Archivo de la etiqueta: Argelia

Cantillana rinde honor a la figura del maestro sufí Abu Madyan

Vista general del municipio de la Vega sevillana de Cantillana ©Francisco J. Domínguez
Vista general del municipio de la Vega sevillana de Cantillana ©Francisco J. Domínguez

La Cantillana de la actualidad poco conserva de su época de dominación musulmana. Ciertos vestigios históricos, parte de su trazado urbanístico, cuestiones concretas de la cultura –palabras, costumbres– y de la gastronomía. Pero, sobre todo, el vínculo con un afamado sufí de gran importancia en el mundo árabe, Abu Madyan. Cantillanero del siglo XII, su figura va a ser reivindicada y puesta en valor desde su localidad natal a través de unas jornadas internacionales con las que el Ayuntamiento también potencia su pasado histórico.




Se cumplen 900 años del nacimiento de Madyan, cuestión que se ha aprovechado para impulsar la recuperación y valoración de este personaje histórico de gran calado en el ámbito musulmán. Para ello, durante tres días, se profundizará en el conocimiento del místico poeta, patrón de la ciudad de Tlemecén, en Argelia. A través de un ciclo de conferencias, conciertos, representaciones teatrales y una exposición, Cantillana reivindicará la figura del maestro sufí y los valores de sus enseñanzas.

Desde sus orígenes humildes, como pastor huérfano en Cantillana, lugar en el que nació en 1116, llegó a ser maestro de maestros sufíes. El recinto amurallado al que su pueblo se circunscribía en aquellos entonces –el entorno conocido como barrio alto o barrio de la Iglesia– pronto le resultó insuficiente para sus ansias de aprender.

Con esa necesidad, inició un viaje de conocimiento y perfección espiritual con el que, a través del sufismo –doctrina mística del Islam– llegó a ser considerado un santo de renombre, un excelente poeta, maestro de enseñanzas que han determinado el Islam argelino y marroquí y que se han extendido por todo el mundo musulmán.

Su tumba, en las afueras de Tlemecén, es lugar de peregrinación donde se erigen en su memoria un mausoleo, una mezquita, una madraza y un baño árabe. Honores máximos que la sociedad rinde al que consideran patrón y patriarca y parte indisoluble de su cultura. Y es ahora Cantillana la que también rinde honor a uno de sus paisanos más universales.

La potenciación de la figura de Abu Madyan y su relación con el mundo árabe está recogida como uno de las ejes de actuación del Plan estratégico para el desarrollo económico de Cantillana. La recuperación de su figura se orienta hacia dos vertientes: valoración y difusión del personaje, su obra y legado desde su origen y, por otra parte, abrir vías para el turismo internacional desde la reivindicación de este icono fundamental para el mundo musulmán.

Desde la celebración del noveno centenario de su nacimiento, Cantillana apostará por profundizar en la significación histórica de su persona y de sus enseñanzas, de proyección universal.

Ello dedicándose especialmente a contribuir al desarrollo de una cultura de paz y hermanamiento con los países musulmanes del Mediterráneo.

Siguiendo las directrices marcadas por el referido plan estratégico, durante tres días se desarrollará un intenso programa de actividades orientadas al conocimiento de Madyan. Propuestas de distinto cariz para toda la población, apostando por el conocimiento académico de su obra y su legado y el acercamiento de la población a la figura de un cantillanero poco conocido.

Un ciclo de 12 conferencias se desarrollará entre las tres jornadas del evento. Serán tratados temas como la obra de Madyan, sus enseñanzas, su influjo en el Magreb, su poesía, el sufismo o la vigencia de sus enseñanzas.

Profesores de la Universidad de Sevilla, como Gracia López Anguita; Pablo Beneito, de la Universidad de Murcia; artistas como el cordobés Hashim Ibrahim; personalidades del entorno musulmán, como Cherif Ouazzani Abdellah (Casablanca, Marruecos) o Mohamed Baghli (de Tlemecén) serán parte del amplio elenco de ponentes.

Este ciclo, además, contará con la participación de hasta 100 alumnos universitarios de diferentes titulaciones, que obtendrán de su asistencia créditos de libre configuración.

Una delegación argelina participará también en las jornadas, que se complementarán con propuestas culturales.




Las actuaciones musicales de la orquesta sufí de Tlemecén, de la coral polifónica Misericordiae Chorus, de Cantillana, el grupo Túrat Al Ándalus fusión de Granada y la orquesta de la asociación Gharnata de Tlemecén; declamación de poemas de Madyan y escenificación de su vida a cargo de las Ampas de Cantillana y la exposición de unas 300 piezas del legado de Abu Madyan –cedidas por el doctor Mohamed Baghli de Tlemecén– completarán el programa.

La inauguración de una placa conmemorativa en este aniversario del nacimiento de Abu Madyan servirá para mostrar el reconocimiento explícito de Cantillana, cuyo Ayuntamiento trabaja en el hermanamiento con la localidad argelina donde descansan sus restos, para estrechar los lazos de unión entre las dos localidades que condicionaron su vida y su obra. Ambas además de plena vigencia por su testimonio de libertad, de elevación sobre el mundo material y superación de los prejuicios, el fanatismo y el sectarismo. Valores que el Ayuntamiento de Cantillana, a través de estas jornadas, apuesta también por reivindicar.

Por Francisco J. Domínguez
Con información de El Correo

©2016-paginasarabes®

Yasmina Khadra: “Dios no vive en La Habana”, éxito en Francia

Dios no vive en La Habana
Dios no vive en La Habana

Historia de amor entre un veterano cantante de cabaret y una joven que representa la nostalgia por la belleza de la juventud, la novela Dieu n’habite pas La Havane, o Dios no vive en La Habana intenta descubrir los misterios de una ciudad fascinante, a través del improbable idilio entre Juan del Monte Jonava, apodado Don Fuego, quien viene de vuelta de todo, y Mayensi, una joven con cabellos rojos que quisiera tenerlo todo.

La novela es también un viaje al país de las paradojas y los sueños, pues Yasmina Khadra combina la reflexión nostálgica sobre la juventud perdida, la promesa de un mañana dichoso, con las contingencias de la vejez, la jubilación, el declive, al tiempo que la novela accede a la música y la cultura cubana.

La trama novelesca juega con ficciones como la privatización del Buena Vista Café que condena al protagonista a vagabundear de un lugar a otro, con la sensación de haberlo perdido todo. En su deambular nocturno es que encuentra a esta joven misteriosa y pierde la cabeza por ella, que tiene un tercio de su edad.

Después de su novela anterior La dernière nuit du Raïs que intentaba entrar en la piel del líder libio Mouammar el Gueddafi, el escritor argelino Yasmina Khadra prefirió dejar de lado todos los conflictos de su Argelia natal y del mundo árabe, y viajó a Cuba durante varios meses para reunir material e inspiración para Dieu n’habite pas La Havane, publicada simultáneamente por ediciones Julliard (Francia) y Casbah (Argelia).

Autor de novelas como L’Attentat, Ce que le jour doit à la nuit, A quoi rêvent les loups y la mencionada La dernière nuit du Raïs, Yasmina Khadra regresa a la popularidad con este cuento apasionado, violento y destructivo, que responde al principio de Erase una vez en La Habana, en el cual la ciudad ocupa un lugar esencial, protagónico.

La crítica francesa más seria apunta sobre la superficialidad del retrato de un país que Khadra pretende retratar a través de evidentes clichés y de personajes estereotipados cuyos diálogos carecen de profundidad. Sin embargo, Dieu n’habite pas La Havane ha reconquistado al público para un escritor habituado al éxito, mientras que otro sector de la crítica le reconoce una construcción sólida al relato, redactado con una escritura lúcida y afectuosa.

Por Joel del Río
Con información de CiberCuba

©2016-paginasarabes®