Turismo islámico busca oferta halal

al_andalus_expreso_004
El árabe disfruta en general viajando en tren, pero no cuando viajan por periodos largos en los que prefieren alquilar un coche”.

Estrategias

La promoción turística de España en los países del Golfo Pérsico es coordinada desde la Oficina Española de Turismo en Roma, dirigida por Carlos Hernández.

Según explica el consejero de Turismo, el incremento de vuelos desde Dubai y Qatar a Madrid y Barcelona está teniendo un efecto catalizador. “Contamos con una doble frecuencia diaria con la aerolínea Emirates a Madrid y vuelo directo diario a Barcelona desde el verano de 2012. La ocupación de vuelos es de un 75%”, apunta Hernández.

“El destino España está siendo muy bien acogido por aquellos pasajeros que ven nuestro país como un destino vacacional. Se trata de familias muy especialmente de clase alta y media-alta”, indica.

De hecho, uno de los turoperadores más importantes de la región, DNATA, explica que “España está de moda y su ‘momentum’ no ha llegado aún a su plenitud”.

Los destinos que mayor interés despiertan son Costa del Sol y Andalucía como destinos clásicos (ruta del Al-Andalus), así como Barcelona y Madrid.

“Gracias a las buenas conexiones, España resulta un destino apetecible que va ensanchándose cada día debido a que además, el mercado árabe se mueve mucho por el boca-oreja”, añade el responsable de la oficina de Turespaña en Roma.

España destaca además como destino para parejas jóvenes y viajes de novios, “con períodos largos de alrededor de un mes, cosa que les permite organizar excursiones recorriendo el país. El árabe disfruta en general viajando en tren, pero no cuando viajan por periodos largos en los que prefieren alquilar un coche”, puntualiza Carlos Hernández.

Combinación de destinos

Otro factor que ayuda a la comercialización de España en los países emisores del Golfo Pérsico es la posibilidad de combinar varios destinos en un mismo viaje, por ejemplo Portugal y Marruecos.

“A esto se suma la ventaja de poder disponer de visa Schengen, que les permite descubrir varios destinos dentro de Europa, aunque solo cuando disponen de periodos largos de más de 15 días. Si no, prefieren en general visitar sólo España”.

El director de la OET de Roma también llama la atención sobre las motivaciones de viaje para los viajeros árabes. “Son motivaciones variadas: visita de ciudades con una combinación entre lo tradicional y lo moderno, cultura, arte, gastronomía, shopping, naturaleza, deporte, playas y por supuesto el legado árabe”.

En cualquier caso, dentro de Europa los destinos más populares son España, Francia, Alemania y Reino Unido.

“España se está posicionando como un destino donde pueden encontrar cultura, patrimonio, la historia, arquitectura, arte y tradiciones islámicas … También les llama la atención los paisajes naturales y el ‘romanticismo’ de España”.

Aunque también hay un elevado interés por el ocio. En este sentido, “los parques temáticos de PortAventura y Warner Bros en Madrid constituyen una de las mayores atracciones para las familias de Medio Oriente. Es una visita obligada”.

Lista de prioridades

En suma, lo que esperan encontrar en España estos viajeros puede sintentizarse en varios apartados que apunta Carlos Hernández:

Gastronomía (afinidad de menús: tapas, arroces, aceite oliva…)

Fútbol (son grandes seguidos del FC Barcelona y Real Madrid)

Clima (les resulta muy agradable comparado con el de su región, especialmente en verano)

Seguridad (tanto en las calles como por la sanidad avanzada)

Legado árabe: (Andalucía es la referencia)

Litoral (puertos y barcos de lujo)

Compras (“buscan las marcas internacionalmente conocidas y se encuentran como pez en el agua en grandes outlets como Las Rozas Village o La Roca Village”)

Afinidad con España, país que perciben más abierto al mundo árabe que otros destinos europeos.

Servicios

A la hora de planificar y diseñar servicios turísticos adaptados a estos mercados emisores, Carlos Hernández apunta lo siguiente: “Dentro de la oferta hotelera es muy importante que encuentren habitaciones grandes y si pueden ser conectadas mejor, pues las familias viajan con hijos y las más pudientes, con el servicio. Es decir, una media de siete personas. Un detalle como una pequeña “capilla islámica” o indicación de la orientación a La Meca en las habitaciones pueden marcar la diferencia”.

Y en la parte gastronómica es importante contar con un menú halal o en su defecto “recomendaciones de recetas que combinen pescados, verduras y frutas. Nuestro aceite de oliva es muy valorado por el mundo árabe. Un menú en lengua árabe puede también suponer una ventaja a la hora de elegir hotel”, remarca el director de la OET de Roma.

Con información de : Revista Hosteltur

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario