Archivo de la categoría: Ciencias

De Persia,Drusos y Magos

.
.

De Persia,Drusos y Magos. 

 

Dice Platón que la mística religión maga denominada Machagistia es la forma cultual menos adulterada. Posteriormente, uno de los Zoroastros le añadió los Misterios de los santuarios caldeos, y Darío Hystaspes la perfeccionó con los conocimientos adquiridos entre los ascetas de la India, cuyos ritos eran idénticos a los de los magos iniciados . Amiano Marcelino, al relatar la expedición de Darío, dice que este monarca llegó en su avance por la India septentrional a una selva donde moraban en apartado retiro los samanos o brahmanes eremíticos, quienes le instruyeron en la ciencia astronómica y en los verdaderos ritos con que después depuró la religión de los magos, quienes, ya expertos en su peculiar ciencia del vaticinio, transmitieron el reformado sistema a sus descendientes y sucesores. De estos magos aprendieron los sufíes de Persia y Siria la astronomía, la medicina y la filosofía esotérica.

Dice King sobre el particular:

La doctrina sufí enseñaba que toda confesión religiosa era perfectamente compatible en su aspecto externo con el secreto mantenimiento de una creencia universal. Así es que los sufíes consideraron las religiones cultuales desde el mismo punto de vista que los filósofos antiguos.

Los drusos del monte Líbano, actuales descendientes de los iniciados de la antigüedad, están esporádicamente difundidos por las arenosas soledades de Egipto, Arabia Pétrea, Palestina y los impenetrables bosques de Abisinia. Son los drusos ardorosos estudiantes que rara vez se prestan a salir de su retiro para tratar con los profanos, y entre ellos los hay de todas las nacionalidades. Puede considerarse esta escuela como una confraternidad subalterna de la suprema confraternidad cuyo sigilo estuvo siempre en directa proporción del recrudecimiento de las persecuciones religiosas, hasta el punto de que en la actualidad el prevaleciente materialismo ha puesto en más hondo misterio su existencia.

Pero de este misterio no debe inferirse que la aludida confraternidad sea ficción nominalista con nombre propio, pues no importa que sus adeptos lo lleven indistintamente egipcio, indo o persa. Algunos investigadores fidedignos, tuvieron trato con individuos de la citada confraternidad, y pueden publicar sobre ella determinados informes por licencia especial del que tiene derecho de concederla.

Sobre este punto dice Mackenzie:

Desde tiempos muy remotos subsiste una oculta confraternidad con su jerarquía de dignatarios y signos secretos, que por peculiares procedimientos didácticos enseñan ciencias, religión y filosofía… Si hemos de creer a los que hoy día dicen pertenecer a ella, entre sus secretos conocimientos se cuentan la piedra filosofal, el elixir de larga vida, el arte de hacerse invisibles y la facultad de comunicarse directamente con el mundo ultraterrestre.

En cuanto a nosotros, hemos conversado con tres personas que aseguran pertenecer a la confraternidad subsistente hoy día.

No había motivo alguno para recelar de aquellos tres individuos, que dan pruebas de conocerse entre sí y que en la austeridad de su vida, sobrios gustos y ascéticas costumbres tenían la más valiosa prueba de veracidad. Representaban de cuarenta y cuarenta y cinco años, y desde luego se colegía su vasta erudición y el conocimiento que de varios idiomas demostraban. No permanecían mucho tiempo en una misma población, sino que se marchaban de improviso, sin que nadie lo advirtiese.



Otra confraternidad subalterna es la llamada de los Pitris en la India, que no obstante haber divulgado Jacolliot su nombre, es todavía más secreta que la llamada Hermanos herméticos por Mackenzie. Si Jacolliot supo algo de esta hermandad de Pitris lo debió a los manuscritos que los brahmanes le permitieron consultar, por razones de ellos conocidas. El Agruchada Parikshai dice algo sobre esta hermandad secreta, tal como era en antiguos tiempos; pero nada en concreto resulta de las explicaciones que da de los ritos místicos y los conjuros mágicos, de suerte que las místicas palabras: L’om L’Rhum, Sh’hrum y Sho-rim Ramaya-Namaha, quedan tan enigmáticas como antes. Sin embargo, preciso es justificar a Jacolliot, porque acepta los hechos plenamente sin entrar en estériles especulaciones.

Quien quiera convencerse de que hoy mismo existe una religión que durante siglos ha burlado las osadas pesquisas de los misioneros y las cachazadas investigaciones de los arqueólogos, procure sorprender en su retiro a los drusos de Siria, que en número de unos ochenta mil se extienden desde la llanura oriental de Damasco hasta la costa occidental. No apetecen prosélitos, eluden toda notoriedad y mantienen amistoso trato con cristianos y musulmanes cuando las circunstancias lo exigen, pues respetan las religiones extrañas, aunque sin revelar jamás los secretos de la suya. En vano los misioneros intentan intimidarlos con amenazas, excitarlos con los dicterios de infieles, idólatras, bandidos y ladrones, o atraerlos con halagos y dádivas, pues nada puede persuadir a un druso a convertirse al cristianismo.

Respecto a los profanos, no se les deja ver siquiera los libros sagrados ni tienen el más remoto indicio del lugar donde se custodian; y aunque algunos misioneros se alaban de poseer ejemplares de estos libros, como los que Nasr-Allah regaló al rey de Francia y tradujo Petis de la Croix en 1701, no son mas que una exposición de doctrinas más o menos divulgadas sin secreto alguno entre los montañeses de Líbano, compiladas por un derviche apóstata que fue expulsado de la comunidad hanafita por malversar dinero de los huérfanos y de las viudas. Tampoco tiene ningún valor esotérico la obra de Silvestre de Sacy titulada: La religión de los drusos, que se reduce a un enjambre de hipótesis. El año 1870 un viajero inglés encontró un ejemplar de esta obra en el alféizar de la ventana de una de las capillas de los unitarios, y al preguntarle al okal  sobre la utilidad de aquel libro, respondió irónicamente después de hojearlo: “Leed esta instructiva y verídica obra, porque no podría yo explicaros mejor ni más acabadamente los misterios de Dios y de nuestro bienaventurado Hamsa”. El viajero comprendió la ironía de esta respuesta …

©2013-paginasarabes®

¿Te imaginas una universidad euroárabe en España?

mezquita-de-klang-en-malasia
.

 

¿… Y que puedas realizar parte de tus estudios en centros universitarios de Palestina y Sudán del mismo modo que ahora puedes hacerlo en Alemania y Reino Unido? Estas cuestiones, entre otras, se van a debatir en la primera Conferencia Árabe-Europea de Educación Superior (AECHE) desde el próximo 30 de mayo hasta el 1 de junio en la Universidad de Barcelona (UB).

El encuentro está organizado por la Asociación de Universidades Árabes (AARU), la Asociación Europea de Universidades (EUA) y la Universidad de Barcelona (UB) y pretende crear un marco conjunto de intercambio de conocimiento y cooperación entre los centros de educación superior, así como de diálogo y entendimiento mutuo entre Europa y los países árabes.

En este sentido, está previsto que durante la cumbre se firmen convenios generales, se pongan en marcha acciones específicas y de colaboración con universidades de países como Palestina o Sudán y se presenten varias redes interuniversitarias.

¿Una universidad árabe en España?

Aunque está iniciativa y otras muestran el interés por diseñar un espacio euroárabe de educación superior, la voluntad de hacerlo surgió hace más de treinta años. La idea se fraguó en 1982 en el Parlamento Europeo donde se decidió que nuestro país podía ser el ‘dorado árabe’.

Como indica el informe elaborado para el efecto, «todas las circunstancias apuntan a España como lugar privilegiado para la creación de esta universidad», al conjugar el deseo español de ingresar en la Comunidad Económica Europea –en la actualidad la Unión Europea– (finalmente ingresó en 1986 junto a Portugal) con sus tradiciones históricas y su papel mediador con los países árabes.

Por esta razones, el Parlamento ubicado en la ciudad francesa de Estrasburgo aprobó dos años después una resolución que pedía su creación para estudios de posgrado en suelo español. Entre otras características destacaban que este centro, con sede principal prevista en la ciudad de Granada, sería «autónomo, no estatal, apolítico y laico».

Por otro lado, esta universidad estaba pensada para estar abierta, con preferencia, a estudiantes de la Unión Europea y del mundo árabe. Estaría dividida en tres facultades principales (Ciencias Lingüísticas, Naturales y Humanas), y se haría especial hincapié en los estudios interdisciplinarios. Durante, los dos primeros años estaría a su frente un rector español. Después, los profesores elegirían a su sucesor. La universidad estaría regida por un consejo de personalidades europeas y árabes.

Este deseo trabajado desde las instituciones europeas se acabó convirtiendo en la Fundación Euroárabe de Altos Estudios que a día de hoy tiene convenio con más de nueve universidades públicas (Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Alicante, Universidad de Barcelona, Universidad de Cádiz, Universidad de Granada, Universidad de Málaga, Universidad de Salamanca y Universidad de Sevilla), cuenta con 14 grupos de investigación, y ofrece a los estudiantes universitarios másters, cursos de posgrado, seminarios de especialización, ciclos y conferencias de Sensibilización y Educación para el Desarrollo, entre otras actividades.

Másteres y cursos de verano

La Fundación Euroárabe tiene un papel esencial en algunos másteres que oferta la universidad española. Entre otros, interviene en el Máster Oficial Universitario en Cooperación al Desarrollo, Gestión pública y de las ONGD de la Universidad de Granada, que en este curso académico 2012/2013, celebra su tercera edición como Máster Oficial adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Del mismo modo, la Feae mantiene su colaboración en el Máster propio en Derecho de Extranjería de la Universidad de Granada y en el Máster Internacional de Banca y Mercados Financieros de la Universidad de Cantabria y la Hassan II Aïn Chock que se celebra en la ciudad de Casablanca, localizada en Marruecos.

También se destaca la participación en la puesta en marcha y ejecución del I Máster de Gobernanza en el Mundo Árabe con la Universidad de Granada, iniciado en octubre de 2011 y vigente en la actualidad. En este programa la fundación patrocina y coordina el módulo dedicado a Gobernanza y Género.

Esta entidad también ha conseguido crear cátedras –entre ellas, la de Arte y Cultura– y acoger escuelas de verano. Un ejemplo es que del 27 de mayo al 29 de junio desarrolla el curso externo de la Universidad de Berkeley titulado como Los musulmanes en Occidente: Desde la España islámica y la construcción de la otredad.

En cuanto a la movilidad internacional, desde el año 2012 la Fundación Euroárabe está participando en el programa Erasmus Mundus, que promueve la cooperación entre la UE y terceros países y además favorece la movilidad en ambos sentidos y el acceso a la educación superior. En este sentido, colabora como entidad asociada en tres proyectos subvencionados por la Comisión Europea.

Al Idrisi, liderado por la Universidad de Granada, fomenta el intercambio entre Europa y el Maghreb. La iniciativa en la que participan un total de 20 universidades, 10 de Europa y 10 de Argelia, Marruecos y Túnez, tiene como objetivo proporcionar becas de movilidad a estudiantes de grado, máster y doctorado, investigadores post-doctorales y personal académico y administrativo. Para ello, la UGR dispone  de un presupuesto de 3,2 millones de euros.

El segundo proyecto es el EU Mobility Exchange NeTwork, liderado por la Universidad de Gales (Reino Unido) en el que participa también la Universidad de Granada y cuya actuación se desarrolla en la zona de Oriente Medio, en Egipto y Líbano.

Por último, la Universidad de Lund ubicada en Suecia, ha impulsado el intercambio entre estudiantes universitarios de Europa y de los países árabes de Jordania y Siria.

 Con información de : Expansión y AECHE

©2013-paginasarabes®

Stephen Hawking se une al boicot académico contra el régimen israelita

stephen-hawking
Stephen Hawking © Vanguardia

El reconocido físico británico y profesor de matemáticas de la Universidad de Cambridge, Stephen Hawking, rechazó la invitación a una conferencia organizada en Jerusalem por Shimon Peres, en protesta por el trato que han dado a los palestinos desde la ocupación israelita.

Stephen Hawking , de 71 años de edad, había aceptado encabezar en junio la quinta conferencia de presidentes, «Enfrentando el Mañana», a la que asistirán importantes personajes internacionales, sin embargo, la semana pasada escribió una breve carta a Shimon Peres donde le comunicaba que había cambiado de opinión, informó el diario The Guardian.

Hawking, se unió al  boicot académico con base en la recomendación unánime de sus propios contactos integrantes del Comité Británico para las Universidades de Palestina, relacionado con la manifestación académica, mismos que hicieron público un comunicado.

El nombre de Hawking fue excluido de la lista de oradores que figuran en el sitio web oficial.

La decisión del especialista marca una nueva etapa en la campaña de boicot, desinversión y sanciones a las instituciones israelíes, que comenzó en abril pasado cuando el Sindicato de Maestros de Irlanda fue la primera asociación de profesores en Europa en pedir el boicot académico al régimen israelita, seguida de la Asociación de Estudios Asiático-Americanos de Estados Unidos.

Otras personalidades británicas que se han unido al boicot, rechazando la invitación del sistema israelita , son: Elvis Costello, Roger Waters, Brian Eno, Annie Lennox y Mike Leigh.

El académico ha visitado Palestina en cuatro ocasiones, la más reciente en 2006, en donde dictó conferencias públicas en diferentes universidades del territorio , no obstante , en 2009 Hawking se pronunció y denunció el ataque de tres semanas contra Gaza.

©2013-paginasarabes®

Hidráulica en el Antiguo Egipto

Luxor
Luxor

 

¿Cómo llegó a Egipto la ciencia?  ¿Cuándo despuntó la aurora de aquella civilización cuya maravillosa pujanza nos revela la arqueología? ¡Ay! mudos están los labios de Memnon y ya de ellos no salen oráculos. El silencio de la Esfinge es enigma todavía mayor que el propuesto a Edipo. No aprendió ciertamente el antiguo Egipto cuanto a los demás pueblos enseñara, por intercambio de ideas y descubrimientos con los vecinos semitas. A este propósito dice el autor de un artículo publicado recientemente:   Cuando mejor conocemos a los egipcios tanto más los admiramos. ¿De quién aprenderían aquellas artes pasmosas que con ellos murieron?… Nada prueba que la civilización y la ciencia naciesen y se desenvolvieran allí de modo semejante a como en los demás pueblos, sino que todo parece derivarse en continuado perfeccionamiento de las más remotas épocas. La historia demuestra que ningún pueblo aventajó al egipcio en sabiduría .   No comisionaba el Egipto a la juventud escolar para aprender novedades en las demás naciones, antes al contrario, de todas partes acudían los estudiantes a Egipto ansiosos de conocimientos. La hermosa reina del desierto se recluía arrogantemente en sus encantados dominios y forjaba maravillas como si se prevaliera de mágica varilla.

HIDRÁULICA  EGIPCIA

Dice Salverte que “la mecánica llegó entre los antiguos a un grado de perfección desconocido todavía entre los modernos; y ciertamente que tampoco los ha sobrepujado nuestra época en punto a invenciones, pues a pesar de cuantos medios han puesto en manos del mecánico los progresos científicos, hemos tropezado con insuperables dificultades en el intento de erigir sobre su pedestal uno de aquellos monolitos que cuarenta siglos ha erigían los egipcios numerosamente ante sus edificios sagrados”. El reinado de Menes, el rey más antiguo de que nos habla la historia, ofrece diversas pruebas de que los egipcios conocían la hidráulica mucho mejor que nosotros. Durante el reinado de aquel monarca, cuya época se hunde en los abismos del tiempo como lejanísima estrella en las profundidades de la bóveda celeste, se llevó a cabo la gigantesca empresa de desviar el curso del Nilo o, mejor dicho, de sus tres brazos principales, de modo que bañase la ciudad de Menfis. A este propósito, dice Wilkinson que “Menes calculó exactamente la resistencia que era preciso vencer y construyó un dique cuya imponente fábrica y enormes muros de contención desviaron las aguas hacia el Este, dejando el río encauzado en su nuevo lecho” Herodoto nos ha legado una poética y fiel descripción del lago Moeris, así llamado por el monarca egipcio a quien se debió aquella artificial sabana de agua.


Dice el famoso historiador que el lago medía 450 millas de circuito por 300 pies de profundidad y lo alimentaba el Nilo mediante canales que derramaban parte de las aguas procedentes de las inundaciones anuales, con objeto de aprovecharlas para el riego en muchas millas a la redonda. Había en el lago, muy hábilmente construídas, sus correspondientes compuertas, presas, esclusas y máquinas hidráulicas. Los romanos aprendieron posteriormente de los egipcios el arte de las construcciones hidráulicas; pero nuestros progresos en esta rama de la mecánica han revelado las muchas deficiencias de que adolecieron en varios pormenores, pues si bien conocían los principios y leyes generales de la hidrostática e hidrodinámica, no estaban tan familiarizados como los ingenieros modernos, con los enchufes y junturas de los tubos de conducción, según lo prueba que construyeran muy largos acueductos a flor de tierra, en vez de cañerías subterráneas de hierro. Sin embargo, los egipcios emplearon indudablemente procedimientos de mayor perfección en sus canales y demás obras hidráulicas; y aunque los ingeneros encargados por Lesseps de las obras del canal de Suez habían aprendido su ciencia de los romanos, como estos de los egipcios, recibieron con burlas la indicación de que tal vez en los museos del país hallarían medio de corregir algunas imperfecciones del proyecto. No obstante, los ingenieros lograron dar a aquella “larga y horrible zanja”, como llamó Carpenter al canal de Suez, la suficiente resistencia para convertir en vía navegable lo que al principio parecía cenagosa trampa para aprisionar buques.

Los aluviones del Nilo han alterado por completo en treinta siglos el área de su delta, que paulatinamente se adelanta mar adentro y extiende con ello los dominios del Kedive. En la antigüedad, la boca principal del Nilo se llamaba Pelusiana y hasta ella llegaba desde Suez el canal de Necho, abierto por el rey de este nombre. Después de la derrota de Antonio y Cleopatra en Accio, una parte de la flota pasó al mar Rojo por este canal, lo que denota la profundidad que le dieron aquellos primitivos ingenieros. Los colonos del Colorado y Arizona han fertilizado vastos terrenos, antes estériles, mediante un ingenioso sistema de riegos que mereció calurosos elogios de la prensa; pero no es tanto su mérito si consideramos que a unas 500 millas más arriba de El Cairo se extiende una faja de tierra que substraída a la aridez del desierto es, según Carpenter, el país más feraz del mundo. Dice sobre el particular este autor que “durante miles de años condujeron estos ramificados canales el agua dulce del Nilo para fertilizar aquella larga y angosta faja de tierra de la misma suerte que el delta, cuya peculiar red de canales data de los primitivos tiempos de la monarquía egipcia”. La comarca francesa de Artois ha dado su nombre al pozo artesiano, como si allí se hubiese empleado por vez primera este procedimiento; pero los anales chinos dicen que estos pozos eran ya de aprovechamiento común algunos siglos antes de la era cristiana.


©2013-paginasarabes®

Miserias del imperio: Experimentos con niños

cabecera_citas_2
.

 Miserias del imperio: Experimentos con niños

En 1998, el médico norteamericano Peter R. Breggin denunció públicamente que la Foodand Drug Administration había otorgado el permiso para que se realizaran experimentos en niños neoyorquinos con la fenfluramina (que por entonces ya estaba prohibida). En septiembre de 1997, ese mismo organismo había prohibido que el medicamento se continuara comercializando en EE.UU., ya que sus efectos colaterales incluían valvulopatías con riesgo vital y destrucción de células del cerebro. Por esa razón, la fenflurafnina fue retirada del mercado en todo el mundo, incluso en Alemania, donde la distribuidora Itherapie la comercializaba como medicamento adelgazante con el nombre Ponderax.

Los niños utilizados como conejillos de Indias por los investigadores de las universidades de Nueva York y Oueens no eran niños elegidos al azar. Eran de origen negro o latino, de familias pobres cuyos miembros seguramente no formularían ninguna pregunta incómoda. Estos ensayos fueron financiados por autoridades estatales… (KW/HW)

©2013-paginasarabes®

Napoleón y la «Mecanique céleste»

cabecera_citas_2

 

Cuando Newton explicó el movimiento de los planetas recurriendo a la teoría de la gravitación universal, dejó de necesitarse que los ángeles empujasen los planetas. Cuando Pierre Simon, marqués de Laplace, propuso explicar el origen del sistema solar —aunque no el origen de la materia— también mediante leyes físicas, la necesidad de un dios para los orígenes de las cosas empezó a ser profundamente cuestionada. Se cuenta que Laplace presentó una edición de su trabajo matemático Mecanique céleste a Napoleón, a bordo del barco que a través del Mediterráneo los llevaba a Egipto en su famosa expedición de 1798.

Unos días más tarde, siempre según la misma versión, Napoleón se quejó a Laplace de que en el texto no apareciese ninguna referencia a Dios. La respuesta fue: «Señor, no necesito esa hipótesis». La idea de que Dios es una hipótesis en lugar de una verdad evidente es una idea moderna en Occidente, aunque ya fue discutida seria y torcidamente por los filósofos jónicos hace unos 2.400 años. (CS)

©2013-paginasarabes®