ISRAEL | Tras nueve años en la sombra-El ex jefe del Mosad toma la palabra oponiéndose a un ataque contra Irán

El ex jefe del Mosad Meir Dagan. | Ap

Sal Emergui | Tel Aviv

Meir Dagan siempre ha tenido fama de hablar poco. Cuando en 2002 fue nombrado jefe del Mosad, esta extraña cualidad en un país como Israel se convirtió en una obligación renumerada. Tras nueve años en la sombra y dando su opinión sólo en los foros más restringidos y secretos, Dagan se considera hoy “obligado” a hablar. Y a criticar, advertir y aconsejar en público provocando la polémica y el enfado del Gobierno israelí, consciente de la fuerza de cada palabra que sale de la boca del ex espía número uno.

“La situación actual en Israel es parecida a la de los días previos a la guerra de Yom Kipur. No quiero tener en mi conciencia otra guerra como la del 73. No puedo callarme”, explicó anoche en un acto en la Universidad de Tel Aviv en alusión a la ofensiva sorpresiva de varios países árabes contra Israel.

Dagan se opone a un ataque militar israelí contra las instalaciones nucleares iraníes. Prefiere métodos más discretos. Métodos Mosad. “No hay discusión sobre la importancia de la amenaza nuclear iraní y todos entienden que pasará el día que tenga armas nucleares. La discusión es cómo evitarlo”, dijo antes de añadir: “No tenemos la capacidad de frenar completamente el programa nuclear iraní. En el mejor de los casos sólo congelarlo. Y no porque la Fuerza Aérea no puede llegar allí y actuar sino porque si un país está determinado a poseer armas nucleares, ningún ataque lo evitará. Hay otros métodos que pueden retrasarlo. La consecuencia de un ataque es una guerra regional y un desafío militar para Israel que en mi opinión es insoportable”.

Su mensaje es claro: “Yo aconsejo al primer ministro que no tome la decisión de un ataque. Es importante verificar todas las alternativasposibles y no elegir directamente la opción militar. Yo no conozco ningún programa de ataque en el 2011 o 2012″.

No a un ataque militar contra Irán

El ex jefe del Mosad afirma que el grupo chií libanés Hizbulá “tiene un potencial militar superior al de muchos países” e insinúa que en un enfrentamiento “Israel deberá atacar objetivos de Hizbulá en Siria“.

De sus palabras en público se desprende su temor a un ataque militar ordenado por el jefe del Gobierno Benjamin Netanyahu y el ministro de Defensa, Ehud Barak. De lo contrario y si no es porque desea iniciar una carrera política, no se entiende que el ex jefe del Mosad sea tan rotundo y proclive al discurso en público.

En la escena palestina, reconoce “el dilema” ante la unión de Al Fatah con el islamista Hamas (“parte de la entidad palestina no reconoce al Estado de Israel”) aunque aconseja esperar porque cree que los dos grupos palestinos tienen profundas diferencias.

Nada sospechoso de ser un pacifista, Dagan exige “adoptar la iniciativa de paz saudí” que se basa en el regreso a las fronteras del 67, incluido Jerusalén Este, a cambio de la normalización con los países árabes: “Israel debe tomar la iniciativa ante los palestinos. No tenemos otra alternativa y debemos llegar a un acuerdo con ellos en beneficio de Israel y garantizar que siga existiendo”.

El ministro sin cartera, Yosi Peled, considera que “el exceso de verborrea de Dagan es irresponsable y daña a Israel”.

M

USA e Israel también espían y operan en las redes sociales

.

No sólo China se dedica a controlar las libertades en Internet: USA e Israel tienen sus propios métodos de control. Mientras el ejército de USA arma escuadrones especiales para crear usuarios falsos en las redes sociales con el fin de controlarlas, israel mantiene una batalla retórica con los palestinos en Wikipedia, buscando desplazar las versiones de sus contrincantes y plantando propaganda favorable.

El ejército de USA está desarrollando un software que permitiría manipular en secreto los medios de comunicación social, utilizando falsos personajes en línea destinados a influir en Internet y difundir propaganda pro estadounidense.

Una empresa de California se ha adjudicado un contrato con la Centcom de USA para desarrollar lo que se describe como una persona “en línea, servicio de gestión” que permitirá a militares controlar hasta 10 identidades distintas a la vez.

El contrato estipula que cada persona debe tener un fondo convincente, historia y detalles de apoyo, y que hasta el 50 controladores deben ser capaces de operar las identidades falsas en sus estaciones de trabajo “sin temor a ser descubierta por los adversarios sofisticados”.

El proyecto ha sido comparado por expertos en web, a los intentos de China para controlar y restringir la libertad de expresión en Internet.

El contrato Centcom requiere la prestación de “servidor privado virtual” en USA y aparecen ocho que estarán fuera del país y para no dar la impresión de que los personajes son falsos los inmuebles estarian ubicados en diferentes partes del mundo.

Una vez desarrollado el software podría permitir a personal de servicio de USA, responder a las nuevas conversaciones en línea con un gran cantidad de blogposts coordinadas, tweets, retweets, mensajes sala de chat y otros intervenciones.

El programa operaría en MacDill, base de la fuerza aérea cerca de Tampa, Florida, sede del Comando de Operaciones Especiales de USA.

Según Centcom, “la tecnología apoya y clasifica las actividades de los blogs en los sitios web de lengua extranjera para que Centcom pueda luchar contra extremistas violentos y propaganda enemiga fuera de USA “.

Israel y palestina

Hoy en día ya no hay duda alguna de que Internet es una de las armas de combate más potentes. Se trata no solo de las redes sociales que hacen posible la comunicación en las condiciones más extremas, sino también de métodos de ‘guerra informativa’.

La confrontación entre Israel y Palestina es una de las que saltaron a las páginas de la famosa enciclopedia virtual Wikipedia. A través del recurso, cada una de las partes del conflicto busca presentar ante el mundo su punto de vista sobre los hechos más discutibles en la historia de sus relaciones.

La enorme biblioteca virtual ofrece posibilidades infinitas a sus usuarios. Está abierta a millones de personas que con toda libertad leen, redactan e incluso editan los contenidos. “Aquí no hay nadie que compruebe los datos, ni un redactor jefe, no hay nada de eso”, acentúa Dror Kamir, de Wikimedia Israel.

Tal vez por eso, esta “democracia virtual” muestra su lado negativo. Tanto palestinos como israelíes reclaman que sus posturas no están adecuadamente reflejadas y se acusan entre sí de tergiversar la historia.

Kamir comenta: “Creo que hay un artículo sobre cada pueblo palestino destruido en 1948 durante la guerra de independencia israelí, y hay escritos sobre cada operación militar del conflicto”.

Abed Al-Nasser, presidente de la Asociación de Periodistas Palestinos, a su vez, afirma: “Los israelíes controlan los medios de comunicación en Internet, monitorean palabras como terrorista, islam, Jihad. Necesitamos recursos humanos y financieros para poder editar e interpretar Wikipedia así”.

Más que la terminología, las divergencias se centran en la interpretación de los hechos. Naftali Bennet, director ejecutivo del Consejo Yesha, Jerusalén, que representa al movimiento de israelíes dedicados a cuidar la imagen de su país en la red, comunica: “La contrapropaganda etiqueta a Israel como un régimen de ‘apartheid’. Nosotros lo rebatimos revelando hechos reales que demuestran que el país judío es la democracia más progresista de Oriente Próximo”.

Los miembros de Yesha organizan cursos donde la gente aprende a publicar, revisar y corregir algunos textos polémicos en línea: “Lo que hacemos nosotros es monitorear varios medios de comunicación y cuando vemos, por ejemplo, que en una publicación se considera que Israel es un régimen de ‘apartheid’, entonces pedimos que lo justifiquen con pruebas”.

Igual que el conflicto político, la confrontación virtual parece estar todavía lejos de resolverse. Sin embargo, la diferencia es que en la red la principal arma es la palabra escrita y el saldo de bajas solo contabiliza textos y no vidas humanas.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

USA e Israel también espían y operan en las redes sociales por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.