Archivo de la categoría: Medio Oriente

La felicidad no está donde la buscas

Nasrudín, al ver a un hombre con signos de gran desconsuelo sentado a un costado del camino, le preguntó qué le preocupaba.

—No hay nada de interés en la vida, hermano —dijo el hombre—. Tengo suficiente capital como para no tener que trabajar y este viaje lo hago sólo para buscar algo que sea más interesante que la vida que llevo en mi casa. Pero, hasta hoy, no lo he hallado.

Sin hablar, Nasrudín tomó la mochila del viajero y salió corriendo como una liebre por el camino. El conocimiento que tenía del lugar hizo que tomara ventaja.

El camino era muy sinuoso y Nasrudín tomó un atajo y volvió a la carretera antes de que llegara el hombre a quien había robado. Puso la mochila a un lado del camino, se escondió y esperó a que el otro lo alcanzara.

El infeliz viajero apareció al rato tras seguir las vueltas del camino, más desconsolado que nunca por la pérdida. Cuando divisó su mochila, corrió hacia ella gritando de alegría.

—Esa es una manera de producir felicidad —dijo Nasrudín.

©2011-paginasarabes®

 

De como Nasrudín Creó la Verdad – Cuento Sufí


Las leyes, por sí mismas, no hacen mejor a la gente —dijo Nasrudín al Rey—. Es necesaria la práctica de ciertas cosas para lograr armonizarse con la verdad interior. Esta forma de verdad se asemeja muy poco a la verdad aparente.

El monarca decidió que él podía hacer —y haría—que la gente dijese la verdad. El podía obligarlos a practicar la veracidad.

Se entraba a su ciudad por un puente. Sobre éste hizo construir un patíbulo. Cuando al amanecer del día siguiente fueron abiertas las puertas, el Capitán de la Guardia se encontraba apostado allí con un escuadrón de tropas, para examinar a todo el que entraba.

Fue hecho este anuncio: ‘Todos serán interrogados. Si dicen la verdad, se les permitirá entrar. Si mienten, serán colgados’.

Nasrudín se adelantó.

—¿A dónde va usted?

—Yo — dijo Nasrudín lentamente— voy camino a ser colgado.

—¡ No le creemos! —de contestaron.

—Muy bien, si he mentido, ¡cuélguenme!

Pero si lo colgamos por haber mentido, habremos hecho que lo que usted dijo sea cierto.

—Así es: ahora saben lo que es la verdad … ¡ su verdad!

©2011-paginasarabes®

El lobo y el conejo الذئب والأرنب – Idioma Árabe

 

idioma_arabe

LAMAHAL ARNAB IAUMAN DHIBAN MINHU TAQARAB

NOTÓ EL CONEJO UN DIA A UN LOBO QUE SE LE ACERCABA

HAUALA DHAKA ADH DHIBUL MAKIR

INTENTO ESTE LOBO MAÑOSO

AN IADBU HASANAN UA MUADHAB

MOSTRARSE BUENO Y EDUCADO

LAMAHAL ARNAB

NOTO EL CONEJO

UA DANA MIN ARNUBI KAZIRAN

Y SE ACERCÓ MUCHO AL CONEJITO

QALU SADIQI ATLUBU 3AUNAK

DIJO AMIGUITO TE PIDO TU AYUDA

LI 3INDAK IA ARNABU MATLAB

TENGO ALGO QUE PEDIRTE CONEJITO

FA ANA UA KAMA ANTA TARANI

PUES ASI COMO ME VES

ALA3UN QAD DAMARAS NANI

ESTAN MIS DIENTES A PUNTO DE ESTROPEARSE

FAL TAQRUBU IA ARNABU MINNI

ASI QUE ACERCATE CONEJITO A MI

KAI TA3ARIFA MA MINHU A3ANI

PARA QUE PUEDAS SABER LO QUE TE PIDO

HAM HAM HAM HAM HAM HAM

SAHAL ARNAB SAHAL ARNAB

GRITO EL CONEJO GRITO EL CONEJO

DA3ANI ADH HAB DA3ANI ADH HAB

DEJAME IR DEJAME IR

UA DAU3AKU 3INDI MAUYUD

Y LO QUE ME PIDES AQUI ESTA

JAIRU DAU3AIN HUA AN AHRUB

LO MEJOR QUE PUEDO DARTE ES ESCAPARME

©2011-paginasarabes®

Lunas viejas – Cuento sufí

lunas_viejas_cuento_sufi

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Lunas viejas – Cuento sufí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://paginasarabes.wordpress.com/2011/06/07/lunas-viejas-cuento-sufi/.

El ritmo de la vida – Cuento Sufí


¿Por qué no puedes moverte más rápidamente? —le preguntó un día su empleador a Nasrudín—. Cada vez que te pido que hagas algo, lo haces por partes. Realmente no es necesario ir tres veces al mercado para comprar tres huevos.

Nasrudín prometió cambiar.

Un día su amo enfermó.

—Trae al médico, Nasrudín —le ordenó.

El Mulá salió y regresó con una gran cantidad de personas.

—Señor, aquí está el doctor, y he traído a los demás también.

—¿Quiénes son todos los demás?

—Por si el médico ordenaba cataplasmas, traje a quien las hace y a su asistente y a los abastecedores de los ingredientes, para el caso de que llegaran a necesitarse muchas cataplasmas. El carbonero está aquí para ver cuánto carbón podríamos necesitar para calentar el agua y hacer cataplasmas. Luego está el empresario de la funeraria, para el caso de que usted no sobreviva.

©2011-paginasarabes®

Los genios en la mitología árabe

djinn_a-e1320635174311
Un genio es un ser fantástico de la mitología semítica. La palabra proviene del árabe yinn.

En la antigüedad, los genios eran los espíritus de los pueblos que habían desaparecido, que salían por las noches para molestar y se escondían al amanecer. Para otras mitologías, son seres de fuego. Para todas las tradiciones, son criaturas con cualidades de duendes, que pueden ser benéficos o dañinos para los humanos.

El Islam tomó parte de estas creencias antiguas, que subsisten hasta nuestros días.

El Corán denominó con este nombre a muchas manifestaciones diferentes de los países islámicos. Un genio puede protagonizar prácticas mágicas (para los pueblos de origen mazdeísta), ser un ladrón nocturno, o un tentador del desierto (para los tuareg), en la India son invasores del hogar, que deben ser expulsados con una ceremonia del Corán, similar al exorcismo católico.

En el Islam consideran a los genios como seres creados con fuego sin humo, con libre albedrío, que pueden obedecer a Dios, a Iblís, al demonio.

Son la tercera raza que Dios creó, además de los ángeles y humanos. A diferencia de los ángeles, comparten el mundo físico con los hombres y son tangibles, pero pueden tomar cualquier forma o ser invisibles. Pueden casarse y procrear con los humanos, tanto que la legislación islámica medieval regulaba los casamientos de genios y humanos y todos los aspectos relativos. Aunque muchos pensadores medievales musulmanes dudaron de la existencia de estas criaturas.

En las zonas rurales musulmanas, se mantiene esta creencia y aparecen en la literatura popular. En Occidente se conocen estas criaturas, pero sobre todos las malignas como el Ifrit, que figuran en los cuentos de “Las mil y una noches”.

Características de los genios:

Son una especie amoral, pero no imprescindiblemente malignos, pero suelen ser bromistas y embaucadores.

Los genios pueden ser invisibles o de formas cambiantes, pueden ser animales, o mujeres hermosas que seducen a los hombres para quitarles la energía, similares a los súcubos. Pueden ocasionar la locura, atravesar paredes y seres vivos, desplazarse a grandes velocidades, convertirse en seres humanos y suplantar a familiares y conocidos.

Normalmente son invisibles para los humanos, para que los hombres no se relacionen normalmente con ellos.

Se organizan en jerarquías y dinastías. Es posible dominarlos mediante un objeto, para convertirlos en esclavos.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Los genios en la mitología árabe por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

El sermón de Nasrudín

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

El sermón de Nasrudín por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://paginasarabes.wordpress.com/2011/06/07/el-sermon-de-nasrudin/.