Archivo de la etiqueta: Irak

Tráfico de armas Chile-Irán, ¿causa del asesinato de Jonathan Moyle?

Jonathan Moyle
Nacido en 1961, lugar desconocido
Fallecido en 1990, Santiago, Chile
Periodista británico

En marzo de 1990, Jonathan Moyle, editor de la revista británica Defence Helicopter World, apareció ahorcado en una habitación del hotel Carrera, en Santiago de Chile, donde había estado cubriendo la exhibición aérea celebrada en la capital chilena como invitado de la Fuerza Aérea de ese país. La policía chilena concluyó inicialmente que la causa de la muerte había sido el suicidio o bien un desgraciado accidente durante un acto erótico de autoasfixia. Un juez chileno decidió posteriormente reabrir el caso y se descubrió que Moyle había
sido asesinado mediante una inyección de una sustancia letal en el talón.


Se ha teorizado con la posibilidad de que Moyle fuera asesinado como respuesta a su investigación del tráfico de armas entre Irak y Chile, particularmente su investigación de Carlos Cardoen, un fabricante de armas chileno vinculado a Saddam Hussein. Cardoen había inventado un conversor que podía transformar el Bell Jet Ranger, un popular helicóptero para uso civil en un helicóptero de ataque de bajo coste, para naciones en vías de desarrollo y aquellos países sobre los que pesara una prohibición internacional para obtener aviones más sofisticados.

Según fuentes de la industria de defensa, Saddam Hussein encargó más de cincuenta de esos Jet Ranger modificados como parte de su acumulación progresiva de armamento para la invasión de Kuwait, (una invasión que provocó luego la primera guerra del Golfo).

Cardoen también había vendido bombas de racimo ilegales a Irak durante la guerra entre ese país e Irán en la década de los ochenta, y es posible que Moyle se hubiera acercado demasiado a los detalles de los acuerdos más recientes del fabricante de armas chileno y de las identidades de los patrocinadores corporativos secretos de Saddam Hussein en Estados Unidos y Europa.

con información de Conspiracy Encyclopedia


©2018-paginasarabes®

La ciudad perdida de Qalatga Darband

La ciudad perdida de Qalatga Darband

Arqueólogos británicos encontraron la ciudad  de Qalatga Darband, perdida durante más de 2.000 años en el actual Irak, y que se cree fue fundada nada menos que por Alejandro Magno, tras la famosa batalla contra Darío III.

Trabajos arqueológicos

Los trabajos comenzaron en el año 2016 y se estima que duren por lo menos hasta 2020. Qalatga Darband se halla a orillas del lago Dokan, formado por una presa construida en 1959, a 10 kilómetros al sureste de Rania, en la provincia de Sulaimaniya, y según los investigadores habría sido un importante centro de comercio de vino, abasteciendo a mercaderes y soldados en la ruta de Irán al norte de Mesopotamia.

El descubrimiento se produjo gracias a la desclasificación de fotografías tomadas por satélites espías en los años 60, desclasificación que tuvo lugar en 1996. Sin embargo hasta ahora los arqueólogos no habían podido acceder al sitio.

Las primeras inspecciones del yacimiento, que ocupa unas 60 hectáreas, se realizaron mediante drones, y posteriormente el trabajo de campo ha revelado restos de grandes edificios, un muro fortificado y pesos y prensas de piedra que pudieron ser utilizadas en la producción de vino o aceite.


Entre las piezas encontradas también hay esculturas, una posiblemente de Perséfone y otra de Adonis. No se ha realizado todavía una datación, pero los arqueólogos opinan que pueden ser del siglo I o II a.C.

Una moneda encontrada en el yacimiento lleva la efigie del rey parto Orodes II, que gobernó entre el 57 y el 37 a.C., lo que indicaría que la ciudad continuaba habitada muchos años después de la época de Alejandro Magno.

Dos de los edificios hallados presentan muestras del uso de elementos de tradición arquitectónica greco-romana, incluido el uso de tejas de barro cocido. En un gran montículo en el extremo sur aparecieron los restos de un edificio monumental con los restos de las estatuas mencionadas, lo que indicaría que puede ser un templo.

A falta de un análisis exhaustivo, las primeras impresiones de los arqueólogos son que la ciudad de Qalatga Darband pudo ser fundada en el año 331 a.C. por Alejandro, y que posteriormente alojaría hasta 3.000 veteranos de sus campañas.

Con información de  The British Museum


©2018-paginasarabes®

Escritura cuneiforme – Antiguos signos que expresan sonidos

La escritura cuneiforme es el más antiguo sistema de escritura conocido hasta la fecha. Son tabletas de arcilla y ocasionalmente tabletas de metal y piedra, y su origen está en la antigua Mesopotamia. Se llama cuneiforme porque para trasladarla a la arcilla húmeda utilizaban unas cañas biseladas en forma de cuña.

Distinguido por sus marcas en forma de cuña, la escritura cuneiforme es la forma más antigua de escritura en el mundo, apareciendo por primera vez incluso antes que los jeroglíficos egipcios.

Cuneiform, un completísimo libro de Irving Finkel y Jonathan Taylor, conservadores de la más amplia colección de tabletas existente en el mundo, la del British Museum. Allí se guardan unos 130.000 ejemplos de esta escritura

Este sistema de escritura no es un alfabeto ni tiene letras. Utiliza entre 600 y 1.000 caracteres para escribir palabras o sílabas, o parte de ellas. Los dos principales idiomas escritos en cuneiforme son el Sumerio y el Acadio, localizados geográficamente en la actual Iraq, aunque más de una docena de idiomas fueron representados con esta escritura. Si la escritura cuneiforme se utilizara actualmente podría servir para representar diversos idiomas como el chino, húngaro, inglés o español.

A partir de estos comienzos, los signos cuneiformes se combinaron y desarrollaron para representar los sonidos, por lo que se podían usar para grabar el lenguaje hablado. Una vez que esto se logró, las ideas y los conceptos se pudieron expresar y comunicar por escrito. Se han encontrado cartas encerradas en sobres de arcilla, así como obras de literatura, como la Épica de Gilgamesh. Los relatos históricos también han salido a la luz, al igual que las enormes bibliotecas como la que pertenece al rey asirio, The Flood Tablet, que relaciona parte de la Epopeya de Gilgamesh Ashurbanipal (668-627 aC).

Antecesora de la escritura egipcia

Este tipo de escritura se usó por primera vez hacia el 3.400 a.C. En un primer momento se utilizaron imágenes elementales que fueron también usadas para recoger sonidos y se utilizó hasta el primer siglo después de Cristo. Casi con certeza, la escritura egipcia evolucionó de la escritura cuneiforme; no puede haber sido una invención inmediata.

Los dos materiales se encontraban fácilmente en los ríos que recorrían las ciudades de Mesopotamia, actualmente Irak y este de Siria. La palabra cuneiforme viene del término latino cuneus, es decir, cuña, y significa en forma de cuña. La mayoría de las tablas cabían en la palma de la mano y era usadas solo una vez y por un corto tiempo, quizás unas pocas horas o días en la escuela, o unos pocos años en el caso de un préstamo. Por eso es una casualidad que hayan sobrevivido al paso de los años.

Son capaces de leer la escritura cuneiforme aquellos que para dominarla habrían de  aprender diversas lenguas muertas y miles de signos, muchos de los cuales tienen más de un significado o sonido.

El British Museum organiza visitas escolares y los niños que conocen la escritura cuneiforme se interesan por ella porque está realizada sobre arcilla en cuñas puntiagudas. Muchas de las tabletas del British Museum corresponden a ejercicios escolares de caligrafía y ortografía.

Las escrituras antiguas son una prueba de que los seres humanos han experimentado nuestras ideas y problemas “modernos” durante miles de años. A través de la escritura cuneiforme escuchamos las voces no solo de los reyes y sus escribas, sino también de los niños, los banqueros, los mercaderes, los sacerdotes y los sanadores, tanto mujeres como hombres.

 Con información de  History Extra

©2018-paginasarabes®