Son muy directos con sus opiniones, no temen decir la verdad en el momento adecuado. Se brindan por completo a la persona que aman y esperan la misma respuesta. Cuando sufren alguna decepción, cortan por completo con la persona. Cuentan con un caudal de energía que los lleva a estar en acción constante, pueden perder la paciencia con facilidad y sus enojos son temibles. A lo largo de su vida, vivirán crisis profundas que le harán cambiar su rumbo por completo, pero renacerán con más fuerzas y tenacidad. En el amor son pasionales y posesivos. Buscan un compañero fuerte, decidido, con iniciativa propia y sensual. Necesitarán que su relación sea continua, a toda hora, no soportan las esperas, la indiferencia o la indecisión. Sus celos pueden llegar a ser desmedidos, perdiendo a veces el control y llevándolos a vivir situaciones tensas. Cuando aman, lo hace sin límites y necesitan la misma repuesta.

Su misión: Nacieron para dirigir, crear, investigar y curar. Sus ideas fijas y su perseverancia los vuelven líderes en cualquier lugar donde se desenvuelvan. Una de sus misiones es proteger a otros, enseñar con valentía y coraje a vivir el amor con toda intensidad. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a controlar la agresividad, la ansiedad, intolerancia y la tendencia a ser vengativos. Deben evitar las actitudes extremistas e inflexibles, el querer manipular a otros y la tendencia al egoísmo y la destrucción.

Hijos de Hator (16 de noviembre al 15 de diciembre)

Los nacidos bajo la protección de Hator: Se les asocia con la amistad incondicional hacia las personas que conviven con ellos. Su fidelidad y lealtad la muestra defendiendo su casa y sus habitantes. Son cariñosos, protectores y genuinos en su naturaleza. Su personalidad es muy intensa, poseen una gran energía física y mental, son ansiosos y poco pacientes. De temperamento fuerte y tendencia dogmática. Son muy osados y se burlan de los más prudentes y ahorrativos. Ellos se juegan el todo por el todo y a lo grande, ya que están llenos de vitalidad y fuerza, lo que los hace comportarse caprichosos y exigentes. A veces son irrazonables, pero aún así siempre tienen admiradores. En ocasiones, suelen exigir a los demás normas de conducta y perfeccionismo que crea antagonismos y rivalidades con los otros. Las personas de este signo están llenas de energía y su ímpetu los conduce a lograr grandes cosas. Toda esta sensación de superioridad, los hace caer en delirios de grandeza. Son persona en quienes se puede confiar, pues les resulta muy difícil fingir emociones que no sienten, pero no son capaces de guardar secretos aunque juren que así lo harán; a la primera explosión, empezarán a soltar todo lo que no debían. Cuando declaran su amor, podemos estar seguros de que son sinceros. Jamás es difícil depositar confianza en ellos, ya que su magnetismo y su presencia harán que los sigan y arrastrarán multitudes. Son personas llenas de alegría y deseos de vivir en grande. Les gusta estar en movimiento y eso los hará participar en actividades deportivas, viajes y mantener una vida social intensa. Aman la libertad y les es difícil llevar una rutina cotidiana. Les atraen las actividades al aire libre, el contacto con la naturaleza y la aventura. Son inquietos y curiosos. No le temen a nada y eso los llevará a vivir situaciones inesperadas y de riesgo, pero gracias a su optimismo siempre reciben ayuda. Les gusta compartir sus cosas, son generosos con sus recursos. Su mente siempre anhelará más conocimiento, lo que le llevará a estudiar, leer, investigar e intercambiar opiniones y conocimientos con las demás personas. Su actitud siempre es espontánea e infantil siendo, a veces, demasiado ingenuos. Para enamorarse necesitan un compañero dinámico, que estimule su curiosidad y sus ansias de conocimiento, que sea alegre y capaz de compartir sus aventuras y diversiones. Les encanta la conquista y la seducción y, a lo largo de su vida, vivirán muchos romances. Para que les dure el amor, su pareja deberá ser fuerte, activa y muy estimulante. Nacieron para conquistar nuevos horizontes, descubrir, viajar, conectar y relacionar a personas diferentes.

Su misión es enseñar a otros a tener una mente positiva. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a dominar la impaciencia y la ansiedad. Deberá incorporar actitudes más maduras y evitar ser influenciables y postergar cosas. Deben ser más realistas y no exagerar.

Hijos de Anubis (16 de diciembre al 15 de enero)

Los nacidos bajo la protección de Anubis: Valientes y admirados. Pacíficos, nunca pelean a no ser que se sientan atacados y necesiten defenderse ellos mismos o a los suyos. Agotan todos los recursos para escapar de las dificultades. Simbolizan la devoción y la dedicación. Normalmente su personalidad representa la prosperidad a través del trabajo; son metódicos, confiables, pacientes y se adhieren a la rutina. Son obstinados y suelen tener fuertes prejuicios, aunque a veces saben escuchar. Bajo su apariencia algo modesta y pulcra, ellos poseen una mentalidad resuelta y lógica. La energía natural que poseen los convierte en excelentes oradores, son elocuentes y persuasivos cuando la situación lo amerita. En asuntos del corazón, pueden ser muy ingenuos. Además, no es nada romántico, por lo que un regalo de él, puede ser fuerte, duradero y nada pretencioso. En cuanto a las cosas más íntimas, son lentos y necesitan tiempo para revelar sus verdaderos sentimientos. Siempre proveerán una vida cómoda y sin necesidades. Suceda lo que suceda, son fuertes y luchadores, por lo que ganarán muchas batallas gracias a su esfuerzo y persistencia. Son personas responsables, trabajadoras y tenaces. Se sienten fuertes e independientes y son capaces de hacer grandes esfuerzos y sacrificios para lograr sus metas. Poseen un sentido práctico y realista de la vida, lo cual le permitirá solucionar muchos problemas. Su estilo es serio, por lo que proyectarán mucha confianza y respeto en las personas que lo rodean. Tienen mucha capacidad para dirigir y organizar, pero prefieren trabajar solos. A veces, la vida les resulta difícil y llena de desafíos, pero cuentan con una gran fortaleza para vencer todo y alcanzar el triunfo. Son muy tradicionales y conservadores, no les interesa llamar la atención, ni esperan reconocimiento por sus esfuerzos. Siempre asumen muchas responsabilidades y son el soporte de su familia. Su mente es muy firme y difícilmente cambiarán sus decisiones y opiniones. Aunque su imagen externa pueda ser fría, en el amor son intensos y pasionales: aman con profundidad aceptando a su pareja tal como es. Les atraen las personas sólidas, responsables, autoritarias e inteligentes y necesitan admirarla para amarla, de lo contrario pierden el interés.

Su misión: Nacieron para poner orden, cautela, organización, hacer respetar las normas y las tradiciones, trabajar arduamente y con dedicación. Enseñar a otros, investigar y formar. Su misión es dirigir, comandar y guiar a personas más débiles, asumir responsabilidades y transmitir seguridad y confianza a quienes lo necesitan. Enseñar a los demás a economizar, a ser prácticos y ver la vida con realismo y principalmente a ser perseverantes. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a relajarse, ser flexible y disfrutar más de la vida siendo menos pesimistas. Deben demostrar sus afectos abiertamente superando la desconfianza y la inhibición interna.

©2016-paginasarabes®

El lenguaje en los pueblos primitivos,un valor privilegiado

Stonehenge
Stonehenge

Todo lo que sabemos del lenguaje en los pueblos primitivos nos invita a considerar éste como una función a la que la mente humana, incluso la «no civilizada», atribuye un valor privilegiado.

Geneviève Calame Griauie, en su estudio sobre los dogones (Ethnologie et Langage: La Parole chez les Dogons, 1965), población del sudoeste del Níger, observa que, para este pueblo, la palabra «so», con que se designa el lenguaje, significa también «la facultad que distingue al hombre del animal, la lengua en el sentido exclusivista del término, la lengua de un grupo humano distinta de la de otro, la palabra a secas, el razonamiento y sus modalidades». En fin, la palabra es, en todos los «primitivos», sinónimo de acción emprendida y clasificación de la creación. Es el hacer y el saber, la acción sobre el mundo y la visión del mundo. «Porque el mundo está impregnado de la palabra, y la palabra es el mundo, los dogones elaboran su teoría del lenguaje como una inmensa arquitectura de correspondencias entre las variaciones del razonamiento individual y los acontecimientos de la vida social.»

Hay 48 tipos de palabras descompuestas en dos veces 24, número clave del mundo. Así, a cada palabra corresponde un acto, una técnica, una institución o un elemento de la creación. Así, en el hombre de las edades remotas, la palabra es un vasto conjunto combinatorio, un cálculo universal cargado de valores, de posibilidades de acción y de recuentos, un depósito de conocimientos revelados y un material complejo para actuar sobre la realidad.

Los bambaras sudaneses distinguen una primera palabra aún no expresada, el «ko», que forma parte de la palabra primordial de Dios, y una palabra humana, dotada de un sustrato material que es el cuerpo, el conjunto de los órganos del cuerpo, y por el cual tiene el hombre «dominio» sobre el lenguaje. El elemento lingüístico es tan material como el cuerpo que lo produce, y los sonidos primordiales, en relación con los cuatro elementos cósmicos –agua, tierra, fuego y aire– reengendrados en las entrañas, producen el verbo que «nacerá» entre los dientes.

En su obra sobre El lenguaje, ese desconocido, Julia Joyaux refiere una leyenda melanesia sobre el origen del lenguaje y su relación con el cuerpo visceral:

El dios Gomawe estaba paseando cuando tropezó con dos personajes que no sabían responder a sus preguntas, ni siquiera expresarse. Pensando que esto se debía a que tenían el cuerpo vacío, fue a cazar dos ratas, a las que arrancó las entrañas. Volvió junto a los dos hombres, les abrió el abdomen y metió allí los intestinos, el corazón y el hígado de las ratas. Inmediatamente, los dos hombres empezaron a hablar. «¿Cuál es tu vientre?» significa «¿Cuál es tu lengua?».

Conviene retener dos ideas:

La primera, que el lenguaje se concibe, en su expresión a través del hombre, como una realidad material, y que lanzar una palabra es un acto tan transformador como arrojar una flecha o una piedra.

La segunda, que el Verbo-Idea preexiste al lenguaje-víscera; que hay una palabra primordial de Dios. De suerte que, por ejemplo, para los bambaras, el hombre áfono se remonta a la edad de oro de la Humanidad. Lo cual, en esta concepción, no significa ausencia de lenguaje, sino conocimiento y comunicación sin sustrato sensible.

Además, encontramos en numerosos «primitivos» teorías extraordinariamente refinadas y detalladas sobre las correlaciones gráficas de la palabra.

Descubrimos, en civilizaciones desaparecidas, sistemas gráficos que dan testimonio de una reflexión sutil sobre el lenguaje, de una distancia entre el signo y la cosa representada, que presupone un simbolismo sumamente desarrollado.

La escritura maya, aún no descifrada, parece haber sido propia de los sacerdotes; haber estado relacionada con los cultos y con toda una ciencia fundada en un concepto cíclico del tiempo, y formando, en su conjunto(¿jeroglífico o alfabético?), según J. E. Tompson, una «sinfonía del Tiempo».

En la escritura enigmática de la isla de Pascua, quiere ver Alfred Métraux una serie de recordatorias para los cantores.

Barthel observa que los 120 signos de este sistema de escritura dan pie a 1.500 ó 2.000 combinaciones. Y, entre estos signos (personajes, cabezas, brazos, animales, objetos, plantas, dibujos geométricos), algunos constituyen verdaderas imágenes; la mujer es representada por una flor; una persona que come expresa la recitación de un poema: colmo de la reflexión sobre las funciones estéticas, mágicas, religiosas y creadoras del lenguaje.

El proceso de elaboración y de clasificación de las cuatro etapas de la escritura de los dogones nos ofrece también un turbador ejemplo de conciencia sutil del lenguaje diferenciado.

«Esta participación del lenguaje en el mundo, en la Naturaleza, en el cuerpo, en la sociedad -de la que está, empero, prácticamente diferenciada- y en sistematización compleja, constituye tal vez -escribe Julia Joyaux- el rasgo fundamental de la concepción del lenguaje en las sociedades llamadas «primitivas»…»

Lo cual equivale a decir que la lingüística de los pre-civilizados es una lingüística de alta civilización.

Y ahora se plantea una cuestión. Stonehenge, como otros monumentos megalíticos, fue una construcción compleja, expresión e instrumento de conocimientos matemáticos y cosmogónicos, testimonio de una cultura.

Siendo así, ¿cuál fue el lenguaje de esta cultura? ¿Cabe presumir que careciese de escritura, de correlativo gráfico, si nos dejó un vestigio tan evidente de correlativo arquitectónico? Sin necesidad de plantear la cuestión en un plano general, la simple consideración de las necesidades técnicas nos obliga a aceptar la idea de que hubo una escritura. Pues, a fin de cuentas, ¿cómo se habrían podido efectuar cálculos tan importantes, y dirigir operaciones de transporte de un material enorme y de innumerables brigadas de obreros a través de varios centenares de kilómetros, y organizar otras tan importantes, si se hubiese carecido de escritura? Pero, ¿cómo no queda de ella algún vestigio? Tal vez las huellas se borraron en el curso de los siglos, ante la absoluta indiferencia de los habitantes de aquellas regiones.

Atkinson presume que los instructores-constructores vinieron de Creta. ¿Utilizaron, quizá, para fijar los signos, materiales perecederos? Pero la escritura sobre tablillas de arcilla era a la sazón desconocida, y los maestros de obras disponían de piedras y de madera en abundancia.

Tal vez conviene más imaginar que, como dice la tradición bambara, «el hombre áfono se remonta a la edad de oro de la Humanidad», y que los constructores, pertenecientes a alguna casta sacerdotal, iniciados y técnicos a un mismo tiempo, realizaban mudas operaciones mentales, que se transmitían por algún medio telepático.

O que procedían a sutiles registros del pensamiento sobre materiales orgánicos o cristales especialmente preparados. O, en fin -y en correspondencia con lo que sabemos de los tabúes de lenguaje en el mundo antiguo-, que los maestros mantuvieron secretas las palabras e invisibles los signos necesarios para la edificación y el funcionamiento de aquellas colosales máquinas-templos.

Pero aunque las palabras y la escritura de los maestros permaneciesen ocultas, la ejecución de los trabajos debió de requerir signos, una escritura secundaria, una escritura visible que se ha desvanecido. Si ésta existió, fue tal vez empleada por los arquitectos corno una simple necesidad de intendencia, como un producto inferior del conocimiento secreto, el cual carecía de vehículo visible de comunicación.

Bernard Shaw, en una de sus obras, pone en escena a César. La Biblioteca de Alejandría está ardiendo. Un personaje dice que la memoria de la Humanidad va a desaparecer. «Déjala arder -responde César-. Es una memoria llena de infamia.» El amo del mundo no expresa, con estas palabras, desprecio del conocimiento, sino más bien una idea, de los Antiguos, según la cual, el lenguaje escrito no era más que un sucedáneo del verdadero saber registrado en las regiones superiores de la mente, depositado en la silenciosa memoria de los iniciados.

Platón, en Timeo, declara: «Ardua tarea es descubrir al autor y padre de este universo, y, una vez descubierto, es imposible darlo a conocer a todos los hombres.»

En, Fedro, refiere una fábula egipcia contra la escritura, cuyo empleo desacostumbra a los hombres a ejercitar su memoria y les obliga a depender de los signos. Los libros, dice, «se asemejan a los retratos, que parecen vivos pero son incapaces de responder una palabra a las preguntas que se les formulan».

Clemente de Alejandría afirma: «Escribir todo un libro es poner una espada en manos de un niño.»

Esta idea fundamental de la remota antigüedad volvemos a encontrarla, como observa Jorge Luis Borges, en el texto evangélico: «No deis las cosas santas a perros ni arrojéis vuestras perlas a puercos, no sea que las pisoteen y revolviéndose os destrocen.» Esta máxima es de Jesús, el maestro más grande de la enseñanza oral, que sólo una vez escribió en el suelo unas palabras que nadie leyó.

¿Es Stonehenge el monumento de una cultura superior, primordial y, por ello, independiente de todo vehículo visible, carente de signos gráficos de comunicación? La escritura podría representar una caída en el exoterismo, un producto secundario del lenguaje del conocimiento, un vehículo de enseñanzas accesorio para uso del común de los mortales. Sin embargo, la escritura visible fue necesaria para aquellas grandes obras. El profesor Glyn Daniel, en un artículo publicado en el Observer de setiembre de 1964, observó que el traslado de las enormes piedras de la región de Pembrokshire a la llanura de Salisbury debió plantear delicados problemas de logística, y que toda la operación debió efectuarse de acuerdo con planos, instrucciones escritas, órdenes y proyectos.  Formuló la hipótesis de mapas y planos dibujados sobre pieles o tablillas de madera. Es asombroso que, salvo Glyn Daniel, ningún pre-historiador parece haberse planteado esta cuestión.

Podríamos fundar otra hipótesis en los «quipus», o cuerdas anudadas que fueron descubiertas en el Perú y que, según se cree actualmente, servían para la transmisión de indicaciones numéricas. Unos nudos complejos pueden servir para representar números e ideas. Sabemos muy poco acerca de estas cuerdas anudadas, como tampoco de las «escalas de hechiceros» del sur de Italia o de sus semejantes de los Países Bajos, que, según la tradición mágica, servían para «anudar o desligar el viento». Si la escritura práctica de Stonehenge fue de este tipo, la tierra húmeda de Salisbury debió de destruir sus huellas desde hace miles de años.

Por último, podemos imaginar una escritura que fuese demasiado pequeña o demasiado grande para ser percibida: algo parecido al micro-punto que empleamos para los mensajes secretos, o a signos inmensos trazados en el paisaje. ¿Una manera de saber hacer sin saber decir? ¿Encontraremos un día algún vestigio de la escritura perdida y nos remontaremos, gracias a ella, al gran lenguaje de los orígenes?

Heródoto refiere un experimento de Psamético, rey de Egipto, que hizo criar a dos niños, desde su nacimiento, sin el menor contacto con lenguaje alguno. La primera palabra que pronunciaron estos niños fue «pan», en frigio, y el rey sacó la conclusión de que el frigio era más antiguo que el egipcio y había sido la lengua ya formada que había recibido el hombre.

Vemos, pues, que el enigma del lenguaje nos acosa desde siempre, desde el rey de Egipto hasta Lévi-Strauss, el cual sostiene que «el lenguaje sólo pudo aparecer de golpe…, efectuándose un paso brusco de una fase en que nada tenía sentido, a otra, en que todo lo tenía».

¿Hubo, pues, para todos los hombres, un gran lenguaje original, cuyo verbo inicial reveló la naturaleza de las cosas, su verdadero nombre y su función en la armonía universal? ¿Y se escribió el Baile de los Gigantes sobre la música de este gran lenguaje?

Por Louis P. y Jacques B.

©2014-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
El lenguaje en los pueblos primitivos,un valor privilegiado por Louis P. y Jacques B. se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://paginasarabes.com/2014/07/09/el-lenguaje-en-los-pueblos-primitivosun-valor-privilegiado.