Historia, cultura y fútbol; nexos de unión

Málaga y su provincia viven días grandes, días de ilusión, días de «fiebre futbolera», días donde la crisis, la infelicidad, la desilusión y demás, son menos profundos y dolorosos gracias a algo: el fútbol.

Este deporte es mucho más que eso. El fútbol es nexo de unión de clases sociales, razas, culturas, edades, sexos y claro esta, de Historias. El fútbol no entiende de nada de lo que he enumerado. El fútbol va en un solo sentido.


En Málaga tenemos en la actualidad el más claro ejemplo de ello. El club más glorioso de la provincia, el Málaga Club de Fútbol, puede dar buena fe de esto. Su presidente de origen árabe, de religión islámica, de ideas y principios muy distintos al de la gente del sur de España, vuelve a ser un claro ejemplo del nexo de unión del futbol.

Y ¿qué tiene que ver en todo esto la historia? Pues es tan sencillo como que sí hoy Málaga esta vinculada al mundo árabe por supedito de Al-Thani, esto no es algo nuevo en la historia de esta ciudad. El mundo árabe y la religión islámica han presidido la ciudad que hoy disfrutamos durante siete largos siglos. ¿Qué sabemos de la historia de Al-Ándalus y en particular de la dominación árabe en Málaga? ¿Cuántos personajes seríamos capaces de nombrar de la historia de Málaga durante esos siete siglos? Quizás, dada la situación que estamos viviendo, al menos en Málaga, debemos mirar al pasado, comprender, saber, y estudiar algo más lo que significó la presencia árabo-musulmana en la Historia de España.

Justo hace unos días se conmemoró el aniversario de la entrada de los árabes en la Península por primera vez. Corría finales del mes de abril del 711 cuando cruzaron el estrecho una serie de contingentes árabes liderados por Tarik. A su paso le salió el rey visigodo quien apenas pudo resistir a su envite cayendo derrotado en la famosa batalla de Guadalete. En apenas 3 años la península pasó a ser dominio islámico menos la parte septentrional. A partir del 715 se constituyó la tan famosamente conocida como Al-Ándalus. Ésta se entiende como una región más del vasto Imperio Musulmán, la cual, al poco tiempo, se erigió en independiente, siendo su primer pasó la proclamación del Califato con capital en Córdoba. La historia los mantuvo en la Península hasta 1492; tras el Califato, los reinos taifas, luego los almorávides, luego otras taifas, los almóhades, el Reino Nazarí. En fin, siete siglos llenos de historias y personajes, de batallas y de síntomas de una cultura grande.

Y Málaga, ¿Qué papel jugaba en estos siglos? ¿Que personajes ofreció? ¿Qué monumentos nos dejaron estos árabes? Pues bien, Málaga fue importante en el desarrollo de la historia de Al-Ándalus. Como base geoestratégica, políticamente, económicamente.

Podemos hablar por un lado del sistema fortificado y rebelde al todopoderoso Abd Al-Rahman III, califa de Córdoba, ubicado en Bobastro y de su más importante personaje, Omar Ben Hafsun, quien puso en «´jaque» al califato. Cómo olvidar al filósofo y poeta Ibn Gabirol . O la presencia de los Hammudies, Ziries, ó Zannun como dinastías dirigentes de la Taifa malacitana, independiente a cualquier capital y gobierno. De estos siglos nace la hoy tan famosamente conocida construcción del castillo de Gibralfaro o la misma Alcázaba. Ya en el siglo XIII Málaga se constituye como un término provincial del Reino Nazarí con capital en Granada. Desde ese momento toma gran relevancia en el sentido económico comercial del Mediterráneo. Es así como llegamos al momento histórico en el que tras varios siglos de conquista cristiana éstos llegan a derrotar al reino granadino.

Nuestra ciudad geográfica y urbanísticamente en la época árabo-musulmana era realmente reducida. Sus murallas hacían de frontera por la hoy conocida Calle Carretería, avanzando hasta la Plaza de la Merced desde donde encontraríamos una de las puertas de la ciudad, que daba paso al camino hacia Granada, de ahí el nombre de la calle hoy día que le da paso, Calle Granada. Más al este hacían tope las construcciones que aún hoy embellecen nuestra ciudad, y al sur el mar que llegaba a la altura de la Alameda. Dentro de esas murallas una escasa población y un entramado de calles estrechas y muy irregulares.

Este escrito está realizado de una manera como imaginareis muy breve. Se enumeran ciertos aspectos o personajes con el fin de que el lector lleve a cabo una introspección sobre si mismo y piense que Málaga, y la península en general, tienen una gran vinculación histórica y cultural con el mundo árabe. Ese mundo, que en su día fue cuna cultural, hoy no es valorado de tal manera como debiera ser. Es nuestra labor como gente del siglo XXI darle ese rango de importancia. También es nuestra historia. Debemos lanzar a través del futbol, y que el dirigente de nuestro club, y permítanme que me incluya, sea de esa cultura para unir ambas. Su pasado histórico y el nuestro está relacionado.

España, Andalucía y Málaga son parte de la historia del mundo musulmán, y viceversa. No lo olvidemos.

Por @Raul_86Malaga

©2012-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Historia, cultura y fútbol; nexos de unión por @Raul_86Malaga se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario