Archivo de la etiqueta: Cristianismo

El Papa pensaba renunciar el 21 de diciembre de 2012 , no lo hizo por las circunstancias y el simbolísmo

Un rayo golpeó la cúpula de la basílica de San Pedro, en el Vaticano, el mismo día en el que el papa Benedicto XVI anunció su renuncia. (Imagen La Primera Plana)
Un rayo golpeó la cúpula de la basílica de San Pedro, en el Vaticano, el mismo día en el que el Papa Benedicto XVI anunció su renuncia. (Imagen Primera Plana)

El Papa Benedicto XVI llevaba mucho tiempo considerando la posibilidad de renunciar, según coinciden observadores del Vaticano, y la prueba más tangible la dio el mismo Joseph Ratzinger en el libro-entrevista “Luz del mundo”, con el periodista alemán Peter Seewald.

“¿Ha pensado usted en renunciar?”, indagó Seewald, a lo que la respuesta del líder católico fue: “si el peligro es grande no se debe huir de él. Por eso, ciertamente no es el momento de renunciar”.

Precisó: “justamente, en un momento como éste, hay que permanecer firme y afrontar la situación difícil. Esa es mi concepción. Se puede renunciar en un momento sereno, o cuando ya no se puede más. Pero no se debe huir en el peligro y decir: que lo haga otro”.

La entrevista, de seis horas, se realizó en el verano de 2010, y el libro que recogió sus respuestas salió al mercado en noviembre siguiente.

A la pregunta del periodista: “¿puede pensarse en una situación en la que usted considere apropiada la renuncia del Papa?”, Benedicto XVI sostuvo: “Sí. Si el Papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio”.

En tal caso, precisó, el pontífice “tiene el derecho y, en ciertas circunstancias, también el deber de renunciar”.

De hecho, si se toma en consideración lo informado por L’Osservatore Romano, Benedicto XVI mantuvo en secreto durante muchos meses la noticia que sacudió este lunes a la Iglesia católica mundial.

Texto íntegro de la renuncia del Papa Benedicto XVI

Queridísimos hermanos;

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia.

Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando.

Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.

Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos.

Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Referencias: L’Osservatore Romano. Animal Político y Primera Plana

©2013-paginasarabes®

Yo renuncio , Seré Papa hasta el 28 de febrero – Benedicto XVI

Benedicto XVI se reúne con el presidente palestino Mahmud Abbas.
Benedicto XVI se reúne con el presidente palestino Mahmud Abbas. (Foto junio 2011).

Renuncia Benedicto XVI “por falta de fuerzas”

Benedicto XVI, elegido Papa el 19 de abril del 2005 a los 78 años, 20 más que su antecesor Juan Pablo II, se convierte hoy en el primer Sumo Pontífice en dimitir por voluntad propia después de Celestino

En discurso pronunciado en latín durante un consistorio del Vaticano, señaló que “en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones (…) es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu”.

Ciudad del Vaticano. El papa Benedicto XVI anunció hoy en Roma de manera inesperada que renuncia a su Pontificado el 28 de febrero por motivos de edad y por no poder “ejercer bien el ministerio” que le fue encomendado.

La noticia la comunicó Joseph Ratzinger, de 85 años y nacido en Alemanis, en un discurso en latín durante una misa en el Vaticano, en el marco del consistorio que se celebra estos días y en el que originalmente se iban a decidir una serie de beatificaciones.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, dijo el religioso, líder de mil 200 millones de católicos en el mundo.

“Siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20:00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante”, indicó.

Respecto de su estado de salud, subrayó que “en el mundo de hoy (…) para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”.

Ahora será necesario celebrar un nuevo cónclave para elegir a su sucesor

Es el primer Papa que renuncia a su Pontificado por voluntad propia en más de siete siglos de historia de la Iglesia. Para un antecedente similar hay que remontarse hasta Celestino V en 1294.

Además de éste, otros Papas se retiraron en circunstancias históricas particulares, más o menos conocidas, pero en ninguno de esos casos se trató de una renuncia propiamente dicha.

Elegido como Papa el 19 de abril del 2005 a los 78 años -20 años más que los que tenía Juan Pablo II cuando se convirtió en pontífice- Benedicto XVI gobernó un Vaticano con un estilo más pausado, cerebral y menos impulsivo.

Su papado se vio opacado por una serie de escándalos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes que mancharon a la Iglesia Católica, por un discurso en el que irritó a la comunidad musulmana y por la crisis surgida tras la filtración de documentos clasificados del Vaticano por la que se responsabilizó al mayordomo del pontífice.

Aunque los conservadores lo elogiaron por intentar reafirmar la identidad tradicionalista de la Iglesia Católica, sus críticos lo acusaron de darle la espalda a reformas que han estado pendientes por casi medio siglo y de perjudicar los diálogos con las comunidades musulmana, judía y otras iglesias cristianas.

Antes de ser elegido Papa, el ex cardenal Joseph Ratzinger era conocido por apodos tan severos como el rottweiler de Dios, en referencia a su estricta postura en torno a asuntos teológicos.

Reacciones

El decano del colegio cardenalicio, Angelo Sodano, calificó el anuncio de “un rayo en medio de un cielo despejado”. Benedicto XVI había dicho ya anteriormente que se imaginaba perfectamente dejar el cargo por motivos de salud.

Su hermano, el también sacerdote Georg Ratzinger, apuntó claramente a la maltrecha salud del papa. “La edad pesa”, dijo el religioso de 89 años a Dpa, y añadió que el médico del pontífice le había recomendado no hacer más viajes transatlánticos. También tenía problemas para caminar.

“Esto es un hecho natural. Mi hermano quiere más tranquilidad a su edad”, comentó Georg Ratzinger, quien es cuatro años mayor que el Pontífice.

Max Seckler, teólogo alemán y amigo de muchos años del papa Benedicto XVI, sostuvo que se vio muy afectado por “las intrigas que hay en Roma”. “Sufrió mucho por ciertas cosas que conlleva este cargo. Es difícil de imaginar las intrigas que hay en Roma y con las que tiene que lidiar. Es algo que lo afectó mucho porque es teólogo y una persona noble”, dijo.

“Pienso que no quería repetir los últimos meses dramáticos del pontificado de Juan Pablo II”, comentó por su parte Adam Boniecki, uno de los intelectuales católicos polacos más destacados, en la web del semanario religioso Tygodnik Powszechny. “Hay que agradecerle a Benedicto haber mostrado cómo es posible resolver en la fe el problema del cargo, la edad y la debilidad física”.

En la plaza de San Pedro se extendió la conmoción entre los turistas y creyentes al enterarse de la decisión. También mostró su sorpresa el primer ministro italiano, Mario Monti.

Fuente : La Jornada

©2013-paginasarabes®

Alonso: “Los barrios medievales de Chelva son ejemplo de unidad en la diferencia, convivencia y acción conjunta”

villa_de_chelva
Villa de Chelva

La directora general de Cultura, Marta Alonso, ha visitado Chelva, acompañada por la alcaldesa de la localidad, Cristina García, con motivo de la reciente declaración, a finales de 2012, del Conjunto Histórico de la Villa de Chelva y sus huertas como Bien de Interés Cultural.

Alonso ha señalado que esta protección del casco histórico y las huertas de Chelva, supone la culminación del proceso que se inició hace ocho años cuando la Generalitat tomó la iniciativa de proteger diferentes elementos del patrimonio chelvano: en 2004 se declaró Bien de Interés Cultural el Acueducto de Peña Cortada, dos años después se declaró BIC la Iglesia de los Ángeles y se delimitó el entorno de protección del Castillo y Murallas de Chelva y en 2010 se colaboró en la redacción del estudio previo para la redacción del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico.

Esta acción protectora se traduce en una inversión total de más de 1.600.000 € en los últimos 15 años. Destacan las intervenciones en los elementos de arquitectura hidráulica, como la rehabilitación del acueducto de Peña Cortada, con un presupuesto de 938.000€, la reparación del puente de la Mozaira, que superó los 535.000€, o la intervención en el acueducto del Murté, subvencionada con 16.855€.

Dentro del casco urbano, se ha subvencionado la restauración de la fuente de la plaza Mayor, se ha intervenido en la Iglesia de los Ángeles, en la que se han llevado a cabo desde eliminación de humedades o la restauración del campanario hasta la reparación de las cubiertas. También en la ermita de la Santa Cruz se realizaron obras de consolidación. Ya en el ámbito arqueológico, en 2009 se subvencionó la campaña del Abrigo de la Quebrada.

“Chelva es una localidad con un patrimonio rico y bien conservado, no sólo en cuanto a monumentos individuales, sino que destaca muy especialmente por el conjunto formado por toda la Villa, con sus característicos barrios medievales en los que convivían las comunidades judía, cristiana y musulmana, que han guardado sus características tipológicas”, ha apuntado Alonso.

La Villa de Chelva

Compuesta por una serie de barrios de gran complejidad, con un trazado sinuoso que se adapta al terreno, es de gran interés histórico y patrimonial conservar la huella de todos los habitantes que caracterizaron los diversos barrios antiguos: el barrio árabe de Benacacira, el morisco o del Arrabal, el judío o del Azoque y los barrios cristianos medievales y modernos.

El barrio árabe, conocido también como Benacacira, fue construido en el siglo XI por los árabes, ocupando un peñasco alargado y rodeado por una fortificación con cuatro puertas, de las que sólo subsiste la de San Cristóbal. En su parte oeste se encontraba el castillo árabe, del cual sólo quedan algunos restos ya que en épocas posteriores se reutilizó y remodeló para crear el palacio y castillo cristianos. Su entramado de atzucats, callejas, pasadizos y adarves guardan una de las pocas mezquitas de época árabe que se conservan en la Comunitat, transformada en la Ermita de la Soledad.

El barrio morisco o del Arrabal remonta su origen a los siglos XIII y XIV, en él se asentaron moriscos y cristianos recién llegados tras la conquista cristiana, así como los árabes tras ser expulsados del barrio de Benacacira en 1369. Éstos erigieron una mezquita, la de Benaeça, que posteriormente fue la ermita de Santa Cruz.

Actualmente es uno de los sectores más característicos de Chelva, su trazado es también muy quebrado y de una gran riqueza espacial. En él destacan en la plaza del arrabal el antiguo ayuntamiento o consejo de la villa, donde estaba el centro neurálgico de la ciudad en ese momento, y la ya nombrada mezquita de Benaeça. También encontramos la Ermita de la Virgen de los Desamparados del siglo XVII, que destaca por su rica decoración interior barroca de esgrafiados.

La judería o barrio del Azoque, como Benacacira, también estaba encerrada tras murallas que permitían vivir a los judíos aislados de musulmanes y cristianos. Uno de los arcos del antiguo Ayuntamiento, denominado portal del Azoque, nos introduce en este barrio, que conserva intacto su trazado original, con calles estrechas y puertas de acceso que lo aislaban del exterior.

Los barrios cristianos que se encuentran en la parte más baja de la villa, siguen también la orografía de las colinas situadas en el nivel inferior a la de la plaza mayor y unen el barrio de Benacacira, con el del Arrabal y la Judería por el río. Su estructura urbana es menos sinuosa y más amplia. Seguramente se trata, junto con el Arrabal, de la última zona de expansión del pueblo en la época medieval.

Las huertas de Chelva datan de época musulmana. Se aprovechó el trazado del acueducto romano (siglo I) de Peña Cortada, que discurre al norte de la población, para desarrollar un sistema de acequias, balsas y acueductos, creando una fértil huerta hoy en uso. Debido al fuerte desnivel es abancalada en su totalidad con paredes hechas con la técnica de piedra en seco y conocidas popularmente con el nombre de hormas, cuya función es sujetar la tierra y marcar los lindes.

Fuente :El Periodic

©2013-paginasarabes®