Archivo de la etiqueta: Persia

Historia del arguile – (+ Video)

fumando_arguile_a
También conocido como pipa de agua, es un instrumento que permite filtrar el humo del tabaco a través de una cámara de agua, lo que ayuda a quitarle los compuestos tóxicos. Es utilizado por las diferentes clases sociales. Normalmente el tabaco es saborizado con manzana, miel, frutillas, menta, mango o durazno

La shisha que conocemos hoy en día es producto de la evolución a lo largo de los años.

Las primeras shishas son originarias de la zona de la India y Pakistán. Aquí se fabricaban las primeras shishas, artefactos rudimentarios hechos con cocos (para la base), hasta que se llevaron a Persia, donde el diseño fue refinándose y perfeccionándose.

En un principio, estas shishas estaban diseñadas para fumar opio y hachís, hasta que llegó el tabaco, que permitió a la gente seguir fumando shisha sin sufrir los efectos del opio o del hachís. Inicialmente se trataba de tabaco normal sin sabores añadidos, y para hacer la experiencia de fumar shisha más placentera la gente lo mezclaba con miel y otras sustancias dulces. Hoy en día es de muy mal gusto utilizar una shisha para fumar otra cosa que no sea tabaco.

Más tarde la shisha llegó a Turquía (hace aproximadamente 500 años), donde inmediatamente se hizo muy popular entre la gente de clase alta y los intelectuales. De nuevo el diseño se mejoró y ya alcanzó el aspecto de las shishas de hoy en día que conocemos. También cambió la forma de preparar el tabaco, se introdujeron los tabacos con sabores de frutas que se hacían mezclando pulpa de diferentes frutas con el tabaco de siempre para conseguir una amplia gama de sabores. Los más comunes era Manzana, Cereza, Uva y Limón.

La shisha hoy en día goza de más o menos popularidad por todo el mundo. Se la conoce con distintos nombres en diferentes zonas del mundo: cachimba en España, narghile en Francia (o países de habla francesa), hookah o hubbly bubbly en Inglaterra, etc. Fumar shisha se ha convertido en una actividad social, un buen pretexto para que grupos de amigos e incluso desconocidos se reúnan a su alrededor para hablar de todo tipo de temas: política, religión, actualidad… o simplemente para pasar un rato juntos. Con la gran variedad de sabores de tabaco disponibles y los diferentes diseños de las shishas en sí (tanto las tradicionales shishas turcas como las nuevas shishas chinas, la última moda), siempre hay una fumada al gusto de cada uno.

amigos_arguile_a
Los Mil Nombres de la Shisha

Dependiendo de la localidad, a la shisha o pipa de agua se la conoce con diversos nombres, casi todos ellos de origen persa o árabe.

Shisha proviene de la palabra persa shishe (شیشه), y literalmente significa “vaso”.

Narghile (نارگيله) proviene del persa nārgil (نارگیل), que significa “coco”. En sánscrito es nārikela (como ya os contamos, las primeras shishas provienen de la India).

Hookah (حقة) muy probablemente provenga de la palabra árabe uqqa, que significa caja pequeña, jarro, tarro.

Existen otras variaciones y denominaciones de estos nombres, como nargeela/narguile/nargileh/arguila/argileh, seesha, okka, etc.

En cada región del mundo se ha popularizado una forma diferente de llamar a la shisha, y casi todos estos nombres son derivados de los que acabamos de ver. Estos son los nombres más comunes que recibe la shisha en el mundo:

Narghile

Francia (narguilé, pipe à eau)

Turquía

Líbano

Siria

Irak

Jordania

Grecia

Chipre

Albania

Rumanía

Palestina

Argentina (narguile)

Venezuela (arguile)

Hookah

Reino Unido (hubbly-bubbly)

Estados Unidos (waterpipe)

Pakistán

La India

Rusia

Shisha

España (cachimba, pipa de agua)

Alemania (wasserpfeifen)

Egipto

Túnez

Arabia Saudí

fumando_arguile_887656_a
La Shisha en el mundo

Fumar shisha es un fenómeno que se ha extendido por todo Oriente durante los siglos y eventualmente ha ido alcanzando otras zonas del mundo, teniendo un atractivo especial para algunos países de Occidente. A pesar de que la shisha tiene una cultura de cientos de años de antigüedad, es ahora, recientemente, cuando se ha popularizado entre la gente joven de muchas partes del mundo, especialmente entre los universitarios y los menores de edad, a quienes está prohibido vender tabaco normal.

 Oriente Medio

Tradicionalmente, en la sociedad árabe, la shisha se fuma en grupo y en una sola manguera. Cuando el fumador termina su calada, o bien deja la manguera sobre la mesa indicando que está libre, o se la da a otro fumador con la boquilla mirando hacia sí mismo, nunca hacia la otra persona. La persona que la recibe le da un ligero toque en el revés de la mano antes de tomar la manguera.

En cafeterías o en restaurantes, cada fumador suele encargar una shisha individualmente.

En Israel, el uso de la shisha es muy popular puesto que fumar es una de las costumbres más arraigadas en la cultura de la zona. Puedes encontrar shishas en cafeterías, restaurantes, conciertos al aire libre, clubs nocturnos, etc. Algunos de estos clubs incluso ofrecen shishas de alquiler.

En Palestina, en las casas se suele fumar shisha después de una comida o reunión familiar.

Estados Unidos

En EEUU, muchas jurisdicciones federales y estatales se han movilizado durante los últimos años para prohibir que se fume en lugares públicos. Sin embargo, la mayoría de estas jurisdicciones permiten, comprando un permiso especial, abrir y mantener locales para fumar shisha, aunque no todas. Este hecho ha afectado gravemente a la cultura de la shisha en este país y muchas teterías han tenido que cerrar sus puertas.

Fuera de esto, la shisha se está haciendo cada vez más popular entre los universitarios. Fumar shisha es una costumbre muy común entre estudiantes musulmanes viviendo en EEUU, especialmente entre aquellos que no beben.

fumando_arguile_445666543_a
Europa

En España, la shisha se hace cada vez más conocida gracias a las teterías que están apareciendo en muchas ciudades, locales abiertos por inmigrantes musulmanes o personas con gran afición por la cultura oriental. Las shishas se venden en estancos u otras tiendas por precios que van de los 25 a los 60 euros, y el tabaco y los carbones son fáciles de encontrar en las grandes capitales.

La shisha también se hace popular en ciudades rusas como Moscú. Muchos bares contratan “hombres de la cachimba”, generalmente personas con rasgos físicos de origen árabe y vestidos con ropas árabes, para llevar la shisha a la mesa de los clientes y preparársela allí. Generalmente se usa una sola shisha con una sola manguera, junto con boquillas de plástico individuales.

En Inglaterra, las shishas son muy poco comunes en restaurantes indios; se encuentran fácilmente en restaurantes libaneses o egipcios. Existen bares abiertos exclusivamente para fumar shisha, suelen encontrarse cerca de campus universitarios.

Asia

En el sur y sureste de Asia empieza a darse a conocer la shisha. En la India, por ejemplo, se pueden encontrar multitud de cafés exclusivamente para fumar shisha (al igual que en Inglaterra). En Malasia también están proliferando este tipo de locales.

La producción masiva de bienes típica de China llega incluso al mundo de la shisha: la prestigiosa marca de shishas Mitsuba es conocida y apreciada por muchos shisheros expertos. En Japón sabemos que se fabrican accesorios y material referente al este mundo también (siendo famosas algunas marcas de carbones de autoencendido por su buenísima calidad), aunque no es una costumbre excesivamente extendida.

Normas de Etiqueta

A la hora de fumar shisha en un establecimiento público, existen algunas normas de etiqueta a tomar en cuenta si nos encontramos entre desconocidos:

– No le pases la manguera directamente a otra persona, simplemente déjala sobre la mesa para indicar que está libre. Esto es una muestra de respeto.

– Nunca apuntes con la boquilla de la manguera a otra persona. Esto es de muy mala educación en la cultura árabe.

– Respecto a que mano usar para fumar, preferentemente se usa la derecha.

– No enciendas un cigarrillo, puro o cualquier otra cosa con el carbón de la shisha. Es de muy mala educación.

– No tires las cenizas o las colillas de los cigarrillos en el plato de la shisha. Es exclusivo para el carbón de la shisha.

– La shisha generalmente se coloca en el suelo. Colocar la shisha por encima del fumador es una falta de respeto hacia el fumador. La excepción está en las shishas más pequeñas, que están diseñadas para colocarse sobre mesitas bajas.

– Fumar shisha es una actividad relajante. Tómate tu tiempo a la hora de fumar, y no te sientas con prisas de pasar el turno a otra persona. Obviamente, tampoco metas prisa a la persona que tenga la manguera en ese momento. La fumada suele durar alrededor de una hora.

– Por último, no fumes en tu shisha otra cosa que no sea tabaco. A pesar de que inicialmente estaban diseñadas para fumar opio o hachís, hoy en día este se considera un mal uso de la shisha. Esta es una norma muy estricta entre los fumadores serios de shisha.

Nota de Páginas árabes:

Existe la percepciòn que el arguile no es nocivo  para la  salud, y si bien es menos dañino que el tabaco, es perjudicial y puede causar cáncer.

ClubShisha / Jofera

Licencia Creative Commons

Historia del arguile por Páginas Árabes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Eric Clapton – El origen de Layla – (+ Video)

laila_machnun_009876_a
El amor, si no es verdadero, no es más que un juguete de los sentidos, que dura tan poco como la juventud. El tiempo es perecedero, el amor no. El brasero de carbón en el que arde es la eternidad misma, sin comienzo ni fin.
Nizâmi: Layla y Machnún

“Layla” es una canción rock del álbum Layla and Other Assorted Love Songs del super grupo Derek and the Dominos, lanzada en 1970. Contiene los acordes de guitarra de Eric Clapton y Duane Allman. Sus conocidos movimientos en contraste fueron compuestos por separado por Eric Clapton y Jim Gordon.

La canción fue escrita para Patty Boyd, la bella mujer con la que se casó tanto George Harrison como el mismo Clapton, motivo de disputa y distanciamiento entre los músicos y amigos.

El título, “Layla”, está inspirado en la historia de Layla y Machnún (ليلى والمجنون), del poeta clásico persa Nizâmi. Ésta a su vez, está basada en una historia real de un joven llamado Qays ibn al-Mulawwah (قيس بن الملوح) de la península arábiga en el siglo VII. Clapton la escribió después de que su amigo Ian Dallas, que en aquél momento se estaba convirtiendo a la religión islámica, le contase la historia. La historia de  Nizâmi trata sobre una princesa obligada por su padre a casarse con una persona distinta, el joven ,que estaba locamente enamorado de ella, se volvió  loco en realidad (Machnún, مجنون, significa “loco” en persa). La historia tuvo una gran repercusión en Clapton.

La canción está basada además de la historia de Layla y Machnún, en el amor no correspondido de Patty Boyd. Durante la grabación del álbum, Patty y Eric ya se veían a escondidas, aunque era difícil mantenerlo en secreto. Clapton tenía la esperanza de que esta canción le ayudaría a conquistar definitivamente a Patty, y que ésta, abandonaría a su marido por él.

Patty Boyd se divorció de Harrison en 1977 y se casó con Clapton en 1979.

Layla y Machnún de Nezami – El amor verdadero *

La historia de Layla y Machnún transcurre en el siglo XII, pero se puede leer con ojos actuales porque, aun considerando los detalles propios de su época, se mueve en un mundo intemporal, en un espacio de Ideas que constituyen la sustancia esencial de toda la existencia en la que el ser humano se mueve, evoluciona y siente.

Hay algunos aspectos de esta historia que quisiera destacar, aun a riesgo de alargarme más de lo deseable y de no seguir el desarrollo lineal de la narración que, para estas reflexiones, no es imprescindible. Cuando el noble guerrero Nawfal intenta ayudar a Machnún a conseguir a su amada, logra en primera instancia que recupere su salud y se acerque de nuevo al mundo de los hombres corrientes, pero Nawfal, sin saberlo, hace el papel alquímico de “el guardián del umbral”: el que pone la prueba clave tendiéndole una trampa que ha de superar si quiere llevar a feliz término su camino; si olvida todo ideal de pureza y está dispuesto a matar inocentes para conseguirlo, podrá poseer por fin a su amada.

Pero Machnún no cae en el enredo; renuncia a conseguirla así y acaba ganándose el odio y el desprecio de los mismos guerreros que lucharon por él. No tiene otra solución que regresar al desierto y allí, apartado para siempre de los seres humanos, sólo tiene la compañía de los animales salvajes que, sin ser domesticados, sólo por su actitud amorosa y su inocencia se hacen sus amigos y velan por él.

Piénsese que estamos en el siglo XII y al leer esos pasajes en que rescata animales de las garras de los cazadores pareciera que estamos leyendo cuentos ecologistas de finales del siglo XX; apenas un siglo después Francisco de Asís continuará los pasos de Machnún.

Lo que encontramos aquí es el retorno al paraíso perdido, la restitución de la condición adánica en la que el ser humano goza de toda su inocencia y bondad en plenitud, sus instintos (los animales salvajes) velan por él en lugar de agredirle y posee además el lenguaje prístino, “las palabras perdidas” que tienen el poder de los verdaderos nombres.

Uno de los animales con los que Machnún habla es un cuervo, y se diría que es el propio Allan Poe quien está interpelando al córvido, en el famoso poema en que recuerda su amor inmortal por Leonor y aparece esta ave como heraldo, cuando dice nuestro loco en la obra de Nizâmî: ¿Es por eso que llevas ese atuendo oscuro?, ¿o eres un vigilante negro? En ese mundo de animales cómplices, que te guardan y ayudan, Machnún es el “buen rey”. Un rey que no oprimía a sus propios súbditos, que no los desollaba a impuestos y que no sacrificaba su sangre en guerras con otros pueblos (Nizâmî).

Hay, así mismo, en el relato un sabio anciano (que en otro tiempo posterior y otro contexto, pero con esas mismas atribuciones acabará llamándose Mago Merlín) que le habla de Layla, a la que ha visto hace poco y la compara a la palabra yâm (formada por las letras yim, alif y min del alfabeto árabe) que significa copa: una copa milagrosa cuyo cristal refleja el secreto del mundo (la misma que Merlín denominará Santo Grial).

Superadas las pruebas, y tras el arduo camino lleno de dolor, separación y soledad, es la muerte la que acaba por unirlos. Layla queda viuda, pero no aprovecha su nueva condición para unirse con su amado en vida. Antes habían tenido un único encuentro en el que tan sólo se cruzaron las miradas. Y no necesitaban más: ya no eran dos jóvenes enamorados, sino que eran dos almas en una sola. En ese punto de su vida no quería nada más de ésta (Ni siquiera Machnún, el perfecto enamorado, pide más), agotada y cansada del mundo muere y pide que sea enterrada con su vestido de novia porque sabe que en la otra vida se casará con Machnún.

Éste, al enterarse, acude a su tumba y también muere. Machnún, el loco de amor, es salvado por el amor de la virgen inalcanzable y ambos, en su Amor Verdadero e inmortal, consuman la Unión Mística en la contemplación de la Faz de Allah.

* De las cartas de Yahya Nurul Hudá y Teresa

©2011-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Eric Clapton – El origen de Layla  se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Seres Mitológicos

al_miraj_a

“Tenemos hambre de mitos, de explicaciones totales, y anhelamos profundamente una profecía con garantías…”

Al-mi’raj

Al-mi’raj es un animal mítico de la poesía islámica que vive en una isla misteriosa llamada al Jezirat-Tennyn dentro de los confines del Océano Índico. Su nombre se puede descomponer de diferentes maneras, aunque generalmente las más usadas son Mi’raj, Mir’aj o simplemente Miraj.

Al-mi’raj tiene el aspecto de un conejo de color amarillo inofensivo y un cuerno en espiral que sobresale de su frente, muy similar al de un unicornio.

Sin embargo, a pesar de su apariencia dócil, al-mir’aj es en realidad un feroz depredador territorial capaz de matar a animales y personas de su propio tamaño o superior clavándoles su largo cuerno. Tiene un apetito carnívoro voraz y puede devorar a otros seres vivos varias veces superiores en tamaño sin esfuerzo.

lammasu_a
Lammasu o Lamasu

En la mitología mesopotámica, el Lammasu (o Lamasu) es una criatura legendaria que posee cabeza de hombre, cuerpo de león y alas de águila.

Guardaban los templos (generalmente en parejas) y mataban a todos los que se aproximaban, excepto a los hombres puramente buenos o totalmente malvados.

huwawa_a
Huwawa (Sumeria) o Humbaba (Babilonia)

En la mitología sumeria y acadia, Huwawa (sumeria) o Humbaba (Babilonia) es un guardián del bosque de cedros de los corazones, en la Tierra de los Vivos, donde vivían los dioses.

Es un monstruo con cara de león y dientes de dragón que ruge como el agua de una inundación y posee una gruesa melena y grandes pies

abraxas_a
Abraxas

Abraxas fue un dios egipcio y un demonio coronado, con cabeza de gallo, grueso vientre, pies de serpiente y cola raquítica, que lleva un látigo.

En él cohabitan el bien y el mal, siendo un ángel y un demonio a la vez.

behemot_a
Behemot o Bahamuth

Behemot (hebreo: בהמות), también conocido como Bahamuth, es un monstruo mítico de la mitología hebrea.

Posee atributos del búfalo de agua, del rinoceronte, cocodrilo, elefante y el hipopótamo. Aparece mencionado en la Biblia, en el Libro de Job (40,15-24) junto a otro monstruo, Leviatán.

Según las leyendas hebreas, ambas criaturas son enemigas y se enfrentaron al principio de los tiempos; otras versiones de estas leyendas sostienen, por el contrario, que la batalla entre los monstruos no fue al principio, sino que será el día del Juicio Final.

sirrush_a
El Sirrush

El sirrush es una criatura mitológica representada en la reconstruida Puerta de Ishtar de la ciudad de Babilonia.

Se parece a un dragón con el cuerpo recubierto de escamas, las patas traseras como garras de águila y las delanteras de felino.

También tiene un cuello largo y una cola, cabeza con cuernos, una lengua como de serpiente y una cresta.

ave_fenix_a
El Ave Fénix

El fénix es un mítico pajaro de fuego del Egipto Antiguo, que es retratado como un pájaro que muere en el fuego y renace de nuevo de ello.

Normalmente es retratado teniendo plumas de oro y rojas. Según la leyenda cristianizada, el ave Fénix vivía en el Jardín del Paraíso, y anidaba en un rosal. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, de la espada del ángel que los desterró surgió una chispa que prendió el nido del Fénix, haciendo que ardieran éste y su inquilino. Por ser la única bestia que se había negado a probar la fruta del paraíso, se le concedieron varios dones, siendo el más destacado la inmortalidad a través de la capacidad de renacer de sus cenizas.

©2011-paginasarabes®