Archivo de la etiqueta: Omán

Kazeh, Unyamwezy y el comercio con los omaníes

Damas fumando. Kazeh 1860

Hablando con propiedad, Kazeh, punto importante del África central, no es una ciudad; a decir verdad, en el interior no hay ciudades. Kazeh no es mas que un conjunto de seis vastas excavaciones, repleto de barracas y chozas con patios y huertecillos cuidadosamente cultivados; allí crecen cebollas, patatas, berenjenas, calabazas y setas de un sabor delicioso.

El Unyamwezy es la tierra de la Luna por excelencia, el fértil y espléndido jardín de África. En el centro se encuentra el distrito de Unyanembé, deliciosa comarca donde viven perezosamente algunas familias de omaníes, que son árabes de origen muy puro.

Durante mucho tiempo se dedicaron al comercio en el interior de África y en Arabia; traficaban en gomas, marfil, telas de algodón y esclavos; sus caravanas surcaban aquellas regiones ecuatoriales, y aún van a buscar a la costa objetos de lujo y de placer para mercaderes ricos, los cuales, rodeados de mujeres y criados, llevan en aquella encantadora comarca la existencia menos agitada y más horizontal posible, siempre tumbados, riendo, fumando o durmiendo.

Alrededor de esas excavaciones, numerosas barracas de indígenas, grandes extensiones para los mercados, campos de cannabis y de datura, hermosos árboles y frescas sombras: eso es Kazeh.

Es el punto de cita general de las caravanas: las del sur, con sus esclavos y cargamentos de marfil, y las del oeste, que exportan algodón y abalorios a las tribus de los Grandes Lagos.


Así es que en los mercados reina una agitación perpetua, una algarabía indescriptible donde se mezclan gritos de vendedores ambulantes mestizos, ruido de tambores y cornetas, relinchos de mulos, rebuznos de asnos, cantos de mujeres, chillidos de chiquillos y golpes de vara del imadar *, que en aquella sinfonía pastoral es quien marca el compás.

Allí se exhiben desordenadamente, o, por mejor decir, con un desorden encantador, telas vistosas, sartas de abalorios, objetos de marfil, dientes de rinoceronte y de tiburón, algodón, miel, tabaco; allí se llevan a cabo las más extravagantes transacciones mercantiles, en las que cada objeto sólo tiene valor en función de los deseos que excita.

Por Julio Verne


*Jefe de la caravana


©2019-paginasarabes®

La herida de la ventana – Saif al-Rahbi

La herida de la ventana que veo día a día
ilumina la noche
como una linterna que alumbra la ilimitada profundidad
de la herida humana.

Saif al-Rahbi

©2017-paginasarabes®

Mascate:una ópera fastuosa

Interior de la Royal Opera House de Mascate ©F. Carrión
Interior de la Royal Opera House de Mascate ©F. Carrión

Cuando su voz atronó en la inauguración de la Royal Opera House de Mascate, Plácido Domingo quedó impresionado por el templo de mármol italiano y madera birmana que había nacido de la nada en la árida y ardiente capital de un sultanato despojado de tradición musical. Tras cuatro años de singladura, la institución que deslumbró al tenor español es la envidia de los monarcas vecinos, que han decidido invertir sus petrodólares en edificar sus desvelos operísticos.

«Fue una noche emocionante. Tuvimos una personalidad de talla internacional como Plácido Domingo con una producción como el Turandot de Giacomo Puccini», recuerda Naser Al Tafee, uno de los directivos de la Ópera, desde el lujoso vestíbulo de imponentes pilares, artesonados de madera y deslumbrantes paredes de mármol. «Plácido admiró la acústica y la profesionalidad. El teatro, construido por completo de madera, es único en el mundo», agrega el funcionario omaní.

La presentación en sociedad de la Ópera, la joya de la corona del pequeño sultanato de Omán, fue un acontecimiento fastuoso. Corría octubre de 2011 y ni siquiera el ambiente de convulsión que recorría el mundo árabe empañó un estreno en el que, además de seducir al artista madrileño, se contrató a unos 350 músicos italianos. Desde entonces la programación no ha decaído. «Han pasado por aquí Andrea Bocelli, Renée Fleming, la orquesta de la BBC o el Mariinsky Ballet. Los mejores músicos, orquestas y ballets del mundo», presume Al Tafee.

La mole de resplandeciente y cegador mármol blanco, con la fisonomía de los fuertes que pueblan Omán, se extiende por un recinto de 80.000 metros cuadrados. La mitad de la superficie está dedicada a cuidados y frondosos jardines que abrazan al edificio, un capricho personal del sultán Qaboos. El monarca absoluto, hoy un septuagenario de salud quebradiza, fue educado en Reino Unido y es un ferviente amante de la música clásica. «La música clásica es una de sus pasiones junto a la astrología o la política. Su afición ha hecho posible un lugar como éste», reconoce su compatriota.

Nada ha quedado al azar en su formidable interior ni se ha escatimado un solo rial en su decoración. Celosías de madera (mashrabiya, en árabe), usadas en la arquitectura tradicional árabe, adornan los pasillos que dan al vestíbulo donde se expone la exclusiva colección de instrumentos antiguos del sultán. Las gigantescas lámparas que cuelgan en varias estancias, talladas en Austria, se inspiran en la época mameluca y el mármol de suelo y muros acoge elaboradas filigranas. «Hay también elementos de Al Andalus y de la presencia árabe en el sur de España porque lo consideramos una extensión de nuestra cultura», señala Al Tafee.

Tampoco falta, entre tanto alarde de finura, la tecnología más puntera. En cada uno de los asientos una pantalla táctil permite al espectador leer los subtítulos y el programa de cada actuación. Y el auditorio es capaz de mudar de teatro, con su foso destinado a la orquesta, a sala de conciertos. «Tenemos 850 plazas para ópera y 1150 para conciertos. Programamos unos 80 espectáculos al año y, como en Europa y Estados Unidos, tenemos que luchar para acercar la ópera al gran público. Organizamos actos gratuitos para escolares y a precios reducidos para familias», apunta el directivo.

«Se está convirtiendo en un lugar donde gente de todo el mundo se encuentra y disfruta de la experiencia artística», subraya Al Tafee. El éxito del recinto -cuyo presupuesto total se desconoce- ha animado a los vecinos del golfo Pérsico a plantar cara a los ulemas más pacatos que tildan la más leve melodía como «haram» (pecado) y acariciar el sueño de su propia Ópera. Dubai y Kuwait han anunciado su intención de levantar recintos y Doha cuenta desde 2010 con un centro de artes escénicas.

«Son muchos -admite- los países de la región que están construyendo su ópera. Hemos servido de inspiración para que otras naciones inviertan en cultura, fomenten el talento local y creen nuevos empleos». Y, con el orgullo desatado, agrega: «La ópera es la culminación de más de 40 años de esfuerzos de su majestad. Desde los años 70 contamos con bandas militares y en 1985 fundamos una orquesta sinfónica de reputación internacional formada íntegramente por omaníes. Ese es su legado».

Por Francisco Carrión
Con información de El Mundo

©2015-paginasarabes®

Mezquita Al Zulfa en Seeb – Oman

Mezquita Al Zulfa en Seeb - Oman
Mezquita Al Zulfa en Seeb – Oman

 

©2013-paginasarabes®

Arquitectura Islámica 2

Arquitectura Islámica 2

Mezquita Al Zulfa en Seeb - Oman
Mezquita Al Zulfa en Seeb – Oman

Un elemento muy importante en el arte musulmán es la decoración y la rica ornamentación que adornan y enmascaran los pobres materiales arquitectónicos. Es común al gusto musulmán dedicar un mayor cuidado a la decoración interior, con riquísimos mosaicos, yeserías, placas de mármol, cerámica esmaltada, etc., mientras que las fachadas exteriores ofrecen una sorprendente simplicidad, que sólo se abandona en portadas y recubrimiento de cúpulas. La influencia bizantina es palpable en la elección de temas decorativos. Ya hemos que se excluyen los temas animados y gozan de predilección los de carácter vegetal presentados de forma estilizada, los atauriques, los de trazado epigráfico (con trazos rectos o cúficos y trazos cursivos o nesijíes), y los motivos geométricos, a modo de estrellas, polígonos y lazos combinados con soluciones infinitas (lacería). Además, un recurso muy utilizado es reiterar y repetir los elementos decorativos, que se multiplican hasta el infinito. La repetición unida a la densidad ornamental contribuyen a crear ese efecto de movilidad y agitación. Muy normal son las ventanas de piedra caladas con motivos geométricos o vegetales, llamadas celosías. También, en el exterior de los edificios se utiliza la cerámica vidriada, que posee un peculiar brillo metálico.

También anotar que en Al-Andalus, durante el dominio Almóhade (1146-1236), es característico el uso de una abundante decoración que llega a enmascarar el nítido esquema constructivo empleado (esta decoración es importada del norte de África). Son característicos los llamados «Paños de sebka», peculiares redes de rombos que se prolongan infinitamente y cubren todos los espacios lisos.

©2013-paginasarabes®

 

Arquitectura Islámica 1 / Arquitectura Islámica 3

Sopa de tiburón – Iván Restrepo

tiburon
© Cine Chat

Comercio de aletas de tiburón amenaza con extinguir ciertas especies

La científica marina Rima Jabado ha pasado los últimos tres años visitando muelles de los Emiratos Arabes Unidos y en los mercados de pescado de Dubai, hablando con pescadores y preguntándoles sobre tiburones. Lo que ella ha oído de ellos, dice, es que el número de tiburones se ha disminuido enormemente en las cálidas aguas del Golfo Pérsico.

La causa: el creciente y gran apetito de China por las aletas de tiburón como ingrediente en sopa. Los cálculos varían, pero el comercio de aletas de tiburón suma cientos de millones de dólares al año y decenas de millones de tiburones son capturados cada año por sus aletas. Algunos expertos calculan que la cantidad de tiburones de ciertas especies ha caído hasta en un 90%.

Dubai se ha convertido en un importante proveedor de aletas, según Naciones Unidas. El quinto mayor exportador en el mundo, es el lugar de subasta por aletas no sólo de sus aguas, sino también de Omán y otras naciones de Medio Oriente y naciones africanas que envían tiburones y aletas a Dubai para su venta. Las exportaciones de Dubai son de alrededor de 500 toneladas de aletas de tiburones y otros productos de tiburón al año a Hong Kong, a donde se envía alrededor de la mitad de las aletas de tiburón pescadas en todo el mundo.

El comercio es legal, aunque se han hecho esfuerzos para prohibir la práctica de cortarle a los tiburones las aletas y regresar el resto al mar, incluso a veces aún vivos. Hace cuatro años, debido a presión internacional, los Emiratos Arabes Unidos se unieron a un creciente número de países que prohibieron dicha práctica.

Pero Jabado dijo que se necesita hacer más. Conocer el efecto de la pesca en la población de tiburones es difícil —razón por la cual Jabado intenta compilar datos duros sobre el tamaño de la población de tiburones en el golfo y cuantificar el comercio de aletas. En los muelles, la investigadora canadiense entrevista a pescadores sobre el tamaño de su pesca y la ubicación donde pescan. Ella recolecta esa información junto con muestras de ADN de cada tiburón pescado. Asimismo, etiqueta tiburones en las aguas de los Emiratos Arabes Unidos para rastrear sus movimientos.

Sólo si hay cifras precisas que muestren que hay una reducción en el número de tiburones de ciertas especies, dice, el gobierno empezará a actuar.

Sopa de Tiburón por Iván Restrepo

Hace tres años, en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, mejor conocida por sus siglas en inglés, CITES, fue imposible lograr los votos necesarios (dos tercios de los países miembros) para dar mayor protección internacional a varias especies de tiburón y rayas. Aunque no se encuentran en peligro de extinción, sí son víctimas de la sobrexplotación y las nocivas prácticas de pesca que alientan unos pocos países consumidores, especialmente de las aletas de tiburón.

Pero durante la última convención, celebrada en Bangkok, hubo el número de votos para que cinco especies de tiburones figuren en el Apéndice II del CITES, en el cual se incluyen las especies severamente afectadas: el tiburón oceánico ( Carcharhinus longimanus), tres especies de tiburón martillo ( Sphyrna lewini, Sphyrna mokarran y Sphyrna zygaena), el marrajo sardinero ( Lamna nasus) y dos especies de mantarrayas ( Manta birostris y Manta alfredi). La medida fue aplaudida por científicos, organizaciones ecologistas y protectoras de la vida animal y asociaciones de pesca responsable, pero está por verse si la cumplen las flotas pesqueras que patrocinan algunos integrantes de la convención y que se distinguen por depredar tiburones y rayas en los mares del mundo.

La mala fama de que gozan los tiburones en buena parte se debe a la taquillera, sensacionalista y desinformadora película de Steven Spielberg, de 1975. Porque los tiburones cumplen un importante papel en la vida marina. Sin embargo, se calcula que cada año mueren unos 100 millones de ejemplares solamente para elaborar una sopa de alta demanda especialmente en China, Tailandia y Japón, donde los consumidores pagan elevados precios por ella. En México ese «manjar» no es apreciado. Es la carne de tiburones y rayas la que se vende en los mercados, en ocasiones haciéndola pasar por la de otras especies.

Y en cuanto a las rayas (o mantarrayas), la milenaria medicina tradicional china atribuye a sus agallas propiedades especiales, por lo que la depredación de sus poblaciones crece año con año. Cuando, al igual que los tiburones, contribuyen a la buena salud de los ecosistemas marinos de cuya riqueza depende la alimentación y el empleo de millones de personas que viven en las costas del mundo. Además, forman parte de los programas de turismo ecológico, sostenible, que finca su éxito en admirar y convivir con especies muy diversas. Como sucede también con el tiburón ballena cerca de la isla de Holbox.

Mencionemos a los países más reacios a dejar de depredar tiburones, rayas y otras especies: Japón, China, Tailandia, Singapur. Sostienen que no es en las convenciones del CITES donde se debe regular su pesca. Y, en el colmo, afirman que distinguir la aleta del tiburón martillo es muy difícil, pues se confunde con las de los demás. Hasta el pescador menos ducho lo sabe. Mucho más los barcos pesqueros de esos países y de los que están a su servicio cual piratas modernos.

En México existe una norma oficial, la 029, publicada en 2007 y que regular la pesca de tiburones y rayas. Es fruto de más de 15 años de trabajo y se le opusieron especialmente los empresarios de la pesca deportiva de Baja California, encabezados por un senador del PAN. Y es que en menos de dos décadas la captura de tiburón en aguas nacionales disminuyó una cuarta parte. La norma también incluye disposiciones para garantizar el hábitat de las tortugas y mamíferos marinos y el buen estado de los arrecifes coralinos.

Dicha norma debe mejorarse y, sobre todo, cumplirse, pues continúa la depredación de tiburones y rayas. De los primeros, sólo para cortarles las aletas. Luego los regresan al mar, donde mueren lenta, dolorosamente. El nuevo gobierno necesita cumplir su promesa de que dará un giro radical al sector pesquero, a fin de elevar la calidad de vida de las familias que lo integran y garantizar la existencia de especies hoy diezmadas o en peligro de extinción. Será la mejor forma de caminar hacia la sustentabilidad que garantice la salud ambiental de nuestros mares, ríos y lagos. Y que éstos sigan siendo fuente de empleo, alimento y divisas.

Con información de : La Jornada    y  SOi

©2013-paginasarabes®

El Barça ya cuida 1.000 niños en Omán

Hoy presenta en aquel país un ambicioso despliegue de su programa FutbolNet, adaptado a la cultura, mentalidad y sociedad árabe

barça_oman

El FC Barcelona, a través de su Fundació, presenta hoy una experiencia singular y única, la implantación de su programa FutbolNet en Oman, uno de los reinos del mundo árabe donde existen áreas que requieren políticas eficaces de integración social y de riesgo de exclusión infantil y juvenil.

La iniciativa, que ha levantando una importante expectación mediática en Omán, es el resultado de una actuación conjunta de la Fundació FCBarcelona y de la poderosa Shell, una compañía con importante presencia e intereses en la zona que ha elegido la Fundación azulgrana como la herramienta más fiable y útil para sus actividades de responsabilidad social corporativa.

Shell patrocinará en Omán el programa FutbolNet que el Barça ya ha exportado a Brasil y que ha conseguido un arraigo extraordinario en Catalunya. FutbolNet tiene como objetivo la integración social y la mejora de la convivencia, el respeto y la tolerancia entre escolares de distintas etnias en las escuelas y barrios con conflictos racistas o de inmigración.

Shell estudió la eficacia de esta metodología y le propuso al Barça adaptarla a países como Qatar, Irak y Oman.

La primera experiencia se realizará en cuatro ciudades de este país, en la capital Muscat y también en Sohar, Bidiya y Barkaa, donde mil niños (250 en cada población) se beneficiarán del proyecto.

El reto ha sido adaptar a la mentalidad, cultura y sociedad árabe los procedimientos y la pedagogía del programa. También la formación de monitores y educadores nativos en un plazo de tiempo relativamente breve. La Fundació pensó que podía añadir un valor laboral y profesional a este nuevo colectivo de monitores que desarrollarán allí, con los niños de Omán, el FutbolNet. Se trata de formarlos y acreditarlos con un título homologado para que, más allá de esta experiencia, puedan dedicarse a trabajar con niños en otros ámbitos. La Fundación del FC Barcelona llegó a un acuerdo con la Fundació Pere Tarrés que ha certificado la formación de estos educadores. Una forma de facilitar después su integración laboral en el amplio espectro de la educación infantil y juvenil. Está previsto que el programa arranque antes de finales de este mes de febrero en Omán.

Nota de Bitácora: el equipo de Páginas Árabes aplaude la obra emprendida por el Barça en Omán,y anticipa que,aplaudirá de pie y con mayor énfasis,cuando tan importante obra sea llevada a cabo en Palestina y en los campos de refugiados.(¿Será que la ausencia de petróleo en Palestina no motiva a Shell a ser tan caritativa y humanitaria?).

Por Francesc Perearnau
Fuente: Mundo deportivo

©2013-paginasarabes®