Archivo de la etiqueta: Magreb

Cocina Árabe – Harissa – Salsa picante

La harissa es una salsa picante y especiada de origen tunecino cuyo uso se ha extendido por el norte de África y Oriente Medio. Su utilización gastronómica no se limita a una salsa para acompañar todo tipo de platos en la mesa, también es usada en la cocina como condimento y como ingrediente para la elaboración de recetas tradicionales.

En algunos países del Maghreb, como Argelia y Marruecos la han adaptado a sus gustos. Encontramos algunas variantes que incluyen alcaravea u otras aromáticas y especias para aromatizarla. Sin embargo, en Túnez, la afición al picante es tal, que llegan a utilizar la receta más picante de la harissa incluso en la preparación de distintos tipos de bocadillos.

Hay distintas recetas para hacer harissa, esta que les ofrecemos hoy aquí, es una de las más utilizadas en Marruecos y está aromatizada con alcaravea, comino, cilantro y hierbabuena o menta. También se le ha incorporado ajo.

La harissa se comercializa preparada en establecimientos especializados en productos gastronómicos del Maghreb, pero si se deciden a prepararla en casa pueden ir adaptándola a su gusto. Se conserva cubierta con aceite de oliva dentro de un frasco esterilizado cerrado, hasta 6 meses refrigerado.


Ingredientes

125 gr. de ajíes picantes rojos secos.
10 dientes de ajo.
1 cucharada (sopera) de hierbabuena o de menta.
1 cucharada (sopera) de cilantro molido.
1 cucharada (sopera) de comino molido.
1 cucharadita (de café) de semillas molidas de alcaravea.
100 ml. más una cucharada (sopera) de aceite de oliva  extra virgen.
½ cucharadita (de café) de sal.


Preparación

Escurrir los ajíes e introducir  en un mortero o procesador de alimentos.

Añadir los ajos troceados, 1 cucharada (sopera) de hierbabuena o de menta (según gusto), otra de cilantro molido y otra de comino también molido, 1 cucharadita (de café) de semillas de alcaravea molidas, 1 cucharada de aceite de oliva y ½ cucharadita (de café) de sal..

Moler todo hasta conseguir una pasta muy espesa, casi compacta.

Conservar la pasta en frasco esterilizado cubriendo con una fina capa de aceite de oliva. Conservar refrigerado. Su tiempo de conservación es de 6 meses.


Nota:

Los ajíes picantes, Chiles o guindillas (nombres dados según la región), tienen un sabor picante gracias a la capsaicina. “Pesticida” natural generado por estos frutos para alejar posibles insectos y herbívoros, y hongos que puedan destruir sus semillas.

El motivo de que unos ejemplares piquen y otros no, o de que presenten diferentes niveles de picante, se debe a las condiciones en las que crece el fruto. Perteneciendo al mismo entorno, o incluso a la misma planta, hay frutos que salen más picantes que otros, y es que no todos reciben los mismos nutrientes.

La alcaravea o comino de prado, Carum carvi, efectivamente tiene un gran parecido con el comino, tanto en aspecto como en sabor, aunque su semilla es de mayor tamaño y ligeramente curvada, a diferencia de aquel. Aunque tiene un sabor picante y un aroma parecido más al anís.


Con información de Balansiya


©2019-paginasarabes®

La importancia de la belleza en las mujeres árabes

Las mujeres árabes dan mucha importancia a su apariencia personal.

Desde hace más de 5.000 años, desarrollaron productos de belleza que han acompañado a la mujer árabe a través de los tiempos.

Así es como hasta nuestros tiempos, los cosméticos y la perfumería han acompañado a la mujer desde Medio Oriente, y desde allí, al resto del mundo.

Sin duda las que han marcado tendencia han sido las antiguas egipcias, sin desmerecer a las mujeres de la antigua Babilonia y a las persas, quienes incursionaron en la utilización de cosméticos para acentuar su belleza.

Las técnicas de depilación

En la antigüedad las mujeres utilizaban un sistema de hilo de algodón para depilarse el rostro, técnica que hasta hoy dominan. Consiste en tomar dos hilos finos entre los dedos de las manos y cruzarlos en forma de X, enrollando el hilo alrededor de sí mismo con movimientos controlados sobre el vello, permitiendo así la extracción del vello facial similar a la depilación con pinza.

Los ojos y el kohl

El kohl es un producto antiguo muy utilizado para definir las cejas y el contorno de los ojos. Si bien cumple una función estética, también era utilizado para proteger los ojos de las arenas del desierto y de la luz del sol. Es por eso que los hombres también “delineaban” sus ojos con este producto como medida de protección.

Estaba compuesto de galena molida, un mineral del grupo de los sulfuros. Además incluía en su composición hierbas medicinales como neem, azafrán e hinojo. Era diluido en un medio líquido como leche, grasas animales, aceite o agua.


Labial

Los primeros indicios del uso del labial para resaltar el color de los labios data de 5.000 años en la antigua Mesopotamia. En el antiguo Egipto, los colores de los labiales se obtenían a partir de la mezcla de mucus-algín, yodo, bromo o escarabajos carmín triturados. Luego se perfeccionaría la técnica de elaboración del labial realizando el mismo con una base de cera de abejas y un pigmento vegetal.

Perfumes

Los aromas florales fueron los elegidos por las mujeres en todos los tiempos. Realizados a partir de aceites esenciales de distintas especies de flores, macerados en una base alcohólica.

El cabello

La mujer árabe por cuestiones culturales no mostraba su cabello en público, no les impedía lucir en la intimidad del hogar una hermosa cabellera cuidada con elementos naturales como aceite de oliva y con el tinte dado por el uso de henna, que le daba un tinte rojizo o negro.

Si bien la belleza de la mujer árabe es armoniosa e involucra a todo su cuerpo, sin lugar a dudas, los ojos son los de mayor importancia.

Esto se debe a que la mayor parte del tiempo cubrían sus rostros con un velo dejando los ojos al descubierto. Es así como era preponderante e importante darle un marco de belleza.

La cultura oral de los antiguos pueblos nómadas permitía instruir a la mujer en el arte de la belleza y la seducción.

Las mujeres de las tribus nómadas solían usar esta frase para significar la importancia de los ojos de una mujer a la hora de encontrar esposo…

“Que sus cejas sean como el arco de tu amado siempre firme en su mano”

“Que tus pestañas sean como sus flechas prontas a alcanzar su corazón

“Que tu mirada sea como la herida mortal del amor, que anide en él y viva allí para siempre”.


©2019-paginasrabes®

Ghriba de Almendras

Estas galletas son típicas de Marruecos. Su sabor y textura hacen de ellas una exquisitez de la pastelería de todo Medio Oriente.


Ingredientes para 30 unidades. aprox.

250 gr harina de almendras
7 gr de polvo para hornear
125 gr azúcar glacé
1 pizca sal
4 yemas de huevo
ralladura de 1 limón
15 gr agua de azahar
30 gr mantequilla pomada
Azúcar glacé para rebozar las galletas
Almendras para decorar

Preparación

Precalentar el horno a 180°

En un bol amplio añadir los ingredientes secos (harina almendra, sal, azúcar glacé y levadura) Mezclar todo muy bien.

Añadir una a una las yemas de huevos hasta integrarlas por completo.

Agregar la ralladura de limón el agua de azahar y mezclar todo muy bien.

Continuar añadiendo la mantequilla pomada e integrándola por completo a la masa.

Lograr una masa homogénea. Mojar las manos con un poco de agua de azahar y hacer bolitas del tamaño de una nuez, rebozando una a una en el azúcar glacé.

Colocar una almendra sin piel sobre cada galleta presionando un poco.

Hornear unos 15 minutos a 180° (la base debe dorarse ligeramente ,la galleta no debe dorarse).




©2018-paginasarabes®