Archivo de la etiqueta: Egipto

A las cinco – Ahmad Yamani

A las cinco

Ni cuervo ni mosca ni pájaros se posan en la ventana. En la ventana solo se posa una flor marchita que cayó del piso de arriba, y ahí se queda toda la tarde. Yo la observo bajo una luz que hace que los ojos sangren. En la pared hay un cuadro de Klimt en el que se apaga la vida de colores alegres ante el mensajero de la muerte que mira con aire de superioridad una montaña de cuerpos palpitantes, con sus cabezas inclinadas. En realidad, todos están muertos, incluso antes de que el ángel los apuñale con su lanza. Pongo la flor entre el esqueleto del ángel y las criaturas coloridas, pero la flor resulta molesta y falla como puente. ¿No se marchitó, también? La llevo al ojo vacío del ángel y allí se siente más cómoda. Pero la flor no se creó para llenar los ojos vacíos. La flor fue creada para llenar el balcón del piso de arriba, y ahora está muerta. La verdad es que se dirigió a mí porque estaba muerta; llegó a mi ventana, donde no se posan ni cuervo ni mosca ni pájaros.

Ahmad Yamani

©2017-paginasarabes®

Eish saraya- Postre egipcio

Eish saraya – Postre árabe

Egipto ha adoptado muchas formas de preparar los alimentos. La influencia gastronómica llegó principalmente de Siria, Líbano, Palestina y otras regiones, pero las recetas fueron modificadas en Egipto, adaptándose a las costumbres del país.

Ingredientes

3 rebanadas de pan de molde de espelta (1).
200 gr de azúcar.
200 ml de agua caliente.
Una cucharada sopera de miel.
Una cucharadita de esencia de vainilla.
El zumo de un limón.
Una pizca de canela en polvo.
200 ml de nata para montar.
35% mg de pistachos.

Preparación

Hacer un caramelo con la mitad del azúcar hasta que esté dorado, añadir el resto del azúcar ,el agua caliente,el zumo de limón,la vainilla y la canela,mezclar hasta que esté todo bien disuelto.

Poner las rebanadas de pan en una fuente,echar el almíbar por encima y dejar hasta que todas se empapen bien,dando vuelta con cuidado que no se rompan y dejar enfriar.Montar la nata con una manga pastelera.

Para servir, poner media rebanada en un plato,encima ponemos un poco de la nata montada,otra rebanada de pan y otro poco de nata,acompañamos de un poco de almíbar del que nos queda en la fuente,y unos trozos de  pistachos .

Nota

(1).-El origen de la espelta se sitúa hace seis mil años en el Antiguo Egipto , extendiéndose su cultivo hacia oriente y Asia.

A través de los Balcanes llegó a Europa y en la Edad Media constituía el cereal con el que elaboraban el pan para las clases más pudientes, quedando el pan de centeno destinado para los más pobres. Es en el siglo XIX cuando comienza el declive de la espelta debido principalmente a la presencia de una dura corteza que protege el grano y que necesita de su descascarillado antes de la molienda, aunque también influyó su bajo rendimiento productivo a la hora de ser cultivada.

La espelta es un cereal altamente energético ya que sus nutrientes principales son los carbohidratos aunque aporta menos calorías que la harina clásica de trigo, pero destaca sobre todo por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico con aminoácidos como la lisina, escasa en otros cereales. Siendo también una estupenda fuente de minerales y vitaminas sobre todo del grupo B.

Su harina tiene un sabor ligeramente dulce con un toque que recuerda a la nuez, siendo más soluble en agua, más fácil de digerir que la harina de trigo y aunque mucho más pobre en gluten que otros trigos panificables, sigue teniendo gluten, por lo que es un cereal que no deben de consumirlo los celíacos.

En la actualidad crece en Europa en zonas montañosas de países como España, Austria, Suiza, Alemania, siendo sus dos principales productores estos dos últimos. Y es que el cultivo de la espelta soporta muy bien el frío y la falta de agua, adaptándose a climas adversos y terrenos poco propicios para otros cereales, además posee una elevada resistencia a plagas y enfermedades que evita el uso de pesticidas por lo que se ha instaurado como una variedad de trigo ideal para el cultivo ecológico.

Receta de Encarnita

©2017-paginasarabes®

¿Conoces la historia del papel?

Explicamos el origen del papel, su proceso de fabricación y en qué consiste el papel reciclado.

Los materiales que ha utilizado el hombre para expresar sus pensamientos han sido muy variados a lo largo de la historia, de hecho hasta la aparición del papel se escribía en piedra, en tablillas de arcilla y en tablas de madera.

El origen del papel es diverso y de carácter vegetal y para obtenerlo se trituran las fibras y se disuelven en agua; la pasta conseguida se deja secar y luego se endurece para darle consistencia.

Etimológicamente la palabra papel proviene de Papyrus, un soporte que utilizaban los egipcios para realizar sus escritos. El papiro se obtenía del tallo  de una planta muy abundante en las riberas del río Nilo llamada Cyperus papyrus.

ORIGEN

Aunque los egipcios ya utilizaban el papiro, no fue hasta el año 105 d.C. cuando en China se empezó con la fabricación del papel similar al de hoy en día. Fue un consejero del emperador que siguiendo órdenes de éste confeccionó papel a base de bambú, morera, arroz, paja y seda, entre otros. Esta técnica fue custodiada por los chinos como un gran secreto durante un largo período de tiempo.

Japón también creó su propio tipo de papel, el washi nipón, que implica un trabajo artesanal que ha pasado de generación en generación desde hace más de mil años. Se podía elaborar de distintas maneras pero todos tenían en común el empleo de la corteza de morera. Al ser un papel más fuerte que el chino, se utilizaba no solo para la caligrafía sino también para la fabricación de objetos como biombos, paraguas japoneses o puertas correderas.

Por otro lado, los árabes crearon el primero de sus molinos de papel en la ciudad de Samarkanda. Más tarde los llevarían por Europa a través de la ruta de la seda. Blanqueaban el papel y utilizaban cáñamo y lino como materias primas.

En el siglo X los artesanos europeos aplastaban el cáñamo y prensaban el lino, el algodón o el paño. Esto supuso un desarrollo de la producción del papel que superó al pergamino, pues éste era más pesado y rugoso por lo que fue perdiendo terreno.

En el siglo XIII, Italia y Francia acogieron los molinos de los árabes y poco a poco se convirtieron en dos pesos pesados de prestigio en la producción del papel. Italia mejoró la técnica árabe mientras los papeleros franceses transmitían sus conocimientos a Bélgica, Alemania y Holanda.

Por su parte, la industria textil contribuyó a que se fabricará más papel.

El uso general de la camisa en el siglo XIV permitió que hubiera suficientes trapo para fabricarlo a precios más económicos.

Poco a poco comenzó a elaborarse en grandes cantidades a la vez que se reducía su precio. La llegada de la imprenta cambiaría la historia de este producto.

Desde entonces el papel se ha convertido en uno de los productos emblemáticos de nuestra cultura, aunque la aparición de la informática lo ha relegado a un segundo plano.

PAPEL RECICLADO

En el sistema de fabricación de papel reciclado el proceso es parecido al del papel blanco aunque en este caso la materia prima es residuo de este papel blanco. Su producción es menos contaminante pues utiliza menos procesos químicos. El cloro que se emplea para blanquear el papel es muy contaminante y eso no ocurre con el papel reciclado.

Reciclar papel y cartón es primordial para economizar energía, evitar la contaminación de las aguas y salvar los bosques. Si todos los españoles reciclásemos tan solo un 10% de los periódicos que compramos durante un año podríamos salvar 700.000 árboles. 7.000 periódicos pesan sobre una tonelada lo que vendría equivaliendo a 13 árboles de tamaño medio. Es un dato a tener en cuenta para tomar conciencia sobre la necesidad del reciclaje.

Esto no quiere decir que no se produzca papel blanco, evidentemente hay que seguir fabricándolo  pero es conveniente hacerlo con el menor impacto medioambiental para reducir el consumo de energía, de agua, de residuos sólidos y de contaminación atmosférica.

En España el mercado del papel reciclado no acaba de tener mucho éxito, seguimos prefiriendo el papel blanco inmaculado y parece que nos molesta si no es así. Y qué más da si no es perfectamente blanco, lo importante es que ayudemos a conservar la naturaleza.

Por Cristina Cachaldora
Con información de La Región

©2017-paginasarabes®