Sabiduría de Acadia en la moralidad cristiana – Por Felipe Llanas Moreno


Los principios morales judeo-cristianos se reputan como auténticos por la grey que los practica, o que por lo menos los acepta. La doctrina católica tiene a los diez mandamientos como el sancta sanctorum de sus postulados de conducta humana ideal y como fundamento de su espiritualidad. Por otra parte, las catorce obras de misericordia son el reglamento que pone en práctica el decálogo, que es ley sustantiva, para hablar en términos jurídicos.

Los diversos concilios llevados a cabo a través de la historia han dado forma a tales nociones de comportamiento que nutren los catecismos e impulsan los elementos que ostentan como destino una vida comunitaria armónica, de solidaridad, comprensión y auxilio mutuo. Esto vendría a ser, en términos llanos, el establecimiento del Reino de Dios en la tierra, acordes con el catolicismo cristiano.

Sin embargo, reconocer los orígenes históricos de los conocimientos y los postulados que sostienen no ha sido tarea principal de la iglesia romana y de otras iglesias cristianas y menos de la feligresía, lo que acusa un manifiesto estado de enajenación muy cercano al fanatismo mas ramplón.

La biblia es considerada documento original, “obra de Dios”, aseveración que es refutada por las múltiples investigaciones arqueológicas, filológicas y de antropología social, que se han emprendido en occidente. Recuérdese la expedición de Napoleón Bonaparte a Egipto en 1798. Durante todo el siglo XIX, el llamado siglo sin Dios, los aspectos religioso-espirituales fueron analizados, compulsando los resultados derivados de la comprobación metódica con la superchería y los abusos de los clérigos en la interpretación doctrinal.


En este sentido, y como muestra de lo anteriormente comentado, es menester volver unos pasos atrás y traer a cuento las catorce obras de misericordia obligatorias para todo buen cristiano católico. Es curioso ver consignadas en la normatividad moral Acádica, en uno de sus preceptos, la aparición de tres de las obras de misericordia a que nos hemos referido.

Acadia se ubicaba en la región norte del territorio babilónico. Es el reino de Nembrod, según la Biblia en Génesis 10,10. Su fundación se ha calculado hacia el año 2,500 a. C. Fue un reino de pueblos de habla semítica, influida por el sumerio, y después pasó al dominio total de asirios y babilónicos. La dinastía más notable fue la de Sargón y sus sucesores y duró doscientos años. Su lengua ha sido estudiada para mayor conocimiento del proto-semítico, de donde surgieron lenguas tan trascendentales como el hebreo, el arameo y el árabe.


A continuación se ofrecen un puñado de preceptos morales Acádicos, dejando un espacio indicativo y un asterisco para señalar el claro antecedente de de las obras de misericordia cristiana, ejemplo elevado de amor al prójimo. La versión es del padre Angel Ma. Garibay K., de tabletas babilónicas publicadas en “Some cuneiform tablets” (1906) de Kerr Duncan Macmillian, y en “Babylonian Wisdom”, Londres, 1923.

NORMAS DE VIDA MORAL.

-Si eres sabio, comprende y haz lucir tu modestia.

Guarda tu lengua y guardarás tu palabra.

-Salud del hombre es la guarda de su lengua.

-Nada impertinente digas, nada fuera de tiempo hagas.

-No tengas prisa en salir al público.

-En lugar de pleitos, haz resoluciones.

-Por un pleito inútil se pierde lo principal.

-La impotencia de mi enemigo es un muro para mi.

-Haz justicia a tu enemigo.

*Da de comer al que tiene hambre; da de beber al que tiene sed, y

viste al desnudo: en eso se goza Dios.

-No te cases con ramera: tuvo seis mil maridos.

-Mujer que se entregó a Istar no tiene medida en su entrega.

-No la metas en tu casa que ella será tu tirana.

-No digas lo que es malo: dí siempre las cosas buenas.

-No hables lo que hay en tu alma, sino cuando te halles solo.

-Cuando hablas apresurado tendrás que volverte atrás.

-Sacrificios a los dioses alargan la vida humana.

-Escribe como lo lees y recoge lo que oyes.

Dad de comer al hambriento, dad de beber al sediento, vestir al desnudo. El amor al prójimo es un valor cristiano, pero es también Acádico por origen! Que virtud tan deleitante, cuanto decoro en justipreciar el pasado del hombre; encontrar en la antigüedad la generosa pertinencia de nuestro existir presente, en contraposición a la soberbia, a la ceguera de la humanidad posmoderna.

F.LL.M. JULIO DE 2011.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Sabiduría de Acadia en la moralidad cristiana por Felipe Llanas Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

¿Hacia una única forma de Sionismo? – (Panfleto sionista) – Por Ilan Bajarlia – Montevideo

 


Algunos líderes conducen el ideal hacia el ocaso  … (In Shâ Allâh)

Si lo que Herzl hizo hace 150 años fue imaginarse un Estado judío, entonces nosotros debemos redefinir qué es esa cosa llamada Sionismo, observar hacia dónde estamos llevándola e intentar ya mismo desligarla de todo lo que hoy en día está significando, pues si no tendremos que resolver la siguiente encrucijada: o un Israel no judío que seguramente no se llamará más Israel o un Israel no democrático que, vale decir, nada tendrá que ver con los jalutzim, con Pesaj, o con todo lo que aprendimos durante nuestra milenaria historia. Es que, si todo sigue como va, no habrán otras opciones que estas.

En estos días, intelectuales de la talla de Shlomo Avineri, Shlomo Ben Ami, Amos Oz, Edy Kaufman, o incluso iniciativas de ex jefes del Servicio Secreto, del Mossad o de Tzáhal, resultan, para los sionistas, “traidoras a la patria”. Para ellos, éstos son tan solo “difamadores de Israel”. Haaretz también.

Yo también. El movimiento al cual pertenezco, Habonim Dror, el movimiento juvenil sionista no religioso más grande del planeta, creado justamente para crear el Estado de Israel, también.

Es que cualquier opositor a la unívoca palabra “Sionismo”, la cual, en cuanto ellos mantengan su monopolio, se traducirá en recalcitrante, intransigente, narcisista y peligrosa para la continuación de un Estado judío y democrático, no será más que un predecible desleal que se alejó del camino.

Esto es, mientras éstos sigan poseyendo la hegemonía de la teoría del Sionismo, y mientras su paradigma sea impenetrable, lo único que estará asomándose al devenir de la historia será el génesis de su fin; o, al menos, el de su contenido.

La crítica y la diversidad de opinión acerca de las políticas del Gobierno (no confundir con las que critican el “concepto” del Estado) está siendo deslegitimada por los sionistas con una firme respuesta: antisionsimo; o, en su defecto, antisemitismo, judeofobia.

El peligro de esta tergiversación del vocablo Sionismo radica en que hombres como Netaniahu o Lieberman son, para ellos, “brillantes”. En otras palabras, si por brillante entendemos conducir el sueño sionista hacia el ocaso, y acompañar al renacido hogar nacional hasta enterrarlo en el cementerio, entonces, pues, sí… es brillante.

Siguiendo, su constante aplauso -el de esta “parte“ del movimiento que se autodenomina el “todo”- es hijo de un nacionalismo tan duro como desafiante de las fuerzas de la naturaleza. Como únicos dueños de la verdad, los únicos sionistas de este mundo, aquellos cuya legitimidad la tiene Dios y el pasado, y que con ello justifican su indiferencia con respecto al futuro, sin fundamentos más que el de ser “el pueblo elegido”, (¿…elegido por quién…?),no sólo que se olvidan de mirar hacia delante o hacia el mundo en el que viven, sino que tampoco escuchan. Son sordos, ciegos y la realidad no les importa; ellos ya la tienen “escrita” desde antaño. Y ya sabemos cómo terminan los extremos así de testarudos y de intolerantes. No es siquiera necesario recordar las experiencias que la historia nos ha brindado en tantas oportunidades.

El Sionismo recalcitrante ha deslegitimado al más legítimo de los derechos de los individuos: a la libertad. Lo hacen a través de estrategias tan terribles como la de comenzar a acabar con la Ley del Retorno hacia Israel para inventar una nueva: la del Regreso al Exilio. No es cuento. Hacia allá vamos.

Tampoco piensen que es sólo un problema de la interna israelí; todo lo contrario.

El Movimiento Sionista está desorientado a nivel global. Está sufriendo el síndrome de “nacionalismos-porfiados” así como lo están sufriendo algunos países europeos; y su vuelco es tal que casi no logra reconocerse a sí mismo. Esto puede verse desde la formación del Gobierno más inflexible de la historia hasta hechos de intolerancia en el seno del Movimiento Sionista en Montevideo. Entre otras cosas, en los albores de una conferencia que dictaría un eminente académico sionista-israelí, y debido a que su mensaje traería críticas al ya citado dogma anti refutable, su actividad debía boicotearse, y sus organizadores deberían dar explicaciones al respecto. Aunque ésta no se canceló, el intento de boicot es metáfora de esta polarización del Sionismo mundial hacia una sola manera posible de concebirlo.

Si seguimos por este camino, el exilio nos espera. Ya no habrá ni diáspora ni sueño que valga. El tipo de Sionismo que desde sus comienzos ha sido judío, ¿humanista?, pluralista, ¿democrático? y crítico, está siendo deslegitimado. Ya no vale. Ha sido víctima de la mayor amenaza contra aquellos que aún continúan teniendo esperanzas de que la paz algún día reine en Jerusalén, Tel Aviv y Naharía. En otras palabras, el creer que el Sionismo extremo puede acabar con el anhelo del resto del movimiento, es decir, con el de un ¿Israel judío, democrático, justo?, pero por sobre todo verídico, cierto y real es, quizás, permitido para quienes sólo piensan en el hoy a costas del mañana.

Pero para todos aquellos que sí desean un Israel que brille por su excelencia universitaria, por su ¿¿¿transparencia, por su justicia???, por su capital social, por su alto nivel de innovación, por su ¿libertad de expresión?, por seguir siendo el país con mayor cantidad de voluntarios per cápita del mundo, por ser democrático y judío a la vez, y por poseer futuro propio, entonces no puede ni siquiera tolerarlo.

Y por supuesto, esto también vale para los que quieren una diáspora libre en cuanto a pensamiento y libertad de conciencia se refiere.

En fin, para lograrlo, no es necesario copiarle el modus operandi a quienes nos han opacado con soberbia. Alcanza con sacar a la luz que en el Sionismo existen diferencias, y que nosotros somos parte de ellas. Y sí. También tenemos algo que decir.

————————————————————————————————
… Que cada quien saque sus propias conclusiones … (Aisar) 

Israel prohibirá embarcar en vuelos destinados a su país a 300 activistas

 


Unos 300 activistas pro palestinos que habían sacado sus billetes para viajar a Israel no serán autorizados ni siquiera a embarcar en sus vuelos debido a unas listas negras que las autoridades israelíes han entregado a compañías aéreas de todo el mundo.

Así lo ha informado el servicio de noticias electrónico ‘Ynet’ en vísperas de la llegada masiva de activistas al aeropuerto internacional de Ben-Gurión, próximo a Tel Aviv, para participar en acciones solidarias con el pueblo palestino.

Los organismos de seguridad han identificado los nombres de al menos tres centenares de activistas en los listados de los diferentes vuelos, ha informado la radio pública israelí.

Más de medio millar de activistas internacionales tienen previsto llegar al país en las próximas horas con la intención de dirigirse a Cisjordania para participar en actos de solidaridad con los palestinos.

A todos ellos se les solicitará que firmen un documento antes de desplazarse al territorio palestino, destino de su visita a la zona, en el que se comprometen a no participar en acciones violentas, según ha asegurado uno de los organizadores de las jornadas en solidaridad con Palestina.

La policía israelí ha desplegado más de seiscientos agentes en el aeropuerto para impedir que se produzcan desórdenes, aunque hasta el momento se desconoce si los activistas pro-palestinos serán deportados o se les permitirá la entrada en el país.

También habrá agentes de fuerzas especiales estacionados a las afueras del aeropuerto, para poder prestar refuerzos rápidamente en caso necesario.

Una quincena de ONG palestinas anunció la llegada de más de 600 activistas extranjeros para el viernes, que participarán en el evento ‘Bienvenido a Palestina’, que consistirá en una semana de actividades culturales y de promoción de la resistencia pacífica a la ocupación israelí.

En esta ocasión, los activistas declararán en la frontera que viajan al país para “visitar Palestina”, motivo que, según aseguran, habitualmente tienen que ocultar para que no se les impida la entrada a Israel.

Más de la mitad proceden de Francia y el resto son nacionales de Alemania, Bélgica, Gran Bretaña, Italia, EEUU, Canadá e incluso Japón.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Turismo de Israel se prepara para recibir a miles de turistas que comenzarán a llegar al país durante el fin de semana, el primero de la época plenamente estival.

El titular de Turismo, Stas Miseznikov, tiene previsto desplazarse el viernes al aeropuerto para recibir a los visitantes, coincidiendo con la llegada de los activistas, según informan los medios locales.

“Es importante mantener la sensación de normalidad en el aeropuerto Ben-Gurión. El Ministerio de Turismo garantizará que los turistas son recibidos con respeto y enviará el mensaje de que Israel es un país seguro y un destino turístico atractivo”