Expulsados de liga israelí por tributo a Hezbollah

Bnei Shakhnin, con amplio arraigo entre la comunidad árabe-israelí, ganó gran popularidad en 2004, cuando consiguió el título de la Copa de Israel.
Bnei Shakhnin, con amplio arraigo entre la comunidad árabe-israelí, ganó gran popularidad en 2004, cuando consiguió el título de la Copa de Israel.

Bnei Sakhnin F.C. (Hijos del Sakhnin) es un club de fútbol de Israel que juega sus partidos en el Doha Stadium de la ciudad de Sajnin. Es el club árabe israelí más importante del país, ganó la Copa de Israel en 2004.

El Bnei Shakhnin será expulsado de la liga israelí, (Premier League), por homenajear al histórico político cristiano-árabe-israelí Azmi Bishara, prófugo tras ser acusado de colaborar con el partido-milicia libanés Hezbollah durante la guerra de mediados de 2006.

Azmi Bishara nació el 22/07/1956, es un arabe-israelí cristiano, que fue miembro del Knesset (parlamento) de Israel representando al partido israelí Balad (Asamblea Nacional Democrática) desde 1996 hasta su renuncia en abril del 2007. Bishara es también el líder de dicho partido.

Durante la década de 1970, Bishara asistió la Universidad Hebrea de Jerusalén y fue presidente de la Unión de Alumnos Árabes, además de un miembro del grupo judío-árabe Campus. Durante ese período Bishara fue miembro del Partido Comunista Israelí y apoyó una línea ideológica basada en el marxismo internacionalista, que abandonó más tarde por la ideología del nacionalismo árabe.

En 1986 al obtener su Ph.D en filosofía en la Universidad Humboldt de Berlín, se incorporó como docente a la Universidad de Birzeit, y desde 1994 hasta 1996 fue jefe del Departamento de Filosofía y Estudios Culturales. También fue investigador principal en el Van Leer Institute, en Jerusalem.

Su renuncia al Knesset tuvo lugar enmarcada en una serie de noticias sobre varios cargos criminales “serios” pero “sin especificar” contra su persona, deslizados por los servicios de seguridad de Israel, que posteriormente se supo eran traición y espionaje. Con su renuncia, Bishara perdió su inmunidad parlamentaria y decidió vivir en un país extranjero (reside en Doha, donde dirge un grupo de estudios afín a la familia real qatarí), aunque recientemente ha manifestado su deseo de regresar a Israel.

“No cabe duda de que (el Bnei Sakhnin) ha cometido una larga serie de crímenes, pero este es el peor”, ha afirmado el ministro de Deportes israelí, Limor Livnat, en declaraciones a la Radio del Ejército israelí. “Debe haber un castigo importante”.(sic)

La presidenta de una Comisión de Interior de la Knesset o Parlamento israleí, Miri Regev, del gobernante Likud Beitenu, pidió al fiscal general, Yehuda Weinstein, una investigación.

“No puede ser que se permita al equipo y a sus aficionados seguir con las actividades antiisraelíes. Espero que el fiscal general castigue al equipo y dé instrucciones claras para que no se acepten estas actividades en los estadios de fútbol”, ha señalado a través de su cuenta en Facebook.

En la noche del sábado 18/10, antes de jugar un partido contra el Hapoel de Tel Aviv en Shakhnin (norte de Israel), se realizó una ceremonia de agradecimiento por la aportación de un millonario qatarí de 2 millones de dólares en la que participaron miembros del partido Balad, al que pertenecía Bishara. Éstos mencionaron en su intervención a Bishara, según recoge el diario ‘The Jerusalem Post’.

Desde la grada se ondearon banderas con lemas como, “Policías, putas” o “Jerusalén es nuestra” sobre una imagen de la Explanada de las Mezquitas envuelta en una kufiya o pañuelo palestino. El equipo, con amplio arraigo entre la comunidad árabe-israelí, ganó gran popularidad en 2004, cuando consiguió el título de la Copa de Israel.

Con información de Urgente 24

©2014-paginasarabes®