Archivo de la etiqueta: Reino Unido

«Celebrando» el 11 de septiembre: (armemos el rompecabezas…)

Obama y el factor Putin
Obama y el factor Putin

Este miércoles se cumple el duodécimo aniversario de los mega-ataques terroristas contra las torres gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington DC, lo que marcó el inicio de la “Guerra Global contra el Terrorismo” liderada por Estados Unidos y el Reino Unido.

Hoy, aquella justificación inicial para ir a la guerra ha quedado debilitada y necesita ser reforzada. La actual crisis en Siria ha colocado a los Dueños del Poder Global en un brete. ¿Estarán considerando alguna «celebración» inimaginable duplicando -incluso triplicando- su apuesta para generar una guerra de alcances mundiales? ¿Una suerte de «11 de septiembre, 2ª. Edición»?

Tratemos de comenzar a armar este rompecabezas…

El enfrentamiento por Siria

La reunión del G20 que juntó a los líderes clave en torno a la crisis de Siria –los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas– en San Petersburgo la semana pasada, pareció ser la última oportunidad para el mundo de evitar una confrontación mayor.

No pudo llegarse a ningún acuerdo de paz debido a la intransigencia estadounidense cuyos gobernantes se encuentran bajo la presión extrema de las estructuras de poder sionista para que lancen un ataque contra Siria e Irán, pase lo que pase.

Pero, contrariamente a lo ocurrido en Irak y Libia, esta vez no habrá manera de lograr que el Consejo de Seguridad de la ONU le entregue a EE.UU., Reino Unido y Francia un cheque en blanco para atacar a Siria, pues Rusia (y China) simplemente les han trazado una línea roja muy clara, y no tolerarán que la misma sea sobrepasada.

De manera que el presidente Barack Obama está ante un grave dilema: si pierde el apoyo del Congreso se verá forzado a dar un paso atrás, convirtiéndose en un presidente muy débil . Si el Congreso lo apoya y él ordena un ataque militar contra Siria, ya sabemos que el presidente Vladimir Putin ha dicho que Rusia apoyará a Siria militarmente. Sólo Dios sabe entonces que ocurrirá luego que caigan los primeros misiles norteamericanos sobre Damasco.

Éstas parecían ser las únicas opciones hasta que el Secretario de Estado de EEUU John Kerry desafió públicamente a Bashar al-Assad a “entregar sus armas químicas, respondiendo “¡Sí, cómo no. Haremos exactamente eso…”

¡¡Los halcones en EEUU e Israel deben estar caminando furiosos por las paredes!!

¿Avalará el Congreso esta guerra?

La opinión pública norteamericana parece estar en contra de acciones apresuradas y sólo aceptaría que se ataque si existe un claro mandato de las Naciones Unidos avalándolo. Pero el secretario general de la ONU, Ban-ki-Moon, ya dijo que las conclusiones de la investigación llevada a cabo en torno al horrendo ataque con armas químicas en el barrio Ghorta de Damasco que determinará si los responsables fueron fuerzas gubernamentales de Bashar al-Assad o terroristas apoyados por las potencias occidentales, recién se conocerán dentro de un par de semanas.

Agreguemos ahora la novedad del proceso disparado por Rusia de entrgar las armas químicas sirias a observadores internacionales y, ¡todo el proceso que busca atacar a Siria ahora podría desarticularse en pocas semanas!

En verdad, la “ventana de oportunidad” para entrar en guerra contra Siria parece estar cerrándose rápidamente.

Esa demora podría enfriar aún más al Congreso y a la opinión pública contra cualquier aventura bélica. Para colmo de males, para los intervencionistas cualquier informe auténticamente imparcial de la ONU bien podría terminar en catástrofe si el mismo concluyera que los terroristas rebeldes son los responsables de este ataque, y no a Al Assad como Obama y sus amigos desean.

¿No fue acaso un reportero de la agencia AP, Dale Gavlack, quién obtuvo declaraciones de uno de los grupos insurgentes indicando que aquella terrible matanza se debió ya no a un ataque sino a un accidente que sufrieron cuando manipulaban incorrectamente armas químicas provistas por el jefe de inteligencia de Arabia Saudita, Bandar bin Sultan? ¡Muy comprometedor!

Todo venía tan bien luego que la comisión de relaciones exteriores del Congreso norteamericano votara a favor de la intervención en Siria, empujados por la enorme presión ejercida por lobistas halcones como los senadores John McCain (Republicano por Arizona) y Lindsey Graham (Republicano por Carolina del Sur). La resolución emitida al respecto dice que sería política estadounidense “cambiar el ritmo en el campo de batalla sirio”.

Otro halcón intervencionista, el senador Ron Johnson (Republicano, Wisconsin), recomendó que «…si vamos a entrar allí militarmente, si vamos a golpearlos, entonces ¿porqué no darles una trompada que los deje knock-out?»

¡Qué contratiempo para los neoconservadores que gritan “¡Israel Primero!” Especialmente al ver que justo los rusos le terminaron dando una salida de escape a Obama ante su terrible disyuntiva de tener que elegir entre un Guerra Sionista (¡otra más!) y la Paz Mundial…

Pregunta: ¿Se quedarán tranquilos los neoconservadores, AIPAC, el poderosos Lobby pro-Israel, los halcones como McCain y Graham, o aguardarán alguna nueva y mejor oportunidad para seguir peleándola? ¿O decidirán fabricar una oportunidad semejante?

Quizás no tengan otra opción que seguir peleando. Si no, EEUU y el Reino Unido habrán perdido otra enorme porción de credibilidad global, lo que equivale a una derrota ante Rusia (y China) que saldrán victoriosos ante los ojos del mundo.

No, no… Eso claramente no es aceptable… La alianza EE.UU./Reino Unido/Francia/Israel está totalmente decidida a ir a la guerra de una manera u otra. Y si «una» manera no funciona, bueno… entonces habrá que buscar esa «otra» manera para hacerlo…

«Otra» manera de ir a la guerra…

Aquí es donde necesitamos empezar a armar parte del rompecabezas. Al menos algunas que luego nos permitirán identificar otras partes que, si se ensamblan correctamente en los días y semanas por venir, bien podrían deparándonos una imagen correcta de la Realidad de toda esta compleja situación. Veamos algunas piezas clave:

Pieza No. 1: Aniversario del 11 de septiembre. Claramente un día terrible cargado de gran y justificada emotividad que nos impone profunda meditación.

Aquello sirvió de justificación original para atacar a Afganistán, Irak, Libia y, hoy, Siria. Pero también sirvió para desenmascarar al presidente George W Bush como un mentiroso serial por haber invadido Irak en 2003 debido a un inexistente arsenal de armas de destrucción masivas, admitiendo luego que no existía conexión alguna ente Saddam Hussein y los ataques del 11 de septiembre…

Si la histeria estadounidense sobre armas nucleares de destrucción masiva en Irak dio resultado en 2003, una década después una nueva histeria estadounidense sobre armas químicas de destrucción masiva en Siria no dará el mismo resultado, salvo que ….

¡Salvo que ocurra algo realmente grande, dramático, horrendo y convincente!

Pieza No. 2: Carolina del Sur. ¿Carolina del Sur? Sí, el estado de Carolina del Sur del que es oriundo el senador halcón Lindsey Graham, quien junto a John McCain viene bregando ante el Congreso por un ataque a Siria. Graham es miembro del comité del senado para las fuerzas armadas.

Resultan interesantes algunas extrañas declaraciones que el 3 de septiembre hizo Graham a la cadena CBS en su estado natal sobre Siria, en las que enfatizó que «si no hay una respuesta estadounidense tendente a bloquear a Irán en su desarrollo de armas nucleares, entonces en manos de terroristas esas armas nucleares podrán resultar en que se arroje una bomba sobre el Puerto de Charleston (Carolina del Sur)». Enfatizó su mensaje agregando que «las situaciones en Siria e Irán en Oriente Medio están entrelazadas».

Pieza no. 3: ¿Se están reposicionando bombas atómicas? Ese mismo 3 de septiembre, el periodista independiente Anthony Gucciardi, de EE.UU. reveló algunas noticias preocupantes en su sitio Storyleak.com referidas a una supuesta «alta fuente militar dentro de las fuerzas armadas que confirma que la base de Dyess de la fuerza aérea en Texas, se encontraba activamente desplazando ojivas nucleares a la costa este de los EEUU», aparentemente a Carolina del Sur.

Quizás esto pudiera descartarse como descabellado de no ser por ciertos antecedentes preocupantes de esta clase, notablemente el incidente ‘Lanza Torcida’ (‘Bent Spear’) ocurrido el 29 de agosto de 2007 en las bases de la fuerzas aérea Minot y Barksdale en los EE.UU., luego que seis misiles ACM crucero tipo AGM-129, cargados con ojivas nucleares W80-1 de potencia variable «desaparecieron» durante 36 horas «debido a un error».

Muchos observadores creen que, en verdad, se trató de una tentativa fallida de los neoconservadores de Bush y Cheney de hacerse con algunas bombas nucleares para su «uso especial» que, afortunadamente, fueron conjurados cuando alguien filtró la noticia a la prensa …

Pieza No. 4: Pedido por la paz sin precedentes del Papa Francisco. De acuerdo: se trata de un nuevo papa que tiene un estilo muy personal y particular, pero admitamos que hay pocos antecedentes en estos tiempos violentos que vivimos en que el Vaticano adopte una acción tan proactiva ante una inminente guerra, llamando a un Día de Oración por la Paz el 7 de septiembre, que tuvo altísimo perfil global.

A su vez, el papa Francisco despachó una misiva a los líderes del G20 específicamente oponiéndose a un ataque unilateral estadounidense y francés contra Siria, diciendo que ello «empeorará la masacre, aumentará los odios y luego no habrá manera de limitar la violencia una vez desatada».

Apuntó un dedo acusador señalando que los hombre «hemos perfeccionado nuestras armas pero nuestra conciencia se ha adormecido, hemos hecho más sutiles las razones para justificarnos, y como si fuese una cosa normal, seguimos sembrando destrucción, dolor, muerte».

El papa Francisco dejó un mensaje de extrema preocupación al decir que «la guerra siempre es una derrota para la humanidad…En la querida nación Siria, en Oriente Medio, en todo el mundo, recemos por la reconciliación y la paz» . Ante tales palabras cargadas de dramática preocupación, ¿tendrá el Vaticano alguna información que el resto de la humanidad (aún) no conoce en su totalidad, por lo que procura algunas acciones de último momento para detener la locura de esta guerra?

Pieza No. 5: El 11 de septiembre se ha transformado en un talón de Aquiles para Estados Unidos y los Dueños del Poder Global que controlan ese desdichado país. Crecientes sectores de la opinión pública comienzan a comprender que indudablemente hubo algo muy extraño, oscuro y escalofriante detrás de aquel 11 de septiembre, que nada tiene que ver con la versión oficial de los hechos. Lo mismo respecto a otros ataques terroristas similares, como el de Londres del 7 de julio de 2005 que ayudaron a mantener avivada la llama de «la Guerra Global contra el Terrorismo».

El concepto de ataques de «Bandera Falsa» se viene debatiendo y entendiendo cada vez más claramente en todo el mundo, lo que representa un gravísimo peligro para sus perpetradores dentro y fuera de los gobiernos. Cuando se los aborda con una perspectiva histórica en torno a eventos clave de la historia del último siglo, nos brindan una visión muy diferente desde “detrás del telón” de fechorías inconfesables que han disparado grandes guerras y matanzas. Esta mayor concientización está erosionando rápidamente la efectividad de los ataques de tipo Bandera Falsa, con lo que ahora los poderosos deben actual rápidamente.

Pieza no. 6: Presión sionista. Según informáramos en un reciente artículo publicado en RT, la paciencia de Israel con todo esto se está agotando, lo que representa muy malas noticias para Obama, para el Congreso de EE.UU., para los militares estadounidenses y para todo el mundo.

Para poder entender por qué, entendamos que mientras una mirada superficial sobre la política mundial puede hacernos creer que EE.UU. maneja a discreción amplias partes de este infeliz planeta, una mirada más profunda nos permitirá descubrir que en realidad es el lobby pro-Israel el que controla a la política exterior norteamericana. He ahí el quid de la cuestión.

Pieza no. 7: ¡Obama es simplemente perfecto! Quienes hoy se esfuerzan por ingenierizar esta nueva guerra tienen la enorme ventaja de no tener que lidiar con la incómoda carga de un presidente neoconservador impresentable como George W Bush (o como hubieran sido John McCain o Mitt Romney si le hubieran ganado las elecciones a Obama).

No. Los neoconservadores hoy tienen la ventaja de que un Demócrata ocupe la Casa Blanca quien obviamente no tiene un perfil neoconservador: para empezar, claramente no es un «WASP» (de las siglas en inglés de blanco, anglosajón, protestante) al estilo Bush y Clinton; no proviene de una familia del Establishment, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz y…. ¡es un fanático de ir a la guerra contra Siria e Irán!!!

Encima, Obama es totalmente controlable y descartable, pues a su debido momento será muy fácil echarle todas las culpas cuando las cosas empiecen a ir muy mal para EE.UU. Mirándolo bien, ¡Barack Obama es absolutamente perfecto!

Pieza No. 8: ¿Qué pasaría si…? – Todos los juegos de guerra se basan sobre la metodología de elaborar escenarios potenciales de conflicto, que parten de la premisa de preguntarse: «¿Qué pasaría si…?»

Por ejemplo, ¿qué pasaría si China bloqueara a EE.UU. en el Pacífico? ¿Qué pasaría si Rusia le cortara el gas a Europa en pleno invierno? ¿Qué pasaría si un artefacto nuclear fuera detonado en un futuro cercano en algún lugar de los Estados Unidos? Sobre Charleston, Carolina del Sur, por ejemplo…

Claramente una conclusión demasiado simplista pero puede que todo estos forme parte de un crescendo de guerra psicológica ingenierizada para preparar a la opinión pública para una histeria belicistas si los Dueños del Poder Global decidieran realizar algún necesario (para ellos)ataque de Bandera Falsa para promover sus objetivos. ¿Adónde? Vaya a saber: en territorio estadounidense quizás; o contra algún interés norteamericano en otra parte del mundo; o contra algún aliado clave…

¿Será que el mensaje de los neoconservadores que debemos leer entre líneas es que necesitan de un nuevo “ataque” de Bandera Falsa que haga que el 11 de septiembre parezca un juego de niños en comparación, lo que les aportaría su tan anhelada guerra en Siria, Irán y mucho, mucho más?

Si algo así ocurriera, igual que el 11 de septiembre de 2001, inmediatamente los gobiernos occidentales y sus obedientes multimedios globales nos dirán “quiénes tienen la culpa” de semejante ataque.

En 2001 fue Osama bin Laden y Al-Qaeda lo que les permitió justificar guerras inmediatas contra Afganistán y todo el mundo musulmán. Un ataque terrorista con armas nucleares en suelo estadounidense conformaría una «prueba más que suficiente» de que fue perpetrado por esos espantosos iraníes en connivencia con los sirios, respaldados por los rusos (y los chinos), y veremos como la «Guerra Global contra el Terrorismo» se intensificaría rápidamente hasta el estado de una guerra cuasi-total.

Entonces veremos cómo harán estallar a Siria por los aires, borrarán a Irán del mapa, se enfrentarán al Oso Despertado y hasta harán que FEMA meta presos a todos aquellos patriotas estadounidenses armados, que insisten en pensar con sus propios cerebros y no el de Washington o Nueva York…

Puede imaginarse toda una cuidadosa escenificación planetaria emanada desde usinas de guerra psicológica a través de declaraciones gubernamentales, flashes informativos, impactantes notas periodísticas, y los consabidos «análisis» transmitidos las 24 horas por CNN, FoxNews, ABC-CBS-NBC, BBC, New York Times, Telegraph, Washington Post, TV5 France, etc…

Claramente, viviríamos un nuevo y terrible capítulo de la novela “1984” de George Orwell…

Sigan sintonizándonos: hay más piezas del rompecabezas en camino…

Por Adrian Salbuchi

Adrian Salbuchi es analista político, autor, conductor del programa de televisión “Segunda República” por el Canal TLV1 de Argentina. Fundador del Proyecto Segunda República (PSR).

 Con información de RT

©2013-paginasarabes®

Racionalidad occidental

saqueo_hidrocarburos_libia_a
Racionalidad occidental – Por Thierry Meyssan

¿Le gustaron a usted el incidente del Golfo de Tonkín y la guerra de Vietnam, la masacre de las incubadoras en Kuwait y la primera guerra del Golfo, la masacre de Racak y la guerra de Kosovo, las armas de destrucción masiva iraquíes y la segunda guerra del Golfo, la amenaza de masacre contra los civiles de Bengazi y la guerra contra Libia? Si es así, de seguro adorará usted el uso de gases contra civiles en la Ghouta y el anunciado bombardeo contra Siria.

En una nota divulgada por la Casa Blanca, el director de la Inteligencia estadounidense afirma que 1 429 personas murieron el 21 de agosto de 2013 en un ataque químico masivo contra una docena de localidades de los alrededores de Damasco [1].

Los servicios de inteligencia de Francia no pudieron realizar un conteo de las víctimas en el terreno, según una nota del ministerio francés de Defensa [2]. Pero vieron en los videos 281 muertos mientras que la organización «no gubernamental» francesa Médecins sans frontières (Médicos Sin Fronteras, MSF) contó para esos servicios 355 muertos en varios hospitales.

Todos los servicios de inteligencia de los países de la OTAN se basan en esos videos. El director de la Inteligencia estadounidense coleccionó un centenar de ellos a través de YouTube. Pero el ministerio de Defensa de Francia sólo encontró 47. Washington y París consideran que son todos auténticos. Pero algunos fueron publicados a las 7 de la mañana, hora de Damasco (lo cual explicaría que tengan como fecha el 20 de agosto en YouTube, cuya sede está en California). Pero queda otro problema ya que las sombras que se ven en las imágenes indican que el sol está en posición cenital, o sea que se encuentra en su punto más alto… lo cual implica que no corresponden al horario señalado y, por lo tanto, se grabaron por adelantado [3].

Todos los observadores notaron la gran proporción de niños entre las víctimas. Estados Unidos contó 426, o sea más de un tercio de las víctimas. Algunos observadores –pero no los servicios de inteligencia estadounidenses ni tampoco sus homólogos franceses– se extrañaron al comprobar que los niños tenían casi todos la misma edad y que no se veían en las imágenes familiares dando muestras de dolor. Más extraño aún, los gases parecían haber matado niños y hombres adultos, pero no se veían mujeres entre las víctimas (solamente 2).

La amplia difusión de las imágenes de las víctimas a través de las televisiones vía satélite permitió que familias alauitas de los alrededores de Latakia reconocieran a sus niños, secuestrados 2 semanas antes por los «rebeldes». Esas familias han presentado de inmediato denuncias de asesinato ante la justicia siria. Pero los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña no se han enterado de eso… probablemente porque sus satélites no logran leer la prensa siria.

Estadounidenses, británicos y franceses afirman a coro que las víctimas murieron a causa de un gas neurotóxico que pudiera ser gas sarín o contener sarín. Y declaran basarse en sus propios análisis, realizados en sus propios laboratorios a partir de muestras obtenidas por cada uno de sus propios servicios de inteligencia. Pero los inspectores de la ONU que estuvieron en Siria en busca de otras muestras van a necesitar una decena de días para poder presentar su veredicto. Resulta entonces que estadounidenses, británicos y franceses han realizado sus análisis con procedimientos desconocidos para el mundo científico, que necesita un plazo mucho más largo para poder pronunciarse.

Si bien está claro que los niños murieron afectados por algún tipo de intoxicación química, no es seguro que haya sido por gases de combate. En los videos que los muestran agonizantes se perciben salivaciones o secreciones blancas mientras que el gas sarín provoca secreciones o espuma amarilla.

Las tres grandes potencias occidentales también están de acuerdo en atribuir la responsabilidad de ese hecho, cuya envergadura ni siquiera logran precisar a derechas, al Ejército Árabe Sirio. El director de Inteligencia de Estados Unidos precisa que sus servicios vieron como los militares sirios mezclaban los componentes químicos durante los 4 días anteriores a los hechos. El presidente del Comité de Inteligencia británico, Jon Day, asegura por su parte que no es la primera vez que el Ejército Árabe Sirio utiliza gases de combate y que ya lo hizo en 14 ocasiones desde 2012 [4], o sea la misma cantidad de casos registrados de uso de armas químicas por parte de Estados Unidos durante la segunda guerra del Golfo.

Una intercepción telefónica corrobora las revelaciones de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. Se nos dice que después de la masacre un alto funcionario del ministerio sirio de Defensa telefoneó aterrado al jefe de la unidad de armas químicas. Pero esa intercepción no la hicieron los estadounidenses, los británicos ni los franceses sino que les fue proporcionada por la unidad 8200 del Mossad israelí.

En resumen, los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia están 100% seguros de que el Ejército Árabe Sirio mató con gases de combate a un número de civiles que ellos no han sido capaces de precisar:

Utilizó para ello un nuevo tipo de gas sarín antiguo que no afecta a las mujeres.

Estados Unidos observó durante 4 días los preparativos del crimen sin hacer nada por evitarlo.

El día antes de su utilización ese gas mágico mató a niños secuestrados por los yihadistas 2 semanas antes y a más de 200 kilómetros de allí.

Los hechos se conocen gracias a videos auténticos grabados y en varios casos publicados en YouTube antes de los hechos.

Los confirma una intercepción telefónica realizada por los servicios de inteligencia de!Israel, el principal enemigo de Siria.

Los servicios occidentales disponen de un método secreto para identificar el gas sarín sin pasar por el cultivo de tejidos humanos.

Como es la decimoquinta operación de ese tipo que realiza, el «régimen» ha pasado una «línea roja» y hay que «castigarlo» con bombardeos que lo priven de sus medios de defensa.

En derecho internacional, la propaganda a favor de la guerra es el más grave de todos los crímenes porque es el que hace posible que se cometan todos los demás.

Por Thierry Meyssan

Con información de : Red Voltaire

 ©2013-paginasarabes®

Siria y la mentira del «I have a dream»

Obama
Siria y la mentira del «I have a dream»

Regreso de Berlín donde, por puro azar, asistí a parte de la celebración del Festival del S.P.D, una fiesta anunciada y ampulosa que transformó la capital alemana por unos días en un paisaje decorado con pancartas y cubos de cartón con logo que se transformaban en sillas improvisadas, en discursos, proyecciones, conciertos y arengas diversas. Los organizadores tomaron, literalmente, la Puerta de Brandenburgo, que se divisaba como un espacio difuso entre las intersecciones de metal formadas por los andamios y escalinatas, escaparates perecederos de demagogia y palabras.

A lo largo del día era inevitable encontrarse con alguno de las decenas de actos que se habían planeado para acordonar Berlín: fastuosas exposiciones o proyecciones multimedia, técnicamente perfectas e impactantes, llenas de contenidos ególatras, con una mirada a la historia totalmente sesgada, por incompleta, al esquivar intencionadamente “la otra versión” del pasado, recitando un eslogan que se resumía en todo lo hicimos, nos levantamos y conseguimos la paz de dos Alemanias, somos una nación limpia y esforzada.

Me acompañaba en este viaje mi hijo, un muchacho de 23 años que no tiene el bagaje vital que le permitiría comprender con cierta intensidad la realidad de la pacificación de Alemania, su pasado y otras realidades, más allá de ese asesinato a la esperanza y esa injusticia que se esconde tras el eufemismo de la llamada actual crisis de Europa, pero con la sensibilidad y capacidad de indignación suficiente como para mostrar hasta qué punto se ha instaurado la desconfianza en nosotros. Aún no conociendo a fondo la Historia, y con un pragmatismo que en muchas ocasiones admiro, al ver una de las mega proyecciones de la celebración, me dijo:“ Así que el utilizar la Historia como una alfombra debajo de la que esconder la porquería, es una técnica nada nueva ¿no? ” Hablaba de “la porquería”. La nuestra. Hablaba de “esconder”, de “esconderla”.

Al cabo de unos días comenzaba ya a afirmarse, descarada y públicamente, lo que llevan más de dos años tramando entre sus manos, genocidas e imperialistas, los USA: el genocidio de Siria. Mentiras con acento americano, pronunciadas sin ningún tipo de vergüenza y manipulación de la información hasta el punto de que los datos veraces, si los hubiera, pasarán ante nosotros sin que los percibamos, manipulados como estamos por los falsimedia vendidos a los intereses económicos, que no humanitarios ni sociales.

La portada de hoy, 30 de agosto, de THE NEW YORK TIMES incluye un titular que es uno más de los insultos a la verdad y una partícula de la porquería de la que hablaba mi hijo, con consecuencias letales y crueles no sólo para los habitantes de Siria sino también para el resto del mundo. Según este diario, el objetivo del ataque con misiles que los USA está planeando, es restaurar la borrosa “linea roja” que Obama marcó hace un año contra el uso de armas químicas. Produce escalofríos leer cómo se pretende definir (y justificar ya ni siquiera subliminalmente) la acción homicida, imperialista y genocida del gobierno americano, ése que nos vende un líder de color como una muestra de su talante democrático y no racista. El ataque genocida, denominado, también eufemísticamente “posible intervención”, se justifica como una actuación (manera infame de evitar decir asesinato de población civil) que ayudará al orden mundial porque marcará una amenaza para que los “malos” (es decir, el resto del planeta que no son los sobrinos del tío Sam y sus aliados) no utilicen armas químicas y contengan sus ímpetus bélicos, sus pretensiones de conquista. A estas alturas, no hace falta decir que ésto, esta posible justificación del posible genocidio, es una GRAN MENTIRA, una peligrosísima MENTIRA.

Se nos ha querido hacer cómplices del genocidio a través de discursos, de la mentira de la necesidad y búsqueda de la unidad de Naciones Unidas, de imágenes y noticias, no porque se busque nuestra opinión –NO CONTAMOS, para el poder económico-político, EN ABSOLUTO, ni para ésto ni para NADA- sino para avanzar en los planes de manipulación y domesticación que ellos saben que les auparán más fácilmente hasta la cumbre del poder y, además, para tantear a países y descubrir quién está con ellos y quién no, para dar y prometer, conceder a cambio de pactos y compromisos que impulsan el engranaje de la economía (venta de armas, exportaciones, empresas que reconstruirán lo asolado, compras de recursos y tierras que depreciarán momentáneamente su valor, mapa de comunicaciones y accesos económicos …)

Nos han querido vender que la información sobre el ataque con armas químicas del gobierno sirio es veraz, y se ha demostrado que es TOTALMENTE FALSO, pero no han sido difundidas, ni explicadas, con tanta profusión noticias como :

  1.  La aceptación, realizada por parte de ese gobierno, de ser investigados, e investigar el ataque, por observadores externos.
  2. Las posturas en contra de la posible intervención con misiles.
  3. La extraña antelación, junio 2013, con la que Obama anunció que ayudaría militarmente a los rebeldes sirios ante las irrefutables (nunca las aportó) pruebas de que el gobierno había utilizado armas químicas.
  4. La información que recuerda que los supuestos “rebeldes extremistas” han sido armados y financiados por alguien (se supone que no por el mismo gobierno sirio) con la aprobación tácita y coordinada del Este, desde que se quisieron presentar, interesadamente, las protestas sirias como un “levantamiento”.
  5. La existencia de un grupo de inteligencia, una alianza probada, entre Estados Unidos, Israel, Reino Unido, Francia, Qatar, Turquía, Arabia Saudita, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y grupos paramilitares libaneses, bajo la influencia de Arabia Saudita, que tiene intereses económicos y estratégicos poderosos comunes, entre los que está el control de Siria, pretendido por esos gobiernos, sus instituciones, donantes privados de esos países, contratistas militares y empresarios, unidos para facilitar desde marzo de 2011 la transferencia de armas a los rebeldes.

Hace unas horas, Obama se ha atrevido a comentar públicamente que él, el que buscaba la unión de posturas, realizará la intervención con o sin la ONU, con o sin el Reino Unido, que ha dicho NO a la intervención. En el colmo de la hipocresía, para redondear un plan macabro, que le reportará suculentos beneficios, Obama se ha despachado con un titular que no tiene desperdicio y que explica que El presidente reconoció que su intervención “no terminará con la muerte de civiles inocentes en Siria”, pero hará que el régimen entienda que el uso de armas químicas interfiere con los intereses nacionales de Estados Unidos.

Más “porquería” que no cabrá bajo la alfombra de la Historia.

Y en paralelo, dejando al descubierto la verdadera verdad, permítanme el juego de palabras, la HIPOCRESÍA, el mismo impulsador del genocidio, hace dos días, presidia los actos de conmemoración del pronunciamiento del discurso I HAVE A DREAM, de M. Luther King:

“De pie en la zona cero del campo de batalla del movimiento por los derechos civiles, el presidente Barack Obama retó a las nuevas generaciones el miércoles a apoderarse de la causa por la equidad racial y honrar a los “gloriosos patriotas” que marcharon hace medio siglo a los mismos escalones desde los que el reverendo Martin Luther King habló durante la Marcha sobre Washington”

“El arco del universo moral podría doblarse hacia la justicia, pero no lo hará por sí solo“, dijo el presidente genocida, pero evito decir que el sentido de justicia al que se refería es el sinónimo de IMPERALISMO e Injusticia, invasión, expolio y mentiras. Evito recordar que el artículo 2/4 de la Carta de Naciones Unidas declara ilegal cualquier uso de la fuerza realizado por un país sobre otro, que el 2/7 prohíbe la intervención en las disputas internas de otro país…

Obama sufre una peligrosa amnesia selectiva: su país utilizó Napalm y cantidades elevadísimas de Agente Naranja en Vietnam, mucho antes que se produjese el supuesto uso de armas químicas del gobierno sirio. Su país, el que pretende ser el sheriff mundial, y según prueban informes desclasificados de la CIA, ayudó con armas químicas a Hussein en el conflicto que enfrentó a Irán e Irak. Su limpio y democrático país ha estado utilizando otros países para sus experimentos sobre armas químicas, como es el caso de las Islas Vieques, en Puerto Rico, en donde durante más de 60 años, los Estados Unidos han experimentado con humanos y el medio ambiente los efectos del Agente Naranja, el napalm, el uranio enriquecido, el mercurio, el TNT y otros agentes químicos, utilizados letalmente en su territorio.

A Obama se le olvidan muchas cosas, por eso puede mantener la mentira de su I HAVE A DREAM.

Por Pura María García

Con información de : Diario Octubre

©2013-paginasarabes®

Mercenarios en Siria: un fenómeno en ascenso

siria_00000987_a
Mercenarios en Siria: un fenómeno en ascenso

El preponderante papel que alcanzan día a día los mercenarios dentro del conflicto que sacude a Siria desde hace 29 meses, desmiente los esfuerzos de quienes insisten en calificarlos como rebeldes e integrantes de una supuesta oposición armada.

Casi desde el inicio de las hostilidades en marzo de 2011, las autoridades sirias iniciaron las denuncias sobre el significativo porcentaje de combatientes extranjeros que eran alentados a venir a esta nación levantina para derrocar al gobierno del presidente Bashar al-Assad.

De igual forma, Damasco criticó el abanderado papel de administraciones como Qatar, Arabia Saudita, Turquía y Estados Unidos, entre otras, en el armamento, financiamiento, entrenamiento y cobertura mediática a dichos grupos.

Durante este periodo la red terrorista Al Qaeda y su presunta filial aquí, el Frente al-Nusra, ganaron preponderancia hasta convertirse en la formación más organizada y mejor equipada de las huestes de irregulares, lo que les ha permitido controlar considerables áreas del territorio nacional.

En dichos lugares, los extremistas imponen la sharia o ley islámica a punta de espada, dada su voluntad de fundar un califato que sustituya al Estado laico sirio.

Durante las últimas semanas, los radicales islámicos han sido responsabilizados de la masacre de centenares de civiles inocentes, entre ellos niños, mujeres y ancianos, así como de asesinatos de integrantes de minorías confesionales como alauitas, drusos, cristianos, al igual que de nacionales kurdos.

Según Damasco, en el país combaten mercenarios de unas 40 nacionalidades, sobre todo de la región de Medio Oriente, aunque también de lugares tan distantes como Australia, España y Reino Unido.

En este sentido, el diario londinense The Times reveló el lunes que 10 mil extranjeros luchan en Siria afiliados a los grupos opositores armados, de los cuales 150 poseen ciudadanía británica.

El rotativo citó a fuentes de inteligencia estadounidenses que destacan la presencia de miles de europeos en los combates contra el Ejército Árabe Sirio, además de referirse al incremento en la afluencia de los yihadistas -los que llaman a la Yihad o Guerra Santa en territorio levantino-, durante los últimos dos o tres meses.

Durante su estancia en Tel Aviv la semana pasada, el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor de Estados Unidos, general Martin Dempsey, reconoció la infiltración y control de al-Qaeda y del Frente al-Nusra en la llamada oposición siria.

Otros altos cargos militares y políticos norteamericanos catalogan la presencia del elevado número significativo de yihadistas en Siria como el mayor desafío que enfrentan Washington y sus aliados en el mundo.

Expertos explican que una caída del gobierno sirio y la desaparición del Estado convertirían a la nación mesoriental en un terreno fértil para la expansión del terrorismo mundial y su rápida llegada a naciones europeas.

Otra publicación británica, The Guardian, consideró días atrás que la crisis en Siria reveló la hipocresía de las potencias occidentales, las cuales a su juicio no se atreven a decir la verdad de cuanto ocurre en la nación mesoriental por temor a contrariar a sus aliados de Arabia Saudita y Qatar.

Asimismo criticó a la Casa Blanca por avalar el envío de equipamiento bélico a los irregulares bajo el argumento de buscar un «equilibrio» en las operaciones sobre el terreno.

Por Luis Brizuela Brínguez

Con información de: Prensa Latina

©2013-paginasarabes®

Kennedy, la bomba y Dimona

Bomba_atomica
.

Si Kennedy no hubiese sido asesinado, la influencia de Israel seguramente se hubiese visto limitada en otro sector más, el del armamento nuclear. Desde el inicio de los años 1950, David Ben Gurión, quien ejercía simultáneamente las funciones de primer ministro y de ministro de Defensa, había emprendido la fabricación secreta de bombas atómicas, desviando así de su objetivo el programa de cooperación pacífica Atom for Peace que Eisenhower había iniciado ingenuamente. Informado por la CIA, inmediatamente después de su llegada a la Casa Blanca, sobre el verdadero objetivo del complejo de Dimona, Kennedy hará todo lo posible por obligar Israel a renunciar [a sus intenciones en ese sentido]. Exigió a Ben Gurión la realización de inspecciones periódicas en Dimona. Primero lo hizo de viva voz, en Nueva York en 1961, y posteriormente a través de cartas oficiales cada vez más insistentes. En la última de esas cartas, fechada el 15 de junio de 1963, Kennedy exigía una primera inspección inmediata a la que seguirían inspecciones regulares cada 6 meses, a falta de lo cual «el compromiso y el respaldo de nuestro gobierno a Israel pudieran verse en serio peligro». El efecto de aquel mensaje fue sorprendente: Ben Gurión dimitió el 16 de junio, evitando así la recepción de aquella carta. Cuando el nuevo primer ministro Levi Eshkol entró en funciones, Kennedy le envió de inmediato una carta idéntica, fechada el 5 de julio de 1963.

Lo que quería Kennedy no era evitar que Israel alcanzara un poder que Estados Unidos reservaba para sí mismo y para sus aliados de la OTAN. Su objetivo formaba parte de un proyecto mucho más ambicioso, que ya había anunciado el 25 septiembre de 1961 –o sea 9 meses después de su investidura– ante la Asamblea General de la ONU: «Hoy cada habitante de este planeta debe imaginar el día en que este planeta haya dejado quizás de ser habitable. Cada hombre, mujer o niño está viviendo bajo una espada de Damocles nuclear pendiente de frágiles hilos que pueden ser cortados en cualquier momento por accidente o por error, o por locura. Hay que liquidar esas armas de guerra antes de que ellas nos liquiden […] Tenemos por lo tanto intenciones de lanzar un desafío a la Unión Soviética, no para una carrera armamentista sino para una carrera por la paz –para avanzar juntos, paso a paso, etapa por etapa, hasta alcanzar el desarme general y completo». Nikita Jruschov captó el mensaje y respondió favorablemente en una carta confidencial de 26 páginas, fechada el 29 de septiembre de 1961 y transmitida a través de un canal secreto. Después de la crisis de octubre de 1962 causada por los misiles instalados en Cuba, la guerra nuclear que habían logrado evitar a duras penas gracias a su propia sangre fría aproximó aún más a los dos jefes de Estado en cuanto a la convicción de que compartían la responsabilidad de liberar la humanidad de la amenaza atómica. Jruschov envió entonces a Kennedy una segunda carta privada en la que expresaba su esperanza de que, en 8 años de presidencia de Kennedy, «podamos crear buenas condiciones para una coexistencia pacífica en la Tierra, lo cual apreciarían altamente los pueblos de nuestros países así como los demás pueblos». A pesar de otras crisis, Kennedy y Jruschov prosiguieron aquella correspondencia secreta, hoy desclasificada, que comprende en total 21 cartas dedicadas en gran parte al proyecto de abolir el arma atómica.

En 1963, las negociaciones desembocaron en el primer tratado de limitación de los ensayos nucleares, que prohibía los ensayos nucleares en la atmósfera y bajo el agua, tratado firmado el 5 de agosto de 1963 por la Unión Soviética, Estados Unidos y el Reino Unido. Seis semanas más tarde, el 20 de septiembre de 1963, Kennedy expresaba ante la ONU su orgullo y esperanza: «Hace 2 años declaré ante esta asamblea que Estados Unidos había propuesto y estaba dispuesto a firmar un tratado limitado de prohibición de los ensayos. Hoy ese tratado está firmado. No acabará con la guerra. No eliminará los conflictos fundamentales. No garantizará la libertad a todos. Pero puede ser una palanca. Y se dice que Arquímedes, al explicar el principio de la palanca, dijo a sus amigos: “Denme un punto de apoyo y moveré el mundo.” Queridos cohabitantes de este planeta, podemos mover el mundo hacia una paz justa y duradera» .

En su última carta a Kennedy, entregada al embajador de Estados Unidos Roy Kohler pero que nunca llegó a su destinatario, Jruschov se mostraba igualmente orgulloso de aquel primer tratado histórico, que «ha inyectado una mentalidad fresca en la atmósfera internacional». Y presentaba otras proposiciones, retomando las palabras de Kennedy: «Su implementación abriría el camino hacia el desarme general y completo y, por consiguiente, hacia la liberación de los pueblos de la amenaza de la guerra.»

Para Kennedy, el arma nuclear era la negación de todos los esfuerzos históricos tendientes a civilizar la guerra evitando las víctimas civiles. «No dejo de pensar en los niños, no sólo en los míos o los tuyos, sino en los niños de todo el mundo», decía a su amigo y asistente Kenneth O’Donnell durante su campaña a favor del Test Ban Treaty. Y lo repitió en su alocución televisiva del 26 de julio de 1963: «Ese tratado es para todos nosotros, especialmente para nuestros hijos y nuestros nietos, que no tienen ningún grupo de cabildeo aquí en Washington.»

En los años 1960, el desarme nuclear era un objetivo realista. Sólo 4 países disponían del arma nuclear. Había una posibilidad histórica que aprovechar y Kennedy estaba decidido a no desperdiciarla. «Me obsesiona la impresión de que si no lo logramos, en 1970 habrá quizás 10 potencias nucleares en vez de 4, y 15 o 20 en 1975», dijo en su conferencia de prensa del 21 de marzo de 1963. Mientras que, siguiendo las huellas de Estados Unidos y la URSS, todos los países de la OTAN y del bloque del este daban un primer paso hacia el desarme nuclear, Israel hacía en secreto lo contrario y Kennedy estaba decidido a impedirlo.

La muerte de Kennedy, meses más tarde, alivió la presión sobre Israel. Johnson decidió ignorar lo que sucedía en el complejo de Dimona. John McCone, el director de la CIA nombrado por Kennedy, dimitió en 1965 quejándose del desinterés de Johnson sobre aquel tema. Israel obtuvo su primera bomba [atómica] hacia 1967, sin admitirlo nunca. Nixon tampoco se preocupó del asunto, mientras que su consejero de seguridad nacional Henry Kissinger expresaba en privado su satisfacción ante la idea de tener en Israel una potencia nuclear aliada. Nixon, de quien se puede decir que el Estado profundo entró con él a la Casa Blanca, jugó un doble juego. Mientras respaldaba públicamente el Tratado de No Proliferación de 1968 (que no era una iniciativa estadounidense), Nixon envió a su propia burocracia un mensaje totalmente opuesto a través de un National Security Decision Memorandum de carácter secreto (NSDM-6) que decía:

«No debe haber ningún esfuerzo de Estados Unidos por forzar a otros países […] a aplicar [el tratado]. Este gobierno, en su postura pública, debe reflejar un tono optimista en cuanto a que otros países firmen o ratifiquen [el tratado], apartándose al mismo tiempo de todo plan de hacer presión sobre esos países para que firmen o ratifiquen.»

Según las cifras del SIPRI (Stockholm International Peace Research Institute) correspondientes al años 2011, existen hoy en todo el mundo 20 000 bombas nucleares que tienen como promedio una potencia 30 veces superior a la bomba atómica de Hiroshima, lo cual equivale en total a 600 000 veces lo sucedido en Hiroshima. De esas bombas, 1 800 se hallan en estado de alerta, o sea listas para ser utilizadas en cuestión de minutos. Con menos de 8 millones de habitantes, Israel es la 6ª potencia nuclear a nivel mundial.

«Si dejásemos actuar al Presidente habría una guerra nuclear cada semana», decía Kissinger. Ya en los años 1950, Nixon había recomendado a Eisenhower el uso de la bomba atómica en Indochina y en Corea.

Hubo que esperar hasta 1986 y a que el Sunday Times publicara varias fotos tomadas en Dimona por el técnico israelí Mordechai Vanunu para que el mundo se enterara de que Israel se había dotado secretamente de la bomba atómica. Después de ser secuestrado por los servicios secretos israelíes, Vanunu fue condenado [en Israel] por «divulgación de secretos de Estado» y pasó en la cárcel 18 años, 11 de ellos en aislamiento total. Desde su liberación, en 2004, Vanunu tiene prohibido salir de Israel y comunicarse con extranjeros.

 

Por Laurent Guyénot

Con información de:  Red Voltaire

©2013-paginasarabes®

Compró Israel a Argentina entre 80 y 100 toneladas de uranio en los años 60

israel_a

El gobierno de Israel adquirió de manera secreta decenas de toneladas de óxido de uranio de Argentina para su programa de armas nucleares en los años 60, según documentos oficiales estadunidenses y británicos divulgados por la organización independiente National Security Archive.

Entre 1963 y 1964 el gobierno israelí compró entre 80 y 100 toneladas de uranio procesado conocido como yellowcake, el cual resulta indispensable como combustible para el reactor nuclear de Dimona y la producción de plutonio para armas atómicas. El gobierno estadunidense, según los documentos, se enteró de la adquisición por conducto de los servicios de inteligencia canadienses y obtuvo más detalles mediante su embajada en Buenos Aires.

El gobierno de Israel, en esos años, evadió responder las solicitudes diplomáticas estadunidenses de más información sobre dicha compra. Según el investigador William Burr, del National Security Archive –centro dedicado a la investigación y transparencia de las relaciones exteriores y asuntos de seguridad nacional de Estados Unidos–, esa historia «ha permanecido en gran medida desconocida porque Israel ha hecho todo lo posible por mantener en secreto hasta la fecha cómo y dónde adquirió materia prima para su programa atómico».

La organización señala que los documentos divulgados hoy revelan, entre otras cosas, que las restricciones francesas a la oferta de uranio a Israel en 1963 generaron sospechas en Washington de que Tel Aviv buscaría obtener el material de otras fuentes sin condiciones. Un informe de inteligencia canadiense, fechado en marzo de 1964, afirmaba que Israel ya contaba con los requisitos para «iniciar un proyecto modesto de desarrollo de armas atómicas» y que, en septiembre de 1964, fuentes de la embajada estadunidense en Argentina confirmaron la venta del material nuclear.

Los investigadores sostienen que a finales de 1960 la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) se enteró de que Israel, con la asistencia de Francia, estaba construyendo una instalación atómica cerca de Dimona. Estados Unidos, Canadá y Reino Unido sospechaban que Israel estaba desarrollando un programa de armas nucleares. Aun después de que se enteraron, los tres países mantuvieron el secreto. La instalación nuclear en Dimona, diseñada por los franceses, tenía mayor capacidad para producir plutonio de lo que suponían estadunidenses e ingleses, y «hasta hoy día no está claro qué tanto sabía la inteligencia occidental sobre la instalación y exactamente cuándo y cómo se enteró», comentan los especialistas y otros dos centros de investigación.

Aunque todos los documentos estadunidenses publicados hoy fueron desclasificados a mediados de los años 90, han permanecido casi olvidados y han sido poco consultados. Éstos, más otros de los gobiernos británico y canadiense, se pueden consultar en en esta página.

David Brooks
Con información de: La Jornada

©2013-paginasarabes®

¿Te imaginas una universidad euroárabe en España?

mezquita-de-klang-en-malasia
.

 

¿… Y que puedas realizar parte de tus estudios en centros universitarios de Palestina y Sudán del mismo modo que ahora puedes hacerlo en Alemania y Reino Unido? Estas cuestiones, entre otras, se van a debatir en la primera Conferencia Árabe-Europea de Educación Superior (AECHE) desde el próximo 30 de mayo hasta el 1 de junio en la Universidad de Barcelona (UB).

El encuentro está organizado por la Asociación de Universidades Árabes (AARU), la Asociación Europea de Universidades (EUA) y la Universidad de Barcelona (UB) y pretende crear un marco conjunto de intercambio de conocimiento y cooperación entre los centros de educación superior, así como de diálogo y entendimiento mutuo entre Europa y los países árabes.

En este sentido, está previsto que durante la cumbre se firmen convenios generales, se pongan en marcha acciones específicas y de colaboración con universidades de países como Palestina o Sudán y se presenten varias redes interuniversitarias.

¿Una universidad árabe en España?

Aunque está iniciativa y otras muestran el interés por diseñar un espacio euroárabe de educación superior, la voluntad de hacerlo surgió hace más de treinta años. La idea se fraguó en 1982 en el Parlamento Europeo donde se decidió que nuestro país podía ser el ‘dorado árabe’.

Como indica el informe elaborado para el efecto, «todas las circunstancias apuntan a España como lugar privilegiado para la creación de esta universidad», al conjugar el deseo español de ingresar en la Comunidad Económica Europea –en la actualidad la Unión Europea– (finalmente ingresó en 1986 junto a Portugal) con sus tradiciones históricas y su papel mediador con los países árabes.

Por esta razones, el Parlamento ubicado en la ciudad francesa de Estrasburgo aprobó dos años después una resolución que pedía su creación para estudios de posgrado en suelo español. Entre otras características destacaban que este centro, con sede principal prevista en la ciudad de Granada, sería «autónomo, no estatal, apolítico y laico».

Por otro lado, esta universidad estaba pensada para estar abierta, con preferencia, a estudiantes de la Unión Europea y del mundo árabe. Estaría dividida en tres facultades principales (Ciencias Lingüísticas, Naturales y Humanas), y se haría especial hincapié en los estudios interdisciplinarios. Durante, los dos primeros años estaría a su frente un rector español. Después, los profesores elegirían a su sucesor. La universidad estaría regida por un consejo de personalidades europeas y árabes.

Este deseo trabajado desde las instituciones europeas se acabó convirtiendo en la Fundación Euroárabe de Altos Estudios que a día de hoy tiene convenio con más de nueve universidades públicas (Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Alicante, Universidad de Barcelona, Universidad de Cádiz, Universidad de Granada, Universidad de Málaga, Universidad de Salamanca y Universidad de Sevilla), cuenta con 14 grupos de investigación, y ofrece a los estudiantes universitarios másters, cursos de posgrado, seminarios de especialización, ciclos y conferencias de Sensibilización y Educación para el Desarrollo, entre otras actividades.

Másteres y cursos de verano

La Fundación Euroárabe tiene un papel esencial en algunos másteres que oferta la universidad española. Entre otros, interviene en el Máster Oficial Universitario en Cooperación al Desarrollo, Gestión pública y de las ONGD de la Universidad de Granada, que en este curso académico 2012/2013, celebra su tercera edición como Máster Oficial adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Del mismo modo, la Feae mantiene su colaboración en el Máster propio en Derecho de Extranjería de la Universidad de Granada y en el Máster Internacional de Banca y Mercados Financieros de la Universidad de Cantabria y la Hassan II Aïn Chock que se celebra en la ciudad de Casablanca, localizada en Marruecos.

También se destaca la participación en la puesta en marcha y ejecución del I Máster de Gobernanza en el Mundo Árabe con la Universidad de Granada, iniciado en octubre de 2011 y vigente en la actualidad. En este programa la fundación patrocina y coordina el módulo dedicado a Gobernanza y Género.

Esta entidad también ha conseguido crear cátedras –entre ellas, la de Arte y Cultura– y acoger escuelas de verano. Un ejemplo es que del 27 de mayo al 29 de junio desarrolla el curso externo de la Universidad de Berkeley titulado como Los musulmanes en Occidente: Desde la España islámica y la construcción de la otredad.

En cuanto a la movilidad internacional, desde el año 2012 la Fundación Euroárabe está participando en el programa Erasmus Mundus, que promueve la cooperación entre la UE y terceros países y además favorece la movilidad en ambos sentidos y el acceso a la educación superior. En este sentido, colabora como entidad asociada en tres proyectos subvencionados por la Comisión Europea.

Al Idrisi, liderado por la Universidad de Granada, fomenta el intercambio entre Europa y el Maghreb. La iniciativa en la que participan un total de 20 universidades, 10 de Europa y 10 de Argelia, Marruecos y Túnez, tiene como objetivo proporcionar becas de movilidad a estudiantes de grado, máster y doctorado, investigadores post-doctorales y personal académico y administrativo. Para ello, la UGR dispone  de un presupuesto de 3,2 millones de euros.

El segundo proyecto es el EU Mobility Exchange NeTwork, liderado por la Universidad de Gales (Reino Unido) en el que participa también la Universidad de Granada y cuya actuación se desarrolla en la zona de Oriente Medio, en Egipto y Líbano.

Por último, la Universidad de Lund ubicada en Suecia, ha impulsado el intercambio entre estudiantes universitarios de Europa y de los países árabes de Jordania y Siria.

 Con información de : Expansión y AECHE

©2013-paginasarabes®