Archivo de la etiqueta: Italia

Grappa, la hija ardiente del fruto de la vid

ponte_vecchio_bassano

Esta “agua de vida” italiana –nacida para aprovechar el hollejo y las semillas tras el fin de la temporada de elaboración del vino– ha terminado convirtiéndose en uno de los destilados más valorados en las sobremesas del mundo.

Sobre el origen de la palabra “grappa” existen varias versiones, pero quizá la que más se ajuste a la realidad es que el término derive de latín grappulus (racimo de uva). Por otro lado, el arte de destilar viene de los árabes; palabras como alambique y alcohol son indudablemente de origen islámico. Destilado del racimo de uva… parece interesante. Lo explicaré.

Durante la Edad Media la alquimia se practicaba en los monasterios, como búsqueda de la sublimación de la materia, y estaba estrechamente vinculada al refinamiento espiritual del alquimista. Con la difusión de la cultura árabe por todo el Mediterráneo, se transmite la herencia de sus tradiciones farmacológicas y se acopian en las emergentes universidades de Salerno, Toledo y Montpellier, donde sus maestros, a finales del Medioevo, pasan de la práctica de las destilaciones primitivas a la producción de un líquido alcohólico transparente e inflamable, llamado por este motivo acqua ardens (aguardiente).

La elaboración del aguardiente de vino se hizo popular cuando el médico paduano –gentilicio de los nacidos en la ciudad italiana de Padua (que casualmente en italiano es patavini)– Michele Savonarola (1384-1462) publica un tratado donde se explica el significado de la palabra “acquavite”: el alcohol se llamaba acqua vitis porque el serpentín de condensación del vapor del alambique tenía –y tiene– forma espiral como la vida. Manera un tanto expresiva para definir el crecimiento y el paso de los años… y, ¿por qué no?, con venia poética.

Aunque para licencia poética nada como el elogio del también médico valenciano Arnau de Vilanova (contemporáneo de Savonarola): “El agua ardiente, agua de la inmortalidad, esencia maravillosa o agua de oro, consuela el corazón, purifica el cuerpo y los miembros, y prolonga la vida; por esto merece ser llamada acqua della vita”. El mallorquín Ramón Llull, que era otro alquimista de pro, tampoco escatimó en halagos: “Es una sustancia con un olor tan maravilloso que no encuentra parangón en el mundo. Se coloca en un rincón de la casa, y como por milagro atrae a todos los que entran”.

Y después de tanta literatura sobre la grappa, vayamos a lo práctico.

La grappa se elabora a partir del bagazo de la uva
La grappa se elabora a partir del bagazo de la uva

¿Cómo se hace?

La grappa –como los demás aguardientes (portugueses, griegos y españoles)– se obtiene de un ingrediente sólido. De hecho, los otros destilados se obtienen de elementos líquidos… como el coñac, el whisky o el calvados.



Aquí, la materia prima es el bagazo, que es el resto de uva que queda después de extraer el mosto, y está constituido por el hollejo o piel de la uva, las semillas y los cabos de los racimos. De él se obtiene, mediante destilación en alambiques calentados a fuego directo –o al “baño María”–, el vapor alcohólico que llega a un serpentín donde se condensa, y que al enfriarse se transforma en aguardiente, es decir: grappa. El proceso de elaboración debe comenzar en diciembre para evitar largas conservaciones, siempre perjudiciales, del bagazo en silos, puesto que esto conlleva la pérdida de una parte de los aromas. Por eso la grappa mejor es la producida antes del mes de febrero de forma seguida a la vinificación, con la materia prima aún fresca, que es todo lo que queda en las tinas después de vaciar el mosto.

Dependiendo de la afinación, la grappa puede ser: joven, añejada, o aromática. La joven se hace reposar en tanques de acero inoxidable o en toneles que hayan contenido grappa añejada. Después de un año, se filtra y se embotella. Deberá tener un aspecto transparente, cristalino, y un gusto seco, limpio y persistente; con alta graduación alcohólica y potente (para no tomarla con el estómago vacío). La añejada, en cambio, necesita un período de 3 a 15 años de reposo en barricas de roble, de modo que la madera tenga tiempo de aportarle una elegante tonalidad amarillenta y aromas fragantes; después se refrigera y embotella. Su color final es ambarino y varía entre los 40ºC y 50ºC. Hay también grappa aromatizada con hierbas de todo tipo… como menta, genciana, comino, anís, aquilea, lúpulo; con cítricos como la naranja y el limón; o con frutas como arándanos o frambuesas… incluso con pétalos de rosa.

Una grappa añejada debe tomarse a una temperatura alrededor de 18ºC a 20ºC, una grappa aromatizada alrededor de los 14ºC a 15ºC, y la temperatura óptima para la grappa joven estará por debajo de los 10ºC, pero nunca debe agregarse hielo. Las grapas jóvenes pueden beberse en los clásicos vasos de “chupito”, sin embargo, para disfrutar de una grappa aromática o envejecida es recomendable una copa tulipán de boca estrecha y tallo largo. Y –¡ojo!– no es vodka, no se traga de golpe, sino que debe beberse con parsimonia.

Denominación de origen

Se elaboran grappas en varias regiones de Italia: Piamonte, Friuli, Trentino… Pero lo mismo que sucede con el único vino espumoso que se puede llamar champagne (el de la región de Champagne, en Francia), la denominación de origen le pertenece a la ciudad de Bassano del Grappa, en la región del Véneto, donde presumen de elaborar la mejor de Italia.

La grappa véneta se destila del bagazo de la uva merlot, prosseco, raboso; o sea, de uvas que dan vinos definidos como neutros para distinguirlos de los otros de aromas y sabores fuertes como, por ejemplo, la vernaccia. Solo del orujo de las citadas uvas, cuyas cepas provienen de las colinas pedemontanas de Marostica y Breganze, dicen los “grappisti” (conocedores de grappa), se puede destilar una grappa excelente.

En Bassano del Grappa están las más afamadas destilerías del Véneto, donde la técnica de elaboración no ha cambiado desde cuando la destilación se realizaba al vapor, que significa que en lugar de mojar los hollejos y proceder a hervirlos a fuego directo, se le hace llegar solamente la emanación gaseosa.

La Grapperia Nardini, entrañable cantina situada a la entrada del Ponte Vecchio de Bassano, diseñado por Andrea Palladio en 1567, es un ejemplo de la pasión familiar por la persistencia en la elaboración de la grappaper un piacere tutto italiano (tal como figura en los folletos de la empresa). El establecimiento, fundado en 1779, ha protagonizado más de dos siglos de historia: empezaron los franceses (1797) a vaciar los toneles de aguardiente; luego serían los austriacos; y cuando Napoleón canjea Véneto por Lombardía, otra vez los franceses, que se quedaron en Bassano nueve años, hasta la derrota de Waterloo. Y así sucesivamente; hasta que la región formó parte del Reino de Italia en 1886, vencidos y vencedores iban alternándose y desfilando con el inevitable cortejo de funcionarios del gobierno. Una muchedumbre sin orden ni continuidad que eligió –y elige– la cantina Nardini como lugar de encuentro, y de esa manera –sin quererlo–, la grappería hizo historia.

El ir y venir de personal se mantiene hasta nuestros días, parroquianos del lugar y turistas accidentales hacen parada en La Grapperia al Ponte a degustar su trago ardiente servido en el típico cucheto (vasito con una marca que indica la cantidad que verter). Es un local entrañable donde la historia toma el sabor de andar por casa, se entra en el circuito familiar y envuelve al más despistado de los turistas. Con su mostrador de añosa madera y una estantería repleta de botellas bordelesas con la misma grappa “de siempre”, con su clásica etiqueta en la que aparece un grabado del famoso puente palladiano y un texto escrito en clásica cursiva: “Acquavite di pura vinaccia doppia rettificata”.

Grapperia Poli
Grapperia Poli

Otra prestigiosa destilería de Bassano es Poli. GioBatta Poli, bisabuelo del actual propietario, Jacopo Poli, fabricaba sombreros de paja; sin embargo, su gran ilusión era convertirse en fabricante de grappa. Construyó una pequeña destilería casera que montó sobre una carreta, e iba de viñedo en viñedo a destilar el orujo de los productores vitivinícolas. Así nació, en 1898, la historia de la Distilleria POLI. Situada en la actualidad en un palacio nobiliario del Quatroccento (cerca también del Ponte Vecchio), donde alberga el Museo de la Grappa, se dedica a producir lo que podríamos llamar “grappas de diseño”. Y podríamos también hacer un juego de palabras con el apellido de la familia y las características de sus destilados: la policromía de su producción abarca destilados de vides autóctonas, vespaiolo y torcolato, que envasa en estilizadas botellas. De su amplio abanico de aguardientes destacan los elaborados con plantas balsámicas (pino, enebro); fruta fresca (manzana, pera, ciruela); fruta seca (nueces, avellana, almendra); especias (regaliz, pimienta); y de suaves aromas florales (violeta, jacinto, rosa). Su filosofía es que cuantas más características del destilado coincidan con las preferencias de quien lo bebe, mayor es el placer de la degustación.



Cuando visite Bassano del Grappa, capital del más famoso destilado italiano y tenga un vasito de grappa en las manos, no olvide que está ante un líquido que lleva “el espíritu de la vida” en cada uno de sus sorbos.

Le bolle
Le bolle

La futurista estructura arquitectónica denominada Le Bolle (Las Burbujas) –obra de Massimiliano Fuksas y que representa una alegoría de la alquimia de la destilación–, fue un encargo de la familia Nardini con ocasión del 225º aniversario de la creación de la destilería. Ahora es un nuevo icono de la ciudad véneta de Bassano del Grappa.

Por Pedro Grifol
Con información de Sobremesa

©2016-paginasarabes®

De Siria a Italia: Vuelta a los orígenes

camastra_familia
El árbol genealogico de la familia Camastra desde Sicilia hasta Siria y de vuelta a Sicilia.

Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, una joven checoslovaca se enamoró de un soldado italiano en la isla de Sicilia. Helen y Alfonso se casaron en Catania, la ciudad de Alfonso, y fue allí donde Helen concibió un hijo – uno de los tantos millones cuya vida empieza en el caos y el desplazamiento causado por la guerra.

Por razones ya olvidadas y enterradas desde hace tiempo, Helen dejó Sicilia antes de que el niño naciera. Viajó en barco a Siria, donde vivía su hermano y donde, en 1945, dio a luz al niño. Ese niño nunca conoció a su padre, nunca aprendió italiano y nunca puso un pie en suelo italiano. Pero fue bautizado con un nombre italiano, Giuseppe Camastra e inscrito en Damasco como un nacional italiano.

Setenta años más tarde, este leve vínculo de ascendencia italiana se convirtió en un salvavidas para los hijos y nietos de Giuseppe.

En la primavera de 2011, cuando los disturbios se extendieron por Siria, el hijo de Giuseppe, Alberto, recibió una llamada desde la embajada italiana: ¿quieres salir del país?

Cada italiano residente en Siria recibió esa llamada. La familia Camastra se encontraba en esta lista porque, décadas después de que su padre hubiera dejado Sicilia dentro del útero, Alberto seguía inscrito como nacional italiano.

Sin embargo, Siria era el único país que había conocido. Irse a Italia suponía convertirse en un refugiado.

“Tenía miedo. Tengo 45 años. No sé italiano. ¿Dónde viviríamos en Italia? ¿Podíamos terminar viviendo en la calle? Me llamaron durante tres años, pero siempre contestaba ‘No‘”.

Sin embargo, para verano de 2014 la situación había cambiado.

Los bombardeos y los tiroteos se oían tan cerca que los hijos más pequeños de Alberto no podían dormir del miedo. “Mi hijo estuvo llorando durante tres días. Mi mujer estaba asustada. Así que dije ‘Vale, me voy‘. Incluso vivir en la calle es mejor que esto”.

Fueron los últimos italianos en salir del país.

Un año después de que la familia Camastra dejara Siria, conocí a Alberto en una café de Catania. La tensión de los últimos años se reflejaba en su cara.

En Siria, había vendido lo que pudo para traer a su mujer, a su madre y a sus cuatro hijos en taxi hasta Beirut y desde allí en avión hasta Roma. Los otros refugiados sirios en Italia seguían su viaje dirección norte hacia Alemania, donde cientos de miles de solicitudes de asilo se aceptan cada año, pero Alberto cogió el tren dirección sur hacia Sicilia. Regresaba a la ciudad donde su padre había sido concebido.

Catania había sido la ciudad de su abuelo, pero Alberto no tenía ningún vínculo con el lugar. En Siria, él había sido el sostén de la familia. Aquí, sin saber ni una palabra del idioma, tenía problemas para encontrar un lugar seguro donde los niños pudieran dormir. “Si estuviera solo”, me confesó, “podría dormir en cualquier sitio, incluso en un parque. Pero con los niños…”.

Se alojaron en un hotel barato durante algunas noches, y más tarde en una habitación sin amueblar que no tenía agua corriente ni luz. Finalmente, Alberto pidió algo de dinero a la familia de su mujer en Siria y pagó el alquiler de un piso para un año. Poco después, sufrió un ataque al corazón.

Pero la hospitalidad de Alberto ha sobrevivido las presiones de la guerra y por ello me invitó a conocer a su familia en su casa situada en el extremo oeste de la ciudad.

La madre de Alberto, Rena, nos abrió la puerta y, rodeada de sus emocionados nietos, me enseño la vivienda. El piso se encontraba en un bloque de apartamentos de los años sesenta de aspecto gastado, pero la familia Camastra había pintado las paredes de rosa y limpiado las baldosas del suelo hasta dejarlas relucientes. En la pared del salón había una serie de fotografías tomadas en Damasco hace unos 50 o 60 años.

Ahí estaba Helen, la chica checa cuyo romance de guerra siciliano había dado lugar a esta rama de la familia Camastra. También estaban los padres de Rena, Vasili y Victoria, que habían venido de Grecia y el Líbano y siempre se habían sentido parte del mosaico étnico y religioso que era Siria. Para esta gente, el mundo mediterráneo era un lugar de fluidez y movimiento, de matrimonios mixtos y creencias mixtas. “Cuando yo era joven”, me cuenta Rena, “no había una gran diferencia entre Europa y Siria”.

Si Rena porta los recuerdos de la familia, es su nieta mayor, Faten, quien porta sus esperanzas. En Damasco, estaba a punto de terminar su grado de derecho justo antes de tener que abandonar sus estudios. Ya habla inglés y árabe con fluidez y está aprendiendo italiano en la calle mientras planea empezar la universidad de nuevo. Al mismo tiempo, trabaja como niñera para una familia italiana, aportando el dinero que pronto se necesitará para pagar el alquiler.

Le pregunté cómo se siente al volver a la ciudad que su bisabuela dejó hace tantos años. “Doy gracias por este gran círculo que mi familia ha recorrido”, dice. “Doy gracias de poder hablar árabe, de entender la música y la poesía del idioma árabe. Toda esta larga historia, todos estos países diferentes, me han hecho una persona más compleja”.

Por Daniel Silas Adamson
Con información de: ACNUR

©2015-paginasarabes®

Italia reconocerá al Estado de Palestina

palestina21_a
Parlamento de Italia aprueba reconocer a Palestina como Estado

En 2014, varios países europeos realizaron votaciones similares en sus órganos legislativos, como Irlanda, Reino Unido, Francia y España. Suecia lo reconoció oficialmente, pese a las presiones del gobierno sionista de Israel.

El Parlamento de Italia aprobó este viernes el documento que solicita al Gobierno del país reconocer al Estado de Palestina, así lo informó el diario italiano La Stampa.

La iniciativa fue presentada por el Partido Democrático, que gobierna el país, el Partido Socialista y Alianza por Italia. El documento fue aprobado por 300 votos a favor y 40 en contra (59 abstenciones).

Igualmente los parlamentarios votaron a favor de otra resolución en la que se insta a reanudar el diálogo entre Palestina e Israel y el cese de la violencia como condición del reconocimiento (237 a favor, 84 en contra y 64 abstenciones).

En Contexto:

Más de 130 países del mundo y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han reconocido a Palestina como un Estado libre y soberano. A la fecha Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón e Israel han sido la excepción internacional.

El reconocimiento a Palestina como un país libre y soberano se ha hecho también por varios países de Europa entre ellos España, Suecia, Reino Unido, Irlanda, Bélgica y Francia, cuyos parlamentos han manifestado reconocer la soberanía del Estado palestino.

El Gobierno de Suecia se convirtió en el miembro número 135 de las Naciones Unidas en reconocer oficialmente a Palestina como Estado independiente, provocando un incidente diplomático entre el país europeo e Israel, así lo afirma la Organización Palestina Libre.

Con información de :Telesur

©2015-paginasarabes®

Atlántida ¿Mito o realidad?

atlantida

Tema que se escapa entre los dedos como agua en un cesto. Similar a lo que se refiere a los Ovnis y extraterrestres…

¿Atlántida? ¿Atlantes? En ambas investigaciones, Ovnis y Atlántida, hay empleado mucho interés científico y mucho dinero. No se puede negar ni aceptar lo que no ofrece pruebas tangibles; afirmativas o negativas.

Tanta fantasía entraña la posibilidad de que existan extraterrestres elusivos, intermitentes en sus contactos; de los que sospechamos que disfrutan de una civilización muy avanzada, como de la misma forma se estudia el que los Atlantes nos precedieron en un pasado lejano. La Atlántida, un continente que dio cabida a una raza aria (como mencionaba Hitler interesado en el tema); pacíficos y prósperos.

Muchos saben bastante sobre la Atlántida y los demás sabemos poco, pero de vez en cuando tropezamos con investigaciones y seguimientos por parte de estudiosos que azuzan nuestra curiosidad.

A ver. La ¿leyenda? sobre la Atlántida arranca cuando Platón describe una civilización allende lo pateado por ellos, de la que tiene referencias por viajeros y navegantes. Una tierra extensa localizada en la vecindad de las columnas de Hércules (entre Huelva y Ceuta según me comentaba Jacques Custeau). Platón no sufría alucinaciones producidas por demasiada ingesta de licor de Granada cuando mencionaba la Atlántida, se basaba en información proveniente, fidedigna, de los sacerdotes egipcios de ‘Sais’.

Entonces, eran las menciones de Avieno en la ‘ora marítima’, de Cayo Plinio y las referencias de Plutarco, Arriano y Estrabón. Se narraba sobre una esplendorosa civilización que podríamos llamar ¿Atlántida, Tartessos o Fenicios?. Comerciantes más que guerreros.

¡Esas calzadas que recorren la costa del Estrecho de Gibraltar!, que se atribuyen a Hércules; haberlas construido sobre otras anteriores para conducir sus toros desde Híspalis. Y que posteriormente planteaba mejorar Alejandro Magno para el paso de sus ejércitos hacía la conquista de África.

¿Configuraciones rocosas naturales?, o como mencionaba en el siglo XII el geógrafo árabe Al-Idrisi, caminos empedrados que denominó ‘arrecifes’.

Todo esto lo solventamos con la lógica posibilidad de que un giganstesco tsunami provocado por la actividad subacuática de desplazamientos de placas (fallas inquietas frente a Lisboa y en la proximidad del río Guadalquivir), barriera la costa y sumergiera el continente; la Atlántida podría ser una gran isla que desapareció tras una erupción volcánica como Krakatoa.

Recientemente, la National Geographic, arqueólogos, geólogos y antropólogos del CSIC, la Universidad de Huelva, etc., participan en la localización de esta civilización perdida. Investigadores, como Manuel Pimentel, tratan de hallar trazas evidentes de su existencia; y se producen sobresaltos cuando se descubren objetos desconcertantes (sin etiqueta, número de fábrica o: made in China). Ejemplo: Un diseño intrigante que aparece sobre una estela encontrada en el yacimiento de Cancho Roano, y que se repite en una piedra de una playa gaditana.

La Atlántida pulula en los mares y costas de varios países que intentan asegurarse el crédito de su total localización. Desde haberla situado sumergida en pleno Atlántico, pasando por Italia y Grecia, hasta unas ruinas bajo el mar en Japón. Pero… nosotros pisamos la zona más caliente: el Coto de Doñana y el Golfo de Cádiz.

La Atlántida, el Santo Grial, el Arca de Noé, los restos del ‘Reina Regente’ o el avión malasio en vuelo MH310… retos en suspenso.

Por Liana Romero
Con información de: Diario de Cádiz

©2014-paginasarabes®

EU devuelve a Irak la espada de Sadam Hussein

hussein_espada
La espada fue introducida a EU de contrabando por miembros del Ejército estadounidense

El Gobierno de Estados Unidos devolvió a Irak una ornamentada espada ceremonial del ex gobernante Sadam Hussein que había sido robada durante un saqueo de su oficina en 2003, informó la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés).

Durante una ceremonia privada, el director asociado de la Oficina de Investigaciones de ICE, James Dinkins, hizo la devolución de la espada, que fue introducida a EU en contrabando por miembros del Ejército estadounidense, al nuevo embajador iraquí ante la Casa Blanca, Lukman Faily.

“La propiedad cultural, como la espada que estamos devolviendo hoy al pueblo de Irak, representa parte de la historia de un país que nunca debió ser robada o puesta en subasta”, dijo Dinkins en un comunicado emitido por ICE.

Por su parte, Faily agradeció al Gobierno estadounidense, en nombre del pueblo iraquí, la entrega de “este patrimonio que pertenece a Irak y su pueblo”.

La espada mide 109 centímetros y su funda dorada tiene incrustadas letras en árabe que la designan como un regalo hecho al exdirigente iraquí, quien fue ejecutado en la horca en diciembre de 2006, tres años después de la invasión estadounidense al país árabe.

La espada fue vendida en octubre de 2011 a la empresa Amoskeag Auction Company (AAC) en Manchester (Nuevo Hampshire), que en su catálogo de enero de 2012 indicó que esta fue extraída de la oficina personal de Hussein en un complejo militar iraquí en Bagdad por parte de soldados estadounidenses tras la caída del régimen en 2003.

Agentes especiales de ICE lograron recuperar la espada en enero de 2012, pocos días después de que esta se vendiera en subasta por 15 mil dólares.

Las autoridades de Estados Unidos han logrado la repatriación de numerosas obras culturales a Irak, incluyendo varios cuadros de la era de Hussein, rifles AK-47 rifles, tablillas y estatuas de arcilla, y demás objetos de arte y antigüedades que fueron introducidos ilegalmente a este país a través del contrabando.

En total, desde 2007 EU ha repatriado más de siete mil 150 objetos a 26 países, incluyendo cuadros de Francia, Alemania, Polonia y Austria, manuscritos de los siglos XV al XVIII de Italia y Perú, así como piezas de arte de China, Camboya e Irak, según ICE.

Con información de : Vanguardia

©2013-paginasarabes®

En Lampedusa, el Papa denunció la «globalización de la indiferencia»

En Lampedusa,Francisco lanzó una fuerte crítica a Occidente por volverse insensible al drama de los inmigrantes clandestinos que arriesgan su vida para llegar a la isla italiana.

EL Papa visitó Lampedusa, símbolo de la inmigración africana en Europa, homenajeó a quienes "buscaban un lugar mejor pero encontraron la muerte", duro mensaje a la Unión. ©La Nación
EL Papa visitó Lampedusa, símbolo de la inmigración africana en Europa, homenajeó a quienes «buscaban un lugar mejor pero encontraron la muerte», duro mensaje a la Unión. ©La Nación

«¿Quién es el responsable de la sangre de estos hermanos y hermanas? ¡Nadie! ¿Quién de nosotros lloró por estas personas que estaban en el barco, por las jóvenes madres que llevaban a sus niños, por estos hombres que deseaban algo para sostener a sus familias? La cultura del bienestar nos hizo insensibles a los gritos de los otros. Somos una sociedad que olvidó la experiencia del llanto, la globalización de la indiferencia nos sacó la capacidad de llorar.»

El primer viaje de Francisco, una visita relámpago a la isla de Lampedusa, símbolo del drama de inmigrantes y refugiados, al sur de Sicilia, fue como un puñetazo en el estómago para Occidente. El papa del fin del mundo, hijo de inmigrantes, se convirtió en el primer pontífice que pisa Lampedusa, puerto de entrada de miles de personas sin papeles en busca de esperanza y sitio olvidado del paupérrimo sur. Desde allí, lanzó un vibrante j’accuse contra la indiferencia del mundo.

«¡Nos acostumbramos al sufrimiento del otro, que no tiene que ver con nosotros, no nos importa, no nos concierne!», clamó Francisco, que realizó este primer viaje a un lugar postergado para «despertar conciencias».

En una homilía durísima, que sacudió a la clase política de la Unión Europea (UE) -una fortaleza inaccesible, con políticas migratorias restrictivas-, el Papa habló sin vueltas del drama de los «sin papeles». Se estima que en los últimos 25 años murieron unas 20.000 personas en el mar que rodea Lampedusa, isla de 6000 habitantes que queda al sur de Sicilia, más cerca de África que de Italia. Miles de personas que huyeron de la miseria, de guerras o fueron víctimas de trata de personas.

«Estos hermanos y hermanas nuestros buscaban salir de situaciones difíciles para encontrar un poco de serenidad y de paz», dijo el Papa ante 10.000 fieles que participaron de una misa en el campo deportivo de la isla, al lado de un cementerio de barcazas. «Buscaban un lugar mejor para ellos y para sus familias, pero encontraron la muerte. ¡Cuántas veces aquellos que buscan esto no encuentran comprensión, acogida, solidaridad! ¡Y sus voces llegan hasta Dios!», subrayó, bajo un sol implacable.El ex arzobispo de Buenos Aires, que usó un cáliz y una cruz hechos de madera de patera, vestía paramentos violeta: quiso celebrar una liturgia penitencial, para pedir perdón por esa vergüenza que significan los naufragios de los inmigrantes y su trato muchas veces inhumano.

Al evocar el pasaje de la Biblia en el que Dios le pregunta a Caín: «¿Dónde está tu hermano?», Francisco se preguntó: «¿Quién es el responsable de esta sangre?». «¡Nadie!» respondió, citando un clásico de la literatura española, Fuenteovejuna . También citó a Alessandro Manzoni y la figura del «Innominado» de su obra maestra, Los novios .

«Pidamos al Señor la gracia de llorar sobre nuestra indiferencia, sobre la crueldad que hay en el mundo, en nosotros, y en aquellos que en el anonimato toman decisiones socioeconómicas que abren el camino a dramas como éste», disparó al final del sermón, en el que mencionó también a «aquellos que con sus decisiones a nivel mundial han creado situaciones que conducen a estos dramas».

Al llegar por la mañana desde Roma, el Papa se subió a un barco patrullero, el mismo que suele rescatar a diario a centenares de desesperados, para rezar y lanzar al mar una corona de flores amarillas y blancas, en recuerdo de las víctimas. Más tarde, en el muelle Favarolo, donde dos horas antes habían desembarcado 116 personas, saludó, uno por uno, a inmigrantes africanos.

Uno de ellos, de Eritrea, a través de un intérprete, le contó su terrible experiencia. «Antes de llegar aquí pasaron por las manos de los traficantes, esas personas para las que la pobreza de los otros es una fuente de lucro», denunció Francisco en su sermón.

En un viaje marcado por la austeridad (el Papa no quiso la presencia de altas autoridades, alfombras rojas ni pompa), se trasladó hasta donde celebró la misa en un simple jeep Fiat prestado por un habitante de la isla. En el trayecto, fue aclamado por miles de personas. «Se ve, se siente, Francisco está presente», clamaba la multitud, entre la cual podían verse banderas argentinas.

UNA PUERTA DE INGRESO A LA UE

  • Oleadas de inmigrantes
    Desde 1999, más de 200.000 inmigrantes transitaron por Lampedusa, provenientes de África, Medio Oriente y otros países asiáticos, con el objetivo de llegar a Europa.
  • En ascenso
    El éxodo creció desde las protestas que estallaron en 2011 en el mundo árabe.

Por Elisabetta Piqué
Con información de La Nación

©2013-paginasarabes®

La misteriosa albahaca

albahaca
La albahaca contiene aceite esencial que difiere según su procedencia y lo proporcionan sus hojas frescas.

La palabra albahaca deriva del árabe hispánico al-habaqa, y éste del árabe clásico habaqah. Habaqah viene de veheca que significa ‘penetrar el cerebro con suave olor’. Hay que recordar que el idioma español tomó del árabe más de 4.000 palabras y albahaca era el nombre que los árabes daban a las plantas aromáticas usadas tanto en la cocina como en la medicina . Basilicum, es el nombre científico de la albahaca, según algunos hace referencia a la palabra griega basileus, que significa rey, en sustitución del término arcaico anax, cambio que se produjo durante la Edad Oscura griega. Otros lo asocian con la legendaria criatura de la mitología griega basilisco, que podía matar con la mirada o destruir con el aliento.

Sus sinónimos en castellano son: albahaca mayor, alhábega, basílico, hierba real, hierba de los reyes, alfavaca, albahaca de limón, albahaca francesa, albahaca mondonguera, albahaca moruna, albahaquita; en portugués y gallego: alfádega, manjericão grande, basílico; en catalán y valenciano: alfàbrega, alfábega, alfabreguera, alfabeguera, alfalga; en vasco: albaraka, albaka, brazilla; en inglés: basil; en francés: basilic; en alemán: Basilikum.

Aunque los árabes  fueron los primeros en cultivar la albahaca adecuadamente y difundirla en los países que conquistaron . Algunos autores sitúan el origen de la planta en diferentes lugares: Irán,India, África o Asia central, debido a que hay una dificultad para establecer si las plantas son autóctonas de un lugar determinado.

En Egipto utilizaban su fragancia para ofrendar y calmar a sus dioses, así también se mezclaba la esencia de albahaca, mirra e incienso para embalsamar a sus muertos, pues constituía parte del bálsamo para el proceso de momificación.

En la India se la considera símbolo de felicidad y amor, por lo que se planta en todos los hogares y templos, se cree también que ofrece protección al alma. Del mismo modo hay la creencia de poner una hoja de albahaca sobre una persona fallecida para asegurar su entrada al paraíso. A la hora del cultivo se pensaba que sólo los hombres la podían cosechar, vistiendo túnicas blancas y sin usar instrumentos de hierro, y antes de ésto debían lavarse las manos en tres fuentes distintas para así tener una buena cosecha y aprovechar al máximo sus propiedades mágicas, las que aún son tomadas muy en cuenta para muchos rituales de magia , por ejemplo para alejar a los malos espíritus. En la India, hasta el día de hoy se considera que la albahaca lo cura todo.

 En Grecia , la nobleza la utilizaba en sus baños y masajes para el cuerpo, por su perfume fragante. Sin embargo los griegos le temían, pues la asociaban con el odio, la pobreza y la desgracia. Se pensaba que para que la planta floreciera se debía maldecir durante la siembra y la cosecha.

En cambio los romanos , estimaban que esta planta  aumentaba la fertilidad y el deseo, de ahí que la asociaran con la fecundidad y la pasión. Se le consideraba un estimulante así como un relajante muscular,  por lo que se recomendaba en las dispepsias nerviosas y para favorecer la secreción de la leche en las madres que amamantaban.

Desde la antiguedad se le atribuye a la albahaca , la virtud de aliviar los dolores durante el parto . A la parturienta se le colocaba una raíz  de albahaca con una pluma de golondrina en la mano, con la intención que el parto fuese rápido y con menos dolor.

Los judíos la utilizaban en periodos de ayuno para que les diese fuerza. Las leyendas africanas cuentan que la albahaca  ahuyenta a los escorpiones.

En América

Fue introducida por la inmigración italiana y española como condimento o planta medicinal. Con la albahaca también llegaron los atributos a sus propiedades; como las mágicas, que son muy utilizadas en Cuba para espantar a los espíritus y romper maleficios. Es indispensable en las sesiones espiritistas y es costumbre pasar un ramo fresco por la cabeza y el cuerpo del médium.

En México se utiliza en la cocina pero también se ha transmitido de generación en genaración la creencia de que la albahaca llama a la fortuna, colocando una maceta con la hierba en la puerta o en alguna ventana de una tienda o negocio, o bien en la caja registradora con el fin de atraer a los clientes; el desarrollo de la planta es signo de la bonanza del negocio.

Se dice que el sacerdote  militar insurgente y patriota mexicano , José María Morelos; sufría de fuertes migrañas por lo que se ceñía un pañuelo alrededor de la cabeza , y debajo colocaba una hojas de albahaca , para disminuir la intencidad del dolor .

Actualmente la albahaca se la asocia con todo el Mediterráneo, gracias a su gran uso en la gastronomía.

Pesto de Albahaca

Ingredientes: 2 tazas de hojas de albahaca fresca, lavadas y secadas con un paño , 1/2 taza de aceite de oliva extravirgen, 1/4 de taza de piñones o nueces, 2 dientes de ajo, 1/2 taza de queso parmesano,1 cdita. de sal y pimienta al gusto

Preparación: Tueste las nueces o los piñones por 5 minutos a 350ºC para que tengan mejor sabor. Ponga todos los ingredientes  en el procesador de alimentos o en una licuadora hasta formar una pasta. Añada el queso rallado y mezcle bien. Pruebe y sazone al gusto. Esta receta hace 3/4 tazas de salsa.

Remedios Medicinales

Para dolor de cabeza: Mascar y comer sin ningún tipo de preparación 5 hojas de albahaca. También puede frotarse una hoja sobre la zona del dolor. Para dolor de oído: se exprimen los tallos y las hojas y con el jugo se empapa un algodón que se introduce en el oído hasta que calme el dolor. Para disminuir la fiebre y para restituir el tono intestinal: se emplea en forma de té. Para padecimientos del mal de ojo : se maja con piedra y se deja reposar en agua  por unas horas, con este extracto se unta todo el cuerpo del niño que padece de ojo.

Se ha demostrado que la albahaca puede matar a la bacteria que causa el acné (International Journal of Cosmetic Science). Estudios de laboratorio también probaron que la albahaca tiene el potencial para bloquear o suprimir el cáncer de hígado y de estómago. Las gotas oftálmicas conteniendo albahaca ayudan a aliviar la resequedad ocular, conjuntivitis y aceleran la recuperación de la cirugía de cataratas. Las heridas a las que se aplica hojas de albahaca aceleran su cicatrización (Indian Journal of Experimental Biology). Se ha demostrado reducción en los niveles de ácido úrico en sujetos con gota e incluso es usada para prevenir la formación de úlceras gástricas en pacientes que toman anti inflamatorios.

 En los Rituales

Es recomendable darse los baños con hierbas amargas antes de los baños con las hierbas dulces. Esto para asegurarse de limpiar el aura de influencias nocivas y alistarla para recibir las influencias benéficas de las hierbas dulces. La serie de baños fluctúa entre tres y nueve veces; y la combinación indicada de hierbas debe estar entre tres, cinco, siete y nueve.

 Los riegos con plantas amargas sirven para limpiar las malas energías de la casa o el negocio. Y los riegos con plantas dulces se emplean para atraer la buena suerte a quienes habitan esos lugares

Baños con diferentes clases de albahaca. Los recomiendan para atraer la buena suerte.

Preparación: se coloca un manojo de tales hierbas en una olla con agua y se deja hervir; luego, cuando el agua haya alcanzado la temperatura indicada se hace el baño, dejando que el agua seque en el cuerpo.

En la Literatura

Giovanni Boccaccio consagró la cuarta jornada de su Decamerón a las historias de amores que rematan en un final desgraciado. De entre todas ellas, sobresale una que –pese a su concisión y a lo extremado de su argumento– destaca tanto por la intensidad dramática desplegada por sus protagonistas como por la profunda fuerza evocadora y por el sutil lirismo que el toscano consiguió impregnar en cada uno de sus párrafos. Nos referimos al cuento titulado : Los hermanos de Ellisabetta …

En la ciudad siciliana de Messina vivían tres prósperos hermanos mercaderes –hijos de un comerciante de San Gimignano ya fallecido– que tenían una hermana soltera, llamada Ellisabetta o Lisabetta, joven educada y de gran belleza. Los hermanos tenían a su servicio, en un almacén de su propiedad, a un apuesto muchacho pisano llamado Lorenzo. Lisabetta comenzó a fijarse en él y Lorenzo lo notó, por lo que pronto surgió el enamoramiento y ambos jóvenes iniciaron una placentera relación secreta. Una noche, cuando Lisabetta se disponía a visitar a Lorenzo, el hermano mayor la descubrió y comprendió sus intenciones, pero no le dijo nada y esperó a que llegara el día para comunicárselo discretamente a sus dos hermanos. Para evitar la infamia y el escándalo públicos, decidieron actuar con sigilo y fingieron invitar a Lorenzo a ir con ellos fuera de la ciudad. Lorenzo no sospechó nada, pues todo el camino fueron charlando y riendo, y cuando llegaron a un lugar solitario lo asesinaron y allí mismo lo enterraron. Al regresar a Messina, hicieron saber que Lorenzo estaba fuera por asuntos del negocio familiar y, como era algo frecuente, todo el mundo creyó esta explicación.

Lisabetta, preocupada por la ausencia de Lorenzo, preguntaba constantemente por él a sus hermanos, hasta que uno de ellos le contestó que, si seguía preguntando, obtendría la respuesta que merecía. La joven, asustada y entristecida, sin atreverse ya a preguntar, pasaba las noches llamando a Lorenzo y derramando lágrimas por él. Tanto lo reclamó que, una noche, se le apareció en sueños, pálido y empapado, y le reveló las circunstancias de su asesinato y dónde estaba sepultado.

Por la mañana y en compañía de una criada, la joven se dirigió al lugar que le había indicado el infortunado Lorenzo y cavó donde la tierra estaba más blanda y allí mismo apareció el cadáver incorrupto de Lorenzo. Como no podía llevarse todo el cuerpo, le separó la cabeza del cuerpo, la envolvió en una toalla y regresaron a casa.

Lisabetta se encerró en su alcoba con la cabeza de Lorenzo, la cubrió de besos y la lavó con sus lágrimas. Después tomó un gran tiesto y puso dentro la cabeza, envuelta en un hermoso paño, la cubrió con tierra y plantó varias matas de albahaca, que regaba con agua de rosas y de azahar o con sus propias lágrimas. La joven tomó el hábito de contemplar, día a día, largo tiempo el tiesto y de llorar sobre la hermosa mata de albahaca que había crecido sobre los despojos de Lorenzo, con lo que cada vez estaba menos bella y más demacrada.

Los vecinos observaron esta conducta y se lo dijeron a sus hermanos, que le quitaron el tiesto, por lo que Lisabetta no cesaba de llorar y acabó enfermando. En su delirio, la joven no hacía más que pedir el tiesto, por lo que los hermanos, intrigados, lo vaciaron y descubrieron la cabeza de Lorenzo, ya descompuesta, pero aún reconocible por su cabello rizado. Los hermanos enterraron la cabeza y, para evitar el posible escándalo, se trasladaron a Nápoles. La desgraciada Lisabetta murió de pena, sin dejar de llorar y de pedir el tiesto de albahaca. Pasado el tiempo, se descubrieron los hechos e, inspirándose en ellos, alguien compuso una canción en la que una joven se lamenta amargamente por el robo de su tiesto.

¡Oh qué barbarie robarme el tesoro donde tenía puesto mi corazón!.
¿Quién sería el mal cristiano que el albahaquero me robó…

Referencias :
Thesaurus pauperum.
Tesoro de la lengua española de Sebastián de Covarrubias y Orozco
Flora Medicinal Indígena de México
El poder curativo de los alimentos . Dr. Sergio Gallegos y Dra. Silvia Ramos.

©2013-paginasarabes®