Todas las entradas de: Paginas Arabes

“Bomba Biden” en Munich: ¡EU dispuesto a negociación bilateral con Irán! – Por Alfredo Jalife-Rahme

objetivo_iran_a

Después de varios descalabros diplomáticos y de la intensificación de asfixiantes sanciones de la OTAN –que incluye atentados ciberterroristas por Israel y Estados Unidos al software de las instalaciones nucleares iraníes–, la antigua Persia cosechó esta semana tres resonantes triunfos: dos tácticos y uno estratégico.

Los dos tácticos: reanudación de las negociaciones del grupo “P5+1” (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad con la adición de Alemania) a finales de febrero en Kazajstán; y la espectacular aceptación pública del vicepresidente Joe Biden de proponer negociaciones directas entre Estados Unidos e Irán, lo cual, a mi juicio, hacen estorbosas y redundantes las tratativas del grupo “P5+1”.

El triunfo estratégico: visita histórica a Egipto por primera vez desde 1979 de un presidente iraní (en este caso Mahmud Ajmadineyad) para participar en la 12 cumbre de líderes de la Organización de la Cooperación Islámica de 57 miembros (Telesur, 5/2/13), que puede catalizar una santa alianza entre la principal potencia sunita árabe (Egipto) y la primera potencia mundial chiíta (Irán), susceptible de descarrilar el proyecto anglosajón balcanizador de atizar guerras religiosas en todo el Medio Oriente.

No hay que cantar victoria, ya que Irán se encuentra aún bajo la espada de Damocles de la amenaza de una guerra unilateral por el atribulado premier israelí Bibi Netanyahu (un “sionista mesiánico”, según Meir Dagan, ex director del Mossad), vapuleado humillantemente en las recientes elecciones.

No todo es color de rosa cuando las querellas internas en Irán se han acentuado en vísperas de cruciales elecciones presidenciales que han confrontado públicamente al saliente presidente Ajmadineyad con Alí Larijani, poderoso líder del Parlamento y muy visible candidato presidencial.

Tampoco en Estados Unidos en los circuitos halcones ha caído muy bien el acercamiento gradual entre la administración Obama y la teocracia jomeinista cuando el siempre belicoso McCain, partidario de una guerra contra Irán, insultó a Ajmadineyad de “mono” (israelnationalnews.com, 5/2/13), lo cual levantó un ultraje generalizado y valió una reprimenda de un miembro del Partido Republicano, quien calificó de “racista” la postura del senador por Arizona, muy cercano a los maximalistas de Israel.

Mejor pasemos a lo relevante: lo equivalente al lanzamiento de una bomba diplomática por Joe Biden para negociar en directo con Irán durante la reunión 49 de la célebre Conferencia de Seguridad de Munich de 400 altos funcionarios de 70 países (mycatbirdseat.com, 4/2/13), y adonde acudieron los BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

La Conferencia de Seguridad en Munich, conocida como Wehrkunde, es una de los más importantes del mundo, con una variedad de temas.

En esta ocasión asistió el canciller iraní Alí Akbar Salehi, quien declaró a los delegados que Irán es un “poder regional” que representa “la llave de oro” de entrada al Medio Oriente y quien está de acuerdo en acudir a negociar en forma directa siempre y cuando Estados Unidos cese tanto su “retórica amenazante” como el espectro de una guerra mediante su reiterativa frase de que “todas las opciones se encuentran sobre la mesa”.

El prospecto de negociaciones directas entre Estados Unidos e Irán fue muy bien recibido por los delegados, mientras afuera de la conferencia miles de manifestantes de 80 organizaciones se pronunciaron contra “la intervención colonialista en Mali”y “la preparación de la guerra contra Siria” –que naturalmente afecta decisivamente a Irán–; bajo el eslogan “No hay paz con la OTAN” pidieron levantar las sanciones contra Irán.

La agencia estadunidense de noticias Ap (5/2/13) refiere los obstáculos para una negociación directa y cita el escepticismo de Vali Nasr, decano de la Escuela Paul H. Nitze de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins.

En notable contrapunto, el canciller iraní Salehi no ocultó su “optimismo” de negociar directamente con la nueva administración Obama, a la que considera menos bélica (The Australian, 5/2/13).

Por su parte, el académico iraní Kaveh L. Afrasiabi juzga que “la conferencia de Munich rompió el hielo entre Irán y Estados Unidos” (Asia Times, 5/2/1).

Entre los peligros que pueden descarrilar las negociaciones, Afrasiabi señala la postura del gobierno conservador británico del primer ministro David Cameron, quien puede “jugar el papel de aguafiestas debido a sus lazos íntimos con Israel”, lo cual se refleja en la actitud punitiva de la británica Catherine Ashton, quien dirige la política exterior de la Unión Europea.

En forma relevante, Afrasiabi destaca la interrogante sobre la “estrategia de Estados Unidos hacia Irán”, que considera debe cambiar para que avancen las negociaciones.

Juzga que la estrategia de Estados Unidos se ha basado hasta ahora en dos puntos: “contención del poder iraní y la disuasión de que Irán adquiera armas nucleares”. Ya Hillary Clinton, anterior secretaria de Estado, había declarado ante el influyente Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés) que Estados Unidos está firmemente comprometido a “prevenir la capacidad armamentista nuclear” de Irán.

Debka, presunto portal del Mossad, da por hecho que Irán ha adquirido el pleno conocimiento para fabricar bombas nucleares y que Obama está dispuesto a aceptarlo.

Debka (5/2/13), que suele ser muy desinformativo en forma deliberada, para incitar a la guerra sicológica, comenta que “Ajmadineyad arriba a El Cairo cuatro a seis meses antes de que adquiera su capacidad nuclear”.

Kaveh L. Afrasiabi aduce que si Estados Unidos insiste en que Irán “suspenda su programa de enriquecimiento nuclear, pues será un esfuerzo fútil condenado al fracaso”. Irán estaría dispuesto a “aceptar un techo voluntario de enriquecimiento de uranio, una suspensión temporal al 20 por ciento” (nota: que es un “enriquecimeinto bajo, LEU; se recuerda que para fabricar una bomba se requiere un alto enriquecimiento, superior al 90 por ciento, HEU).

Como parte de las concesiones de Irán estaría “su disposición a registrar en las Naciones Unidas (¡supersic!) el edicto islámico (fatwa) del supremo líder Ali Jamenei en contra de las bombas nucleares, para probar que no se trata simplemente de una sentencia religiosa sino de la política nacional iraní”, al unísono de una mayor cooperación con la polémica Agencia Internacional de Energía Atómica.

Así las cosas, “en forma conjunta, las medidas iraníes otorgarían ‘garantías objetivas’ respecto a la naturaleza pacifica y las intenciones del programa nuclear iraní”.

Pepe Escobar, feroz columnista de Asia Times (6/2/13), filtra que Alí Larijani, protegido del supremo líder, ha visitado Estados Unidos dos veces en secreto desde inicios del año. Pero Pepe Escobar no es nada optimista y apuesta a que el deshielo entre Irán y Estados Unidos será saboteado por los halcones de Estados Unidos e Israel.

Pepe Escobar cita al canciller ruso Sergei Lavrov, quien recomendó otorgar “incentivos” a Irán y convencerlo de que “no se trata de un cambio de régimen”.

Lavrov considera “inaceptable” una guerra contra Irán e invitó a abordar el contencioso en el contexto de la seguridad del Golfo Pérsico, ya que Irán nunca ha atacado a nadie (Russian Radio, 2/2/13).

¿Quien detendrá al “sionista mesiánico” Netanyahu de librar su guerra anhelada?

 Alfredo Jalife-Rahme

Fuente : La Jornada

©2013-paginasarabes®

Historia del “ar-roub” (la @)

El símbolo @ ya se utilizaba en el año 1448.
El símbolo @ ya se utilizaba en el año 1448.

Es posible que creas -como casi todo el mundo- que la arroba es un invento propio de la “era Internet”, un símbolo especialmente creado para dar forma a las direcciones de correo electrónico. Sin embargo, su historia es mucho más antigua y su origen se remonta al latín. Los árabes ya lo usaban hace siglos, y los marineros lo empleaban habitualmente al detallar el contenido de las bodegas de sus barcos. Te contamos la historia de “@”, uno de los símbolos más usados de la actualidad, y a la vez uno de los menos conocidos.

Si estás leyendo este artículo en un ordenador conectado a internet, seguramente tienes una dirección de correo electrónico y utilizas varias veces al día el símbolo “@” (arroba) como parte de las direcciones de e-mail de tus amigos o clientes. Sin embargo, la mayor parte de los internautas desconocen el origen -y a veces hasta el significado- de este raro pero ubicuo carácter. Dado su utilización actual, casi siempre ligada al ámbito de los ordenadores o del correo electrónico, se podría pensar que se trata de un símbolo especialmente concebido para ese uso, con una antigüedad no mayor a un par de décadas. Pero lo cierto es que se trata de un símbolo antiguo, conocido y utilizado en la Edad Media, hace más de 500 años.

@ en un documento de 1775
@ en un documento de 1775

La mayoría de los historiadores aceptan que el origen de la palabra “arroba” proviene del idioma árabe, concretamente del término “ar-roub“, que significa cuarto o cuarta parte. En cuanto al símbolo en sí mismo, esa especie de “a” encerrada por un círculo, tiene sus orígenes en una práctica común entre los encargados de copiar libros en latín, a mano, allá por la Edad Media. Estos copistas utilizaban “@”, uniendo entre sí las letras “a” y “d” para formar la preposición latina “ad”, que significa “hasta” o “hacia“. Parece bastante lógico: si tienes que copiar a mano decenas de veces cientos de páginas, lo más probable es que busques todas las formas posibles de ahorrar trabajo. La preposición “ad” aparecía con mucha frecuencia en esos textos, y tiene sentido que haya sido reemplazada por un solo símbolo. Poco a poco, la “@” fue haciéndose popular en otros ámbitos, y empezó a aparecer -por ejemplo- en las cartas oficiales redactadas en latín antes del nombre de su destinatario.

Uno de los documentos más antiguos que se conocen que contiene una “@” impresa data del año 1536, y se trata de una carta enviada por un mercader italiano desde Sevilla a Roma. En dicho escrito se detalla la llegada de tres barcos provenientes de América, cargados de tesoros. Pueden leerse párrafos como “Así, una @ de vino, que es 1/13 de un barril, vale 70 u 80 ducados…” En ese contexto, la arroba representaba una unidad de medida utilizada por griegos y romanos que equivalía a “un cuarto de ánfora.” ¿Confuso, verdad? Pero eso no es nada: podía (y en algunos sitios aún puede) emplearse como medida de capacidad o volumen, con un valor que variaba de acuerdo al producto que se estuviese comerciando. Por ejemplo, si se trataba de líquidos, “una arroba de aceite” era equivalente a unos 12 litros y medio, pero si se estaba negociando con vinos, su valor era de algo más de 16 litros. También se la utilizó como medida de masa. En efecto, la “@” representa una masa equivalente a la cuarta parte de un “quintal.” El quintal es una antigua unidad de masa y de capacidad usada en España y en Hispanoamérica -en Argentina es común escuchar a las personas mayores, en el campo, hablar de “quintales de trigo por hectárea”- que equivale exactamente a 46,0093 Kg. Una “@”, por lo tanto, entonces, equivale a poco mas de 11 kilogramos y medio.

A pesar de la antigüedad de ese documento, algunos historiadores -como el aragonés Jorge Romance- aseguran que el símbolo de la arroba ya se utilizaba en el año 1448, en el detalle de un envío de trigo desde Castilla hacia el Reino de Aragón. Pero con el paso del tiempo, y salvo regiones muy especificas, la “@” dejó de utilizarse. Solamente se mantuvo más o menos viva en los Estados unidos, donde se empleaba en los registros contables, estableciendo el precio unitario de un producto en una factura. Podía aparecer en medio de la descripción de una operación, algo como “15 cajas @ 5 dólares cada una”, donde indicaba que el valor de cada caja facturada era de cinco dólares. También tiene mucho sentido, ya que en inglés “@” se dice “at”, que significa “a” (y también “en”, “de” y “hacia”). Ésto hizo que cuando se inventó la máquina de escribir, a fines del siglo XIX, el símbolo de la arroba fuese incluido en su teclado. Y, como el teclado de los ordenadores es una evolución de los de aquellas máquinas, la arroba también se encuentra en ellos.

Pero la relación de la “@” con el correo electrónico es muy posterior a todo esto. Cuando el  ingeniero Ray Tomlinson, que creó el e-mail en 1971, estaba buscando un símbolo que sirviese para identificar las direcciones de correo, uno de los pocos disponibles en los teclados era justamente la arroba. “Hubiese sido más fácil usar un corchete, un paréntesis o incluso una coma, pero estos símbolos ya eran utilizados para otros fines, y de los símbolos que quedaban libres, la @ era el mejor”, ha explicado hace algunos años Tomlinson. “Otro punto a favor de este símbolo es que al traducirse como at en inglés daba una sensación de localización”, agregó. La primera dirección de correo electrónico de la historia fue “tomlinson@bbn-tenexa” Esta dirección, y según el uso que le dio este ingeniero a la arroba en la informática, puede interpretarse como “Tomlinson en la (@) máquina bbn-tenexa”. De esa manera, un carácter inventado por los copistas medievales como una forma de simplificar su trabajo se convirtió en el símbolo del correo electrónico. ¿No es increíble?

Por Ariel Palazzesi
Fuente: Neoteo

©2013-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Historia del “ar-roub” (la @) por Ariel Palazzesi se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://paginasarabes.wordpress.com/2013/02/06/historia-del-ar-roub-la/.

Alonso: “Los barrios medievales de Chelva son ejemplo de unidad en la diferencia, convivencia y acción conjunta”

villa_de_chelva
Villa de Chelva

La directora general de Cultura, Marta Alonso, ha visitado Chelva, acompañada por la alcaldesa de la localidad, Cristina García, con motivo de la reciente declaración, a finales de 2012, del Conjunto Histórico de la Villa de Chelva y sus huertas como Bien de Interés Cultural.

Alonso ha señalado que esta protección del casco histórico y las huertas de Chelva, supone la culminación del proceso que se inició hace ocho años cuando la Generalitat tomó la iniciativa de proteger diferentes elementos del patrimonio chelvano: en 2004 se declaró Bien de Interés Cultural el Acueducto de Peña Cortada, dos años después se declaró BIC la Iglesia de los Ángeles y se delimitó el entorno de protección del Castillo y Murallas de Chelva y en 2010 se colaboró en la redacción del estudio previo para la redacción del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico.

Esta acción protectora se traduce en una inversión total de más de 1.600.000 € en los últimos 15 años. Destacan las intervenciones en los elementos de arquitectura hidráulica, como la rehabilitación del acueducto de Peña Cortada, con un presupuesto de 938.000€, la reparación del puente de la Mozaira, que superó los 535.000€, o la intervención en el acueducto del Murté, subvencionada con 16.855€.

Dentro del casco urbano, se ha subvencionado la restauración de la fuente de la plaza Mayor, se ha intervenido en la Iglesia de los Ángeles, en la que se han llevado a cabo desde eliminación de humedades o la restauración del campanario hasta la reparación de las cubiertas. También en la ermita de la Santa Cruz se realizaron obras de consolidación. Ya en el ámbito arqueológico, en 2009 se subvencionó la campaña del Abrigo de la Quebrada.

“Chelva es una localidad con un patrimonio rico y bien conservado, no sólo en cuanto a monumentos individuales, sino que destaca muy especialmente por el conjunto formado por toda la Villa, con sus característicos barrios medievales en los que convivían las comunidades judía, cristiana y musulmana, que han guardado sus características tipológicas”, ha apuntado Alonso.

La Villa de Chelva

Compuesta por una serie de barrios de gran complejidad, con un trazado sinuoso que se adapta al terreno, es de gran interés histórico y patrimonial conservar la huella de todos los habitantes que caracterizaron los diversos barrios antiguos: el barrio árabe de Benacacira, el morisco o del Arrabal, el judío o del Azoque y los barrios cristianos medievales y modernos.

El barrio árabe, conocido también como Benacacira, fue construido en el siglo XI por los árabes, ocupando un peñasco alargado y rodeado por una fortificación con cuatro puertas, de las que sólo subsiste la de San Cristóbal. En su parte oeste se encontraba el castillo árabe, del cual sólo quedan algunos restos ya que en épocas posteriores se reutilizó y remodeló para crear el palacio y castillo cristianos. Su entramado de atzucats, callejas, pasadizos y adarves guardan una de las pocas mezquitas de época árabe que se conservan en la Comunitat, transformada en la Ermita de la Soledad.

El barrio morisco o del Arrabal remonta su origen a los siglos XIII y XIV, en él se asentaron moriscos y cristianos recién llegados tras la conquista cristiana, así como los árabes tras ser expulsados del barrio de Benacacira en 1369. Éstos erigieron una mezquita, la de Benaeça, que posteriormente fue la ermita de Santa Cruz.

Actualmente es uno de los sectores más característicos de Chelva, su trazado es también muy quebrado y de una gran riqueza espacial. En él destacan en la plaza del arrabal el antiguo ayuntamiento o consejo de la villa, donde estaba el centro neurálgico de la ciudad en ese momento, y la ya nombrada mezquita de Benaeça. También encontramos la Ermita de la Virgen de los Desamparados del siglo XVII, que destaca por su rica decoración interior barroca de esgrafiados.

La judería o barrio del Azoque, como Benacacira, también estaba encerrada tras murallas que permitían vivir a los judíos aislados de musulmanes y cristianos. Uno de los arcos del antiguo Ayuntamiento, denominado portal del Azoque, nos introduce en este barrio, que conserva intacto su trazado original, con calles estrechas y puertas de acceso que lo aislaban del exterior.

Los barrios cristianos que se encuentran en la parte más baja de la villa, siguen también la orografía de las colinas situadas en el nivel inferior a la de la plaza mayor y unen el barrio de Benacacira, con el del Arrabal y la Judería por el río. Su estructura urbana es menos sinuosa y más amplia. Seguramente se trata, junto con el Arrabal, de la última zona de expansión del pueblo en la época medieval.

Las huertas de Chelva datan de época musulmana. Se aprovechó el trazado del acueducto romano (siglo I) de Peña Cortada, que discurre al norte de la población, para desarrollar un sistema de acequias, balsas y acueductos, creando una fértil huerta hoy en uso. Debido al fuerte desnivel es abancalada en su totalidad con paredes hechas con la técnica de piedra en seco y conocidas popularmente con el nombre de hormas, cuya función es sujetar la tierra y marcar los lindes.

Fuente :El Periodic

©2013-paginasarabes®