Todas las entradas de: Paginas Arabes

Las exportaciones de armas españolas

Quieren quedar bien con Dios ... y con Israhell ...

Israel, que no se caracteriza por ser dejado en temas de defensa, permite que salgan unos helicópteros que llegaron a España por barco, que podrían haber acabado en Gaza o en Irán directamente.

El mercado internacional de material de defensa siempre ha tenido algo de oscuro, y de grandes implicaciones políticas con aliados desconocidos: recordemos el proceso Irán Contra o el armamento de los guerrilleros afganos contra la Unión Soviética vía Egipto, y que tan bien reflejó la popular película La Guerra de Charlie Wilson.

En España en los últimos años, todos estos fenómenos aparecen con muchos claroscuros. Vendemos buques de combate a Venezuela, gran aliado estratégico de Irán, y nos pasamos años repitiendo que son poco más que unos pesqueros un poquito armados. Luego nos venden este contrato con la clara oposición de Estados Unidos –al que todavía consideramos aliado– como el gran logro de Zapatero y Bono, que gracias a sus relaciones y astucia política iban a salvar la situación de los astilleros españoles. Para luego enterarnos que de esto nada de nada. O sea que sin comisiones, de contrato nada; o sea como siempre. Claro que si el acuerdo era entre un gobierno y otro gobierno, y un astillero del gobierno, ¿a quién había que pagarle las comisiones? Piénsenlo un minuto.

Exacto.

Otras veces un gobierno vende unos carros de combate a Colombia para ayudar en su guerra contra la guerrilla, y el siguiente lo cancela aduciendo que Colombia no los necesita… pero dos años más tarde le vende obuses, que sí los necesita. Todo lo cual no lo enjuicia el país soberano que compra, sino el que vende, que dice saber mejor que el primero sus necesidades. Así es España.

Otras veces nos rasgamos las vestiduras porque vendimos bombas de racimo a Libia cuando todo el mundo podía hacerlo, y ahora nos acusan por haberlas vendido; éste, por cierto, es un caso similar a la historia del pepino… lo que molesta es que el pepino lo vendan otros.

Y el último episodio con el que nos sorprenden es una trama de helicópteros israelíes que aparecen aparcados en Sabadell para ser vendidos a Irán: y nos enteramos de la operación porque en el documento de aduanas de ingreso en España los astutos iraníes pusieron que venían a comprar helicópteros israelíes. Esta sí que es una buena novela.

Israel, que no se caracteriza por ser dejado en temas de defensa, permite que salgan unos helicópteros que llegaron a España por barco, que podrían haber acabado en Gaza o en Irán directamente, y aparece una empresa española capaz de poner esos helicópteros en vuelo; que debería ser contratada inmediatamente por el Ministerio de Defensa para mantener todas las antiguallas que todavía operan en España, por cierto.

Mientras, el Gobierno continúa negociando una posible venta de carros de combate alemanes fabricados en España a Arabia Saudita. Lo cual sí que es rizar el rizo. Debe ser que los sauditas prefieren un carro con faralaes que hacer directamente el negocio con Alemania. Y mientras, el Gobierno continúa ocultando sus muy cuidadas relaciones comerciales con Israel para no herir sus propias susceptibilidades. Al menos, entre tanta arma exportada oscuramente, tenemos una buena noticia: los pepinos no eran armas bacteriológicas y por tanto fueron exportados legalmente.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Muere magnate israelí luego de escándalo por sus negocios con Irán

Sammy Ofer

Caracas, 03 Jun. AVN .- El empresario israelí Sammy Ofer, uno de los dueños del grupo naviero Hermanos Ofer, fue hallado muerto este viernes en su vivienda, días después de destaparse un escándalo por supuestas transacciones comerciales con Irán.

El Canal 10 de la televisión hebrea y el rotativo The Jerusalem Post citaron fuentes familiares que confirmaron el deceso del magnate de 89 años y uno de los hombres más ricos del Estado israelí.

Las personas consultadas por estos medios declinaron precisar si se trató de suicidio.

Ofer fue señalado como promotor de negocios encubiertos con la República Islámica de Irán, país al que el régimen sionista considera uno de sus principales enemigos.

Tanto el magnate como su hermano Yuli Ofer, copropietario de la compañía, negaron esas acusaciones.

El escándalo tomó mayores dimensiones cuando desde la firma cuestionada revelaron que los contactos comerciales con la nación persa tenían el aval del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que a su vez desmintió esa versión.

A finales de mayo, Estados Unidos impuso sanciones al Grupo Hermanos Ofer tras comprobar que vendió un buque petrolero a Irán.

Medios de prensa israelíes sostuvieron que las actividades de los empresarios hebreos y Teherán podrían ser una fachada para que el gobierno de Tel Aviv realizara espionaje contra Irán, algo que fue desmentido por el gobierno del presidente Mahmud Ahmadinejad.

Según lo reseñado por el diario El País, Ofer hizo su fortuna en el mundo del transporte marítimo junto con su hermano, en tanto que apuntalaron su negocio con inversiones millonarias en la banca y en el sector inmobiliario por todo el mundo.

El empresario israelí fue el protagonista del documental The Shakshuka Method, del periodista Mickey Rosenthal, donde se denunciaban sus lazos con el gobierno israelí y era sospechoso de corrupción.

La revista Forbes considera a Ofer la persona más rica de Israel con una fortuna valorada en más de 10 mil millones de dólares y estaba en el puesto 109 de la lista de personas más acaudaladas del mundo.

11:40 03/06/2011

Agencia Venezolana de Noticias

Chiapas: Islam es la nueva religión

San Cristobal de las Casas, Chiapas. Musulmanes tzotziles.
San Cristobal de las Casas, Chiapas. Musulmanes tzotziles.

Cada vez más indígenas de la etnia Maya y Tzotzil en el Estado mexicano de Chiapas se están convirtiendo al Islam. Quince años después de la revuelta zapatista se han producido profundos cambios en la región.

Uno de ellos es la aparición del Islam como nueva religión. La comunidad musulmana, en su mayoría indígenas Maya y Tzotzil que se han convertido, está ganando terreno.

Molino de los Arcos es uno de los barrios más pobres de San Cristóbal de las Casas, la segunda ciudad de Chiapas, que atrae a muchos turistas gracias a su arquitectura colonial. La población es casi completamente de origen indígena, y dominan los idiomas maya y tzotzil.

Sin embargo, los viernes, se escucha el lento y monótono canto árabe del rezo musulmán. En una cabaña de madera, decorada con oraciones islamitas en árabe, unas veinte familias Tzotzil han creado una suerte de mezquita.

El imam Salvador López López nos dice:

“Aquí purificamos nuestros espíritus y rezamos a Allah. Hoy no vinieron todos, algunos tienen que trabajar.” El imán sonríe. “Pero nos va bien. Nuestra comunidad es aún pequeña, seremos unos doscientos, pero de a poco vamos creciendo.”

López se convirtió al Islam en 1995 y adoptó el nombre árabe Muhammad Amin. Fue uno de los primeros Tzotzil en convertirse en musulmán. Él mismo describe la fase de conversión como un período de dos años de estudio profundo de su alma:

“En Chiapas hay mucha ignorancia sobre el Islam. Nadie sabía realmente de qué se trataba, y en un principio ni yo mismo estaba seguro de si era algo para mí. Mi familia tampoco estaba de acuerdo al comienzo. Ha sido difícil. El Islam me da algo que no encuentro en el cristianismo.”

Alternativa al capitalismo

Siempre hubo musulmanes en México, pero eran inmigrantes de países musulmanes en África y Oriente Medio. A partir del año 1995, cuando musulmanes españoles, bajo la dirección de Aureliano Pérez, llegaron a México para difundir la palabra de Allah, los propios mexicanos comenzaron a convertirse al Islam. La llegada de los españoles está directamente relacionada a la revuelta de los rebeldes zapatistas en Chiapas en 1994. Ellos consideraron el Estado empobrecido como tierra fértil para difundir los principios musulmanes.

Desde la conquista española en el siglo XVI, los Maya y Tzotzil siempre han sido marginalizados. Viven en extrema pobreza, son explotados por gobiernos corruptos y son víctima de racismo por blancos y mestizos. Entre los indígenas hay muchos problemas de alcoholismo.

Los Maya y Tzotzil pertenecen al movimiento Murabitun, que es parte del Islam sunita, y que prohíbe terminantemente el consumo de alcohol y de cobrar intereses por préstamos.

Para muchos chiapanecos esta religión ofrece una alternativa atractiva para el capitalismo. Sin embargo, Muhammad Amin insiste que el Islam no es solamente para los indígenas de Chiapas:

“Allah no hace distinción de razas. Todo el mundo es bienvenido.”

Musulmanes zapatistas

Sin embargo, el componente social del Islam surgió hace mucho tiempo en Chiapaneco, cuando los musulmanes bajo el liderazgo del misionero español Muhammad Nafia (llamado Aureliano Pérez antes de su conversión) ofrecieron su apoyo a los rebeldes zapatistas del subcomandante Marcos.

Muchos zapatistas que luchan por los derechos de la población indígena y la reforma agraria, son Tzotziles. Algunos se convirtieron al Islam, aunque el comandante Marcos adoptó una postura vacilante al principio.

El gobierno mexicano se alarmó y comenzó a monitorear la presencia del Islam en la región. El ex presidente Vicente Fox los acusó incluso de tener relaciones con Al Qaeda, pero esta acusación nunca fue probada.

Muhammad Amin se ríe de esta acusación: “no tenemos ningún tipo de lazos con agrupaciones musulmanas extranjeras, ni tampoco tenemos aquí problemas con otras religiones. El Islam significa paz, nosotros respetamos a todos.”

Eso no significa que los cristianos se mostraran positivos ante la nueva competencia. Andrés Ferrer, quien ahora se llama Muyahid, se convirtió al Islam en 1998, y tuvo que superar muchos prejuicios:

“Mucha gente reaccionó mal, porque no tienen idea de lo que el Islam es. Algunos nos llegaron a llamar terroristas. Mi propia familia creía que estaba loco.

Pizzería islámica

A pesar de la oposición, el Islam prospera en Chiapas. Los musulmanes han creado una madrasa o escuela del Corán, una misión islámica, una tienda de carpintería y una pizzería.

Hay clases de árabe para los nuevos conversos y se organizan incluso viajes para participar en el “hajj”, el peregrinaje anual a Meca, que ya han hecho muchos indígenas musulmanes.

López dice que el Islam crece lento pero seguro: “En esta mezquita en particular ya tenemos 17 familias. De a poco, cada vez más gente se abre al mensaje de Allah. Sí, creo que hemos llegado para quedarnos.”

Con información de : Webislam

©2011-paginasarabes®