Archivo de la etiqueta: Puerto Rico

Luz sobre luz, de Luce López Baralt

luce_lopez_baralt

Veo a la académica, escritora y amiga Luce López Baralt en su puertorriqueña casa frente a la Punta Las Marías, entre el Condado y la Isla Verde. Ahí escribió un hermoso libro de poemas que nacieron de la experiencia mística y el mucho amor por la obra de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa de Jesús, y por la poesía sufí en lengua árabe. Luz sobre luz es una frase tomada de ese hermoso libro que es el Corán. De su sabiduría nacen, en buena medida, la lírica de Nuri y de Ibn Arabi. Luce ha dedicado su vida al estudio de los místicos españoles y al análisis de la literatura árabe y persa. Gracias a ella hemos descubierto nuevas facetas en la experiencia espiritual y formal de San Juan y de Santa Teresa. Por otra parte, su dedicación al pensamiento y a la lírica de los sufíes nos entregó una serie de estudios sobre poetas como Jayyam.

Luz sobre luz es un libro que recoge una profunda experiencia espiritual, un intenso diálogo con la divinidad y una búsqueda de los niveles de la iluminación que, al mismo tiempo, produce alegría y desasosiego. Para escribir estas notas releí a Francis Thompson y a Crashaw, poetas del llamado conceptismo metafísico que tuvo su origen en la Inglaterra del siglo XVII, y que alcanzó su mayor altura con Thompson a fines del XIX y principios del XX. El libro de Luce me llevó a la relectura de “El lebrel del cielo”, el poema fundamental sobre la presencia y la generosa persecución de la gracia divina de la que el hombre intenta huír inutilmente. Dice Thompson:

persecución sin prisa, imperturbable,
inminencia prevista y sin contraste.
Los oigo resonar… y aún más fuerte
una Voz que me advierte:
“todo te deja, porque me dejaste”.

Nuestra autora busca infatigablemente las palabras para decir lo indecible, para expresar lo inexpresable. Nuestra condición humana sólo puede acercarse a ese misterio profundo a través del intento de usar las palabras para llegar a una definición que, apenas alcanzada, vuelve a disiparse:

El misterio del Amor
cuando se enciende en Luz:
Me convierte en un mosaico encendido
que flota sobre la nada.

Nos dice Luce que el místico se debate “entre la posibilidad de decir y la imposibilidad de no decir”. Nuestra autora ha recibido información sobre esta difícil temática, tanto de poetas occidentales como José Ángel Valente, Ernesto Cardenal, Jorge Guillén, nuestra Concha Urquiza y Thomas Merton, como de los poetas de la mística árabe y persa. Todas estas presencias se agitan detrás de esta iluminada y, al mismo tiempo, conturbada experiencia poética. Cumple Luce su proyecto de libro unitario lleno de sinceridad y de belleza formal, gracias a un denodado esfuerzo, pero, sobre todo, a una iluminación venida del interior. Recuerdo que Rimbaud dio al converso Paul Claudel la noción de la poesía como una misteriosa iluminación que viene de nosotros y, al mismo tiempo, nos ilumina una parte del camino. Nos dice Luce:

Si tuviera lenguaje
enseñaría a cantar a los ruiseñores

Participan en la experiencia mística todos los alimentos terrenales, los aromas, los colores, los emblemas de la belleza y de la plenitud. Por eso, con delicadeza inaudita, Luce afirma:

La fragancia se desprende
de la rosa.

Su color blanco flota en el aire,
sus pétalos de seda
son intangibles al tacto,
la rosa no existe:

aún la tengo en la mano

Hermosa experiencia “a lo divino”, búsqueda, llegada y nueva búsqueda. San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, los místicos sufíes… todos ellos están presentes en un libro originalísimo que busca la luz y viene de la luz, como lo dice el verso coránico.

Por Hugo Gutiérrez Vega
Con información de: Bazar de Asombros

©2015-paginasarabes®

Los árabes dejan huella en la cultura boricua

kiosco_arabe
Los árabes dejan su huella en la cultura boricua – Su marca es palpable en la arquitectura del Viejo San Juan

La huella árabe lleva tantos años impresa en la realidad boricua que antecede por mucho a las migraciones de ciudadanos procedentes de países arábigos desencadenadas por conflictos armados en el Medio Oriente durante el siglo XX.

Esa huella se remonta a los tiempo de la colonización española. “Cuando España llega a Puerto Rico en 1493, llega tras 800 años de imperio musulmán en territorio español”, explicó Juan Caraballo, profesor de Antropología de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. “Así que somos receptores de un bagaje cultural tintado por árabes durante casi un milenio”.

La influencia es palpable en estructuras del Viejo San Juan, cuya arquitectura muestra elementos moriscos, como patios interiores y fuentes pegadas a las paredes. Ambos elementos suelen incluirse por tradición en las casas árabes hace cientos de años, para resaltar la importancia del agua y la vegetación y hacer las veces de un oasis en medio del desierto.

“En la calle Fortaleza he visto edificios con azulejos escritos todavía en árabe”, recordó Oliver Makari, palestino que hace 24 años se estableció en Puerto Rico procedente de Jerusalén.

La marca también se hace presente en el idioma, pues el español cuenta con unas 4,000 palabras de origen árabe. “Desde la palabra ‘dinero’, que viene del ‘dinar’, que es la moneda de varios países árabes, y muchas palabras que empiezan con ‘al’, que es en árabe como el artículo ‘el’ en español”, expuso Makari, quien es dueño del restaurante El Cairo, en Puerto Nuevo.

El imán Zaid Abdelrahim, del Centro Islámico de Montehiedra, en San Juan, apuntó que no fue solo a través de los españoles que llegó la influencia árabe e islámica. “¿Recuerdas el refrán que dice: ‘el que no tiene dinga tiene mandinga’? Pues los mandinga eran musulmanes del occidente del Sudán”, dijo al citar el libro Puerto Rico: Cinco siglos de historia, de Francisco Scarano.

Sudán, que es un país árabe, fue el lugar de origen de muchos africanos traídos a la Isla. “Los mandinga eran naturales de esa área y habían adoptado la religión islámica antes del comercio de esclavos”, detalló Abdelrahim.

 Por Ruth N. Tellado Domenech

Con información de : El Nuevo Día

©2013-paginasarabes®

Siria y la mentira del «I have a dream»

Obama
Siria y la mentira del «I have a dream»

Regreso de Berlín donde, por puro azar, asistí a parte de la celebración del Festival del S.P.D, una fiesta anunciada y ampulosa que transformó la capital alemana por unos días en un paisaje decorado con pancartas y cubos de cartón con logo que se transformaban en sillas improvisadas, en discursos, proyecciones, conciertos y arengas diversas. Los organizadores tomaron, literalmente, la Puerta de Brandenburgo, que se divisaba como un espacio difuso entre las intersecciones de metal formadas por los andamios y escalinatas, escaparates perecederos de demagogia y palabras.

A lo largo del día era inevitable encontrarse con alguno de las decenas de actos que se habían planeado para acordonar Berlín: fastuosas exposiciones o proyecciones multimedia, técnicamente perfectas e impactantes, llenas de contenidos ególatras, con una mirada a la historia totalmente sesgada, por incompleta, al esquivar intencionadamente “la otra versión” del pasado, recitando un eslogan que se resumía en todo lo hicimos, nos levantamos y conseguimos la paz de dos Alemanias, somos una nación limpia y esforzada.

Me acompañaba en este viaje mi hijo, un muchacho de 23 años que no tiene el bagaje vital que le permitiría comprender con cierta intensidad la realidad de la pacificación de Alemania, su pasado y otras realidades, más allá de ese asesinato a la esperanza y esa injusticia que se esconde tras el eufemismo de la llamada actual crisis de Europa, pero con la sensibilidad y capacidad de indignación suficiente como para mostrar hasta qué punto se ha instaurado la desconfianza en nosotros. Aún no conociendo a fondo la Historia, y con un pragmatismo que en muchas ocasiones admiro, al ver una de las mega proyecciones de la celebración, me dijo:“ Así que el utilizar la Historia como una alfombra debajo de la que esconder la porquería, es una técnica nada nueva ¿no? ” Hablaba de “la porquería”. La nuestra. Hablaba de “esconder”, de “esconderla”.

Al cabo de unos días comenzaba ya a afirmarse, descarada y públicamente, lo que llevan más de dos años tramando entre sus manos, genocidas e imperialistas, los USA: el genocidio de Siria. Mentiras con acento americano, pronunciadas sin ningún tipo de vergüenza y manipulación de la información hasta el punto de que los datos veraces, si los hubiera, pasarán ante nosotros sin que los percibamos, manipulados como estamos por los falsimedia vendidos a los intereses económicos, que no humanitarios ni sociales.

La portada de hoy, 30 de agosto, de THE NEW YORK TIMES incluye un titular que es uno más de los insultos a la verdad y una partícula de la porquería de la que hablaba mi hijo, con consecuencias letales y crueles no sólo para los habitantes de Siria sino también para el resto del mundo. Según este diario, el objetivo del ataque con misiles que los USA está planeando, es restaurar la borrosa “linea roja” que Obama marcó hace un año contra el uso de armas químicas. Produce escalofríos leer cómo se pretende definir (y justificar ya ni siquiera subliminalmente) la acción homicida, imperialista y genocida del gobierno americano, ése que nos vende un líder de color como una muestra de su talante democrático y no racista. El ataque genocida, denominado, también eufemísticamente “posible intervención”, se justifica como una actuación (manera infame de evitar decir asesinato de población civil) que ayudará al orden mundial porque marcará una amenaza para que los “malos” (es decir, el resto del planeta que no son los sobrinos del tío Sam y sus aliados) no utilicen armas químicas y contengan sus ímpetus bélicos, sus pretensiones de conquista. A estas alturas, no hace falta decir que ésto, esta posible justificación del posible genocidio, es una GRAN MENTIRA, una peligrosísima MENTIRA.

Se nos ha querido hacer cómplices del genocidio a través de discursos, de la mentira de la necesidad y búsqueda de la unidad de Naciones Unidas, de imágenes y noticias, no porque se busque nuestra opinión –NO CONTAMOS, para el poder económico-político, EN ABSOLUTO, ni para ésto ni para NADA- sino para avanzar en los planes de manipulación y domesticación que ellos saben que les auparán más fácilmente hasta la cumbre del poder y, además, para tantear a países y descubrir quién está con ellos y quién no, para dar y prometer, conceder a cambio de pactos y compromisos que impulsan el engranaje de la economía (venta de armas, exportaciones, empresas que reconstruirán lo asolado, compras de recursos y tierras que depreciarán momentáneamente su valor, mapa de comunicaciones y accesos económicos …)

Nos han querido vender que la información sobre el ataque con armas químicas del gobierno sirio es veraz, y se ha demostrado que es TOTALMENTE FALSO, pero no han sido difundidas, ni explicadas, con tanta profusión noticias como :

  1.  La aceptación, realizada por parte de ese gobierno, de ser investigados, e investigar el ataque, por observadores externos.
  2. Las posturas en contra de la posible intervención con misiles.
  3. La extraña antelación, junio 2013, con la que Obama anunció que ayudaría militarmente a los rebeldes sirios ante las irrefutables (nunca las aportó) pruebas de que el gobierno había utilizado armas químicas.
  4. La información que recuerda que los supuestos “rebeldes extremistas” han sido armados y financiados por alguien (se supone que no por el mismo gobierno sirio) con la aprobación tácita y coordinada del Este, desde que se quisieron presentar, interesadamente, las protestas sirias como un “levantamiento”.
  5. La existencia de un grupo de inteligencia, una alianza probada, entre Estados Unidos, Israel, Reino Unido, Francia, Qatar, Turquía, Arabia Saudita, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y grupos paramilitares libaneses, bajo la influencia de Arabia Saudita, que tiene intereses económicos y estratégicos poderosos comunes, entre los que está el control de Siria, pretendido por esos gobiernos, sus instituciones, donantes privados de esos países, contratistas militares y empresarios, unidos para facilitar desde marzo de 2011 la transferencia de armas a los rebeldes.

Hace unas horas, Obama se ha atrevido a comentar públicamente que él, el que buscaba la unión de posturas, realizará la intervención con o sin la ONU, con o sin el Reino Unido, que ha dicho NO a la intervención. En el colmo de la hipocresía, para redondear un plan macabro, que le reportará suculentos beneficios, Obama se ha despachado con un titular que no tiene desperdicio y que explica que El presidente reconoció que su intervención “no terminará con la muerte de civiles inocentes en Siria”, pero hará que el régimen entienda que el uso de armas químicas interfiere con los intereses nacionales de Estados Unidos.

Más “porquería” que no cabrá bajo la alfombra de la Historia.

Y en paralelo, dejando al descubierto la verdadera verdad, permítanme el juego de palabras, la HIPOCRESÍA, el mismo impulsador del genocidio, hace dos días, presidia los actos de conmemoración del pronunciamiento del discurso I HAVE A DREAM, de M. Luther King:

“De pie en la zona cero del campo de batalla del movimiento por los derechos civiles, el presidente Barack Obama retó a las nuevas generaciones el miércoles a apoderarse de la causa por la equidad racial y honrar a los “gloriosos patriotas” que marcharon hace medio siglo a los mismos escalones desde los que el reverendo Martin Luther King habló durante la Marcha sobre Washington”

“El arco del universo moral podría doblarse hacia la justicia, pero no lo hará por sí solo“, dijo el presidente genocida, pero evito decir que el sentido de justicia al que se refería es el sinónimo de IMPERALISMO e Injusticia, invasión, expolio y mentiras. Evito recordar que el artículo 2/4 de la Carta de Naciones Unidas declara ilegal cualquier uso de la fuerza realizado por un país sobre otro, que el 2/7 prohíbe la intervención en las disputas internas de otro país…

Obama sufre una peligrosa amnesia selectiva: su país utilizó Napalm y cantidades elevadísimas de Agente Naranja en Vietnam, mucho antes que se produjese el supuesto uso de armas químicas del gobierno sirio. Su país, el que pretende ser el sheriff mundial, y según prueban informes desclasificados de la CIA, ayudó con armas químicas a Hussein en el conflicto que enfrentó a Irán e Irak. Su limpio y democrático país ha estado utilizando otros países para sus experimentos sobre armas químicas, como es el caso de las Islas Vieques, en Puerto Rico, en donde durante más de 60 años, los Estados Unidos han experimentado con humanos y el medio ambiente los efectos del Agente Naranja, el napalm, el uranio enriquecido, el mercurio, el TNT y otros agentes químicos, utilizados letalmente en su territorio.

A Obama se le olvidan muchas cosas, por eso puede mantener la mentira de su I HAVE A DREAM.

Por Pura María García

Con información de : Diario Octubre

©2013-paginasarabes®