Archivo de la etiqueta: Literatura

Ramadán – Los actos específicos de cada noche

.

La noche del diecinueve (o sea el dieciocho a la noche): En esta noche el Imam ‘Alî (P) fue golpeado con una espada envenenada, por ‘Abd Ar-Rahman Ibn Mulÿam (Dios lo maldiga).

En esta noche, además de realizar los actos comunes a las tres noches, es preferible hacer lo siguiente:

1) Decir cien veces:

اَسْتَغْفِرُ اللهَ واَتُوبُ اِلَيْهِ

Astagfirul·lâha ua atûbu ilaih

Pido perdón a Dios y a Él me vuelvo arrepentido

2) Decir cien veces:

اَللّـهُمَّ الْعَنْ قَتَلَةَ اَميرِ الْمُؤمِنينَ

Al·lahummal‘an qatalata amîr al-mu’minîn

¡Dios Nuestro! Maldice a los asesinos del Príncipe de los Creyentes (P).

.

La noche del veintiuno (o sea el veinte por la noche): Esta noche es mucho más importante que la del diecinueve. En los dichos se ha puesto mayor énfasis en esta noche y en la noche veintitrés para la realización de los actos ya mencionados:

1) Hay algunos dichos en los que se les pregunta a los Imames Infalibles (P) cuál de estas noches es la Noche del Decreto, y ellos dijeron:

ما أيسَر ليلتين فيما تطلبُ

mâ aisara lailatain fîmâ tatlub

¡Que fácil es, realizar los actos en dos noches, considerando lo que procuras!

2) Comenzar desde esta Noche las súplicas específicas para cada uno de los diez últimos días del mes.

La noche veintitrés (o sea el veintidós por la noche): Se relata que el Imam Al-Bâqir (P) en las noches del 21 y 23 hacía súplica hasta la mitad de la noche y luego comenzaba a rezar.

También tuvo lugar en esta misma noche, del año cuarenta de la Hégira, el martirio del Imam ‘Alî (P). En este día se revive la tristeza y el dolor de la gente de la Casa Profética y de sus Seguidores.

También es preferible decir muchas veces salawât (al·lahumma sal·li ‘alâ muhammadin ua âli muhammad), y maldecir a los opresores y en especial al asesino del Imam (P).

Esta noche es aún más meritoria que las anteriores. Es muy probable, debido al énfasis en diversos y cuantiosos dichos, que ésta sería la Noche del Decreto.

Además de los actos comunes de cada noche del Qadr ya mencionados, se realiza lo siguiente:

1) Recitar las Suras “Al-Ankabût” (29) y “Ar-Rûm” (30). Según el Imam As-Sâdiq (P), el recitador de estas Suras en estas noches se contará entre los habitantes del Paraíso.

2) Recitar la Sura Ad-Dujjân (44).

3) Recitar la Sura Al Qadr (97) mil veces y hacer la súplica para el Imam Al-Mahdî (P), que dice:

َللّـهُمَّ كُنْ لِوَلِيِّكَ الْحُجَّةِ بْنِ الْحَسَنِ صَلَواتُكَ عَلَيْهِ وَعَلى آبائِه في هذِهِ السَّاعَةِ وَفي كُلِّ ساعَة وَلِيّاً وَحافِظاً وَقائِداً وَناصِراً وَدَليلاً وَعَيْنا حَتّى تُسْكِنَهُ اَرْضَكَ طَوْعاً وَتُمَتِّعَهُ فيها طَويلاً

al·lahumma kun li walîikal huÿÿat ibnil hasan, salawâtuka ‘alaihi wa ‘alâ abâ’ih, fi hâdhihis sâ’ati wa fi kul·li sâ’ah, walîian wa hâfidzan wa qâ’idan wa nâsiran wa dalîlan wa ‘ainan, hattâ tuskinahu ardaka taw‘an wa tumatti‘ahu fîha tawîla

¡Dios mío! Se para tu walî, Al Huyyat Ibn Al-Hasan, que Tus bendiciones con él y sus padres, en esta hora y en toda hora, Protector, Defensor, Guía, Auxiliador, Orientador, y Guardia, hasta que le hagas habitar en Tu tierra siendo obedecido y le hagas disfrutar en ella largamente

4) Pronunciar la siguiente súplica:

اَللّـهُمَّ امْدُدْ لي في عُمْري، وَاَوْسِعْ لي في رِزْقي، وَاَصِحَّ لي جِسْمي، وَبَلِّغْني اَمَلي، وَاِنْ كُنْتُ مِنَ الاَْشْقِياءِ فَاْمحُني مِنَ الاَْشْقِياءِ، وَاْكتُبْني مِنَ السُّعَداءِ، فَاِنَّكَ قُلْتَ في كِتابِكَ الْمُنْزَلِ عَلى نَبِيِّكَ الْمُرْسَلِ صَلَوتُكَ عَلَيْهِ وَآلِهِ:(يَمْحُو اللهُ ما يَشاءُ وَيُثْبِتُ وَعِنْدَهُ اُمُّ الْكِتابِ).

Al·lahumma-mdud lî fî ‘umrî ua ausi’ lî fî rizqî ua asihha lî ÿismî ua bal·lignî amalî ua in kuntu minal ashqiâ’i famhunî minal ashqiâ’i uaktubnî mina-s su’adâ fa innaka qulta fî kitâbikal munzal ‘alâ nabîikal mursali salauâtuka ‘alaihi ua âlih iamhûl·lâhu mâ iashâ’ ua iuzbitu ua ‘indahu ummul kitâb

¡Dios Nuestro! Prolonga mi vida y acrecienta mi sustento, dispón salud en mi cuerpo, hazme alcanzar mis esperanzas y si me cuento entre los desgraciados, bórrame de entre ellos y regístrame entre los que gozan de felicidad. Ciertamente que Tú has dicho en Tu Libro revelado a Tu Profeta y Enviado (BP) -Tus bendiciones sean sobre él y su descendencia-: «Borra Dios lo que quiere y ratifica lo que quiere y Él tiene en Su Poder el Libro Original (Libro de la Creación)».

Se relata que el Enviado de Dios (BP), en los últimos diez días del Mes de Ramadán, hacía a un lado su lecho para dedicarse completamente a Dios.

En la noche 23, despertaba a su familia y a aquéllos que les costaba levantarse les mojaba con agua sus rostros. Asimismo, Fátima (P) no permitía que algún miembro de su familia durmiese en esta noche. Trataba de alejarles el sueño con el poco y sencillo alimento que les ofrecía por la noche. Desde el día 22 ya los preparaba para que se quedasen despiertos durante la noche y les pedía que durante el día descansaran para poder permanecer despierto y solía decir: “Frustrado estará quien no reciba la bendición de esta noche”. También, según dichos confiables, los días de Qadr tienen el mismo mérito que las noches del Qadr, por lo tanto hay que tener en cuenta ello.

La noche veintisiete: En esta noche es preferible hacer el Gusl (Baño Completo).

Se relata de que el Imam Zain Al-‘Âbidîn (P), repetía la siguiente súplica durante toda la noche:

اَللّـهُمَّ ارْزُقْني التَّجافِيَ عَنْ دارِ الغُرُورِ، وَالاِنابَةَ اِلى دارِ الْخُلُودِ، وَالاسْتِعْدادَ لِلْمَوْتِ قَبْلَ حُلُولِ الْفَوْتِ

Al·lahumma-r zuqni-t taÿâfia ‘an dâr-il gurûr ual inâbata ilâ dâr-il julûd ual isti’dâda lil mauti qabla hulûlil faut

¡Dios Nuestro! Concédeme el alejamiento de la casa del engaño (el mundo) y el retorno hacia la casa eterna (el otro mundo) y prepárame para la muerte antes de que llegue el momento en que mi vida sea tomada.

La última noche del mes: Es una noche muy bendita, en la que es aconsejable realizar los siguientes actos:

1) Gusl (Baño Completo).

2) Saludar al Imam Husein (P).

3) Recitar las Suras “Al-An’âm” (6), “Al-Kahf” (18), “Iâ-Sîn” (36) y luego decir cien veces

اَسْتَغْفِرُ اللهَ واَتُوبُ اِلَيْهِ

Astagfir-ul·lâha ua atûbu ilaih

Pido perdón a Dios y a Él me vuelvo arrepentido

4) Despedir el Mes de Ramadán a través de súplicas especiales, entre ellas la siguiente súplica relatada por el Imam As-Sâdiq (P):

اَللّـهُمَّ لا تَجْعَلْهُ آخرَ الْعَهْدِ مِنْ صِيامي لِشَهْرِ رَمَضانَ وَاَعُوذُ بِكَ اَنْ يَطْلُعَ فَجرُ هذِهِ اللَّيْلَةِ إلاّ وَقَد غَفَرْتَ لي

Al·lahumma lâ taÿ‘alhu âjiral ‘ahdi min siâmi li shahri ramadân ua a’ûdhu bika an iatlu’a faÿru hâdhihil lailati il·la ua qad gafarta lî

¡Dios Nuestro! No permitas que éste sea mi último ayuno del Mes de Ramadán. Me refugio en Ti de que llegue el alba en esta noche sin que me hayas perdonado.

A quien lo hiciere Dios le perdonará antes del alba y le facilitará el arrepentimiento.

También es preferible prosternarse en esta noche y decir:

يا حِيُّ يا قَيُّومُ، يا ذَا الْجَلالِ وَالاِكْرام، يا رحْمنَ الدُّنْيا وَالاخِرَةِ وَرَحيمَهُما، يا اَرْحَمَ الرّاحِمينَ، يا اِلـهَ الاَوَّلينَ وَالاخِرينَ، اِغْفِرْ لَنا ذُنُوبَنا، وَتَقَبَّلْ مِنّا صَلاتَنا وَصِيامَنا وَقِيامَنا

iâ haiiu iâ qaiiûm iâ dhal ÿalâli ual ikrâm iâ rahman-ad duniâ ual âjirati ua rahîmahumâ iâ arham-ar râhimîn iâ ilâhal auualîna ual âjirin igfir lanâ dhunûbanâ ua taqabbal minnâ salâtanâ ua siâmanâ ua qiâmanâ

¡Oh Vivo, Oh Subsistente, Oh Dueño de Esplendor y Generosidad, Oh Compasivo en esta vida y en la otra y Misericordioso en ambas! ¡Oh el más Misericordioso de los Misericordiosos! ¡Oh Señor de los primeros y los últimos! ¡Perdona nuestros pecados y acepta nuestras oraciones, nuestro ayuno y nuestro qiâm (mantenerse en pie en adoración en las noches)!

.

El día treinta: En el último día del mes es preferible realizar la siguiente súplica específica para pronunciar una vez terminada la recitación del Corán, ya que en este día los musulmanes concluyen la recitación completa del mismo.

La súplica fue pronunciada por el Imam ‘Alî (P):

اَللّـهُمَّ اشْرَحْ بِالْقُرْآنِ صَدْري وَاسْتَعْمِلْ بِالْقُرآنِ بَدَني، وَنَوِّرْ بِالْقُرآنِ بَصَري، وَاَطْلِقْ بِالْقُرآنِ لِساني، وَاَعِنّي عَلَيْهِ ما اَبْقَيْتَني، فَاِنَّهُ لا حَوْلَ وَلا قُوَّةَ إلاّ بِكَ

Al·lâhumma-shrah bil qur’âni sadrî uasta‘mil bil qur’âni badanî ua nawuir bil qur’âni basarî ua atliq bil qur’âni lisânî ua a‘innî ‘alaihi mâ abqaitanî fa innahu lâ haula ua lâ quwata il·la bik

Dios Nuestro, dilata mi pecho (para el Islam) con el Corán, y pon mi cuerpo al servicio del Corán, e ilumina mis ojos con el Corán, y abre mi lengua a través del Corán y haz que el Corán sea mi compañía mientras viva. Ciertamente, que no hay Fuerza ni Poder sino en Ti.

©2011-paginasarabes®

Símbolos de las Partes del Tablero de Ajedrez – V.M. Samael Aun Weor

juego_ajedrez_medieval_a
Representa en sí el Juego de la Vida. La vida es un tablero de Ajedrez, en la cual cada uno de nuestros actos es una jugada. Si nuestras jugadas son buenas, inteligentes y oportunas el resultado será el éxito, salud y longevidad. Si por el contrario nuestras jugadas son hechas de mala fe, egoístas e inoportunas, el resultado será fracaso,enfermedad y muerte. Si analizamos numéricamente la cantidad de escaques en un tablero, nos hallamos con 64, que para efectos kabalísticos nos da un total de 10, representa la ley de recurrencia, la Retribución, la rueda del Samsara, las fuerzas evolutivas.

La cantidad de escaques Blancos es de 32 = 5. La ley del Dharma. En lenguaje místico de la luz, cuando debutamos en el tablero de la existencia nos reciben las fuerzas blancas, o sea los galenos con sus batas blancas, nos dan la bienvenida, en señas de que empezaron a Evolucionar; como quiera que nada en la Naturaleza esta estático, llega el momento en que se fracasa y caemos en el amparo de las fuerzas involutivas, la cantidad de escaques negros es de 32 = 5 la ley del Karma, en el lenguaje místico de las tinieblas,la decadencia, la defunción, la muerte. El bien y el mal no existen. Una cosa es buena cuando nos conviene y mala cuando no nos conviene. El bien y el mal es cuestión de conveniencias egoicas y caprichosas de la mente.

El hombre que invento los fatídicos términos Bien y Mal, fue un Atlante llamado MAKARI KRONVERNZYON, miembro distinguido de la científica sociedad AKALDANA. Situado en el sumergido Continente Atlante.

Jamas sospechó el Viejo Sabio arcaico el daño tan grave que iba a causar a la humanidad con el invento de sus dos palabritas.

Los Peones:

Cuando enfocamos el juego en los aspectos militares sobre todo en las cortes medievales, simbolizan los soldados del Rey; base de los planes del peón para que avance, es un germen de debilidad que se crea.

Los ocho peones: ocho Virtudes de la Madre Devi Kundalini, que son: Comprensión,Voluntad, Verbo, Recto pensar, Recto sentir, Recta manera de ganarnos la vida, que haya PAZ y que haya AMOR. También nos representa el arcano ocho del Tarot (o sea el Patrón de medidas). La Justicia, cada uno de nosotros luchando contra los contratiempos.

Los movimientos son muy limitados; las sombras de pecado de aquel Rey interno de cada uno de nos que nunca ha pecado: tú lo sabes.

 

juego_ajedrez_medieval_2_a

Las Torres:

Simbolizan el estado de alerta Percepción y de Alerta novedad, en los Grandes Misterios se le daban al neófito el cincel y el martillo para que fuese puliendo las dos columnas del templo, la Blanca y la negra; mejor dijéramos, la DORIKA y la JONIKA. Los CIMIENTOS de la torre en la época medieval eran de piedra y casi todas las torres estaban hechas de este material, símbolo resplandeciente de la Energía sexual.

Los Caballos:

Representan la Osadía y el valor para eliminar el Miedo sus movimientos describen la escuadra y el compás, tan importante en los estudios Masones, sus movimientos son en forma de L, que en sistema de numeración romana tiene un valor de 50, descomponiéndolo nos está indicando la LEY en Rigor.

Los Alfiles:

En las cortes medievales, se conocían con el nombre de Obispos y eran quienes más cerca estaban al Rey; alegorizaban los Alfiles, las Lanzas, la Urania Venus de los Griegos.

EL REY

Representa la Sabiduría, nuestro real SER, el V.M. Interno, la estrella interior que siempre nos ha sonreído.

Todo el juego del Ajedrez, consiste en colocar al rey en una situación tal que no pueda moverse y es entonces y sólo entonces cuando se le da muerte. O Jaque Mate. Sabido es que terminada una partida de Ajedrez, se puede iniciar una u otras, según los acuerdos de los contrincantes, pero el Rey, sigue siendo el Rey y no cambia, así es nuestro Real SER, es lo que ha sido, lo que es y lo que será. Es de anotar que algunos valores que hemos dado a las fichas, no son los valores clásicos, sino Esotéricos.

juego_ajedrez_medieval_3_a
La Reina Dama:

No podría faltar en el tablero de la existencia y en el ajedrez, el elemento femenino, el principio universal de la vida, la cual resplandece en toda obra, Dios mismo, es el Rey desdoblado en Mujer, el Eterno Amor que fluye y refluye en todo lo creado, desde niños añoramos sus ternuras porque ella es la otra mitad de nuestro SER y viceversa.

Sin la Dama en una partida de Ajedrez, nos sentimos sin el poder supremo, estamos perdidos.

Si hacemos un estudio Trascendental de las diferentes culturas, vemos como detrás de la gloria de los Grandes Hombres Ilustres, siempre ha estado la Mujer, como la Sacerdotisa de TEBAS, en medio de antorchas habló a las multitudes, como Sacerdotisa de los templos de Misterios. Reinó en Egipto, como vestal de Delfos, bajo el nombre de Pitoniza;un Gran Maestro dijo: el Sumum de la Belleza es la Mujer, la Naturaleza, la Música, las Flores, un paisaje, un niño nos conmueve, pero la Mujer, no sólo nos conmueve sino que nos atrae, nos inspira y nos provoca.

La libertad de los movimientos de la Dama, en un tablero de Ajedrez, es formidable, los valores fundamentales del Ajedrez son el Tiempo, o sea la Rapidez para realizar los planes, espacio, dominio del mayor número de defectos si los proyectamos de jugada en el ajedrez son bien hechos y con fuerza suficiente, si el desarrollo y las circunstancias han sido maravillosas, el resultado será la Victoria.

En la vida el hombre se enfrenta con innumerables problemas, cada persona necesita saber cómo resolver cada uno de estos problemas; inteligentemente, todo ajedrecista sabe que toda solución está en el problema mismo, siempre que haya tranquilidad y equilibrios perfectos entre la mente, la emoción y el centro motor.

En el mundo existe una enorme masa de personas a quienes se les ha proporcionado todos los elementos para triunfar en la vida, pero carecen de hábitos y de capacidad de o para Razonar lógicamente, porque podemos asegurar que todos los seres humanos somos fichas de ajedrez en el tablero de la vida; y sobre nosotros están seres Superiores,que unas veces dan apoyo a las fichas negras y otras a las blancas.

juego_ajedrez_medieval_4_a
Cada uno de nosotros en estos momentos, está volviendo a repetir la misma partida de su vida anterior, más las consecuencias, buenas o malas, bajo los efectos de la Ley de Recurrencia. Jugadores Inconscientes que no hemos aprendido a jugar inteligentemente y que nuestro destino no lo decide un solo propósito, sino miles y miles de agregados psicológicos.

Todos los seres humanos sin una enseñanza superior, somos como una partida de Ajedrez sin Peones, cortos de inteligencia y con muchas limitaciones que ignoramos que dentro de nosotros existen terribles posibilidades que debidamente desarrolladas nos llevarían a la Victoria final.

Nos invita pues, la Gnosis mediante el juego ciencia, a ser verdaderos jugadores inteligentes y conscientes, como también para mover dentro de fuerzas superiores ignotas, que harán de nosotros Hombres reales y verdaderos.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Símbolos de las Partes del Tablero de Ajedrez por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Ramadán – Actos antes de desayunar

desayuno_ramadan_9276

Que suplique en el momento del Iftâr, con las súplicas específicas del Iftâr transmitidas, entre ellas, que diga: اَللّـهُمَّ لَكَ صُمْتُ، وَعَلى رِزْقِكَ اَفْطَرْتُ، وَعَلَيْكَ تَوَكَّلْتُ، Al·lahumma laka sumtu ua ‘ala rizqika aftartu ua ‘alaika tauakkaltu ¡Dios mío! Por Ti he ayunado, y mediante Tu sustento he desayunado, y a Ti me encomiendo. para que Al·lah le conceda la recompensa de todo aquel que haya ayunado ese día. Y que diga la súplica que fue transmitida por el Seîied y Al-Kaf’amî, en la cual hay mucha virtud, y que dice: اَللّـهُمَّ رَبَّ النّورِ الْعَظيم Al·lahumma rabban-nûr al-‘adzîm ¡Dios mío! ¡Majestuoso Señor de la Luz! Y fue narrado que cuando Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P) se disponía a desayunar, decía: بِسْمِ اللهِ اَللّـهُمَّ لَكَ صُمْنا وَعَلى رِزْقِكَ اَفْطَرْنا فَتَقَبَّلْ مِنّا اِنَّكَ اَنْتَ السَّميعُ الْعَليمُ Bismil·lah Al·lahumma laka sumnâ ua ‘ala rizqika aftarna fataqabbal minna innaka anta-s samî‘-ul ‘alîm En el Nombre de Dios. ¡Dios mío! Por Ti hemos ayunado, y mediante Tu sustento hemos desayunado, así pues, acepta (ello) de nosotros.

Ciertamente que Tú eres el Oyente, el Sabio. Es preferible que en el momento de tomar el primer bocado el ayunante diga: بِسْمِ اللهِ الرَّحْمـنِ الرّحَيـمِ، يا واسِعَ الْمَغْفِرَةُ اِغْفِرْ لي، Bismil·lahi-r Rahmâni-r Rahîm. Iâ Wâsi‘âl Magfirah Igfir lî. En el Nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. ¡Oh Vasto en el Perdón! ¡Perdóname! para que Al·lah lo perdone. Y fue narrado que al final de cada día de los días del Mes de Ramadán, Dios libera a miles y miles de personas (del Fuego del Infierno). Pide pues a Dios Altísimo que te disponga entre ellos.

oracion_ramadan_22

Para las noches: 1. Transmitió el Seîied que: Quien diga la siguiente súplica en cada una de las noches del Mes de Ramadán, Al·lah le perdonará los pecados que hubiere cometido en cuarenta años: اَللّـهُمَّ رَبَّ شَهْرِ رَمَضانَ الَّذي اَنْزَلْتَ فيهِ الْقُرْآنَ، وَافْتَرَضْتَ على عِبادِكَ فيهِ الصِّيامَ، صَلِّ عَلى مُحَمَّد وَآلِ مُحَمَّد، وَارْزُقْني حَجَّ بَيْتِكَ الْحَرامِ في عامي هذا وَفي كُلِّ عام، وَاغْفِرْ لي تِلْكَ الذُّنُوبَ الْعِظامَ، فَاِنَّهُ لا يَغْفِرُها غَيْرُكَ يا رَحْمنُ يا عَلاّمُ . Al·lahumma rabba shahri ramadân al·ladhî anzalta fîhil Qur’ân, uaftaradta ‘ala ‘ibâdika fîhi-s siâm, sal·li ‘alâ Muhammadin ua âli Muhammad, uarzuqnî haÿÿa baitikal harâm fî ‘âmî hadha ua fî kul·li ‘âm, uagfir lî tilka-dh dhunûbal ‘idzâm, fa innahu lâ iagfiruha gairuka iâ rahmânu iâ ‘al·lâm. ¡Dios mío! Señor del Mes de Ramadán, en el que hiciste descender el Corán, y en el que preceptuaste para Tus siervos el ayuno. Bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad, y agráciame con la Peregrinación a Tu Casa Inviolable, en este año y en cada año. Y perdóname aquellos grandes pecados, que por cierto que no los perdona nadie excepto Tú. ¡Oh Misericordioso! ¡Oh Sapientísimo!

2. Leer la siguiente súplica: اَعُوذُ بِجَلالِ وَجْهِكَ الْكَريمِ اَنْ يَنْقَضِيَ عَنّي شَهْرُ رَمَضانَ، اَوْ يَطْلُعَ الْفَجْرُ مِنْ لَيْلَتي هذِهِ، وَلَكَ قِبَلي تَبِعَةٌ اَوْ ذَنْبٌ تُعَذِّبُني عَلَيْهِ . A‘ûdhu biÿalâli uaÿhika-l-karîm an ianqadîa ‘annî shahru ramadân au iatlu‘a-l-faÿru min lailatî hâdhihi ua laka qibalî tabi‘atun au dhanbun tu‘adhdhibunî ‘alaihi Me refugio en la Majestuosidad de Tu Generosa Faz de que culmine para mí el Mes de Ramadán o que pase esta noche y amanezca, y permanezca en mí un acto censurable o un pecado por lo cual me castigues. 3. Durante las noches del mes del Ramadán es preferible realizar una oración compuesta de dos ciclos en cada uno de los cuales se lee una vez la Sûra Al-Fatihah -La Apertura (1)-, y tres veces la Sûra Al-Ijlâs -el Monoteísmo (112)-.

Al finalizar la oración leer la siguiente súplica: سُبْحانَ مَنْ هُوَ حَفيظٌ لا يَغْفُل، سُبحانَ مَنْ هُوَ رَحيمٌ لا يَعْجَلُ، سُبْحانَ مَنْ هُوَ قا ئِمٌ لا يَسْهُو، سُبْحانَ مَنْ هُوَ دائِمٌ لا يَلْهُو Subhâna man hua hâfîdzun lâ iagful subhâna man hua rahîmun lâ ia‘ÿal subhâna man hua qâ’imun lâ ias·hû subhâna man hua dâ’imun lâ ialhû ¡Glorificado sea quien constantemente protege (Su creación) sin descanso! ¡Glorificado sea Quien es Misericordioso en la medida justa! ¡Glorificado sea quien siempre está y nunca olvida (a Su creación)! ¡Glorificado sea quien es eterno y no actúa en vano!

Luego decir siete veces: سُبْحانَ اللهِ وَالْحَمْدُ للهِ وَلا اِلـهَ اِلاَّ اللهُ وَاللهُ اَكْبَرُ Subhâna-l·lâh · ua-l-hamdu lil·lâh · ua lâ ilâha il·lal·lâh · ual·lâhu akbar ¡Glorificado sea Dios! ¡Alabado sea Dios! No hay divinidad sino Dios! ¡Dios es el más Grande! Una vez: سُبْحانَكَ سُبْحانَكَ سُبْحانَكَ، يا عَظيمُ اغْفِرْ لِيَ الذَّنْبَ الْعَظيمَ Subhânaka, subhânaka, subhânaka iâ ‘adzîm igfir lî adh-dhanbal ‘adzîm ¡Glorificado seas, glorificado seas, glorificado seas! ¡Oh Majestuoso!, perdona mis grandes pecados. Al terminar, decir diez Salawât (bendiciones al profeta). Se dice que quien realice estas súplicas le serán perdonados setenta mil pecados.

©2011-paginasarabes®