Archivo de la etiqueta: Irlanda

GAZA

convivencia_palestina_judia_00089
En Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.

Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.

Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.

Son hijos de la impotencia, los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.

Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.

Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?

El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.

Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.

Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.

La llamada comunidad internacional, ¿existe? ¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?

Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.

Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.

La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.

Por  Eduardo Galeano

©2013-paginasarabes®

“Obama es un criminal de guerra”, dice política irlandesa

obama_66654_a

La miembro del Parlamento de Irlanda del Norte, Clare Daly, condenó el discurso de Barack Obama ante los niños irlandeses acerca del proceso de paz, considerando que estas palabras suponían “la ironía más grande de todas”, y refiriéndose a la decisión del presidente de Estados Unidos de suministrar armas a la oposición siria, la parlamentaria se preguntó: “¿Es que esta persona aspira al premio de hipócrita del siglo?”.

“Este hombre es un criminal de guerra”, señaló Daly acusando al Gobierno de Obama de provocar a propósito el estancamiento de las conversaciones en Ginebra, proponiendo aumentar el apoyo a la oposición de Siria.

Asimismo, Daly subrayó que la entrega de armamento a los rebeldes sirios es “una violación de las leyes internacionales” e instó al Gobierno irlandés a tomar medidas para asegurar que esas armas no lleguen a Siria pasando por el aeropuerto dublinés de Shannon.

Daly también criticó la manera en la que los irlandeses recibieron al mandatario estadounidense y a su familia, que llegó a Irlanda del Norte junto con Obama. La calificó como un tipo de “prostitución a cambio de una palmada en la cabeza”.

“Es difícil decir qué es peor, si las propias declaraciones de Obama o esta adulación servil hacia ellas por parte de los medios de comunicación y las autoridades del país”, indicó Daly, agregando que la nación irlandesa fue sometida a un “babeo sin precedentes” hacia la familia presidencial.

Con información de : Cuba Debate

©2013-paginasarabes®

Ataque cristianofóbico de la embajada israelí en Irlanda – Por Suhail Hani Daher Akel

Imagen de Jesús y María con la tediosa leyenda.
Imagen de Jesús y María con la tediosa leyenda.

 

Jesús fue palestino, nació en la ciudad palestina de Belén, bajo ocupación romana-hebrea y su madre la Virgen María, aramea, tribu fusionada a los cananeos-filisteos (palestinos). La lengua de esa época de Palestina y Jesús era el arameo. Fue el rey hebreo de la ocupación a Jerusalén, Herodes, que envío a matar al recién nacido Jesús, obligando a sus padres huir de Belén y fueron los clérigos hebreos bajo el paraguas de la ocupación romana que pidieron al gobernador del Cesar, Poncio Pilatos, que crucificaran al palestino Jesús.

Pilatos salió con Jesús con su corona de espina de tortura y les dijo “Aquí lo tenéis juzgadle vosotros porque no hallo en él crimen alguno y los clérigos hebreos le respondieron, crucificadle, crucificadle, crucificadle”.En la falsificación sionista de nuestra historia, así como los colonos israelíes atacaron el pasado 11 de diciembre el Monasterio de la Cruz en Jerusalén ocupada, pintando grafitis con la dolorosa leyenda “Jesús es un Hijo de P…”, la embajada israelí en Irlanda, en un mensaje navideño en su Facebook, junto a la imagen de Jesús y la Virgen María, agregaron la tediosa leyenda: “Un pensamiento de Navidad… Si Jesús y la Virgen María viviesen hoy, ellos, como judíos sin seguridad, terminarían linchados en Belén por palestinos hostiles”. Esto despertó una rápida reacción de indignación que la delegación poco diplomática israelí se vio obligada a eliminar el cristianofóbico mensaje. Según el diario estadounidense de Washington Post, un portavoz de la legación, expresó “La imagen y el pie fueron colgados sin nuestro consentimiento y fueron eliminados”.

Es una muestra más de la capacidad cristianofóbico e islamofóbico de la potencia ocupante israelí al igual que su antisemitismo contra el semita pueblo palestino bajo la ocupación.

pie_suhail
Por: Embajador Suhail Hani Daher Akel (*)

(*) Fue el primer Embajador del Estado de Palestina en la Argentina
Fue el primer Representante de la OLP en la Argentina
Es Analista Internacional sobre la situación de Palestina

©2012-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Ataque cristianofóbico de la embajada israelí en Irlanda por Suhail Hani Daher Akel se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://paginasarabes.wordpress.com/2012/12/18/ataque-cristianofobico-de-la-embajada-israeli-en-irlanda-por-suhail-hani-daher-akel.

El viejo y renovado oficio de susurrador de caballos

susurrador_caballos_01
.

Hace muchos años que mi amigo Miguel tiene caballos. Su afición le viene de lejos, mucho ante de que se convirtiera en moda y la caballería fuera o fuese, de dominio general. Fíjate que su caballo hasta fue protagonista de una película de temática medieval titulada, “Jaume, Jaume”. Hasta donde recuerdo, los caballos no eran propios de estos pagos, todo lo más las yeguas percheronas ancapartidas, con una fuerza y potencia mayúsculas, en el tiro y arrastre laboral. A nuestro entorno rural muy quebrado y pendenciero, de sendas agrestes y barrancos profundos, no le va demasiado al trote rítmico y fogoso del caballo, sino que es más propenso al cansino, pausado y seguro trajinar del mulo y del asno. De ahí que el caballo de Miguel en su día, fuera una novedad grata y un titular de cabecera, que venía recordarnos con nostalgia las múltiples películas del oeste, o de romanos, o caballeros andantes que vimos y gozamos en nuestra juventud. Después, con los años llegaron otros muchos caballeros.

percherona
.

En los años setenta el pueblo aún contaba con restos de su pasado equino. Dos abrevaderos comunales en las entradas y salidas de la población, múltiples anillas de acero diseminadas por el casco viejo para atar a las caballerías, alguna herrería y taller de carros, y lo mejor, accesos montaraces de sendas y azagadores utilizados por los huertanos, que permitían entrar y salir del casco urbano por los cuatro puntos cardinales a lomos de caballería. Además, los caminos rurales conservaban su primitiva utilidad de las caballerías agrícolas, por lo que eran accesibles al incipiente caballo de monta, que despuntaba en todo su esplendor por las praderías del pantano de María Cristina a golpe de sostenidas cabalgadas, ante un término municipal hostil y demasiado abrupto. Aquí nació el club hípico la Ferradura que culminó su ciclo natural por estos pagos. Nacer, crecer y morir. Es un misterio calcular el tiempo de este corto ciclo vital, pero la media está en dos décadas, mientras esto sucede, nacen imitadores, competencias, desmembramientos y el divide y vencerás, se convierte en el santo y seña de odios rencillas y rencores. Algunos estúpidamente de por vida.


susurrador_caballos_04
.

La caballería lo tiene muy mal en los tiempos del asfalto. Los últimos carros agrícolas perecieron por la edad de sus hacedores, y algún que otro percance serio con los vehículos a motor. Desaparecieron los abrevaderos, las anillas y todo cuanto hacía referencia a este mundo en extinción. Los tractores y motocultores pusieron la puntilla a los cuadrúpedos y a toda su cultura secular. Aparejos y guarnicionería desaparecieron bajo una pátina de polvo, moho, grasa y telarañas. Las boñigas de antaño que procuraron más de una riña callejera por su apropiación como valorado estiércol, son hoy motivo de asco y repulsión. Los caminos rurales asfaltados, con pendientes imposibles ya no contemplan ni el rayado elemental, para que los cascos puedan adherirse con un mínimo de seguridad. Las sendas de herradura, -bella toponimia al uso- conforman barrancos descarnados, con los guijarros amontonados de lo que no hace mucho fue un artístico y funcional empedrado. Este entorno es agresivo e impracticable para las caballerías, que sufren al paso, se lesionan y pierden herraduras como las culebras su piel en la muda.

©Carlos Ariel Barocelli
©Carlos Ariel Barocelli

Pero aún hay valientes que aman al caballo. En picaderos domésticos los crían, entrenan, montan y conviven con este inteligente animal, que ha estado junto al hombre desde tiempos remotos. No es fácil. Necesita virtud y paciencia quien se dedica a este menester. Oficio y dominio ante su poderío colosal de fuerza bruta. Para gozar de la belleza de su doma, de la monta controlada, hay que renunciar a muchas cosas y eso es muy difícil, o imposible en nuestra sociedad de lo rápido y urgente, del ya para ya. Aún hay susurradores de caballos (1) y muy cerca de nosotros. Hombres y mujeres enamorados de la morfología y carácter noble y sacrificado del hijo del viento, como lo bautizaron los árabes. Gentes que aún hoy con los impedimentos de la crisis, que amenaza con acabar con todo, sostienen estos animales de briosos andares y porte noble. Ellos viven en primera persona, cualquier escena de película donde el caballo forma parte de una historia que no lo sería sin él. Ejemplos miles.

susurrador_caballos_02
.

El placer de cabalgar solo es comparable con el de caminar por los montes. En soledad y en comunión con una naturaleza, cada vez menos virgen que nos anima a adentrarnos en su misterio. Montar a lomos de una bestia poderosa en fuerza y velocidad, y que obedezca las órdenes de ese ser ínfimo y miserable que llamamos humano, es toda una proeza. Una estampa épica no exenta de peligro inminente, por lo imprevisible del animal ante sus circunstancias. Pero hay gente que ha hecho monacato de esta vida, sacada del álbum de otros tiempos; aún con todo el entorno actual adecuado para el señor automóvil, y que ha destrozado en su contra el medio ambiente del mundo del caballo. Las praderías y las dehesas quedan muy lejanas de aquí. El viejo oeste americano con sus desiertos interminables, y la pradera por donde se ondula la alta hierba al ritmo del viento, no deja de ser una escena imposible de la genial película “Bailando con lobos”. Pero estos jinetes existen, recios y firmes. Fiel estampa del  que cabalga solitario y se pierde en un horizonte encendido y crepuscular, poco antes de que aparezca el The End.


danza_con_lobos
.

Están entre nosotros, aunque no los veamos. Compaginando su vida moderna de estrés y preocupaciones, con ese altar de la divina arcadia feliz, frente a un ser noble de rostro alargado y cabezón. Con amplios orificios nasales, resoplidos, orejas móviles, labios juguetones y relincho cómplice. Alguno me cuenta que se fía más de su caballo que de muchos hombres. Y es cierto, y no debería. Y cuando aprendes a comprender a este soberbio animal, caes en lo mucho que hemos perdido cuando el ingenio humano, inventó la máquina de vapor y los motores por combustión. Una cultura milenaria se escapó por el sumidero del retrete, y hasta los mismos caballos. Muchos mustangs fueron sacrificados por el ejército americano, aquel bravo caballo que tanta gloria dio en mil y una batalla, estuvo a punto de desaparecer. Los asturcones cántabros, y tantos y tantos, hoy les toca a los mulos y acémilas. Son inservibles, inútiles en una inútil sociedad que los desprecia, cuando dieron de comer a tantos y tantos.

Leer Más >>>