Archivo de la etiqueta: Bolivia

Quien siembra vientos…

siembra_vientos
Quien siembra vientos cosecha tempestades

Israelíes celebran la muerte de niños palestinos con cánticos en Tel Aviv

“Mañana ya no hay escuela, ya no quedan niños en Gaza… Olé, olé, olé…” gritaban en Tel Aviv manifestantes israelíes , en apoyo a las operaciones militares llevadas por la entidad sionista .El registro del video se realizó el pasado sábado 26 de julio durante una concentración en apoyo a los militares israelíes que celebraban los “triunfos de la operación militar”.

Hasta el momento la cifra de muertos tras iniciada la ofensiva Israelí que ya cumple tres semanas, supera el millar de Palestinos en donde cerca del 80% son civiles y 250 representan a niños según cifras de la ONU.

Murió la bebé que fue sacada por cesárea del vientre de su madre muerta tras un bombardeo en la Franja de Gaza.

La niña, a quien se le dio el nombre de su madre, Shimah, había aparecido en un video de la BBC.

La casa de su familia fue blanco de un misil durante un ataque aéreo israelí.

Según el corresponsal de la BBC en Gaza, Ian Pannell, Shimah se encontraba en mal estado de salud y falleció en la mañana de este miércoles.

La pequeña nació en una operación de cesárea de emergencia del cadáver de su madre, que murió el viernes tras un ataque de Israel.

Fuego aéreo destruyó la casa de la madre de Shimah, quien quedó enterrada entre los escombros. A la bebé le quedaban dos semanas para nacer, pero los médicos tuvieron que intervenir al habérsele cortado el suministro de oxígeno.

En ese momento, los doctores advirtieron que la niña tenía 50% de probabilidades de sobrevivir. Shimah tenía cinco días de nacida y fue enterrada al lado de su madre este miércoles.

Bolivia declara a Israel como «estado terrorista» por ataques a Gaza

El gobierno del presidente Evo Morales decidió hoy denunciar (romper) el acuerdo sobre visas de 1972 suscrito con Israel y ubicarlo en la lista 3, que significa que a partir de ahora se le considera un «Estado terrorista».

«Pasar a la lista 3 significa, en otras palabras, que estamos declarando un Estado terrorista a Israel», explicó Morales en un acto público en Cochabamba (centro), tras justificar la decisión en rechazo a los ataques que Israel inició en la franja de Gaza.

El pasado 8 de julio, Israel inició una ofensiva militar en la Franja de Gaza que ha dejado más de mil víctimas civiles, entre ellos mujeres y niños. La determinación obliga a los ciudadanos israelíes a tramitar visas de ingreso a Bolivia, en una medida asumida este miércoles durante una reunión de gabinete como una respuesta al régimen bélico de Israel contra los palestinos. «El Estado boliviano, como pueblo, hemos tomado la firme decisión de denunciar el acuerdo sobre visa con Israel de 17 de agosto de 1972, que se firmó bajo un régimen de dictadura en Bolivia y que permitía a los ciudadanos israelíes ingresar a Bolivia libremente», dijo Morales.

El acuerdo, añadió, garantizaba el ingreso de israelíes a Bolivia «sin ni siquiera tener visa». «A partir de esta denuncia, Israel pasa al grupo de países 3, por lo que está obligado a cumplir los trámites de visa para ingresar a Bolivia con consulta previa a la Dirección Nacional de Migración, que evaluará la pertinencia, la justificación de su ingreso», expuso Morales. Manifestó que el régimen de Israel contraviene las leyes humanitarias internacionales y el derecho a la vida y, por ello, lo declaró como un «Estado terrorista» ante el que Bolivia debe tomar previsiones. Según Morales, Israel no es un garante de los principios de respeto a la vida y a los preceptos elementales de los derechos que rigen la convivencia pacífica y armoniosa de la comunidad internacional.

Palestina agradece la solidaridad de Perú

El embajador de Palestina en el Perú, Walid Abdel Rahim, agradeció la solidaridad del Perú con el pueblo palestino, y el llamado en consulta de su embajador en Tel Aviv, ante la ofensiva militar de Israel contra la Franja de Gaza.

“Quiero expresar a nombre de mi pueblo y de mi gobierno nuestro agradecimiento al pueblo peruano y al presidente Ollanta Humala por esta acción, que creo es una condena a los crímenes de guerra que están ocurriendo en Gaza”, afirmó, en declaraciones a la Agencia Andina.

Indicó que de esta manera, Perú se suma a los gobiernos de Brasil, Chile, Ecuador, Venezuela y Bolivia, que también han optado por esta salida diplomática, preocupados por los continuos bombardeos militares, iniciados el 8 de julio, los cuales han provocado unos 1,200 muertos civiles palestinos, la mayoría niños y mujeres.

“Estamos agradecidos con este gesto de solidaridad, realmente son posiciones en defensa de la paz, en defensa de los civiles que están asesinando en Palestina. Con esta decisión, América Latina demuestra que está a favor de la dignidad de todos los pueblos”, afirmó.

El canciller peruano Gonzalo Gutiérrez *informó que Perú decidió llamar en consultas a su embajador en Israel, *José Salinas, ante la continuidad de la ofensiva terrestre y aérea israelí, así como el lanzamiento de cohetes de algunas zonas de Gaza por parte del movimiento Hamas.

El gobierno peruano, mediante un comunicado difundido por la Cancillería, señala que los recientes acontecimientos en Medio Oriente constituyen “una nueva y reiterada contravención de las normas elementales del derecho internacional humanitario”, y también rechaza el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza contra Israel.

El embajador Rahim dijo que *Israel *lleva a cabo una ‘masacre’ en Gaza, que no respeta la vida de niños, ancianos y mujeres, y que el objetivo es eliminar todo rastro de vida en los territorios palestinos.

Rechazó el argumento de Israel, en el sentido que sus acciones militares son en defensa de los ataques palestinos, pues señaló que no tienen ningún sustento cuando la mayoría de sus víctimas son mujeres, niños y ancianos.

Ofensiva nocturna del ejército sionista

Más de 100 palestinos murieron durante la noche en la venganza de Israel por las pérdidas de días pasados. La destrucción de la infraestructura imposibilita la vida «normal». La esperanza de un cese al fuego sobrevivió muy poco. Lo que quedaba de la despedazada infraestructura de Gaza fue pulverizada por el ejército israelí en una noche de feroces e incansables ataques perpetrados por aire, mar y tierra.

Quien siembra vientos cosecha tempestades

Estos infames crímenes quedarán permanentemente en la memoria colectiva al acecho de la propia tranquilidad de los usurpadores sionistas quienes jamás quebrantarán la moral de los palestinos. «La ofensa genera en nosotros una especie de privación, de vacío desasosegante, de desvalimiento que es preciso llenar de inmediato . El nombre de ese vacío puede ser «cólera» o «rencor»: el agravio engendra rencor, el deseo incontrolable de venganza nace de la falta de poder, de la impotencia. De hecho, consiste en éso: el vacío que sientes es el de tu impotencia».

Cuidado; porque en la venganza, el débil es siempre el más feroz…

©2014-paginasarabes®

Egipto: el nacionalismo de los militares y la lucha nacional antimperialista

napoleon_en_egipto_a
Egipto: el nacionalismo de los militares y la lucha nacional antimperialista

En los ejércitos de los países dependientes la resistencia contra el imperialismo y las condiciones sociales hacen aparecer los Marco Antonio Yon Sosa, oficial guatemalteco formado en la Escuela Antiguerrillera de las Américas que dirigió la guerrilla del M19; los Juan José Torres, general que tras reprimir en Bolivia la guerrilla del Che se apoyó en los obreros y campesinos; los Juan Velasco Alvarado, general peruano que aplastó la sublevación indígena en el Cusco y la guerrilla del MIR pero acabó con el poder de los terratenientes, o los militares que se alzaron contra Fulgencio Batista simultáneamente a Fidel Castro. Por supuesto, en algunos ejércitos, como el mexicano, por cada general Gallardo hay mil soldados y cuadros de base que se van con Los Zetas y decenas de generales que se integran al narcotráfico, y en otros, como el colombiano, el chileno o el argentino, esos militares nacionalistas deben buscarse con lupa en la fase actual, ya que las ovejas negras son sólo una expresión del peso relativo de la sociedad sobre las estructuras represivas, y ahí donde la sociedad es aún conservadora o está desorganizada, predomina aplastantemente el peso de las instituciones estatales y no hay margen para esas desviaciones positivas.

En Egipto, muchos observadores destacan que los militares gozan de privilegios como casta, han sido armados y entrenados durante años –desde el derrumbe de la Unión Soviética– por Washington, y son la base de un establishment que tiene dos fuentes de financiamiento, ambas reaccionarias en grado sumo: Estados Unidos y las monarquías del Golfo. Eso es cierto, pero es una fotografía de una sola cara del problema ya que olvida nada menos que la historia egipcia desde el siglo XVIII, con sus gobernantes nacionalistas y desarrollistas como Mohammed Ali, y después con los militares nacionalistas como Gamal Abdel Nasser, que combatieron varias guerras contra Israel, país que sigue siendo una amenaza intolerable para los egipcios y el mundo árabe y, sobre todo, es el principal aliado de Estados Unidos en el Medio Oriente.

El enemigo constante de los militares egipcios es Israel y no el pueblo egipcio ni el radicalismo político en el mundo árabe, y el apoyo estadunidense es apenas tolerado pero nada popular. Por eso el sector castrense está dividido, incluso en el alto mando, entre el deseo de conservar el poder y sus privilegios y, por otro lado, el nacionalismo conservador y la voluntad independentista. En cuanto a las fuerzas armadas en su totalidad, están divididas también transversalmente por el origen popular de sus numerosos efectivos entre los soldados y los suboficiales y oficiales de baja graduación (entre los cuales hay aún nasseristas) y, del otro lado, un pequeño sector de altos mandos corruptos y ligados a Washington y a las monarquías árabes. Las vacilaciones políticas del alto mando se explican pues, en gran parte, por la inseguridad de su base política y social.

Esos altos mandos mal toleran que Qatar quiera imponer con su dinero un gobierno de la reaccionaria y fundamentalista Hermandad Musulmana –que en el pasado realizó atentados mortales contra representantes del ejército– y dividir la sociedad egipcia cuya unidad el ejército pretender preservar (pues incluso entre los oficiales hay muchos cristianos coptos, ya que buena parte de la burguesía egipcia de El Cairo y de Alejandría también es copta). Bajo el impulso de los progresistas reformistas, de los liberales, de los sindicatos, de los nacionalistas, los militares ven, por tanto, como enemigo principal de la modernización del país y de la ola democrática que barre a todos los países de la región al salafismo, al fundamentalismo conservador, y no todavía a una débil izquierda socialista o a los consejos obreros que aparecen en todas las ciudades industriales pero que son fenómenos aún aislados. De ahí que, ante la utilización por la Hermandad Musulmana de las mezquitas y las plegarias de los viernes, esos militares llamen ahora a realizar el viernes mismo una gran manifestación política laica, democrática y reivindicativa, que sin duda llevará a un choque con los salafistas en las principales ciudades.

El apoyo al ex presidente Mursi en el interior y sobre todo en las zonas rurales ha disminuido y, por tanto, hay que excluir que la Hermandad Musulmana pueda derribar al gobierno militar con sus movilizaciones. Un conflicto directo, en las calles, llevaría más bien a una radicalización del laicismo e igualmente del nacionalismo conservador antimperialista del alto mando. También, en la acción callejera, desembocaría en una radicalización del genuino espíritu democrático y antimperialista de la multitud en lucha, la cual hasta ahora ha aceptado de mala gana ser representada por los liberales, como El Baradei, o por los militares. Los sectores populares, en la dinámica actual, podrían ser llevados de este modo a lograr una mayor independencia del ejército y a presentar reivindicaciones económicas para hacer frente a la crisis, la carestía y el desempleo, chocando así con Arabia Saudita y los Emiratos o con Estados Unidos, que sostienen hoy a los militares.

Ese proceso se sabe cómo puede comenzar pero no cómo puede terminar, ya que el cierre de las billeteras del imperialismo y de las monarquías abriría una espiral de medidas económicas y políticas de retorsión, en parte arrancadas por las masas movilizadas, en parte decididas por los nacionalistas laicos y republicanos en uniforme. Si Mohammed Ali, en el pasado, buscó, a lo Juárez, colocar las tierras en el mercado para modernizar el país con la técnica extranjera; si Nasser intentó, como Perón, una política nacionalista desarrollista burguesa apoyándose en la entonces Unión Soviética, hoy el único apoyo para el cambio es la radicalidad del movimiento de masas. El proceso de cambio tiene hoy una dinámica anticapitalista y antimperialista

Por Guillermo Almeyra

Con información de : La Jornada

©2013-paginasarabes®