Archivo de la etiqueta: Palestina

La llave del Santo Sepulcro

Cada día en la apertura y cierre de la basílica se repite una compleja “ceremonia”.

La Basílica del Santo Sepulcro fue construida originalmente por la madre del emperador Constantino en 330 d.C., la Iglesia del Santo Sepulcro conmemora la colina de la crucifixión y la tumba de Cristo. Situada en el Gólgota, el lugar donde según los Evangelios se produjo la Crucifixión, sepultura y resurrección de Jesús. Es uno de los más importantes centros del cristianismo. Está dentro de la Ciudad Vieja de Jerusalén, en un punto intermedio entre las zonas  árabe y judía, y su administración repartida entre diversas iglesias cristianas: católicos, armenios, ortodoxos, coptos.


Los custodios de la llave

La custodia de la puerta y de la llave del Santo Sepulcro está a cargo de dos familias musulmanas, (Nuseibeh y Judeh). En el año 1187, cuando Salahadin conquistó la ciudad a los cruzados, se añadió al acuerdo de custodia de las llaves a otra familia, los Joudeh Al-Goudia. Ambas lo han mantenido desde entonces hasta nuestros días.

Después de la invasión de los Corasmios (1244), el sultán Ajub escribió al Papa Inocencio IV pidiéndole perdón por los daños causados en la basílica y asegurándole que los habría reparado y que habría confiado las llaves a dos familias musulmanas para que abrieran la puerta a los peregrinos. Desde entonces, este derecho se ha transmitido de una familia a otra.

En el pasado, para hacer que se abriera la puerta y poder entrar en la basílica, era necesario pagar un impuesto personal. Fidenzio de Padua cuenta que la cifra era de unos 80 francos de oro. Este impuesto personal para la entrada se pagaba a los custodios musulmanes al lado de la puerta, donde había un banco de piedra. El impuesto personal para la entrada fue abolido por Ibrahim Pascià en 1831.

En la actualidad se abre todos los días, aunque hay que tener en cuenta que además de los derechos de estas dos familias musulmanas, existen también diversos derechos de las tres Comunidades que ofician en el Santo Sepulcro. Latinos (franciscanos), griegos y armenios. Es por esto que la apertura de la puerta del Santo Sepulcro presenta un complicado ceremonial que a muchos podría parecer extraño e inútil.


Existen dos tipos de “apertura”: la apertura sencilla y la solemne

La apertura sencilla se realiza cuando el sacristán de la comunidad que quiere abrir la puerta realiza él sólo todas las ceremonias y se abre solamente un batiente de la puerta.

La apertura solemne se realiza de la misma manera pero con la apertura de los dos batientes: el sacristán abre el de la izquierda y el portero musulmán el de la derecha.

Todos los días en los que no hay fiestas o circunstancias particulares, la apertura se realiza a las 4,00 de la mañana, y se cierra de acuerdo a un horario publicado. Para el cierre de la basílica las tres Comunidades han estipulado un acuerdo que tiene previsto el cierre a las 19,00 horas entre octubre y marzo, y a las 21,00 entre abril y septiembre.

Todas las tardes, en el momento del cierre, los tres sacristanes se encuentran presentes y se ponen de acuerdo sobre quién abrirá al día siguiente. En particular, la apertura se realiza cíclicamente por las tres Comunidades; al que le toca el derecho de apertura coge la escalera y la apoya en el centro de la puerta cerrada.

Hoy en día las llaves son custodiadas por un miembro de la familia Joudeh, mientras que un miembro de la familia Nuseibeh es el encargado de abrir y cerrar las puertas de la iglesia todos los días. La llave en cuestión es una enorme pieza de 30 centímetros de largo y un peso de 250 gramos que tiene unos 800 años y ha pasado de padres a hijos de generación en generación. También se conserva otra más antigua, hoy rota después de siglos de uso.

Todas las mañanas un Nuseibeh acude a la puerta de la iglesia donde un Joudeh le entrega la llave, luego sube a una pequeña escalerilla de madera para abrir la cerradura superior, se baja y abre la cerradura inferior. Cuando empuja las puertas abriéndolas, el recinto queda abierto a los visitantes hasta la noche. El mismo ritual viene repitiéndose exactamente igual desde hace casi mil años.

Con información de Santo Sepulcro


©2018-paginasarabes®

La Kufiyya – una excusa para la apropiación cultural Palestina

La apropiación cultural en su más amplio sentido, hace referencia a todo aquello que permite la utilización de elementos culturales típicos de un colectivo étnico por parte de otro, despojándola de todo su significado y banalizando su uso. Es decir, lo que ocurre cuando se usurpa un elemento cultural con finalidades que nada tienen que ver con las que se le atribuyen. Este “robo” cultural debe ser producido por parte de una cultura hegemónica o dominante, a costa de otra que es sometida a la primera.

El uso de la Kufiyya Palestina es un emblema representativo de la lucha de un pueblo sometido que se resiste a desaparecer. Es un símbolo  de la lucha del pueblo Palestino.


Podríamos decir entonces que quienes se apropian de una cultura tienden a desvirtuar el porqué de su existencia y aunque en principio resulte una forma pacífica, tarde o temprano se constituirá en un acceso violento para luego hacerla desaparecer por completo. Las dinámicas de poder, la desaparición de ciertas culturas a costa del enriquecimiento de otras. Esto parece ser el fin del uso de la Kufiyya por parte del sionismo. Minimizar un símbolo de lucha, de resistencia, de fortaleza palestino.

Así es como desde una firma norteamericana se pretende marcar tendencia en la moda mancillando una vez más la identidad del pueblo palestino.

El sitio Semiticswag.com ofrece en su tienda la Kufiyya ‘original’, aunque con un cambio sugestivo, la estrella de David se convierte en parte del diseño del pañuelo. La página lo publicita como el ‘original semítico‘. Diseñado por Boruch Chertok, el “kufiyya semita” decorado con estrellas azules de David.

Semiticswag.com es una marca de Shemspeed.com, una agencia de promociones en EE.UU. fundada por el Israelí Erez Safar. Un empresario judío sefardí de origen yemení establecido en Nueva York y propietario de varias empresas que van desde la indumentaria hasta la industria de la música.

Y justo cuando uno piensa que no se podía llegar más lejos, se nos presentan estás nuevas formas de hacer “desaparecer” un pueblo de la faz de la tierra.

No fue suficiente con la apropiación por la fuerza, despojando al pueblo de todos sus bienes, quemando sus sembrados, contaminando el agua. Asesinando niños, construyendo murallas, destruyendo sus casas. Subvencionando grupos terroristas en la región.

Fueron por más y hoy Palestina no está presente en ningún mapa provisto por Google. Solo podemos ver  Israel, como país, como estado en el territorio que corresponde a Palestina.


Según el empresario creador de esta “Kufiyya semita“, sus intenciones fueron buenas. Negando la exclusividad del uso de tal prenda a los árabes.

“Es algo que une a judíos y palestinos. Eramos indígenas en el Medio Oriente, no en Europa del Este”, dice Safar, cuyo padre es Ashkenazi. “Así que creo que tiene sentido gravitar hacia eso mucho más”.

Minimizando claramente el simbolismo de la Kufiyya Palestina. Después de todo para él solo se trata un “negocio”.

Ante este nuevo embate del sionismo, que seguramente no quedará solo aquí y que parecería ser a simple vista, un detalle, un mero punto de vista banalizando un objeto de referencia de una lucha contra un pueblo oprimido, nos vemos estimulados a fortalecer aún más la cultura de un pueblo milenario. Desde esta página haremos todo lo posible por contribuir al fracaso de esta “APROPIACIÓN CULTURAL” mediante la difusión de la cultura Palestina y de  Medio Oriente en todas sus expresiones. Es por esto que nos animamos a pedirles nos ayuden a llevar nuestra cultura a cada rincón de la tierra, difundiendo, compartiendo. Apoyando y transmitiendo el ser  del Pueblo Árabe en toda su esencia.

©2018-paginasarabes®

¿Asesinaron el Shabak y el Mossad a Rabin por negociar con Arafat?

1995
Yitzhak Rabin
Nacido en 1922, Jerusalén, Palestina ocupada
Fallecido en 1995, Tel Aviv, Palestina ocupada
Primer ministro de Israel

El cinismo que rodea a los asesinatos políticos cometidos por «asesinos solitarios» había alcanzado un punto tal que, en 1995 y con el asesinato del primer ministro israelí, Yitzhak Rabin, la historia oficial del magnicidio fue recibida con un escepticismo generalizado desde el primer momento.

Yitzhak Rabin, nacido en Jerusalén y formado en un kibutz, había sido jefe de operaciones de la organización clandestina Haganah durante la guerra de ocupación de Palestina, luego jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), en la guerra de los Seis Días. Cuando se retiró de las FDI, Rabin fue nombrado embajador en Estados Unidos, elegido para el Knesset y, por último, sucedió a Golda Meir como primer ministro.


La Comisión Shamgar, designada por el gobierno, declaró que Yitzhak Rabin fue asesinado a tiros por un zelote de extrema derecha llamado Yigal Amir, el 4 de noviembre de 1995. Amir había estado esperando en un aparcamiento después de una manifestación por la paz en la plaza Kings of Israel, en Tel Aviv, y luego disparó contra Rabin con una pistola Beretta calibre 38, cuando el primer ministro iba a subir a su coche. Amir disparó tres veces, alcanzando a Rabin con dos de los proyectiles e hiriendo también a uno de sus guardaespaldas.

Rabin fue trasladado de inmediato al cercano hospital Icvhilov, donde murió en la mesa de operaciones. Amir aparentemente consideraba que Rabin era un traidor por su papel en la firma de los Acuerdos de Oslo —un hecho por el que Rabin recibió en 1994 el premio Nobel de la Paz, junto con Yasser Arafat y Shimon Peres—, que dieron origen a la Autoridad Palestina y garantizaron su control parcial de algunas partes de la franja de Gaza y el margen occidental del río Jordán.

Los Acuerdos de Oslo habían polarizado a la sociedad israelí; algunos los veían como un avance positivo en la causa de la paz, mientras que otros, como Amir, creían que Rabin había entregado tierras que pertenecían por derecho a Israel. Amir fue detenido en el mismo lugar del crimen y condenado a cadena perpetua, con seis años adicionales por las heridas causadas al agente de seguridad.


La teoría de la conspiración

Era totalmente absurdo considerar a Yitzhak Rabin como traidor a Israel, y una sensación generalizada de incredulidad, unida a diversas anomalías en las pruebas presentadas por la Comisión Shamgar, hizo que muchos comenzaran a hablar del asesinato de Rabin como la versión israelí del asesinato de John F. Kennedy. Una de las preguntas más inquietantes —en un país que ha vivido con el terrorismo durante más de medio siglo y es uno de los lugares más preocupados por la seguridad en todo el planeta— es cómo pudo Yigal Amir acceder a la zona de seguridad donde estaba aparcado el coche blindado de Rabin. (Nota de la bitácora:Indudablemente, es una mentira que cae a pedazos y muestra una vez más el enorme aparato propagandístico sionista y su manejo de la información).

Las pruebas

En una muestra de paralelismo con los hechos de la conspiración para matar a John F. Kennedy, apareció una cinta de vídeo del asesinato de Rabin grabada por un aficionado, Ron Kempler, y muchos creyeron ver que Rabin continuaba andando, aparentemente ileso, hacia su coche, y algunos de ellos llegaron a la conclusión de que Rabin no había sido asesinado por Amir, y que posiblemente Amir había disparado con balas de fogueo. Entonces comenzaron a circular teorías de la conspiración opuestas y, en algunos casos, extravagantes.

La teoría principal es resumida por Victor Ostrovsky, un ex agente del Mossad que hoy vive en Canadá, quien afirma que: «Rabin fue asesinado según un plan perfectamente organizado y ejecutado por oficiales de extrema derecha del Shabak, (el servicio de seguridad israelí). El tío que está en prisión es sólo la marioneta que apretó el gatillo».


El veredicto

Al igual que sucediera con el asesinato de Kennedy, la controversia por la muerte de Rabin aún continúa, sin que se vislumbre ninguna solución. Sin embargo, como la cinta de Kempler parece ser auténtica, la teoría de Ostrovsky merece cierta credibilidad, a menos, por supuesto, que esté encubriendo simplemente una conspiración similar orquestada por elementos renegados del Mossad, o incluso entre los elementos de extrema derecha de la mafia rusa.

Con información de Conspiracy Encyclopedia

©2018-paginasarabes®