Archivo de la categoría: Irán

Al-Ghazali – Percibimos la luz…

«Percibimos la luz en tanto que existe y en tanto que no existe, porque está presente en un lugar y ausente en otro. Si el mundo estuviera continuamente iluminado, de una manera siempre idéntica a ella misma, y si no hubiera sombra y oscuridad, no se podría percibir la luz, que es la cosa más visible; es más, es lo que vuelve visible todo lo demás».

Al-Ghazali



©2018-paginasarabes®

Abu Abdallah Ÿa’far Ibn Muhammad (Rudakí)

Abu Abdallah Ÿa’far Ibn Muhammad (859-940), llamado Rudakí, fue el «padre» de la recuperación de la antigua épica irania. Estuvo al servicio de Nasr II (m. 943), emir samaní de Bujará, y en los últimos años de su vida fue condenado a la ceguera, sin duda a causa de sus convicciones shiíes. Fue autor de cien mil dísticos, de los cuales sólo se conservan menos de mil. Se destacó especialmente en el panegírico y la elegía fúnebre.

También llevó a cabo la versificación en persa de Calila y Dimna, la famosa colección de fábulas de origen indio, que había de convertirse en un clásico de la lengua árabe.

A Rudakí se le ha considerado como el verdadero primer poeta del Irán islámico, y ha sido llamado, a veces, «el Chaucer de Irán».



شاد زي با سياه چشمان ش
كه جهان نيست جز فسانه و باد
زآمده شادمان ببايد بود
وز گذشته نكرد بايد ياد
من و آن جعد موي غاليه بوي
من و آن ماهروي حور نژاد
نيكبخت آن كسي كه داد و بخورد
شور بخت آن كه او نخورد و نداد
باد و ابر است اين جهان فسوس
باده پيش آر ، هرچه بادا باد
رودکی سمرقندی

Vive felizmente con las de ojos negros
que el mundo no es nada más que viento y fábula.
Alégrate de lo que has conseguido
y no recuerdes el pasado.
Para mí aquel rizado y perfumado cabello,
para mí aquella cara de luna que es de raza de ángeles.
Afortunado es el que utiliza y obsequia,
desafortunado el que no utiliza y no ofrenda.
Este mundo de anhelo es como el viento y la nube,
acerca el vino, ¡pase lo que pase!




©2018-paginasarabes®

La tradición de invocar a Mushkil Gusha en Irán

La costumbre de invocar a Mushkil Gusha se practica en Irán, especialmente entre las mujeres musulmanas tradicionales. El cuento se cuenta cada semana en la víspera del viernes, el comienzo del día santo musulmán, (los musulmanes miden sus días desde la puesta del sol hasta la puesta del sol, por lo que la “víspera del viernes” se presentará antes del viernes por la mañana, al igual que la “Nochebuena” antes del día de Navidad.) Además de contar la historia, compartir un refrigerio especial con los pobres. A veces llamado aajeel y a veces nokhod kishmish, que es una mezcla de cosas como garbanzos tostados, pasas, dátiles secos, higos secos, nueces y semillas.

El nombre Mushkil Gusha que en persa se traduce como “Remover de dificultades”. ¿Pero exactamente quién y qué es él?. Si preguntas a los iraníes, obtienes diferentes respuestas. Algunos dicen que él es ‘Ali, el primo, yerno del profeta Muhammad y verdadero sucesor, según lo consideran los chiítas, cuya rama del Islam predomina en Irán. Pero una mujer iraní me dijo simplemente: “Es Dios, ¿no es así?”





Otros dicen que Mushkil Gusha es el profeta Khidr, el “Verde”, el santo patrón de los santos musulmanes llamados derviches. (Khidr es el nombre árabe. En Irán se lo llama Khezr y en Turquía, Hizir). Khidr aparece en muchos relatos musulmanes como el portador de la fortuna, un papel que comparte con el profeta Elías, de quien muchas de las mismas historias son reproducidas por la tradición judía. Este cuento fue contado principalmente de “The Story of Mushkil Gusha” en Persian Tales, recopilado y traducido por DLR y EO Lorimer, Macmillan, Londres, 1919, y con los aportes de  Kave Eshgi de Bristol, Inglaterra, cuya abuela le contó el cuento cada víspera de viernes, mientras crecía en la ciudad iraní de Kerman.

Por Aaron Shepard

©2018-paginasarabes®