Archivo de la etiqueta: Medio Oriente

La matanza de los turcos,Sirio-Libaneses canibalizados en la Patagonia

mercachifles

Más de cien inmigrantes árabes fueron asesinados en un hecho oscuro y cruel de nuestra historia por cierto, poco conocida. El misterio develado por las autoridades de la época que dejó al desnudo uno de los crímenes mas repudiables sufrido por los primeros inmigrantes que llegaron a nuestro país en busca de paz y progreso. Encontraron la muerte y el olvido por parte de la historia. Queremos recordar a todos aquellos, víctimas de la barbarie por parte de los “autóctonos” habitantes del sur argentino, con la complicidad del poderío burgués de una Argentina naciente y próspera.

El caso fue conocido como “La matanza de los turcos”. De los expedientes guardados en el Archivo Histórico de la Provincia de Río Negro, surge que más de cien comerciantes trashumantes de origen sirio–libanés habrían sido asesinados y canibalizados por indígenas mapuches. Una historia tenebrosa con un trasfondo de intereses poderosos.

Los “ Turcos mercachifles”

A los vendedores trashumantes se les conoció como “mercachifles” debido a su costumbre de anunciarse a las poblaciones o estancias donde llegaban haciendo sonar una especie de silbato o chifle. “Eran libaneses apenas llegados al país, que salían desde Neuquén y General Roca, en grupos de dos y tres, acompañados por algunos peones y baquianos, con caballos o mulas cargados de ropa, telas y otros artículos”, describe el escritor e historiador Elías Chucair, en reportaje de 2009.

Las desapariciones de “turcos” (genérico en Argentina de todo ciudadano árabe cualquiera sea su nacionalidad), ocurrieron entre 1905 y 1908, o quizás también durante la primera mitad de 1909. La primera denuncia formal sobre desaparición de ciudadanos sirios-libaneses en Patagonia fue presentada en abril de 1909 en el paraje El Cuy, de apenas un centenar y medio de habitantes, por el comerciante Salomón El Dahuk (o Eldahuk), ante la falta de noticias de José Elías, quien acompañado del peón también árabe Kesen Ezen, se internara en la Patagonia unos meses antes.

El denunciante agregó que Elías había partido desde General Roca en Agosto de 1908, con mercadería suya y pactado que regresaría antes de Noviembre. Era habitual que sirios–libaneses ya instalados, ayudaran a sus “paisanos” recién llegados con mercaderías en consignación a fin de que pudieran comenzar una actividad rentable. Estos se internaban en la meseta ofreciendo productos en las poblaciones y estancias alejadas, volviendo varios meses después. También informó el denunciante, que Elías y su peón, habían sido vistos por última vez en Octubre de 1908, en el paraje conocido como “Lanza Niyeo”. Agregando que unas semanas después fueron vistas las dos mulas y el caballo de Elías deambulando por la meseta. Por lo cual tenía la seria sospecha que Elías y su peón podrían haber sido asesinados.



Comienzos de la investigación

Los rumores sobre “turcos” desaparecidos en Patagonia crecían. Llamaba poderosamente la atención que desde 1905 no regresaba ninguno de los “mercachifles” que se internaban en la meseta. De hecho, la firma El Dahuk o Eldahuk Hnos. tenía registrado entre sus deudores a cincuenta y cinco vendedores ambulantes de origen árabe que no habían regresado a regularizar su deuda, entre ellos a José Elías, familiar del denunciante.

Por lo tanto, cuando el comerciante presentó la denuncia formal, el gobernador del Territorio de Río Negro, Carlos Gallardo, ordenó de inmediato al jefe de policía investigar lo que estaba sucediendo. Designaron al comisario José Torino, un estricto funcionario que no dudaba en utilizar “mano dura” para castigar a vagos, maleantes y forajidos. Torino conformó una partida de diez hombres curtidos en la bravura y clima de la región.

En conocimiento que los “turcos” solían salir de General Roca hacia el sur y recorrían el territorio en dos o tres meses, pasando luego por el paraje “Lanza Niyeo” y más tarde por “Lagunitas”, realizó el mismo recorrido. Al principio se encontró con el silencio obstinado de los pocos pobladores. Todos los habían visto pasar, pero no sabían nada más.

Todo cambió cuando detuvieron a unos mapuches que interrogados confesaron varios crímenes, pero que no estaban relacionados con las desapariciones de “turcos”. Fue entonces que el olfato de investigador del comisario Torino le guió directamente hasta “Lagunitas”, donde procedió a detener a un menor llamado Juan Aburto. El joven confesó enseguida que en el toldo (vivienda o choza), de Ramón Sañico, habían matado algunos días atrás a tres sirios. También, que en otras oportunidades, habían asaltado y matado a los “turcos” que llegaban hasta allí.

Con la suerte ahora de su lado, Torino llegó hasta el toldo de Ramón Sañico, quien ya había huido pero pudo recuperar varios objetos robados. El rápido despliegue policial permitió ir apresando a todos los integrantes de la banda y recolectar pruebas. No tardó en localizar los toldos de Antonio Cuece, quien al parecer era mujer que vestía de hombre y machi (bruja o curandera), conocida bajo el alias de “Macagua”.

Los jefes caníbales: Izq.Pedro Vila;capitanejos: Alberto Maripe, Hilario Castro, Juan Carrillo

Junto a ella estaba el huinca (hombre blanco), Pablo Berbránez, chileno, alto, rubio, de ojos verdes y elegante vestir de negro -según le describe el historiador Elías Chucair– cuya curiosa personalidad le llevaba a ser también Juez en Toltén, Chile. Ambos ejercían el liderazgo sobre los capitanejos comandados por Pedro Villa, Bernardino Aburto, Francisco Muñoz y Julián Benigno Muñoz, todos ellos con frondosos prontuarios delictivos. Durante los cuatro meses que duró la investigación el comisario Torino detuvo e interrogó a unas 80 personas.

La Patagonia Rebelde

En aquella época, las poblaciones más numerosas de la región eran “El Coy”, con un centenar y medio de habitantes y “Lagunitas”, de apenas un centenar. En su gran mayoría eran indígenas procedentes de Chile que se dedicaban a la crianza de ganado lanar y yeguarizos, además de la cacería de avestruces y guanacos. Sin embargo, la ausencia de control policial favorecía también la presencia de delincuentes dedicados al robo, pillaje y todo tipo de crímenes. Eran tiempos en que lo habitual era el robo y tráfico de ganado a Chile. Fue en ese lugar desierto y peligroso en que los mercachifles se aventuraban con sus carros cargados de productos.

Mujeres detenidas: A la derecha Vicenta Guaichanas en cuya casa se habría cometido antropofagia

Magia, crímenes y canibalismo

Según consta en las declaraciones, los capitanejos al recibir noticias de la llegada de algún “mercachifle” a la región, reunían a sus secuaces e invitaban a los comerciantes ambulantes con asado de cordero, vino y otras delicias. En cuanto se descuidaban los mataban y procedían a robarles el dinero, ropa, alhajas y la mercadería que transportaban. Luego, les extraían los corazones, el pene o los testículos, que según entendían aquellos delincuentes, eran atributos que consumidos les dotarían de virilidad y fortuna. Aquellas partes eran charqueadas, asadas y posteriormente repartidas entre todos los participantes.

Según algunos autores: Antes de comer un pedazo del corazón del turco José Elías, Julián Muñoz les dijo a los presentes: “Antes, cuando era yo capitanejo y sabíamos pelear con los huincas, sabíamos comer corazones de cristianos; pero de turco no he probado nunca y ahora voy a saber qué gusto tiene”.

El resto de los cadáveres y pertenencias no robadas eran incinerados. Una vez reducidos, los huesos eran molidos y guardado ya que según creían era un útil gualicho(conjuro), para no ser descubiertos. En cuanto a la machi “Macagua”, otros detenidos la señalaron como la encargada de extraer las vísceras para realizar con ellas “remedios”. En su rancho se encontraron varios corazones y partes humanas desecadas.

“Todos pa’dentro”, dicen que repetía el comisario Torino, asqueado ante aquellos asesinos mientras los ataban con tientos a sus cabalgaduras para partir en caravana destino a General Roca, a 22 días de distancia. Antes de arribar con los 45 hombres y 8 mujeres detenidos, la ciudad solicitó refuerzos policiales ante la conmoción general que produjo el descubrimiento de hechos tan repulsivos.

Personal policial de la partida del comisario Torino. A la derecha, los menores detenidos, entre ellos Juan Aburto.

Cosas raras, injusticias y complicidades

Quizás habrá sido por sus poderes mágicos, no se sabe, pero la machi nunca fue arrestada. El comisario Torino la describió como una mujer vieja y moribunda, postrada en una cama con tuberculosis avanzada y sífilis, y que por eso no la llevó con el resto de los detenidos. Sin embargo, unas semanas después le llegó información sobre que la machi había sido vista vagando por el desierto. Envió una comisión policial pero la toldería estaba desierta. Lo curioso, es que sobre una mesa habían dejado un papel firmado por un poderoso patrón de estancia de la zona que le pedía al comisario dejar a la mujer tranquila “porque era una buena persona y no le hace mal a nadie”.



Misterio

Las acusaciones por abuso de autoridad y procedimientos ilegales para obtener las declaraciones de los detenidos llevó a que el comisario Torino y sus hombres fueron encarcelados y suspendidos. El juicio duró cuatro años y ninguno retornó a la institución policial. Sin embargo, la mayoría de los procesados recuperaron su libertad al poco tiempo. Resulta extraño que ningún funcionario saliera en defensa del eficiente comisario Torino, quien sufriera diversos vejámenes durante su detención. Apenas la pequeña comunidad sirio-libanesa fue la que se acercó y pago un abogado que le defendiera.

El poder y la impunidad

Todo parece indicar que Torino desarmó un mecanismo de comercio ilegal que excedía a los capitanejos detenidos. Al parecer, los mapuches eran la mano de obra de ignotos poderosos de la política que manejaban una organización dedicada al comercio en Chile de productos robados en Argentina.

También llama la atención del silencio cómplice de los comerciantes de la región. Una vez ultimados los trashumantes, los asesinos procedían a repartirse el botín. Los capitanejos se quedaban con la mejor parte y el resto acudía a las pulperías o almacenes de ramos generales para cambiar su parte del botín por alcohol, tabaco, yerba mate, ropa y comestibles. El comerciante local no podía desconocer el origen de la mercadería ya que los “turcos” también se las ofrecían a ellos. Sin embargo, por dos monedas las obtenían de los asesinos, manchadas de sangre, pero mucho más baratas.

Ese mismo año, 1909, los registros indican que se esfumaron 50.000 ovejas del recuento durante la esquila. Se presume que fueron comercializadas en Chile al igual que buena parte de los botines obtenidos de los sacrificados “mercachifles”. Era un negocio grande y Torino se había metido para encarcelar la mano de obra barata y útil de mapuches necesitados.

Una historia más de la Patagonia feroz y sangrienta. Esta vez, el desierto se devoró a inmigrantes que con su media lengua e inocencia creían en la buena fe y caían en la trampa de delincuentes. Nunca se supo cuantos sirios-libaneses fueron asesinados debido que su escasa documentación personal fue quemada junto a sus cuerpos. Según los datos recogidos por el comisario Torino, unos 130 hombres.

Con información de : Guioteca

©2019-paginasarabes®

Al-Ghazali – Percibimos la luz…

«Percibimos la luz en tanto que existe y en tanto que no existe, porque está presente en un lugar y ausente en otro. Si el mundo estuviera continuamente iluminado, de una manera siempre idéntica a ella misma, y si no hubiera sombra y oscuridad, no se podría percibir la luz, que es la cosa más visible; es más, es lo que vuelve visible todo lo demás».

Al-Ghazali



©2018-paginasarabes®

El Islam – Seyyed Hossein Nasr

El Islam, en el sentido más universal significa la reafirmación de la Verdad que siempre ha sido y siempre será y de la que participan todos los órdenes de la existencia, incluida la naturaleza.



©2018-paginasarabes®

Proverbio Árabe – No digas todo…

Proverbio Árabe

No digas todo lo que sabes, no hagas todo lo que puedes, no creas todo lo que oyes, no gastes todo lo que tienes; Porque: el que dice todo lo que sabe, el que hace todo lo que puede, el que cree todo lo que oye, el que gasta todo lo que tiene; Muchas veces: dice lo que no conviene, hace lo que no debe, juzga lo que no ve, gasta lo que no puede.



©2018-paginasarabes®

España,Rusia y la conexión con el pueblo gitano

Población gitana en Europa
Población gitana en Europa

En algunas partes del mundo, ser gitano implica tal estigma que muchos prefieren esconderlo. Es el caso de Ahmed Mustafá y sus parientes, huidos de la guerra de Siria y que ahora sobreviven en un parque de Estambul. “No somos gitanos, somos turcomanos”, afirman. A su alrededor, otros se definen como “árabes”. En el sureste de Turquía, los hay que se autodenominan simplemente como “músicos ambulantes”.

Y no es el único país: en Francia son “gens de voyage”. En Italia, “población nómada”. En Bulgaria, muchos prefieren llamarse a sí mismos “turcos” antes que gitanos. En los lugares donde hay un mayor racismo, cualquier identidad parece preferible. Pero para los vecinos de los acampados de Estambul, el asunto está más que claro: son “çingeneler”, nos dicen, la palabra turca para referirse a los roma (gitanos).

En las últimas semanas, varios incidentes han vuelto a poner de manifiesto la difícil realidad a la que se enfrenta la minoría gitana en gran parte de Europa. Primero, la expulsión por las autoridades francesas de la menor Leonarda Dibrandi y su familia, originarios de Kosovo, por carecer de documentos legales, y la agresión que sufrieron posteriormente a su regreso a Mitrovica. Poco después, la aparición de una niña rubia y de ojos claros en el seno de una familia de gitanos griegos con la que, según las pruebas de ADN, no tenía relación de parentesco. El interés mediático despertado por el caso ha desatado a su vez varios sucesos similares en la propia Grecia, o en otros lugares como Irlanda.

El problema es que también están desenterrando los viejos estereotipos negativos sobre la comunidad gitana, como el supuesto robo de bebés, que por lo general acaban provocando nuevos incidentes. Por ejemplo, el pasado fin de semana, enardecido por estas noticias, un grupo de skinheads de la ciudad serbia de Novi Sad trató de secuestrar a un bebé de las manos de sus padres gitanos, alegando que “no era tan oscuro como ellos”.

Culpable hasta que se demuestre lo contrario

“Estos casos requieren una clarificación. Tenemos que ver las circunstancias individuales. Pero la discusión se focaliza en una cuestión de percepción, en el color de la piel, en que alguien cree que un bebé no tiene los rasgos de sus padres. Pero, ¿cómo manejar los casos en los que los padres roma son rubios y de ojos claros, y sus hijos no?”, denuncia Dezideriu Gergely, director ejecutivo del Centro Europeo de Derechos de los Roma, con base en Budapest.

“La respuesta estatal y las expectativas del público deberían basarse en hechos, no en percepciones. Pero cuando hay un roma implicado, vemos un enfoque de que se es culpable hasta que se demuestre lo contrario”.

Eso es, de hecho, lo que ocurrió en la ciudad turca de Iznik, en la provincia occidental de Edirne, el pasado septiembre: tras el apuñalamiento mortal de un hombre, presuntamente a manos de un miembro de la minoría roma, medio millar de vecinos atacó el barrio de esta comunidad con piedras y palos. Aunque la Policía los dispersó, al día siguiente una multitud de 2.000 personas regresó al lugar para seguir hostigando a sus habitantes.

“Una pelea entre dos personas se le atribuye a toda una comunidad”, se quejaba el subdirector de la Asociación Roma de Edirne, Bahattin Ulusoy. A los pocos días, el gobernador de la vecina provincia de Bursa hacía exactamente eso: en una petición parlamentaria, aseguró que los gitanos “se ganan la vida con el robo, el carterismo, el narcotráfico y los atracos”, y pidió “una solución para los problemas surgidos con la llegada de los roma al vecindario”.

El ascenso de la extrema derecha

Muchos observadores coinciden en que casos como el programa del Gobierno de Nicolas Sarkozy para expulsar de Francia a gitanos búlgaros y rumanos habría sido impensable en la Europa de hace una década, que tanto hincapié hacía en las cuestiones de derechos humanos. También preocupa el avance de la extrema derecha en países como Grecia o Hungría, donde el discurso antigitano cada vez pertenece menos al espectro marginal de la política.

En mayo, la televisión estatal griega ET3 informó de un incidente en la ciudad de Xanthi, donde los vecinos habían invitado a los neonazis de Amanecer Dorado a atacar los campamentos gitanos de la localidad. Los ultras asaltaron el poblado y prendieron fuego a las tiendas sin que la Policía moviese un dedo para detenerles.

“Vemos un desarrollo contradictorio en Europa. Por un lado hay mucho compromiso político, especialmente por parte de la Unión Europea, que está prestando mucha atención a la situación de los roma. La Comisión Europea ha pedido a los países miembros que hagan frente a este problema, y estamos viendo progresos en ese sentido”, asegura Gergely. “Por otra parte, vemos un gran deterioro de la situación. Las condiciones sociales y económicas no están mejorando, sino que más bien son cada vez más difíciles. Entre los roma hay grandes niveles de desempleo, y las condiciones de vivienda son muy malas, la mayoría viven en áreas segregadas”, explica.

La problemática de la comunidad gitana, por lo general, suele ser la misma en casi todas partes. Además de los aspectos mencionados por Gergely, tiende a existir una situación de racismo y discriminación, pero en algunos lugares se dan además circunstancias específicas. En países como Hungría, Grecia, Eslovaquía, Bulgaria o la República Checa, se produce una segregación educativa en la que los niños gitanos son llevados a escuelas o instalaciones específicas, en las que se les enseña un currículum reducido que posteriormente limitará sus perspectivas laborales. El pasado mayo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos emitió una condena contra el estado griego por este motivo.

Esterilización forzosa bajo el comunismo

En los países de la ex Yugoslavia y Europa del Este abundan los casos de maltrato policial y violencia racista contra los gitanos, según explican organizaciones como la británica Minority Rights Group o Amnistía Internacional. En Rusia y Ucrania, la falta de documentación legal provoca numerosos problemas, como la imposibilidad de acceder a la salud pública y a otros servicios estatales. Y en la antigua Checoslovaquia llegaron a producirse casos de esterilización forzosa de mujeres gitanas, que en su mayoría no han recibido ninguna compensación por aquellas prácticas abusivas realizadas por las autoridades comunistas.

Tal vez uno de los casos más dramáticos sea el de los gitanos de Kosovo: tras la victoria de la OTAN y el Ejército de Liberación de Kosovo contra las tropas serbias en 1999, los victoriosos guerrilleros iniciaron inmediatamente su propia campaña de limpieza étnica, no sólo contra sus vecinos serbios, sino también contra miembros de las minorías roma y ashkali, 50.000 de los cuales se refugiaron en Serbia. La gran mayoría regresaron, pero en torno a un millar de ellos fueron alojados por la Misión de la ONU para Kosovo en campos de refugiados, situados accidentalmente en una zona contaminada por metales pesados. Cientos sufrieron severas intoxicaciones por plomo, y en torno a una treintena murieron. A pesar de ello, muchos continúan viviendo en dichos campamentos.

Gitanas
Gitanas

España, ejemplo de integración según los expertos

Por el contrario, España está considerada por la mayoría de los expertos como uno de los países donde mejor funcionan los programas de integración. Acoge a la segunda mayor comunidad gitana de Europa, y el país ha venido gastando una media de casi 36 millones de euros anuales en los últimos años. Tan sólo un 5% de los gitanos españoles vive en campamentos y chabolas, y en torno a la mitad de ellos son propietarios de una vivienda (aunque la Fundación Secretariado Gitano eleva el número de personas que residen en infraviviendas hasta el 12%). Algunas dificultades, sin embargo, persisten.

“A pesar de los grandes avances en la escolarización, existen todavía graves problemas como las altísimas tasas de abandono escolar en [enseñanza] secundaria obligatoria. Y aunque se aprecia un incremento en el número de alumnos y alumnas gitanos en secundaria post-obligatoria y la universidad, los porcentajes siguen siendo todavía muy inferiores a la media. Aún estamos lejos de conseguir una situación de normalización educativa del alumnado gitano en España. Como botón de muestra, baste señalar que, del conjunto del alumnado gitano que comienza la enseñanza secundaria obligatoria, sólo la finaliza el 20%”, dice la Fundación. Esta institución también señala el desempleo como uno de los principales desafíos de esta comunidad, indicando que los índices de paro entre los gitanos son “muy superiores al resto de la población”.

“En Europa abundan los programas exitosos”, asegura Gergely, quien también subraya el caso español. Otros, según él, incluyen el reclutamiento de roma en las fuerzas de seguridad en varios países del este de Europa, la formación de miembros de esta minoría como mediadores culturales, o las iniciativas de enseñanza en lengua romaní para los niños de esta etnia en diversos lugares centro-europeos y orientales. “Pero no se habla mucho de estas cosas. El interés, por lo general, es mucho más alto hacia las historias negativas”, indica.

Por Daniel Iriarte
Con información de El Confidencial

©2013-paginasarabes® 

Sobre la bienaventuranza de Dios

cabecera_citas_2

 

Su Señor les respondió, diciendo: «! Jamás desmereceré la obra de cualquiera de vosotros,sea hombre o mujer; porque descendéis unos de otros!. En cuanto a quienes emigraron, fueron expulsados de sus hogares, fueron vejados por Mi causa, combatieron y fueron muertos, les absolveré sus pecados y les introduciré en jardines bajo los cuales corren los ríos, como recompensa de Dios; porque Dios dispone de la bienaventuranza».

(Âli ‘Imrân; 191-195).

©2013-paginasarabes®