Una carrera por la libertad – (+ Video)

Omar Sharif y Viggo Mortensen

El racismo, la búsqueda de la propia identidad y de la libertad, la codicia, los dogmas religiosos y una tradicional carrera de caballos en el desierto se unen en Océano de Fuego (Hidalgo, para el mercado anglosajón), una ficción basada en hechos reales, dirigida por Joe Johnston.

La película transcurre mayormente en escenarios naturales que van desde las verdes praderas sioux hasta las dunas del desierto de Arabia. El uso de filtros y de grandes planos, típicos del cine, realzan la belleza de estos paisajes.

Frank T. Hopkins (Viggo Mortensen) tiene ascendencia sioux y ‘blanca’, aunque él mismo no sabe definirse. Se gana la vida junto a su caballo mustang, Hidalgo, con un espectáculo circense hasta que es retado a probar que su equino indio es el mejor del mundo. Para ello deberá recorrer el desierto.

En esa competencia milenaria, en la que sólo han participado árabes, se trata de probar que “la sangre es más fuerte que la voluntad”, como señala uno de los personajes. La metáfora le llega a Hopkins, que trata de ocultar sus orígenes étnicos.


El jeque de los jeques (Omar Sharif), introduce al público en la cultura árabe y sus dogmas. Pero como la cultura no es única y se va nutriendo de otras, el personaje es un fanático de las aventuras de vaqueros del lejano oeste norteamericano.

Destacan tanto el vestuario como la escenografía. Y como no podía pasar desapercibida, la musicalización con melodías árabes y vaqueras contextualizan al público en las diferentes escenas.

Actuaciones vívidas, una trama cuyo ritmo mantiene capturado al espectador justifican los 12 años invertidos por John Fusco (guionista) en la investigación de la historia de Hopkins.


©2012-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Una carrera por la libertad por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario