Archivo de la categoría: Medio Oriente

El temor de Israel a una barca llamada Dignidad – Por Gilberto López y Rivas – colaborador de la Jornada

Pese al bloqueo que el Estado sionista de Israel extendió de Gaza a todo el mar Mediterráneo, con la obsecuencia de los gobiernos de Grecia, Holanda, Bélgica y España, y la complicidad de Inglaterra, Estados Unidos y aun de la ONU, un pequeño bote de bandera francesa llamado Dignité-Al Karama (Dignidad) logró zarpar el sábado 16 de este mes desde la isla griega de Kastellorizo rumbo a esa franja de tierra palestina. Tres días después, la marina de Israel abordó la embarcación contra la voluntad de sus tripulantes y la desvió hacia el puerto israelí de Ashdod. La organización Un Barco Francés para Gaza señaló que los israelíes cortaron todas las comunicaciones de la embarcación, en lo que representa un “acto de censura militar” y una violación de la “libertad de comunicación e información”. Por su parte, el movimiento Hamás calificó el abordaje de “acto de piratería”, y consideró que “este ataque criminal por la ocupación israelí es otro signo de la escalada contra el pueblo de Gaza”, en palabras de su portavoz Sami Abu Zuhri.

El Dignité-Al Karama forma parte de la II Flotilla de la Libertad-Sigamos Siendo Humanos, que la sociedad civil europea y del mundo sufragó y organizó para llevar varias toneladas de ayuda, principalmente material escolar, sanitario y de construcción, a la población palestina sumida en una crisis humanitaria por el riguroso bloqueo marítimo- terrestre al que la somete Israel desde 2006 y a partir del cual actualmente 70 por ciento de las familias sobrevive con un euro al día, 80 por ciento depende de la ayuda humanitaria para su alimentación, mientras el desempleo alcanza a 50 por ciento

Recordemos que el 31 de mayo de 2010 la Flotilla I fue interceptada con violencia letal por comandos israelíes en aguas internacionales, causando la muerte de nueve activistas de la solidaridad turcos y más de 50 heridos, algunos graves. Una vez en tierra, más de 700 internacionalistas fueron detenidos, vejados, interrogados y finalmente deportados. Esta acción de Israel, calificada por Chomsky de “pura agresión criminal sin ninguna justificación”, quedó impune y su gobierno hizo caso omiso de la condena mundial que consideró ese acto como una expresión más de un terrorismo de Estado.

En el Dignité-Al Karama viajaban ciudadanos de Francia, Canadá, Grecia, Suecia, Túnez y del propio Israel. Ellos representaron a toda la flotilla (en la cual, por cierto, participaron muchos activistas judíos), cuyos barcos fueron obligados a permanecer fondeados en puertos helenos, algunos de ellos interceptados en alta mar por patrulleras griegas fuertemente armadas y obligados a regresar a la costa, dos saboteados por el Mossad (en el Pireo y en Turquía), y otros más, impedidos de navegar debido a ilegales inspecciones, trabas e incluso detención de tripulantes impuestas por el gobierno de Grecia en lo que el Comité Internacional de la Cruz Roja determinó como “un castigo colectivo”, y en violación flagrante a las leyes que garantizan el derecho a la navegación. Paralelamente, los servicios de inteligencia sionistas elaboraron una lista de 324 activistas que planeaban sumarse a la campaña contra el bloqueo a Gaza viajando a Israel. A cerca de 200 de ellos no se les permitió embarcarse por prohibición expresa de las líneas áreas que se sometieron a las autoridades de ese país; por su parte, los internacionalistas que lograron llegar al aeropuerto Ben Gurion fueron detenidos, interrogados y obligados a retornar, mientras los pacifistas israelíes –que habían ido a recibirles solidariamente– fueron expulsados del mismo aeropuerto por la fuerza.

El Comité de la Flotilla II hizo público un comunicado el 19 de julio en el que se señala: “A pesar de que no fue posible que la mayoría de los barcos partieran de los puertos de Grecia, la flotilla sin embargo se las arregló para destacar el carácter cruel de la política de Israel respecto a Gaza. Los dirigentes israelíes mostraron su disposición para usar intimidación, mentiras, chantaje económico, amenazas de violencia y sabotaje para detener barcos que los propios militares israelíes de rango admitieron que no cargaban armas. Esto demuestra claramente que el bloqueo de Israel a Gaza no está basado en cuestiones de ‘seguridad’, sino que significa en realidad un castigo al pueblo palestino, a quien se niega su libertad y mantiene aislado del resto del mundo”.

Con toda justicia, el Comité de la Flotilla II argumenta que Israel se considera intocable y su gobierno continúa agraviando a la humanidad como resultado de las fallas de la comunidad de estados para tomar medidas tangibles para defender los derechos humanos de los palestinos. Esta es la razón por la cual la sociedad civil internacional se ha movilizado para la acción directa: mientras se mantenga el ilegal bloqueo a Gaza, más barcos continuarán sus esfuerzos para romperlo; mientras Israel continúe la ocupación y la colonización de territorios y se ejerza la represión violenta contra los palestinos; mientras los gobiernos cómplices permanezcan en silencio frente a los crímenes de lesa humanidad cometidos por los sionistas, el movimiento de solidaridad mundial se movilizará a favor de los derechos del pueblo palestino a la autodeterminación.

Paradójicamente, la pequeña embarcación con el simbólico nombre de Dignidad fue sometida por la marina de guerra de un poder militar que cuenta con armas atómicas y que se ha caracterizado por el incumplimiento sistemático a resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de la ONU que exigen el retiro inmediato de los territorios arrebatados de manera ilegal en 1948 y en 1967. Mientras esa ocupación continúe no habrá paz en el Medio Oriente y la solidaridad con el pueblo palestino expresará la dignidad de los pueblos del mundo. Es a esa dignidad que le teme Israel.

Con información de :La Jornada

El Harem

harem_2_a-e1315722658358
El término harén (en árabe: harîm حريم ) designa al mismo tiempo el conjunto de mujeres (concubinas o, simplemente, mujeres hermosas) que rodeaban a un personaje importante, así como el lugar en el que éstas residían. En algunas lenguas occidentales, el término se ha utilizado en un sentido más estricto, asociado a la mujer confinada. El sentido dado por los orientales es el de “prohibido a los hombres”. El término harem deriva de la palabra harâm que sirve para designar todo aquello que es tabú, prohibido por la religión.

Numerosas civilizaciones antiguas tuvieron harenes. En la cultura griega se los conocía como gineceos,aunque estos no eran verdaderos harenes, toda vez que los griegos no acostumbraban la poligamia,con la sola excepción de los macedonios, que en tiempos clásicos, eran considerados bárbaros. Los últimos harenes, los que en realidad designan a este término, son los de los sultanes y pachás del Imperio otomano.

harem_3_a-e1315722731987
El harem es un lugar en el que residían las concubinas oficiales del señor, así como las mujeres que éste tenía a su servicio. La función de las concubinas era la de darle hijos al señor, mientras que las mujeres a su servicio, le ofrecían música, danza o sexo. Los harenes estaban custodiados por los eunucos.

Frecuentemente las mujeres preferidas eran las del grupo saqaliba (o también transcripto como: sakaliba o sacaliva o sakaliva es decir: eslavas -de ojos y cabellos claros- esclavizadas).

La parte más importante del harem era la zenana, o el santuario interno donde tenían lugar las fantasías del sultán. La zenana estaba diseñada como réplica del paraíso. A cada mujer le daban su propio apartamento decorado y ornamentado con su propio jardín, cascadas y fuentes de agua. Como las mujeres del harén venían de diversos lugares y culturas, los apartamentos eran equipados para que tuvieran una sensación lo más cómoda y satisfactoria posible imitando a la vida que habían tenido en su lugar de origen.

Después de todo, debían de estar listas para una visita inesperada del amo. Asimismo, el traje era erótico y sensual. La meta era estar vestida pero parecer estar desnuda usando vestidos translúcidos de muselina y seda. El material era tan ligero que muchos vestidos juntos pesaban alrededor de una onza. En armonía con la opulencia que reinaba, la ropa se adornaba con diamantes, oro, rubíes y perlas. Los zapatos también se cubrían con piedras preciosas. Finalmente, todo esto se remataba con un sombrero de pluma de avestruz cubierto de rubíes.

Las mujeres que vivían en el harem estaban sometidas a un sistema jerárquico que se aplicaba de manera estricta.

La Reina Madre: era la madre del Sultán reinante, soberana del harem después de él. Cuando el sultán era niño, ella aseguraba la regencia del imperio hasta su mayoría de edad.

La Favorita (bas haseki): era la mujer preferida del Sultán y la que le daba el primer hijo varón, heredero del trono.

Las Ikbal: eran las mujeres oficiales del Sultán, cuyos hijos eran considerados como príncipes y princesas. Ellas eran como mínimo cuatro y como máximo siete.

Gedikli kadin: esclava privada al servicio del Sultán, una de sus funciones era el baño de él.

Concubinas : mujeres jóvenes que ocupaban la cama del Sultán y que podían tener hijos.

Gözde: joven esclava del harem, que habiendo llamado la atención del Sultán compartía su cama.

Cariye: sirviente del harem, si era lo bastante inteligente e intrigante tenía la posibilidad de ascender al rango de Gözde .

Los eunucos negros: niños traídos de Sudán ó Abisinia que eran castrados con métodos particulares para hacerles más tarde guardianes del harem. A través de ellos se hacían las comunicaciones con el exterior. A su cabeza el kizlaragasi se ocupaba de la seguridad del harem, la selección de las esclavas y asumía su promoción.

harem_4_a-e1315722817277
Las esclavas que entraban en el harem debían tener un cuerpo sin defectos y ser muy bellas. Eran presentadas a la favorita por el kizla ragasi, y después confiadas a las cariye experimentadas que se encargaban de su educación. Ninguna de ellas podía compartir la habitación del Sultán a su llegada al harem. Aprendían las prohibiciones de la disciplina del harem y estudiaban música, literatura, danza y canto.

El ideal para cada una de ellas era llamar la atención del Sultán e incluso hacerse amar. Si tenía esta suerte podía incluso obtener el título de esposa del emperador más poderoso del mundo.

harem_5_a
Las jóvenes esclavas se vestían y se paseaban para destacar ante el Sultán. Si una de ellas captaba su mirada, ponía en evidencia su encanto y coquetería para responder. El Sultán no mostraba jamás su deseo delante de la elegida, se contentaba con hacérselo comprender por una mirada o un gesto particular, después designaba su deseo a través del intermediario del kizlaragasi a quien pedía que se la preparase.

La feliz elegida era llevada al hammam (baño). Se le quitaba todo pelo superfluo, se le perfumaba y se le vestía de bellos atuendos. Después era llevada a la habitación imperial acompañada de música y cantos.

Al entrar en la habitación, se aproximaba suavemente hasta el borde de la cama del Sultán, entrando por el lado donde estaban sus pies. Esta podía ser su primera noche de gloria, puesto que si quedaba embarazada y le daba un hijo, podía llegar a ser una de sus mujeres, o gracias a su sensualidad y habilidad tenía la oportunidad de ser su favorita.

©2011-paginasarabes®

Alemania arma a Israel contra Irán: Berlín vende su más moderno submarino “Dolphin II” a Tel Aviv

 


INGO NIEBEL – Desde principios de julio la prensa y la política alemana están de batiendo sobre la venta de 200 tanques Leopard 2A7+ a Arabia Saudita y la entrega de unas tantas patrulleras a Angola. A primera vista el debate se caracteriza como una habitual disputa entre el gobierno y la oposición.

Sin embargo, todo el pro y contra sobre estas ventas de armas no es más que una cortina de humo que debe tapar otro negocio mucho más peligroso para el Oriente Medio, Irán y los países del ALBA: la venta subvencionada del sexto submarino alemán de última generación a Israel.

El sumergible pertenece a la categoría “Dolphin II“ (delfín en ingles). Se trata de una serie de naves, construida por las alemanas IKL/HDW y adaptada a las ne cesidades estra-tégicas y tácticas de la Armada sionista.

La característica especial y por lo tan to letal de este arma consiste en su propulsión. Por un lado dispone de un motor diesel y por el otro de uno eléctrico que se alimenta de una célula de combustión. Con este último tipo de propulsión la nave puede moverse casi silenciosamente, además de estar sumergida durante tres semanas.

En concreto la técnica alemana hace que estos submarinos puedan navegar en las por su poca profundidad difíciles aguas del Mediterráneo y del Golfo Pérsico. Siguiendo las instrucciones israelíes, los ingenieros les han dotado a los últimos sumergi bles con una cámara para transportar comandos especiales como el Shayetet 13 por ejemplo.

Sus integrantes pueden dejar con su correspondien te equipo técnico la nave a través de uno de los cuatro tubos de 650 milímetros. Además han rea lizado los cambios necesarios para po der lanzar desde seis tubos de 533 mi límetros diferentes tipos de torpedos (16) y misiles (modelo Harpoon y 5 SLCM), entre ellos piezas con cabezas nucleares.En 2003 la revista especiali zada Janes‘ informó que estos subma rinos israelí hicieron prácticas de tiro en el Océano Indico con un misil que tiene el alcance de 1500 kms y que puede llevar una carga atómica.

La historia de estos submarinos es la siguiente: En los años 90 Berlín regaló dos sumergibles de propulsión diesel a Tel Aviv como parte de su “ayuda a la Guerra del Golfo“ en el que Alemania no partici pó. Valían unos 880 millones de marcos (440 millones de euros). Pocos después subvencionó la venta de una tercera nave. Los submarinos “Dolphin,”

“Leviathan” y “Tkuma” forman parte de la 7a escuadrón, basada en Haifa. A principios de este año el se manario Der Spiegel publicó una bre ve noticia en la que informó de la existencia de un cable de 2005 en el que Tel Aviv dice a Washington de que quiere adquirir a otros submarinos, pero mucho más modernos que los anteriores. Ante la falta de divisas el gobierno israelí planteó al ejecutivo germano pagarlo dentro de un paquete que incluye pagos de la desaparecida RDA por el Holocausto. A pesar de que estos últimos nunca fueron reconocidos por Berlín del Este, el canciller socialdemócrata Gerhard Schröder legalizó la venta de dos submarinos modernos Dolphin II a Israel el último día de su mandato. Ambos serán entregados entre 2011 y 2012.

Durante su reciente estancia en tierras israelíes, el ministro de Defensa ale mán Thomas de Mazière acordó la venta de un sexto Delfín por el valor de 500 millones de euros. Berlín paga rá la tercera parte de esta suma, otro tercio Israel y el último será a base de un intercambio de bienes.

Dado que la propaganda sionista ha conseguido que en Alemania cualquier crítica al Estado israelí y su política es considerada como “antisemitismo“, na­die se atreve a protestar contra estos negocios. Berlín los justifica porque aumentan la “estabilidad en el Golfo“ poniendo en jaque a Irán.

“Luego de leer a Roger Garaudy,creo que nunca han dejado de ser aliados … Alemania y el sionismo” – Aisar