14 de Mayo … No hay nada que festejar !!!

14051948_2014

El 14 de Mayo de 1948 se legalizó la usurpación del territorio palestino a manos de la horda sionista, dando comienzo así a uno de los mayores genocidios de la historia contemporánea.

Nunca antes en la historia moderna se había visto que una minoría extranjera invadiera la patria de una mayoría, con apoyo político, financiero y militar del exterior, que la expulsara de su patria y que borrara sus trazos como sucedió en Palestina. “Israel” distribuyó las hermosas casas de Jerusalén occidental, Haifa y otras ciudades entre los más destacados hombres del gobierno y en el resto albergó a cientos de miles de judíos procedentes de países occidentales. Las tres cuartas partes de las aldeas fueron arrasadas y sus casas destruidas, el por ciento restante también fue destruido pero en menor grado.

Los territorios usurpados por Israel suman 18 mil 700 kilómetros cuadrados, que solo alquila y vende a judíos aunque no tengan la nacionalidad israelí y vivan en otros países, mientras que prohíbe su alquiler a los palestinos aunque sean de “nacionalidad israelí”.

©2014-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
14 de Mayo … No hay nada que festejar !!! por Moro se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://paginasarabes.com/2014/05/14/14-de-mayo-no-hay-nada-que-festejar.

Nada de nada – Cuento Sufí

umbral_puerta

Un día, un mendigo llamó a la puerta de una casa y suplicó al amo del lugar que le diese un poco de pan, aunque fuese duro.

“¿Cómo quieres que yo te encuentre pan? replicó este último. ¿Me tomas por un panadero?

-Entonces, ofréceme un poco de gordo de carne.

-¡Esto no es tampoco una carnicería!

-Dame al menos un puñado de harina.

-¿Se parece mi casa a un molino?

-¿Entonces, un vaso de agua?

-¡Aquí no hay río!”

Así, cada petición del mendigo fue rechazada del mismo modo. Finalmente, éste se quitó el pantalón y defecó en el umbral.

“¿Qué haces? preguntó el amo de la casa escandalizado.

-Esto es una ruina propicia a la defecación, dijo el mendigo. No hay nada que beber y nada que comer. ¿Cómo podría nadie vivir aquí? ¡Manifiestamente, este lugar no puede servir más que como letrina!”

Por Yalal Al-Din Rumi

©2014-paginasarabes®