Archivo de la categoría: Activismo

Los primeros hitos de la islamofobia en Europa

Cimentados los primeros hitos de la islamofobia en Europa, que tuvieron su génesis con las guerras de la ex Yugoslavia, ésta alcanzaría, en cambio, su punto de inflexión y línea de alarmismo conocida, tras el célebre atentado del 11-S efectuado por Al-Qaeda y el decreto de inclusión de ciertos países en el llamado «Eje del Mal». A lo largo de estos años han ido apareciendo en el continente europeo nuevos partidos «neoderechistas» o «identitarios», que junto a los ya existentes, han conseguido posicionarse como segunda o tercera fuerza en sus países y tener representación parlamentaria, valiéndose de una política falsaria antinmigratoria que sólo busca la desintegración del mundo islámico.




A comienzos del año 2002 nació en Holanda el partido LPF (Lijst Pim Fortuyn -Lista Pim Fortuyn-), fundado y liderado por el fallecido Pim Fortuyn, personaje popularizado en los media por sus furibundos alegatos contra el mundo musulmán. Para Fortuny el Islam representaba «un sistema antidemocrático que atenta contra las mujeres, los derechos humanos y las minorías homosexuales». Arengaba así, la subsiguiente expulsión de los musulmanes del suelo holandés. El mes de mayo de ese mismo año Fortuny fue asesinado por Volkert van der Graaf, un joven de 32 años que los diarios y televisiones presentaron como «defensor de los derechos de los animales», pero que una posterior investigación revelaría ser un agente del Mossad que habría cometido el crimen con la ayuda de un tal Zev Barkan (Bruckenstein). Volkert también había participado anteriormente en manifestaciones contra Jörg Haider, el líder del partido austriaco BZO, fallecido en octubre de 2008 en un misterioso accidente de coche, del cual muchos ciudadanos austríacos llevan pidiendo en balde otra investigación del caso, y cuya autoría se achaca nuevamente al Mossad israelí.

Al asesinato de Pim Fortuny le siguió el de Theo Van Gogh, un ateo irreverente, liberal y subversivo, amigo personal de aquel, mientras realizaba una película sobre el asesinato del líder del LPF, donde sugería dicha trama de infiltrados en el crimen. Todo indica que el Mossad hizo esta vez el trabajo con magnífica presteza, pues el detenido y condenado en cuestión fue un «islamista holandés de origen marroquí» llamado Mohammed Bouyeri.

Fuera de nuestra autoridad para dictar sentencias judiciales, queremos señalar la total sincronía que tienen estos crímenes con el inicio de un riguroso debate sobre el fundamentalismo islámico y la integración de los inmigrantes musulmanes en Europa, y las ventajas que ha sacado Israel de todo ello.

Otro partido holandés de derecha, idéntico en su ideario al extinto LFP, aunque ya con manifiesto sesgo sionista, es el PVV (Partij voor de Vrijheid -Partido por la Libertad), fundado y presidido por Geert Wilders desde el 2004. Wilders plantea en sus ideas de partido la prohibición del Corán, el uso de los velos y del burka y cerrar los centros islámicos del país. En 2008, el líder del PVV produjo un cortometraje llamado ‘Fitna’ de descarga libre en internet, un documento de pura gratuidad antislámica que termina con el siguiente corolario:

«Así como en 1945 se arrasó de Europa el fascismo y en 1989 el comunismo, se hace ahora imprescindible, para la libertad humana, terminar con el fundamentalismo islámico».




Geert Wilders es amigo personal de Pamela Geller, quien asiduamente invita al líder holandés a dar mitings políticos a EEUU. En diciembre de 2008, Wilders realizó en Jerusalén una conferencia llamada «Hacer frente a la yihad», que aseguró iba a servir «de espina dorsal para todos los movimientos y partidos políticos contrarios a la «islamización y la yihad». Su discurso fue patrocinado por el ‘Instituto Hudson’, un organismo think tank de opinión pública, creado por el judío Herman Kahn e integrado y dirigido por miembros de su estirpe, entre cuyos múltiples programas está el «desarrollar formas políticas y económicas para transformar el mundo islámico». Un año después, en un viaje a EEUU, para «sustentar una alianza patriótica frente al auge del peligro islamista», Wilders declaró en la ciudad de New York:

«Vengo a América con una misión. […] Debemos auxiliar a Israel porque es nuestra primera linea de defensa. […] He vivido en Israel y visitado su país docenas de veces. […] Israel es un faro, una luz en la oscuridad.[…] La guerra contra la nación judía es una guerra contra Occidente […] Nuestra cultura está basada en el cristianismo, el judaísmo y el humanismo, y los israelíes están luchando nuestra lucha. Si Jerusalén cae, Amsterdam y Nueva York serán las siguientes».

Aunque se nos hace harto difícil elucidar cuál sería la connotación negativa de tan firme advertencia, todo ello trasluce que la islamofobia es ya en Holanda igual que su libertad: tan natural como la lluvia. Los neerlandeses, que no comulgan con otras ruedas de molino que las de sus parajes, parecen dispuestos a calzarse los zuecos para echar a patadas a los islámicos; sus diques no están preparados para soportar tamaña inundación de musulmanes.

Por F. Vidal

©2020-paginasarabes®

Tea Party: la sinagoga americana contra el Islam y el mundo árabe

Si la situación de la sempiterna izquierda norteamericana no deja de ser desoladora, frente a los intereses sionistas defendidos por el gobierno, un mero lacayo al servicio de los capciosos caprichos del lobby judío del país, aún más lamentable es, si cabe, el derrotero de la derecha, tan sumisa y sometida al sionismo como su pretendida oposición política.




En 2009 se creó el Tea Party, una suerte de partido destinado a aglutinar a los movimientos afines a la ideología de derecha. Sarah Palin, su portavoz más conocida, suele exhibirse públicamente y sin pudores con estrellas de David gigantes a modo de colgante y chapas rutilantes con la bandera de Israel, mientras soflama discursos en favor del sionismo y la colonización de tierras palestinas.

Entre otros afiliados y representantes del Tea Party perfilan también Michelle Bachmann, quien ha pasado largas temporadas trabajando en kibbutz de Israel, el hispano Marco Rubio, que aprobó la invasión de Libia y desea ahora lo propio para Siria, o la islamófoba Sharron Angle, defensora de la cienciología. El partido cuenta, entre otros, con la solidaridad de activistas como David Horowitz, propietario del ‘Front Page Magazine’, medio virtual informativo que mantiene enlazada una sección especial llamada ‘Jihad Watch’, dedicada a demonizar al mundo musulmán. La mayoría de miembros del Tea Party, aunque confesos cristianos, profesan un discurso de clara orientación cristiano-sionista, un proselitismo punible y perseguido en la Edad Media al que llamaban cristianismo judaizante.

El director de los enlaces ‘Jihadwatch’ y ‘Dhimmiwatch’ es Robert Spencer, autor de una decena de libros y de innúmeros de ensayos y artículos antislámicos, muchos de ellos reproducidos en los ambientes del Tea Party. Spencer ha trabajado para think thanks americanos por espacio de veinte años y como periodista jurídico. Desde hace largo tiempo se proclama como un activista político «erudito en islamismo», con la única pericia y objetivo de hostigar al mundo islámico hasta la desesperación.

La actividad de Spencer es tan ingente y desmedida que haría falta un monográfico especial para mencionar todas las conferencias, entrevistas e intervenciones de medios de comunicación en los que participa. Citaremos, en particular, el ‘New York Post’, el ‘Washington Post’, el ‘Washington Times‘, el ‘The Guardian’ y célebres cadenas de televisión como la BBC, Fox News, ABC o CNN, todos ellos medios sionistas sin excepción. También ha impartido seminarios sobre «Islam y yihadismo» en docenas de escuelas y Universidades, así como a organizaciones militares y servicios de inteligencia, incluido el propio FBI.




Destaca especialmente en Robert Spencer una misión casi pastoral de instrucción judaizante a los cristianos para combatir el «terror y amenaza del Islam». Es responsable de libros manipuladores hasta lo aborrecible como ‘El plan genocida de los líderes islámicos’, ‘La violenta opresión de la mujer en el Islam’, ‘Guía políticamente incorrecta del Islam’ o ‘La verdad sobre Mahoma: el fundador de la religión más intolerante del mundo’. Inminentemente se prepara a sacar otro texto de la misma ralea en el que niega la existencia histórica del Profeta Muhammad. Spencer ha sido acusado de integrarse a grupos de Facebook que incitan al asesinato de los musulmanes y de estar detrás de los enlaces ‘fuckislam.com’ y ‘fuckallah.com’, eliminados actualmente de la red, pero anexados durante meses en la sección de links de ‘Jihadwatch’.

La figura de Robert Spencer, hombre conjurado contra el mundo islámico, a caballo entre la patología y la posesión diabólica, es idolatrada por el Tea Party y el sionismo en general, cuyo trabajo y carrera estiman «imprescindible para la comprensión del peligro islámico».

Pamella Geller (Oshry) es otra doctrinante islamófoba con filiación y militancia en el Tea Party. Geller ha trabajado en ‘The New York Daily News’ y en ‘The New York Observer’ como analista financiera y de marketing. Actualmente es una asidua tertuliana de la cadena Fox News, donde habla de la «amenaza islámica y la implantación de la sharia en América». Geller reconoce el Islam como «la más radical y extrema ideología de la faz de la tierra» e invita como perfecta guía a «ver las cosas desde el prisma de Israel, porque en la guerra entre los civilizados y los salvajes islámicos, los israelíes están con los civilizados».

Geller ha hablado favorablemente del genocidio contra los chechenos y deportación realizada por Stalin, justificando sus acciones «por haberse aliado con Hitler». Sus discursos de exaltación antislámica sin derecho de recusación han causado una honda impresión, tanto en EEUU como en Europa. Geller dirige, de igual modo, los enlaces antislámicos y pro-israelíes ‘Gates of Viena’ y ‘Atlas Shrugs’, en los que ha colgado las caricaturas antislámicas publicadas por el diario danés ‘Jyllands-Posten’, videos de musulmanes fornicando con cabras o imágenes de Mahoma con cara de cerdo.

También se le imputa haber creado la página ‘Muslims Against Sharia’, un blog falsamente atribuido a un colectivo árabe. En 2007 se sumó al grupo ‘Stop the Madrassa’, un grupo antislámico contrario a la apertura de una escuela árabo-inglesa en EEUU. Geller es amiga personal del azote del Islam Robert Spencer, con quien ha escrito un libro conjuntamente y fundado la organización ‘Stop Islamization of America’ (SIOA), anatema con el que también encabezó su obra editada en verano del pasado año.




SIOA se fundó en 2010 como parte del programa de la ‘American Freedom Defense Initiative’ (AFDI), en paridad a su equivalente europeo ‘Stop Islamisation of Europe’ (SIOE), éste último previamente creado en 2007 como resultado de la integración de miembros del ‘Stop Islamiseringen af Danmark’ (SIAD) y militantes de la ‘English Defence League’ (EDL). Las campañas de SIOA promueven convencer a los musulmanes para que abandonen su religión islámica. En sus discursos pronunciados para el Tea Party, Geller ha abogado por la unión de este partido con la europea EDL.

Por F.C. Vidal

©2020-paginasarabes®