Archivo de la etiqueta: Bahrein

Pecado – Qassim Haddad

Oh rey
nosotros somos los súbditos de los que tú te ufanas
delante de las naciones
Estamos cansados de esta gloria
¿Por qué entramos en este túnel infernal?
No hay luz,
ni un susurro, ni una conversación.
la fábula duerme aquí.



Doblamos las armas igual que si fueran capas,
después de largos intervalos de amuletos.
Nos sumergimos entre las mandíbulas
de las conjeturas como si nos hubiera emborrachado el éxtasis de los
finales.
Nuestro viaje fue abominable.

Qassim Haddad

©2019-paginasarabes®

Todos – Qassim Haddad

Antigua boda baghdadí – Alí al-Tajir

Todos

Todos dijeron
Que eso no valía la pena
Todos dijeron
Que yo intentaba apoyarme
Sobre el polvo del sol
Y que la amada
Enfrente – junto al árbol contra el cual
Yo me mantenía en pie –
Era inalcanzable
Todos dijeron
Que esta montaña de sal
No me daría un solo vaso de vino
Todos dijeron
Que era imposible danzar sobre un solo pie
Todos dijeron
Que la noche transcurriría sin luces
Todos dijeron
Y todos vinieron a la fiesta.

Qassim Haddad



Qassim Haddad nació en 1948 en Bahrein. Libros publicados: Good Omen, 1970; Exodus of Hussain’s Head from the Traitorous Cities, 1972; The Second Blood, 1975; The Heart of Love, 1980; Resurrection, 1982; Relating, 1982; Splinters, 1983; Walking Guarded with Ibexes, 1986; ALNNAHRAWAN; Solitude of the Queens; and Qassim’s Grave, 1997. También escribió algunos libros de prosa, tales como: The Breasts (con Amin Salih); Critique of hope (Beirut); The Story of Majnoon Layla; Not by this Way nor by the other, 1997; Theatre in Bahrain, Experience and Horizon, 1980. Es miembro fundador de Bahrein Writers Asociation, establecido en 1969 y de Awal Theatre en Bahrein. Pertenece al Comité Editorial del periódico literario Kalemat.


©2018-paginasarabes®

Reino de Bahréin, aliado geopolítico clave para Occidente

Otrora uno de los socios más importantes del Imperio británico en el Golfo Pérsico, ahora alberga la quinta flota de los Estados Unidos.

Bahréin, según la nomenclatura de la ONU—, oficialmente el Reino de Baréin (en árabe, مملكة البحرين Mamlakat al-Baḥrayn), es un Estado soberano insular asiático situado en la costa este del golfo Pérsico, cuya forma de gobierno es la monarquía constitucional. Su territorio está organizado en cinco gobernaciones y su capital es la ciudad de Manama.

Se cree que Bahréin fue el hogar de la civilización Dilmún en la antigüedad.​ En tiempos posteriores las islas pasaron a ser gobernadas por los imperios persas de los Partos y los Sasánidas. Sus habitantes fueron de los primeros en convertirse al islam, en el 628 d. C. Tras toda la Edad Media bajo dominio árabe, en 1521 los portugueses ocuparon las islas, aunque éstos fueron expulsados en 1602 por el Sah Abás el Grande, del Imperio safávida. En 1783 la tribu Bani Utbah arrebató el control de las islas a la dinastía Kayar  y desde entonces han estado gobernadas por la dinastía Al Jalifa. A finales del siglo XIX, después de la firma de varios tratados con los británicos, Bahréin pasó a ser un protectorado del Reino Unido, situación que se prolongó hasta que el país europeo se retiró de la región en los años 1960 y el país proclamó su independencia en 1971. Formado inicialmente como Estado,  se declaró reino en 2002. En 2011 comenzó en el país una rebelión inspirada por la Primavera Árabe.

El Reino de Bahréin es a menudo retratado como una de las economías más desarrolladas en el Golfo Arábigo. Sin embargo, hay una narrativa alternativa incómoda de este pequeño grupo de islas. Una narrativa centrada en la represión estatal, la censura y las restricciones políticas. Cerrando un ojo en la creciente represión, es una buena estrategia a corto plazo para los países europeos, pero podría dañar gravemente sus relaciones.

El Reino de Bahréin es a menudo retratado como una de las economías más desarrolladas en el Golfo Arábigo. Fue uno de los primeros países en los que se descubrió el petróleo y fue uno de los primeros países en intentar construir una economía diversificada post-petróleo basada en la industria bancaria y con una mano de obra altamente calificada. Bahréin logra buenos resultados en indicadores económicos, como el índice de desarrollo humano o el PIB per cápita. Sin embargo,  está fuertemente basado en Arabia Saudita, su principal socio comercial, y necesita que la inversión extranjera siga siendo competitiva.

Por esta razón,  al igual que la mayoría de los países del CCG, gasta enormes cantidades de dinero en campañas de relaciones públicas que organizan conferencias internacionales y eventos deportivos como el Gran Premio de Bahréin o la construcción de un equipo fuerte olímpica a través de la naturalización. Al mismo tiempo, la familia real tiene relaciones amistosas con sus homólogos europeos, una preciosa imagen de señuelo. Aunque la monarquía controla el gobierno y la mitad del parlamento fuertemente, Bahréin se describe comúnmente como monarquía constitucional, que la hace parecer más tolerante y progresista que su gran vecino, Arabia Saudita.

Sin embargo, hay una narrativa alternativa incómoda de este pequeño grupo de islas. Una narrativa centrada en la represión estatal, la censura y las restricciones políticas. En 2011, año de la Primavera Árabe, las calles de Manama se llenaron de manifestantes que exigían mejores condiciones económicas y libertad política, aunque las reivindicaciones se intensificaron y se requirió el retiro de la familia real. La revolución del gobierno fue brutal y por primera vez la Fuerza de Escudo de la Península (un proyecto de defensa conjunto de los países del CCG) fue desplegado como una fuerza anti-disturbios con tropas de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

A partir de ese momento, el gobierno aumentó la represión y cientos de activistas, disidentes y figuras de la sociedad civil fueron encarcelados. Ha habido llamadas periódicas a la acción y la ola de protestas, que han llevado a una escalada de la represión. Los últimos acontecimientos fueron la disolución de al-Wefaq , el principal grupo de oposición, y la detención de su líder, religioso chiíta Ali Salman, que también ha sido privado de su nacionalidad ; así como la detención de dos activistas que criticaron el apoyo de Bahréin a las acciones sauditas en Yemen.

La situación, sin embargo, en última instancia, no es nueva. Un informe de 1985 señala que desde 1975, los habitantes de Bahrein han vivido en un estado de emergencia virtual que ha empujado todas las formas de oposición política subterránea a la clandestinidad. En 1980, como hoy, el grupo de oposición más importante era predominantemente chiíta. Sus preocupaciones no eran religiosas, sino económicas y políticas. En 1990 hubo también oleadas de protestas que fueron suprimidas por el gobierno.

La mayoría de los medios occidentales describen los conflictos internos de Bahrein como un reflejo de la división entre chiíes y sunitas, que presuntamente afecta a todo el mundo árabe. De acuerdo con este punto de vista, la ola de protestas en 2011 se originó por la alienación de los chiítas, que son la mayoría de la población, pero son excluidos por el gobierno controlado por sunitas y las fuerzas de seguridad. Según algunos comentaristas, este retrato de una escisión entre sunitas y chiítas sólo beneficia a la familia real. Además, no es muy preciso.

Es cierto que el gobierno está dirigido por sunitas y en cierta medida han podido retratar a la oposición como conspiradores chiíes, amenazando la estabilidad y la prosperidad del reino. De hecho, la mayoría de los chiíes son engañados por el gobierno, independientemente de su nivel socioeconómico. Sin embargo, no todos los suníes son extenuantes defensores de la familia real. Muchos de ellos participaron en las protestas, especialmente las pertenecientes a los sectores más pobres de la población. La estabilidad del régimen, por lo tanto, depende de su éxito en mantener a los fieles sunníes alimentando la recíproca sospecha y el odio sectario: dividir y conquistar.

Bahréin es un aliado geopolítico clave para Occidente, ya que alberga a la Quinta Flota de Estados Unidos. Antes de éso, fue uno de los socios más importantes del Imperio británico en el Golfo Pérsico, una relación que se conmemora este año. Desde su independencia formal en 1971, Bahrein fue gobernado por la familia Al Khalifa, que controlaba el país a finales del siglo XVIII. El país mantiene fuertes relaciones con otras monarquías de la península arábiga, que han colaborado en la prestación de ayuda financiera y militar durante los últimos años. Cerrar la ola de la creciente represión de Bahréin es una buena estrategia a corto plazo para los países europeos, pero podría dañar gravemente su relación con el archipiélago árabe si cae el régimen.

Por Alejandro Salamanca Rodríguez
Con información de  Islam Contemporáneo

©2017-paginasarabes®

Diseñadores árabes presentan vestido con la imagen de Putin

festival_international_ peace_fashion_moscou
Festival International Peace Fashion à Moscou

Sin buscarlo, el presidente ruso se convirtió en el héroe de un desfile de moda, llevado a cabo en el marco del foro de la cultura árabe en Moscú, según el diario senegalés Le Quotidien.

En el vestido, elaborado para la ocasión por la renombrada diseñadora de Emiratos Árabes, Mona Al Mansouri, Vladímir Putin aparece con un kimono como símbolo de fuerza y rodeado de ángeles y rosas.

Según Mansouri, el vestido lleva un claro mensaje político y humanista a la sociedad rusa: «Nosotros los árabes estamos de su lado».

La prenda no solo atrajo el interés de los participantes del foro sino de las redes sociales.

El propósito del foro de cultura árabe, organizado por la embajada del Líbano en Moscú, fue establecer un puente entre el Este y Oeste y fortalecer el diálogo entre las civilizaciones. Aparte de los diplomáticos, asistió al evento la princesa de Bahréin, Meriam Al Khalifa.

Con información de:Sputnik

©2016-paginasarabes®

Palestino de la Franja de Gaza gana concurso «Arab Idol»

mohammed-assaf_
Mohammed Assaf triunfador del concurso «Arab Idol» © Reuters

Los palestinos celebraron con júbilo la victoria en el concurso «Arab Idol» de Mohammed Assaf, quien nació en Libia y a los cuatro años se trasladó junto a su familia al campo de refugiados Khan Younis de la Franja de Gaza.

Decenas de miles de personas festejaron en este enclave a orillas del mar Mediterráneo y también en Cisjordania el éxito de su astro, de 23 años, en el concurso de la canción más importante del mundo árabe.

El concurso -que se llevó a cabo en la capital libanesa, Beirut- fue visto por millones de personas en la región, que luego salieron a celebrar con fuegos artificiales en las calles de la ciudad de Gaza y Jerusalén Este.



Para los palestinos, que sufren por el conflicto con Israel , el triunfo de Assaf es una señal de esperanza y de unidad nacional.

«Esta es una victoria pacífica para los palestinos», dijo contenta una mujer en la Ciudad de Gaza.

Assaf, se impuso en la etapa final del concurso, a los representantes de Siria y Egipto. En el certamen hubo 27 participantes y comenzó el pasado 27 de marzo con gente de todo el mundo árabe, incluso Túnez, Egipto, Irak, Arabia Saudí, Bahrein, Siria y Palestina. Sin embargo Mohamed Assaf, de 23 años,  se volvió el favorito de la audiencia por cantar temas sobre la situación de los palestinos bajo el régimen israelí.

La votación del público, que fue realizada vía SMS, finalmente favoreció a Assaf, informó el jurado en la capital libanesa, Beirut.

Por Assaf votaron también muchos jóvenes de otros países árabes. El ex jefe de gobierno palestino Salam Fayad instó a sus ciudadanos a respaldar a Assaf.

Algunos de los participantes fueron severamente criticados por involucrarse en el entretenimiento frívolo cuando la población de sus países sufre por la guerra.

MBC Group, con sede en Dubai y de propiedad saudí transmite Arab Idol desde Beirut, la capital de Líbano.

Con información de :  EFE



©2013-paginasarabes®

Arquitectura Islámica 2

Arquitectura Islámica 2

Mezquita Al Zulfa en Seeb - Oman
Mezquita Al Zulfa en Seeb – Oman

Un elemento muy importante en el arte musulmán es la decoración y la rica ornamentación que adornan y enmascaran los pobres materiales arquitectónicos. Es común al gusto musulmán dedicar un mayor cuidado a la decoración interior, con riquísimos mosaicos, yeserías, placas de mármol, cerámica esmaltada, etc., mientras que las fachadas exteriores ofrecen una sorprendente simplicidad, que sólo se abandona en portadas y recubrimiento de cúpulas. La influencia bizantina es palpable en la elección de temas decorativos. Ya hemos que se excluyen los temas animados y gozan de predilección los de carácter vegetal presentados de forma estilizada, los atauriques, los de trazado epigráfico (con trazos rectos o cúficos y trazos cursivos o nesijíes), y los motivos geométricos, a modo de estrellas, polígonos y lazos combinados con soluciones infinitas (lacería). Además, un recurso muy utilizado es reiterar y repetir los elementos decorativos, que se multiplican hasta el infinito. La repetición unida a la densidad ornamental contribuyen a crear ese efecto de movilidad y agitación. Muy normal son las ventanas de piedra caladas con motivos geométricos o vegetales, llamadas celosías. También, en el exterior de los edificios se utiliza la cerámica vidriada, que posee un peculiar brillo metálico.

También anotar que en Al-Andalus, durante el dominio Almóhade (1146-1236), es característico el uso de una abundante decoración que llega a enmascarar el nítido esquema constructivo empleado (esta decoración es importada del norte de África). Son característicos los llamados «Paños de sebka», peculiares redes de rombos que se prolongan infinitamente y cubren todos los espacios lisos.

©2013-paginasarabes®

 

Arquitectura Islámica 1 / Arquitectura Islámica 3

Bahréin tilda a los manifestantes de "chiíes respaldados por Irán"


El Gobierno de Bahréin ha tildado a los manifestantes pro democráticos del país de «chiíes subversivos respaldados por Irán» y ha destacado que el principal partido opositor, el Wefaq, «no quiere dialogar».

«Es un hecho bien conocido que están respaldados por Irán. El movimiento de oposición es sectario», ha dicho la ministra de Cultura bahreiní, Shaija Mai bint Mohammed al Jalifa, durante una mesa redonda celebrada en Estambul y organizada por el diario ‘Turkish Policy Quarterly’.

Preguntada sobre los contactos que mantiene Manama con el Wefaq, Al Jalifa –miembro de la familia real del país, como la práctica totalidad de los altos cargos del Gobierno y el Ejército–, ha dicho que la formación política «no quiere dialogar ni cooperar con el Ejecutivo», aunque ha asegurado que Manama «lo seguirá intentando».

En este sentido, ha subrayado que el Gobierno permanece abierto a algunas reformas, pero que está molesto ante un cambio en el poder a favor de la comunidad chií. «En el caso de otros países árabes, hay demandas de cambio económico, pero en Bahréin (los manifestantes) presionan para un cambio político», ha valorado.

«Quieren un cambio en el sistema político, quieren que la autoridad religiosa sea suprema. Están cambiando la identidad nacional de Bahréin haciéndolo religioso», ha dicho. Al comienzo de las protestas pro democráticas, sectores de la comunidad suní aperturistas se unieron a las mismas, aunque el Ejecutivo ha mantenido su postura de etiquetar las protestas de «sectarias».

Entre las reclamaciones, respaldadas y apoyadas por ONG como Human Rights Watch y Amnistía Internacionales, están un mayor respeto a los Derechos Humanos, una ampliación de las garantías civiles y una disminución del poder de la familia Al Jalifa, que ejerce un control totalitario de los resortes de gobierno.

Por su parte, Irán ha desmentido en reiteradas ocasiones las acusaciones de Manama y ha dicho no estar participando de manera alguna en las protestas, aunque sí ha denunciado la represión de las manifestaciones por parte de las fuerzas de seguridad, que ha provocado la muerte de alrededor de 80 activistas.

Respecto a la situación de las mujeres en el país, Al Jalifa ha dicho que hay igualdad de género en cuanto a los términos de juego, que la mayoría de las becas son concedidas a mujeres y que hay mujeres en altos cargos. Sin embargo, ha matizado que las leyes civiles y las que rigen la vida familiar favorecen a las mujeres suníes sobre las chiíes. Este es otro de los puntos de las críticas de los manifestantes chiíes, que se sienten discriminados por la fe que profesan.

«Los líderes religiosos se niegan a permitir la protección de la mujer chií», ha dicho Al Jalifa para justificar esta diferencia legislativa, según ha informado el diario turco ‘Today’s Zaman’.

Fuente europapress

©2012-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Bahréin tilda a los manifestantes de «chiíes respaldados por Irán» por Europa Press se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.