Israel estudia confiscar los barcos de la flotilla rumbo a Gaza

Jerusalén, 28 jun (EFE).- Israel estudia la confiscación de los barcos que participen en la segunda flotilla rumbo a Gaza como medida preventiva para futuras expediciones, informan hoy varios medios israelíes.
La recomendación fue presentada al gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu por el Ministerio de Defensa, que propone ese paso como medida de disuasión contra propietarios de barcos europeos que alquilen sus navíos a los activistas de la flotilla.

Ahaz Benari, asesor jurídico del ministerio, cree que Israel debería abrir un tribunal de asuntos marítimos y confiscar toda embarcación que viole el bloqueo marítimo que Israel impuso a la franja de Gaza, informa el diario Haaretz.

“No hay duda de que la expropiación de los barcos es una medida de disuasión que podría hacer innecesario el uso de la fuerza contra futuras violaciones (del bloqueo)”, dice en ese sentido una carta enviada al Gobierno por el titular de Defensa, Ehud Barak.

Israel ultima los preparativos para la llegada de la segunda Flotilla de la Libertad a las aguas territoriales de Gaza, que se espera para los próximos jueves o viernes, anunciaron ayer en Atenas sus organizadores.

Compuesta por una decena de barcos con ayuda humanitaria para Gaza e integrada por cientos de personalidades de varios países, la Flotilla tratará nuevamente de “romper el bloqueo israelí a la franja”, reza un comunicado del movimiento.

Los barcos zarparán con unos 500 activistas desde diversos puertos del Mediterráneo, que no se desvelarán por motivos de seguridad.

El año pasado, en la primera flotilla, nueves activistas turcos murieron por disparos de comandos israelíes que abordaron el principal de los barcos, el Mavi Marmara, que no participa en la segunda misión.
Las críticas internacionales forzaron a Israel a levantar parcialmente el bloqueo comercial a la franja.

“No hay ninguna crisis humanitaria en Gaza” dijo ayer en un acto público el ministro de Defensa israelí, para quien “el verdadero problema es la cautividad del (soldado) Gilad Shalit y el que más y más cohetes que amenazan el sur de Israel están siendo acumulados” en la franja palestina.

La captura de Shalit por tres milicias palestinas hace cinco años fue el comienzo del bloqueo israelí a la franja, aunque en la práctica sus aguas territoriales están bajo control de Israel desde 1967.

Portavoces políticos y militares israelíes llevan a cabo en los últimos días una campaña para explicar a la opinión pública internacional las razones del previsto abordaje de la flotilla y la situación legal del bloqueo a ese territorio gobernado por el movimiento islamista Hamás.

“Los repetidos intentos de introducir armas en la franja, como los barcos interceptados en el pasado Karin-A o Santorini, hacen imposible para Israel levantar el bloqueo a una zona controlada por un movimiento terrorista”, dijo a Efe un portavoz del Ejército.

Fuente: Agencia EFE

 

Sumeria – Fuente principal del Antiguo Testamento y de otras escrituras religiosas occidentales – Primera Parte – (Video)

sumer_a
A pesar que los apologistas bíblicos han intentado evitar o nublar las cuestiones del origen del Antiguo Testamento, los hechos históricos claramente demuestran que sus antecedentes están en el valle de Mesopotamia.

La cultura sumeria, puede ser remontada, desde hace tiempo, como el principio del Cuarto Milenio AC; fue la fuente de todos los mitos de las civilizaciones del Medio Este que siguieron, tal como acadios, babilonios y asirios que heredaron mucho de la cultura sumeria. Esta cultura fue transferida posteriormente al oeste a las tierras de Palestina, Siria, Líbano, y Anatolia.

La lengua de los sumerios fue reemplazada por el acadio, y la lengua semita. Los Sumerios no son semitas y sus orígenes son desconocidos. Parecen no tener ninguna afinidad con todos y haber aparecido repentinamente en la tierra como caídos del cielo. Los acadios y sumerios se mezclaron luego y formaron una fusión de ambos idiomas. De este Sumerio-Acadio la sociedad desarrolló el semita y a la larga el hebreo o judío. Los hebreos no inventaron su lengua o formas literarias; su cultura fue heredada de culturas mesopotámicas y cananitas más antiguas.

Debería ser notado ampliamente que cuando vivieron aquellas famosas figuras bíblicas de Noé y Abraham, no había cosa tal como la existencia del hebreo. Los judíos tradicionalmente demandan la descendencia de Abraham quien no era ni judío ni árabe sino un residente de la ciudad de Ur en Mesopotamia.

La referencia más antigua del Antiguo Testamento dicho para demostrar la alegada ascendencia hebrea de Abraham es un error perpetuado por mala traducción o interpretación. En su afán por probar la antigüedad hebrea, los traductores han referido incorrectamente a Abraham como es en Génesis 14.

El contexto en el cual esta referencia aparece es la invasión de los reyes del este a Canán y la reacción de Abraham cuando su sobrino Lot es tomado prisionero. El texto dice:

“Los invasores se apoderaron de todas las posesiones y de toda la comida de Sodoma y Gomorra, y se marcharon, tomando con ellos a Lot, el hijo del hermano de Abraham, junto con sus posesiones; él había estado viviendo en Sodoma. Un fugitivo trajo las noticias a Abraham el hebreo que acampaba en los terebintos de Mambre el Amorito, pariente de Eshkol y Aner, siendo éstos aliados de Abraham.”

Evidentemente, Abraham (Abram) era un extranjero en la tierra en ese entonces; él acababa de emigrar de la ciudad de Ur en Mesopotamia. Evidentemente ambos, él y Lot, eran visitantes o viajeros. La traducción de la palabra “ibri” como “hebreo” no tiene ningún soporte lingüístico. La raíz “Br” significa “pasar o cruzar por”. Por lo tanto, “ibri” que aparece en el texto del Génesis significaría que estaba de paso o era un visitante. En realidad, las noticias fueron llevadas a Abraham que los invasores habían capturado a su sobrino, su amigo y su compañero de viaje.

El semita “ibri” está relacionado obviamente con el acadio “ibru” de donde derivó probablemente. En la versión acadia del Poema de Gilgamesh, su amigo Enkidu, con quien Gilgamesh comparte sus aventuras, es referido como “ibru”. El Diccionario Asirio de Chicago lo define como una relación entre personas del mismo código de comportamiento y la obligación de ayuda mutua. Esta definición se adecua perfectamente a la situación de Abraham y Lot.

Las subsecuentes actividades de Abraham en Canán no dejan ninguna duda que él fue un extranjero y un visitante. Por ejemplo, después de su batalla con el ejército invasor, tuvo que reportarse a Melquisedec, rey de Salem, donde pagó un diezmo del diez por ciento de todo el botín recuperado.

Más adelante, cuando Abraham estaba eventualmente establecido en Canán cerca de Gerar, el rey filisteo que también controlaba las tierras alrededor de Gerar y de Beersheba (ciudad del sur de Israel). Abraham tenía una última confrontación en Beersheba con Abimelec, que dejó claro que él estaba al mando de las tierras, sosteniendo su demanda con las tropas lideradas por el General Ficol.

Abraham luego tuvo que comprar un plano de las tierras para enterrar a su esposa Sara; pagó 400 siclos de plata por éstas tierras, una cantidad de dinero extremadamente grande para un pedazo pequeño de tierra que sólo tenía una cueva. Mientras esta suma era anormalmente alta, Abraham como extranjero no estaba en posición de objetar.

Estas actividades de Abraham no eran las acciones de un natural o un nativo de la zona, y Abraham vivió entre los cananitas con su longanimidad. Era una costumbre, si no la ley de la tierra, que un extraño o extranjero no podía ser dueño de sus propias tierras. Esta es probablemente la causa del elevado precio que Abraham tuvo que pagar.

Referencias bibliográficas :
Los tres Libros de Enoc.
El Libro del Jubileo
Las Enseñanzas Gnósticas
Los Pergaminos del Mar Muerto
El Haggadagh
Las Escrituras Rabínicas
Los Trabajos de Josephus
La historia del pasado de la humanidad de R.A Boulay (1990)
Traducciones de Anthony Rengifo y Textos de Roberto Solarión

©2011-paginasarabes®

Es probable que muy pronto el pueblo de Israel diga ¡Basta! – Iñigo Aduriz

Hedy Epstein. Superviviente del Holocausto y activista de la Segunda Flotilla

A sus 86 años, Hedy Epstein (Wachenheimer, 1924) es una activista más del grupo estadounidense que prepara estos días en Atenas su inminente salida en la Segunda Flotilla. Es judía y sus padres fueron víctimas del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. Ella emigró a EEUU y, tras años de estudio del conflicto en Oriente Próximo, decidió luchar activamente contra las políticas israelíes.

¿Quién le ha convencido de participar en la Segunda Flotilla?

Dejé Alemania en mayo de 1939 y me evacuaron junto a otros niños a Inglaterra. Mis padres, que eran judíos, lo decidieron así para mantenerme viva. Y los ingleses realmente me salvaron. Alguien se puso en pie para ayudarme. Y me rescató. Me siento en la obligación de hacer lo mismo con la población de Gaza, que vive en la cárcel más grande del mundo. No pueden salir de allí y si lo intentan les disparan. No puedo consentirlo.

Es judía, pero está en contra de las políticas de Israel.

Esto viene de muy lejos. Nací en Alemania y cuando tenía 8 años mis padres se dieron cuenta de que tenían que abandonar el país. Pero decidieron a dónde no irían: Palestina. ¿Por qué? Porque eran antisionistas. Siendo una niña no entendía qué quería decir eso, pero a medida que he ido creciendo yo también me he convertido en antisionista.

¿En qué momento decidió implicarse?

Llegué a Estados Unidos en 1948, cuando Israel se convirtió en Estado. Y tuve sentimientos confusos. Por un lado, estaba contenta de que hubiera un lugar adonde pudiera ir toda esa gente que fue expulsada de sus hogares. Y, por otro, recordé el antisionismo de mis padres. Pero estaba en un nuevo país y quería hacer una nueva vida. En 1982 me empecé a interesar por el conflicto palestino-israelí, descubrí las políticas que practica Israel y comencé a denunciarlo. Esta será la quinta vez que intento entrar en Gaza. Todavía no lo he conseguido.

¿Se ha ganado enemigos en su actual país, EEUU?

Es cierto que la mayoría de la gente no entiende mi postura. Muchos judíos me dicen que soy antisemita, que soy una traidora. Pero yo no me odio a mí misma.

¿No está asustada por la reacción que pueda tener Israel ante la Flotilla?

Nunca he estado preocupada cuando he tratado de llegar a Gaza. Pero esta vez sí lo estoy. Los propios israelíes han dicho que tenían pensado utilizar perros de ataque y eso me asusta mucho. Porque siempre está la posibilidad de obtener el punto de vista humanitario de un ser humano. Pero, ¿qué se puede esperar de un perro?

La secretaria de Estado de su país, Hillary Clinton, considera que la Flotilla es una “provocación”, porque supone entrar en aguas israelíes…

No estamos planeando ir a aguas israelíes. Vamos a viajar por aguas internacionales y por aguas de Gaza. E Israel no debería estar autorizada para controlar a todo el mundo.

¿Por qué cree que la mayoría de los países se ha posicionado en contra de esta iniciativa?

Simplemente, creo que temen que les llamen antisemitas. A mí también me llaman antisemita, pero esas palabras no me duelen. Yo sé quién soy, sé lo que soy y no soy antisemita. La comunidad internacional no ha sido capaz de enfrentarse a Israel y decirle que no está bien lo que hace. Somos sociedad civil y queremos ayudar a la sociedad civil. No queremos entrar en contacto con ningún Gobierno. Sólo queremos llevarles cartas de amor.

¿Qué cree que va a ocurrir?

No sé lo que va a pasar. Sólo espero que los israelíes no nos ataquen. Un gran amigo mío ya fallecido, Vittorio Arrigoni, acababa todos sus escritos diciendo: “Seguimos siendo humanos”. Y lo únicoque puedo decir a los israelíes es eso: “Seguid siendo humanos”. Y si siguen siendohumanos, no nos atacarán.

¿Qué opina sobre las políticas que ha llevado a cabo Israel desde 1948?

No tiene fronteras y no tiene una Constitución por una simple razón. Pretende seguir instalando sus asentamientos y así ir apropiándose de territorios de los palestinos. Sólo hay que ver el mapa de 1948 y el de ahora.

¿Cuál cree que sería la fórmula para que se pusiera fin a este conflicto?

Creo que la ocupación debe finalizar. Cuando acabe, la gente estará en condiciones de vivir en libertad. Serán libres para viajar, libres para asociarse, libres para ir a un hospital y recibir atención médica y no tener que esperar en un checkpoint. Para los estudiantes, supondrá, además, que puedan marcharse a universidades de todo el mundo. Se conseguirá simplemente que sean ciudadanos. Pero un escenario así no sólo sería interesante para los palestinos. También lo sería para Israel y para Estados Unidos.

¿Cree que la población israelí está en condiciones de decir a su Gobierno que supere esta situación?

Por supuesto. Mire lo que ha ocurrido en Egipto. Si alguien me hubiera planteado hace tres años lo que ha ocurrido en estos meses, le hubiera dicho: “No, nunca puede pasar”. Las revueltas populares han triunfado y se han producido cambios importantes. Es muy esperanzador. Probablemente, muy pronto el pueblo de Israel también diga a sus mandatarios: “¡Basta!”.

Fuente: Publico

 

portal de cultura arabe

This site is protected by wp-copyrightpro.com

A %d blogueros les gusta esto: