Archivo de la etiqueta: Arqueologia

Descubren en papiro egipcio antiguo remedio para la resaca

¿Quién no ha tenido un terrible dolor de cabeza al levantarse después de una noche en la que el consumo de alcohol fue mayor del habitual? Los síntomas de la llamada resaca podrían aliviarse según un texto escrito en griego y datado hace 1.900 años. Procede del centón de manuscritos conocidos como Papiros de Oxirrinco entre los que hay obras de Sófocles y otros autores griegos, evangelios, registros públicos y personales, contratos, inventarios e incluso horóscopos.

 Estos documentos los encontraron en un vertedero de la ciudad de la que toman su nombre, situada cerca de 100 kilómetros de El Cairo, a finales del siglo XIX un equipo de arqueólogos dirigido por Bernard Pyne Grenfell y Arthur Surridge Hunt.

Entre este medio millón de papiros hallado estaba este fragmento en el que se dice que el remedio para la resaca es colocar alrededor del cuello un collar hecho con las hojas de un arbusto llamado Laurel alejandrino (Ruscus racemosus L.). Con esas mismas hojas entrelazadas se tejía la corona con la que griegos y romanos distinguían a atletas, oradores y poetas.

El papiro en cuestión se ha incluido en un volumen publicado con cerca de 30 manuscritos médicos encontrados en Oxirrinco. Estos documentos han sido transcritos por investigadores de la Universidad de Oxford y el University College de Londres. Se trata del volumen número 80 de estos textos y es “la colección más grande de papiros médicos que se publicará”, según apunta Vivian Nutton, profesora del University College de Londres.

Además de este remedio para la resaca que indudablemente tiene un origen egipcio, en este conjunto de papiros hay complejos tratamientos para las hemorroides, el dolor de muelas o varias enfermedades oculares.

Destaca una receta para el tratamiento de las legañas de los ojos: a base de una mezcla de escamas de cobre, óxido de antimonio, plomo blanco, escoria de plomo lavado, almidón, rosas secas, agua de lluvia, goma arábiga, jugo de amapola y nardo celta.

Otro fragmento de papiro contiene un terrorífico relato de una cirugía ocular, proporcionando un relato en primera persona del tratamiento de un párpado vuelto del revés. Margaret Hirt, becaria de la Universidad de Cambridge, tradujo este texto:

El ojo…Empecé…por la sien…el otro desde la sien…para sacarlo con un pequeño cuchillo con la hoja roma…el borde del párpado desde fuera…desde dentro hasta que lo saqué.

Por Víctor R. Villar
Con información de La Brújula Verde

©2017-paginasarabes®

Los intentos por borrar la milenaria historia de Siria

Templo de Baalshamin en la ciudad de Palmira, Siria

Los afanes de quienes ejecutan y promueven la guerra impuesta a Siria intentan borrar el rostro y la identidad de una nación con el saqueo y la destrucción de una historia milenaria y que definió con altas y bajas el desarrollo de la civilización.

Hasta el 2011, cuando la barbarie del terrorismo irrumpió con intenciones económicas enmascaradas en conflictos civiles y religiosos, esta nación del Levante era considerada ‘el paraíso de la arqueología’.

En los algo más de 185 mil kilómetros cuadrados del territorio nacional confluían los vestigios de civilizaciones como la Fenicia, Greco-Romana, Palmireña, Bizantina, Arabe- Islámica y de las Cruzadas, una mezcla aún por estudiar y detallar en toda su vasta complejidad histórica.

Cuando las magnitudes del conflicto alcanzaron límites impredecibles dos años después, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) decidió definir en peligro a todos los sitios arqueológicos del país.

La muerte armada en manos de casi un centenar de grupos terroristas se expandió desde el fondo de las cavernas del inframundo por toda la nación, alentada por quienes desde los grandes centros de poder nunca han podido admitir un desarrollo alternativo civilizado y que con todos los posibles defectos en su evolución, definen la historia de la Humanidad.

Más de 900 sitios arqueológicos, yacimientos o simples vestigios geográficos, fueron objeto de un vandalismo que incluyó saqueos con fines lucrativos de valiosas piezas, o dinamitar símbolos y asesinar a especialistas. Todo con un afán diabólico de destrucción ilimitada.

La furia arrasadora se centró a partir de los seis sitios declarados desde 1979 como Patrimonio de la Humanidad: Ciudad Vieja de Damasco, Palmira, Casco Histórico de Bosra, centro antiguo de Alepo, el Crac de los Caballeros y las Aldeas del Norte del país.

Otros, propuestos con ese objetivo desde el año 1999 quedaron en suspenso y no dejaron, sin embargo, de recibir el embate aniquilador como las Norias de Hama, Ugarit, Ebla, Tell Hariri, Apamea, Malula o el Castillo de los Cruzados, en Tartus.

Un testimonio, el de Nima Mohrtain, especialista encargada de la conservación del Crac de los Caballeros, en la carretera que une a Homs con Tartus, habló con pasión de cómo rehabilitaron los lugares destruidos y de qué manera los cabecillas aprovechaban la ignorancia de los elementos terroristas para incendiar, borrar y destruir cualquier vestigio posible.

Justo lo que fuera capilla del oratorio del Crac muestra una expresión en latín tallada en la roca: ‘Si eres un hombre de mucho dinero, belleza y prepotencia, no tienes nada.’ No la borraron porque no pudieron entender lo que decía y al fin, les importó poco, afirmó la especialista.

El Crac, construido en 1034, y sucesivamente reparado a través de los años, llegó a ser visitado por más de seis mil persona en un solo día, relató.

Tal interés por el conocimiento fue apreciado también por los reporteros de Prensa Latina en varias visitas a Malula, Homs, el casco histórico de Damasco, Sednaya o Palmira, la histórica llamada Joya del Desierto, actualmente vuelta a ocupar por el Estado Islámico, Daesh, cuyos integrantes dinamitaron la mayor parte de los milenarios monumentos y construcciones de la ciudad.

A la fecha, un documentado mapa interactivo elaborado por las autoridades culturales y patrimoniales sirias muestra con bastante exactitud 758 sitios arqueológicos en toda Siria con destrucciones totales, parciales o de menor grado en las 13 provincias del país.

Pero a ese vandalismo se unen las excavaciones ilegales con afanes de lucro propiciadas por el Daesh en más de medio centenar de lugares de las zonas ocupadas y que, según datos, conforman un panorama total de pérdidas estimadas en cerca de 10 mil millones de euros (algo más de 11 mil millones de dólares).

Multitud de documentos publicados, no solamente por las autoridades sirias, señalan que la mayoría de lo saqueado se hace por encargo, con un intermediario que, por ejemplo, vende un mosaico bizantino por miles de dólares y que termina en manos de coleccionistas privados millonarios de Europa, Francia, Alemania, Estados Unidos o los países del Golfo.

Por lo regular, ese tráfico es sobre la base de piezas pequeñas saqueadas porque si pudieran, hubieran cargado otras monumentales, impotencia ‘comercial’ que les hace dinamitarlas como el Templo de Bel, en Palmira.

Esa red de contrabando de lo saqueado es ‘muy difícil de detectar’ para la Interpol, muy pocas veces eficiente en muchos otros detalles a pesar de fundarse en 1923 y estar, aparentemente integrada, por representantes de 190 naciones con sede en Lyon, Francia,

A pesar de todo este dramático ‘expediente’, la Dirección General de Antigüedades y Museo, por medio de su director, Maamouth Abdel Karim, asegura que un buen por ciento de las piezas más valiosas están en ‘lugares seguros’ gracias al esfuerzo conjunto de personal especializado, simples pobladores, autoridades provinciales y el de las unidades del Ejército sirio.

Por Pedro García Hernández
Con información de Prensa Latina

©2017-paginasarabes®

USA devuelve a Egipto mano de momia y otros cuatro objetos robados

La mano egipcia data de hace 3000 años ©efe
La mano egipcia data de hace 3000 años ©efe

La mano, de casi 3000 años de antigüedad, fue encontrada por los agentes de aduanas del aeropuerto internacional de Los Ángeles en un paquete.

Las autoridades estadounidenses devolvieron a Egipto una mano momificada del siglo VIII que traficantes de arte trataron de introducir al país como un objeto de una película de ciencia ficción, así como dos sarcófagos, una máscara y un sudario de una momia, todos ellos robados.

La mano, de casi 3000 años de antigüedad, fue encontrada por los agentes de aduanas del aeropuerto internacional de Los Ángeles en un paquete con la etiqueta “66 dólares, atrezo para película de ciencia ficción”.

“En realidad había sido comprada a un traficante en Francia por 1500 dólares”, narró hoy la directora del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas estadounidense (ICE), Sarah Saldaña, durante un acto en la embajada de Egipto en la que entregó los objetos robados.

Uñas y arrugas

La mano se situó durante la ceremonia en un podio y, a pesar de haber sufrido un robo, se encontraba tan bien preservada que todavía podían apreciarse las uñas y las arrugas que rodean los nudillos, según dijo el arqueólogo Fredrik Hiebert, que colabora con la revista National Geographic.

Además de la mano momificada, las autoridades estadounidenses entregaron hoy al Gobierno egipcio el sarcófago de madera de un niño, otro sarcófago, un sudario y la máscara dorada de una momia.

En opinión de Hiebert, una de las piezas “con más valor emocional” de la colección es el pequeño sarcófago que perteneció a un niño o a una adolescente joven de una familia de clase media.

“Era alguien muy querido por su familia y que fue muy cuidado. Es importante pensar en hace 2.500 años, hacer un viaje al pasado y ver que (el sarcófago) nos ayuda a imaginar la vida social de las familias en el Antiguo Egipto”, destacó Hiebert, que colaboró en la investigación con las autoridades estadounidenses.

Robos

El pequeño sarcófago, el sudario, el otro sarcófago y la máscara de la momia fueron encontrados por los agentes del ICE de Nueva York que durante años siguieron la pista a un grupo internacional de criminales que se dedicaba a vender en el mercado negro piezas arqueológicas para luego lavar el dinero ilícito.

Primero, en septiembre de 2009, descubrieron uno de los sarcófagos en una cochera del barrio neoyorquino de Brooklyn y luego, un año más tarde, los agentes consiguieron incautar un cargamento de mercancías egipcias que los criminales trataban de introducir a EE.UU.

Las autoridades siguieron la pista al grupo hasta que lograron arrestar a cuatro personas y recuperar tres millones de dólares, así como 7.000 piezas culturales de Egipto, India, Grecia e Irak.

Como parte de esa operación, bautizada “la maldición de la momia”, los agentes han realizado 19 registros en residencias y negocios de Estados Unidos, dos personas han sido condenadas y las autoridades le siguen la pista a un fugitivo internacional, según indicó Saldaña durante la ceremonia.

Saldaña y el ministro de Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, formalizaron la devolución de las piezas arqueológicas con la firma de un “certificado de transferencia”, en el que se reconoce que la obra es “parte de la herencia cultural egipcia” y pertenece al país árabe.

Según indicó Hiebert, las cinco piezas arqueológicas saldrán hacia El Cairo  y serán recibidas por el Gran Museo Egipcio (GEM), que aspira a ser el museo arqueológico más grande del mundo.

El compromiso de los dos países en la protección del legado cultural se materializó este miércoles con la firma de un acuerdo entre Shoukry y el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

El acuerdo de protección cultural, el primero que Washington firma con un país de Oriente Medio, busca evitar el tráfico de las valiosas reliquias del Antiguo Egipto y establece restricciones a la importación de material arqueológico egipcio con un origen situado entre el 5.200 antes de Cristo y el 1.517 después de Cristo.

Desde 2007, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos ha devuelto más de 80 artículos a Egipto, separados en cuatro repatriaciones.

Con información de La Nación

©2016-paginasarabes®