Archivo de la etiqueta: USA

La Estatua de la Libertad y su origen árabe

©wikimedia commons

Se trata de un monumento emblemático de Estados Unidos, pero pocos saben cuál fue su verdadero origen.

La Estatua de la Libertad es uno de los monumentos más importantes y representativos de Nueva York y todo Estados Unidos. Sin embargo, en tiempos donde Donald Trump muestra su desprecio ante la cultura musulmana, poco saben del origen árabe del mítico símbolo estadounidense.

De todo es conocido que que el monumento fue un obsequio de Francia para conmemorar el primer centenario de la independencia de Estados Unidos y de inmediato se convirtió en un símbolo de esperanza para los migrantes que llegaron a dicho país.

De acuerdo con el sitio BBC, después de que Donald Trump tratara de prohibir la entrada de viajeros provenientes de siete países de mayoría musulmana, muchas personas empezaron a destacar un detalle poco conocido y contrastante con lo que piensa el actual presidente.

La estatua es una obra del escultor francés Frédéric Bartholdi y, según el profesor de historia de la Universidad de Nueva York, Edward Berenson, la idea original era representar a una mujer árabe, para celebrar la apertura del Canal de Suez, en Egipto.

«El monumento iba a ser una mujer ubicada en la entrada sur del Canal sosteniendo una antorcha sobre su cabeza. Y esa mujer iba a estar vestida con el traje tradicional de una campesina árabe», le explicó BerensonThe World, un programa de Public Radio International en colaboración con la BBC.

©wikimedia commons

Sin embargo, el proyecto egipcio fue cancelado por falta de dinero, pero, según Berenson, Bartholdi encontró una forma de «reciclar» su trabajo a través del regalo que él y sus colegas habían pensado dos años antes darle a Estados Unidos por su centenario.

Según Berenson, el escultor francés básicamente transformó el vestido árabe del diseño original para convertir a la mujer musulmana de su proyecto original en una diosa de la libertad greco-romana.

En el libro «La Estatua de la Libertad», del historiador y bibliotecario del monumento Barry Moreno, se pueden ver varias imágenes de los modelos del escultor francés que sugieren una clara conexión entre la fallida «Egipto llevándole la luz a Asia» y «La libertad iluminando al mundo».

Sin embargo, los biógrafos de Bartholdi Robert Belot y Daniel Bermond, el escultor siempre insistió en que la más conocida de sus estatuas era una obra original y no la simple reutilización de un proyecto frustrado.

©pixabay

«Es algo muy triste, pues la Estatua de la Libertad siempre ha representado una bienvenida para la genta llegada de otro lado huyendo del sufrimiento o buscando refugio», dice Berenson.

«Y todo el mundo conoce el poema que está inscrito en la estatua, escrito por Emma Lazarus: ‘¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres, a vuestras masas hacinadas…'», apunta.

Por Diego H. Castillo
Con información de viveUSA

©2017-paginasarabes®

El estigma de viajar en avión siendo musulmán

Nafees Syed, abogada y escritora de Nueva York ©C.Hansen NYT
Nafees Syed, abogada y escritora de Nueva York ©C.Hansen NYT

Son más examinados quienes viajan con prendas islámicas.

Pasar por las estaciones de seguridad del aeropuerto puede consumir mucho tiempo para cualquier viajero de negocios. Pero Nafees Syed, una abogada y escritora de Nueva York, tiene obstáculos adicionales.

«Tengo que ir una hora extra antes que cualquier otra persona, porque no es una revisión al azar», dijo Syed. Estadounidense y musulmana, Syed usa un hijab, o una cubierta para la cabeza. Con mucha frecuencia, dijo, es apartada en la estación de revisión de seguridad para revisiones y cacheos secundarios, en que el examinador siente su cabeza a través del hijab.

Syed, junto con muchos de sus amigos y activistas de los derechos islámicos, también está muy familiarizada con lo que muchos llaman el estigma de viajar siendo musulmán.

Hay varias formas, por supuesto, en que los musulmanes podrían atraer una atención indeseada de los agentes de las puertas de embarque y los funcionarios de seguridad en los aeropuertos, como cuando un nombre medioriental u otro que suene extranjero son verificados en las listas de proscripción de viaje. Pero para los seguidores del Islam que indican su identidad a través de la forma en que visten, su ropa a veces puede sentirse como una bandera roja.

El ser un ejecutivo de negocios o un profesional como Syed –graduada de la Escuela de Derecho de Yale y litigante comercial en la prestigiosa firma Boies, Schiller & Flexner– no necesariamente exenta a los viajeros musulmanes estadounidenses del tipo de escrutinio que dicen se ha vuelto más común en los últimos años como resultado de incidentes terroristas y la retórica política anti-islámica.

Syed dijo que cuando viaja con colegas no musulmanes, evita pasar por seguridad junto con ellos. «No quiero que vean la humillación por la que atravieso», dijo.

Syed comentó que no ha hecho una solicitud al programa PreCheck de la Agencia de Seguridad en el Transporte (TSA, por su sigla en inglés), el cual puede agilizar el paso por seguridad para algunos viajeros, después de que preguntó al respecto a otros musulmanes estadounidenses. «Lo que se dice en la comunidad musulmana es que si sos musulmán realmente es difícil conseguirlo o no necesariamente ayuda en algo», dijo.

Funcionarios de la TSA, que realizan las revisiones en los aeropuertos, dicen que el escrutinio extra no es cuestión de enfocarse en grupos religiosos pero puede ser necesario porque los escáneres tienen problemas para obtener imágenes claras bajo cierto tipo de prendas.

«Las personas que usan cubiertas en la cabeza, prendas sueltas o voluminosas podrían pasar por un examen de seguridad adicional, el cual podría incluir cacheos», afirmó Mike England, vocero de la TSA, en una entrevista realizada vía correo electrónico. «El cacheo lo realizará un agente de la TSA del mismo género».

Si una alarma no puede ser resuelta a través de un cacheo, dijo, podría pedírsele al pasajero que se retire la cubierta de la cabeza en un área de revisión privada.

Con o sin prendas religiosas

Muchos estadounidenses musulmanes afirman que, con demasiada frecuencia, simplemente son blancos de las revisiones.

«Desafortunadamente, la red de terrorismo mundial creó un perfil racial contra los musulmanes», dijo Hilal Elver, profesora de la Universidad de California en Santa Bárbara y autora de The Headscarf Controversy: Secularism and Freedom of Religion» (La controversia de la pañoleta: Laicismo y libertad religiosa).

En un correo electrónico, Elver indicó que las revisiones en el aeropuerto pueden ejercer una carga especial en las mujeres musulmanas cuyas creencias religiosas dictan que se cubran la cabeza o incluso más de sus cuerpos.

Syed, la abogada, dijo que su fe requería que se cubriera la cabeza en público. Pero dijo que algunos de sus amigos musulmanes evitan viajar con prendas religiosas o culturales e incluso «deliberadamente usan camisetas universitarias o algo así para tratar de mitigar la potencial discriminación».

No hay estadísticas confiables sobre si los estadounidenses que son musulmanes, o pudieran parecer serlo, están siendo sometidos a un escrutinio cada vez más estricto por parte de los funcionarios de seguridad de los aeropuertos. Pero varios grupos defensores de los derechos humanos lo han planteado como un tema de creciente preocupación, incluidos el Consejo sobre las Relaciones Estadounidenses-Islámicas, Activistas Musulmanes, la Unión de Libertades Civiles Estadounidenses, y el NAACP.

«Es un derecho de todos los estadounidenses viajar libremente», dijo Brenda F. Abdelall, funcionaria de Activistas Musulmanes, un grupo nacional de defensa legal con sede en Oakland, California. «Es un problema que los individuos tengan que modificar su comportamiento, o preocuparse antes de viajar sobre lo que van a vestir o qué puedan decir».

Daayiee Abdullah, un hombre afroamericano que es presidente del Instituto de La Meca, un seminario islámico en línea en Washington, dijo que se reservaba el derecho a usar una prenda cultural como una thobe –una túnica larga– o un solideo mientras viaja, aun cuando se da cuenta de que podría significar un mayor escrutinio en los aeropuertos. También es un imám abiertamente gay.

«Tengo la trifecta», dijo Abdullah. «Simplemente nunca sé cuál es el problema: raza, religión, orientación sexual». Sin embargo, aconseja a quienes sienten que están siendo un blanco específico «actuar con calma y aguantar», dijo.

Corey Saylor dirige el Departamento para Monitorear y Combatir la Islamofobia del Consejo sobre relaciones Estadounidenses-Islámicas. Reconoce que no todo el escrutinio de la TSA puede atribuirse a los perfiles raciales.

«Vemos mujeres siendo sometidas a revisiones adicionales frecuentemente», dijo Saylor. «Pero es muy difícil decir con toda honestidad que es la pañoleta en la cabeza lo que está provocando eso, o el hecho de que la pañoleta en la cabeza esté floja».

England, el vocero de la TSA, dijo que la agencia pretendía volverse más sensible culturalmente.

«La TSA se asocia con organizaciones que representan a las comunidades multiculturales para reunir conocimiento, facilitar el entendimiento mutuo e intercambiar información», afirmó.

Pero, para muchos musulmanes estadounidenses, ese entendimiento está dándose muy lentamente.

Puede viajar, pero con el logo «I Love NY» en la camiseta

Raed Jarrar, un ciudadano estadounidense nacido en Irak, es gerente de relaciones con el gobierno de la organización de derechos humanos Comité de Servicio de Amigos Estadounidenses.

Jarrar obtuvo un pago acordado de US$ 240 mil en 2009 de la aerolínea JetBlue por un incidente algunos años antes. Se le había impedido abordar un vuelo mientras usaba una camiseta con la frase: «No nos quedaremos callados» en árabe e inglés, el lema de un grupo contrario a la guerra.

Los empleados de JetBlue dijeron que la camiseta asustó a los pasajeros, y le dejaron abordar el avión solo después de que se puso una camiseta con el logo del corazón de «I Love NY» que le dieron.

«Asumí una postura contra eso», recordó recientemente, «porque sentí que las suposiciones detrás de pedirme que me quitara la camiseta son las mismas suposiciones que llevan a matar a árabes y musulmanes diariamente sin pensar en ellos como seres humanos equivalentes».

Jarrar dijo que veía la situación para los musulmanes y árabes que viajan por los aeropuertos y otros recintos públicos como parte de una evolución continua que varios grupos étnicos en Estados Unidos han experimentado; «ya sean japoneses-estadounidenses, o chinos-estadounidenses, o italianos, o incluso los irlandeses-estadounidenses en cierta etapa».

Para los estadounidenses musulmanes, «discutir este tema ahora», dijo, «es uno de los pasos importantes hacia enfocarse como nación y tratar de manejarlo, y resolverlo».

Por Michael T. Luongo
Con información de El Observador

©2016-paginasarabes®

Donald Trump, la nueva carta del imperio

trump_elecciones

El martes hemos asistido al triunfo democrático de un personaje que, allá por el 2011, hacía declaraciones del tipo: la decisión no debería ser si «pemitir» que Khadafi continúe en el poder o no, sino si «tomar el petróleo o no». Y también expresó: «por supuesto, me quedaría con el petróleo, les daría lo «suficiente» para que pudieran vivir muy felices y me quedaría con el petróleo«. Un verdadero mal nacido.

Creo que podemos formarnos una idea del gobierno que al menos soñará ejercer recordando su declaración de que «en los viejos tiempos, cuando uno libraba una guerra y ganaba, el país era suyo». Así que es muy probable que entre en una vorágine de sangre, saqueo y dominación. El Pentágono y el lobby sionista dudo se disgusten.

Por otra parte, los resultados favorables a Trump hacían caer los mercados estadounidenses el martes a la noche en los contratos a futuro. En Nueva York, el Dow Jones perdía cerca de 480 puntos, (cediendo 2,63%), mientras que el índice S&P 500 caía 3,13% (abandonando 66,75 puntos). El yen y el euro se dispararon frente al dólar por temor a dicha victoria y el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio, perdió 2,23% a media jornada. Y para completar el cuadro, el peso mexicano cayó el miércoles en las operaciones en Asia a su más bajo nivel histórico con los operadores inquietos por una victoria de Trump. Los mercados reflejan una desconfianza que crece a medida que transcurren las horas. Nadie, (salvo sus votantes), confía en el viejo Donald. Por la experiencia de España se sabe que, cuando las bolsas tiemblan, es que el establishment siente que se le mueve el piso.

Lo que ha hecho caer varias bolsas, en sus aperturas al otro lado del planeta, es la incertidumbre. En toda la campaña, Trump no ha mostrado una agenda clara en materia económica. Ha expresado, eso sí, una ferviente determinación de instaurar políticas proteccionistas, incrementado las tasas de los productos importados de China y México. Muchos temen que ello lleve a una recesión, que sumado a la idea de radicalizar la política migratoria, realizando deportaciones masivas, incrementaría el costo laboral al no disponer ya de mano de obra barata. Si eso ocurriera, toda esa mano de obra que sostiene la economía estadounidense debería ser reemplazada por sus votantes blancos de clase media que nunca quisieron realizar esas tareas tan mal remuneradas.

Ha amenazado con dejar sin obra social a 20 millones de ciudadanos y con bajar los impuestos, con lo cual, seguramente intentará volver al paradigma de ser los “padres de la democracia” y luchar contra los tiranos que someten a su pueblo, (así hayan sido elegidos y reelegidos por los supuestos sojuzgados), e instaurar gobiernos “democráticos” y sumisos al Nuevo Orden Mundial… eso sí… mientras tengan riquezas o recursos que saquear, caso contrario, los padres mirarán para otro lado. Es que de alguna manera hay que sostener el “modo de vida americano”, que todo individuo al que el omnipotente Donald deje habitar en suelo estadounidense, pueda cumplir el “sueño americano”, y para eso se necesitan recursos, no importa el origen, si son libios, iraquíes, sirios o mexicanos, igual da.

A diferencia de los latinoamericanos que, en una actitud de sumisa entrega, hablamos de la “presidencia de”, (otorgándoles el rango casi de dioses a nuestros gobernantes plenipotenciarios), los americanos hablan de la “administración x”, otorgándole a los presidentes electos el rango de administradores de los bienes del pueblo y dejando en claro que son “empleados” de sus ciudadanos. Por tanto, los presidentes, en USA, no suelen cambiar mayormente las líneas de mando del país, que mantienen inalterables sus constantes esenciales, dictadas y pergeñadas por el poder económico, (de neto corte sionista), el Pentágono y grupos de poder ligados al Nuevo Orden Mundial.

Hasta aquí el panorama ante el “elegido” para gobernar “los destinos del mundo”… pero cuidado, que a todo bravucón le llega su hora, China y Rusia no se dejarán amedrentar y la emprenderán a cañonazos ante aquellos que no entienden la diplomacia. Putin ha dejado en claro a varios “cuantos pares son tres botas”, y, si hasta el imperio romano ha caído… ¡aún hay esperanzas!.

Por Moro
Para Páginas Árabes

©2016-paginasarabes®

FBI recluta informadores y convierte su vida en un infierno

Un joven estadounidense de religión musulmana tuvo que pasar por detenciones e interrogatorios, fue amenazado de muerte y perseguido para defender su derecho a una vida sin espionaje…

fbi_2014
Un joven estadounidense de religión musulmana tuvo que pasar por detenciones e interrogatorios, fue amenazado de muerte y perseguido para defender su derecho a una vida sin espionaje, tras rechazar varias veces la oferta del FBI de ser su informador.

Naji Mansour, a pesar de que ha pasado la mayor parte de su vida en el extranjero, es estadounidense de nacimiento, por ley y cultura, pero su pasaporte azul —que sus padres vieron como un boleto para una vida global— le hizo un flaco favor, convirtiéndole en un candidato perfecto para los agentes del FBI del «reclutamiento de fuentes» en el extranjero para el trabajo de contraterrorismo, escribe Nick Baumann en su artículo en la revista ‘Mother Jones’.

Naji es religioso, conservador y habla inglés y árabe, pero está muy lejos de cualquier lazo con las organizaciones terroristas y simplemente quería llevar una vida pacífica en Nairobi (Kenia), donde su familia se mudó, cuando tenía 20 años. Pero cuando Naji terminó en el punto de mira del FBI en 2009, su vida y la de su familia se volvió un infierno: durante meses el joven fue entrevistado en varias ocasiones por las autoridades estadounidenses, detenido e interrogado por la Policía antiterrorismo de Kenia, obligado a exiliarse en Yuba (Sudán del Sur), donde las autoridades sudanesas le metieron en un calabozo del sótano y amenazaron con matarlo si no les confirmaba sus vínculos con Al Qaeda.

Tras maltratar al joven durante dos semanas, los carceleros de Naji lo escoltaron desde su celda a una luminosa habitación limpia, en la que al fin vio una cara familiar, un compatriota. Era un agente del FBI que había conocido en el pasado y quien le ofreció poner fin a su pesadilla si accedía a trabajar como informador a sueldo, algo que Naji ya había rechazado.

El periodista indica que los defensores de los derechos humanos y las libertades civiles han apodado a esta práctica del Gobierno estadounidense como la «detención por encargo», que se orquesta para asustar al objetivo y hacer que acepte sus ofertas. Pero Naji no tenía ningún cargo y le tuvieron que soltar.

Tras salir de la cárcel, se vio solo en un país diferente y peligroso, la familia de Naji, tras semanas sin saber dónde estaba, pronto acudió en su ayuda. Pero el FBI no parecía dejar a Naji y a sus familiares en paz: fueron detenidos en aeropuertos sin permiso de entrar o salir de un u otro país, les ponían agentes armados en la puerta, les confiscaban computadoras y teléfonos y exigían una y otra vez a Naji colaborar con su Gobierno, que también estaba presionando a la madre de Naji exigiendo que ella se encontrara con los agentes del FBI, cuando tenía que añadir a su pasaporte unas páginas adicionales para visados.

Toda esta estrategia fue planeada por el FBI para convencer a Naji de convertirse en su informador en Sudán del Sur, e hizo sufrir tanto al joven, como a su familia, que se vieron aislados por su propio Gobierno por no querer participar en sus asuntos de espionaje, y este caso no es único, asegura Nick Baumann.

Escrito por Rusia Today
Con información de CubaSí

©2014-paginasarabes®

Cierran correos cifrados,otro atropello de EEUU

"Este mensaje recibimos los usuarios en lugar de nuestra bandeja de entrada"
«Este mensaje recibimos los usuarios en lugar de nuestra bandeja de entrada»

Los correos cifrados fueron una de las pocas herramientas con las que contábamos para defendernos de la intrusión del FBI y de la NSA … y el tiempo de verbo está bien empleado, ya que «contábamos» con dicho servicio … a partir del 8 de Agosto,ya no contamos con él, con estupor descubrimos que nuestras cuentas han sido canceladas y el servidor ya no se encuentra operativo.

Lavabit usaba un cifrado que garantizaba el transporte seguro de información incluso a través de redes no seguras. El sistema requería que usáramos una contraseña personal para descifrar el correo que llegaba a nuestro buzón,y ahí radicaba la seguridad, combinado con un buen cifrado personal desde nuestra pc, constituía un paquete «casi inviolable», y allí radica su «peligrosidad» … «no lo podían leer» !!!

Por supuesto que es vox populi que dicho cierre es otro coletazo del caso Snowden, y con él, somos miles los que sufrimos las consecuencias de este atropello a las libertades civiles individuales.

Claro,son manotazos de ahogado, las revelaciones de Snowden han evidenciado un espionaje planetario al que no escapan ni individuos ni naciones, aliadas o enemigas de USA y Glenn Greenwald, el periodista estadounidense que publicó documentos filtrados por Edward Snowden, planea hacer nuevas revelaciones “en los próximos 10 días” respecto a los programas secretos de vigilancia de Washington en Internet, según Reuters.

Todo comenzó cuando los diarios The Washington Post y The Guardian revelaron dos programas (“Prism” y “X-Keyscore”) de espionaje secretos: uno que registra datos de llamadas en EE.UU. y otro que permite a la inteligencia estadounidense acceder a servidores de las principales compañías de Internet con el pretexto de buscar conexiones con el terrorismo internacional. La revelación explicó que la NSA y la FBI recaban datos directamente de los servidores de Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube y Apple. (Ver la excelente nota de Don Alfredo Jalife-Rahme).

[mantra-pullquote align=»left|center|right» textalign=»left|center|right» width=»33%»]Si supieran lo que yo sé,dejarían de usar el mail, dijo Ladar Levison, fundador de “Lavabit”[/mantra-pullquote]

Hubo repercusiones y debates desde Estados Unidos al resto de las latitudes, aunque los que al parecer se han tomado más seriamente el asunto del espionaje son los países latinoamericanos, que han planteado el asunto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, este 6 de agosto, por medio de la presidente de Argentina, Cristina Fernández, que recordó a Estados Unidos que «la época de espías de la guerra fría ya no existe» (sic) y abogó por una regulación global para asegurar la soberanía de los estados y la privacidad de los ciudadanos… En verdad no es que «la los espías de la época de guerra fría ya no exista«, sino que, ha cambiado de frente,se ha mudado mayoritariamente a Medio Oriente y se ha superado y fortalecido enormemente en el campo tecnológico.

La primer acción de Washington al enterarse de las revelaciones, fue abrir una investigación penal contra Edward Snowden para “detenerlo” al tiempo que los servicios federales recreaban todos los pasos que tomó Edward para filtrar la información. Por supuesto que parte de dicho accionar fue tratar de vulnerar la seguridad de su correo y acceder a él… y aquí comienza la caída de nuestro servidor de correo favorito …

Fueron muchas y variadas las presiones del gobierno de EEUU hacia Levison quien aparentemente recibió una orden de registro secreta emitida por la NSA y prefirió cerrar el servicio antes que violar la confianza de sus usuarios. Esta notificación recibimos los usuarios:

“Me he visto obligado a tomar una decisión difícil: convertirme en cómplice de los crímenes contra el pueblo estadounidense o poner fin a casi diez años de duro trabajo y cerrar Lavabit. Después de pensarlo mucho, he decidido suspender las operaciones. Ojalá pudiera compartir, de manera legal, los hechos y acontecimientos que me han llevado a tomar esta decisión. No puedo hacerlo.”

Levison expresó que, los fines de” Lavabit” no eran, de ninguna manera, evitar o rodear a la justicia, sino, simplemente ofrecer un servicio verdaderamente seguro de intercambio de información sin miedo a ser espiado por terceros, ya sea un gobierno u otro individuo. Para Levison lo que realmente sorprende son los métodos usados por la NSA para obtener información,(sic) … ¿realmente lo sorprende?, no creo!

Casi inmediatamente después del cierre inesperado de Lavabit, (menos de 24 hs), el 9 de agosto, “Silent Circle”, también radicada en USA, (una alternativa segura a Skype), cerró su servicio de correo electrónico cifrado. La empresa explicó que cancelaba su producto Silent Mail por prevención. El director de esa empresa, Michael Janke, afirmó:

“Hemos tomado la decisión de clausurar el servicio para proteger a todo el mundo antes de que aparezcan los hombres del traje”.

“Silent Circle lo utilizan personas de las más altas esferas, personas que están sometidas a mucha vigilancia, como jefes de Estado, grupos de derechos humanos, periodistas y unidades de operaciones especiales de muchos países”, explicó Janke, según Rusia Today.

[mantra-pullquote align=»left|center|right» textalign=»left|center|right» width=»33%»]Al parecer, el fundador de Lavabit recibió una orden de registro emitida por la NSA y otra judicial conocida en EE.UU. como ‘gag order ‘(literalmente ‘orden de mordaza’) que prohíbe hablar del caso a las personas implicadas en él, razón por la cual no facilitó demasiados detalles respecto al cierre[/mantra-pullquote]

Como para dejarnos sin alternativas seguras, TOR, una red anónima de Internet, (que utilizábamos no sólo los simples mortales, sino también personal de embajadas, servicios de seguridad de todo el mundo,[incluídos los yankies], organismos de DDHH y todos aquellos que pretendíamos estar a buen resguardo de las garras de los esbirros del imperio), ha sufrido el peor ataque de su historia por parte del gobierno de los EEUU con la detención de su fundador, Eric Eoin Marques, en Irlanda, que será deportado a los EEUU por delitos de pornografía infantil. Se sospecha que en esta red se traficaba para cometer delitos, pero se empleaba también un correo electrónico seguro.

«ATENCIÓN USUARIOS DE TOR»

El servidor ‘incautado’ y todas los servicios alojados en él están en manos del FBI y de la NSA por lo que todo aquél que haya usado los mismos o transitado por sus páginas, será fácilmente localizable. (Sería prudente que dejemos de usar la red hasta nuevo aviso).

Tras la persecución contra Snowden el espionaje y la intromisión de Washington ha llegado a los correos electrónicos considerados seguros. Por lo pronto, nadie ya puede prescindir de los e-mails, pero tampoco puede dudar de que puede ser investigado ilegalmente: han caído tres servicios de correo electrónico que no formaban parte del programa PRISM y tampoco podían ser espiados usando XKeyscore.

Como dijo «Lula» (Luiz Inácio Lula da Silva) en el discurso en la Universidade Federal do ABC: “Edward Snowden ha hecho un buen servicio a la humanidad”.

Luego afirmó que desconoce las razones por las cuales el Gobierno de Brasil negó el asilo político a Snowden, y destacó que Brasil es un país independiente y en sus actividades no tiene que seguir ordenes de nadie, ni siquiera de EE.UU. Y expresó: “He luchado por ello y hemos cambiado nuestra postura. Ahora Brasil tiene su autonomía”.

Como corolario,sólo decir que ahora la tarea es tratar de encontrar un nuevo correo seguro, pero esta vez, fuera de territorio estadounidense. Amigos de Anonymous, quedamos a la espera de nuevas propuestas de correos y redes libres de intrusos!.

Por Moro
Para Páginas Árabes

©2013-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
Cierran correos cifrados,otro atropello de EEUU por Moro se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en https://paginasarabes.com/2013/08/14/cierran-correos-cifradosotro-atropello-de-eeuu/.

Adnan Al-Hamdi – Un yemení preso en Guantánamo

Preso en Guantánamo
Preso en Guantánamo

… En Guantánamo, el tema de su discusión aquella noche era un yemení de diecinueve años, Adnan Al-Hamdi, el proyecto preferido de Falk, aunque sólo fuese porque no hablaba con nadie más. Adnan había sido capturado en Afganistán hacía casi dos años en una escaramuza al oeste de Jalalabad. Él y otros sesenta yihadistas inadaptados de Pakistán, Chechenia y los Estados del Golfo habían sido capturados por los combatientes tayikos de la Alianza del Norte, tras la precipitada retirada de los talibanes hacia el sur. Pasaron seis semanas pudriéndose en una cárcel provincial hasta que los estadounidenses los descubrieron. Adnan atrajo especial interés, sobre todo porque un compañero de viaje, un viejo paquistaní excitable, juró que Adnan era un cabecilla. Y él, con sus respuestas monosilábicas habituales, no se esforzó en confirmarlo o negarlo, así que cayó en la red, uniéndose a una de las primeras hornadas de importaciones a Guantánamo. Llegó con los ojos vendados y vestido con un mono en el vientre de un avión de carga estruendoso, en la época en que el centro de detención era una instalación rudimentaria de jaulas para simios llamado Campo Rayos X.

Cuando llegó Falk más de un año después, los loqueros residentes de Gitmo (el equipo asesor de especialistas en comportamiento llamado Biscuit) habían dado a Adnan por una causa perdida. No hablaba y tiraba regularmente sus heces a los guardias, a veces después de mezclarla con pasta de dientes y puré de patatas.

Así que se lo endosaron a Falk, cuya especialidad lingüística era precisamente el dialecto de Sana, la ciudad natal de Adnan, sólo porque había visitado el lugar cuando el FBI investigó la explosión del buque estadounidense Cole en el año 2000.

Falk emprendió la tarea de someter al joven con rumores y mentiras, historias adornadas con pinceladas coloristas que recordaba de las polvorientas callejuelas de Sana. Al poco tiempo, Adnan empezó a escuchar en vez de gritar o taparse los oídos con las manos, como solía hacer antes. Incluso hablaba de vez en cuando, aunque sólo fuese para corregir pequeños errores de interpretación de Falk. El progreso fue lento, pero Falk sabía por experiencia que la dificultad en una etapa tan temprana no significaba que no quedaran puntos vulnerables. A diferencia de la mayoría de los detenidos, Adnan ni siquiera podía dejarse crecer una barba completa, y a Falk le parecía casi conmovedor la pelusa de su mentón, como la florescencia desnutrida de un jardín abandonado.

Tal vez Falk reconociese en Adnan a otro solitario. Porque de hecho también él estaba solo en el mundo a sus treinta y tres años. No tenía esposa ni hijos ni perro, ni ninguna novia que le esperara en Washington. Figuraba como huérfano en el registro del personal del FBI, una conclusión deducida de una mentira que le había dicho hacía quince años al oficial de reclutamiento de la infantería de Marina de Bangor, Maine, por resentimiento y por el deseo del fugitivo de una ruptura total.

Y, debido a su actitud independiente y a su progreso con Adnan, había adquirido fama de tener el tacto preciso para los detenidos desorientados en los niveles bajo y medio del Campo Delta. Esto suponía que casi nunca echaba un vistazo a las pocas docenas de detenidos considerados las posesiones más preciadas de Gitmo: lo «peor de lo peor».

En su lugar, se reunía con ancianos solitarios y canosos, o con individuos perturbados de veintitantos años (albañiles, taxistas, zapateros y campesinos) que se habían alistado como soldados de infantería de la yihad, sujetos de dudoso valor informativo, a quienes los escépticos aludían a veces como «campesinos».

En el curso de aquellas sesiones, Falk descubrió las virtudes apaciguadoras de los alimentos (los dulces, sobre todo), y los había empleado con Adnan últimamente. Todavía la semana anterior, una porción de baclava chorreante había propiciado una prolongada discusión sobre técnicas de explosivos, y una descripción bastante buena de su instructor en el uso de armas, que coincidía con la de otro detenido que recordaba el nombre. Era de suponer que otros empleaban el mismo método en algún otro lugar.

Un psicólogo militar del equipo Biscuit definió la técnica de cambiar alimentos por información como «carne para los leones». En el caso concreto de Adnan, se parecía más a dulces y leche tras un largo día de escuela, un convite para serenar el alma y ponerse a hacer los deberes. Falk le había llevado incluso una vez un Happy Meal del McDonald’s de la base.

—Hoy mereces un descanso —le dijo, entregándole una caja de color rojo chillón.

La ironía publicitaria pasó volando sobre la cabeza de Adnan, pero el joven devoró agradecido la pequeña hamburguesa; la mostaza le caía por la comisura de los labios, agrietados por el sol, mientras masticaba.

—Trabaje con él —le dijo un funcionario visitante del Servicio de Información de la Defensa—. Conviértalo en un proyecto personal. Que no intervenga nadie más, y ya veremos cómo va.

Traducción: volverá a casa sólo cuando nos diga lo que sabe, y le corresponde a usted conseguirlo. Lo cual dejaba a Falk dueño del destino del joven, como si dijéramos. Así que aquella misma semana había decidido probar un nuevo curso de acción: despertaría a Adnan de madrugada (una técnica que al Pentágono le gustaba llamar «ajuste del sueño»), con la esperanza de conectar con un flujo de conciencia distinto del diurno.

Falk había llegado a la verja de entrada al Campo Delta a las 2:20. Un policía militar hosco y aburrido verificó su documento de identidad en la lista de visitas programadas y abrió la verja de la primera entrada. Estas operaciones nunca requerían intercambio de nombres. Los interrogadores firmaban el registro con números. Los policías militares, por su parte, se cubrían los nombres con cinta adhesiva para impedir que sus nombres pasaran a una red oscura de Oriente Próximo que pudiera localizar a su familia algún día en Ypsilanti, Toledo o Skokie. Antes de abrir la siguiente puerta, el policía volvió a cerrar la anterior, y repitió la operación en otras dos. Con tanto ruido metálico, parecía que Falk estuviese entrando en un patio trasero suburbano, y daba la impresión de que el lugar fuese una perrera. Y olía como si lo fuera; apestaba a excrementos, a sudor y a desinfectante. Las duchas estaban estrictamente racionadas y no había aire acondicionado que contrarrestara el calor cubano, y cada bloque de celdas hedía como un vestuario que necesitara una buena limpieza.

El lugar podía ser ingobernable de día. Los prisioneros no siempre aceptaban el castigo por las buenas, sobre todo cuando los trasladaban de sitio. Había refriegas, huelgas de hambre y griteríos. Cuando alguien se pasaba de la raya, los guardias recurrían a su versión de ataque aéreo: una fuerza de reacción inicial o IRF. Era una especie de fila de la conga de combate de cinco guardias con cascos, gruesas protecciones, guantes de cuero negro, sprays paralizantes y escudos antidisturbios. Cuando entraban en acción, golpeando rítmicamente las botas en el suelo, los prisioneros contestaban gritando todos a una: Allahu Akbar! (¡Dios es grande!).

Pese a lo mucho que se habla de que Delta es una especie de torre de Babel con sus diecinueve idiomas, las lenguas mayoritarias eran el árabe y el pashto, y quienes llevaban la batuta eran los árabes, que adoptaban un aire despectivo con los adustos pashtunes de las montañas afganas y paquistaníes. Una actitud extrañamente acorde con la de los interrogadores y psicólogos, que consideraban campesinos a casi todos los pashtunes.

Algunos prisioneros árabes se habían convertido en predicadores carcelarios y podían silenciar todos los bloques de celdas con sus sermones, invocando la cólera divina con encendidos versículos coránicos. Eso desquiciaba a los policías militares, aunque Falk encontraba las exhibiciones curiosamente entretenidas, tal vez porque le recordaban a las emisiones radiofónicas de los domingos por la mañana de su infancia, fúnebres advertencias de muerte y condenación entre las interferencias y zumbidos del dial de amplitud modulada.Falk se inscribió para ver a Adnan y luego repasó las notas que había tomado mientras esperaba en una de las ocho cabinas de interrogación idénticas. Su lugar de trabajo no era gran cosa: poco más de 3,5 m2, suelo de linóleo blanco, paneles gris claro y luz fluorescente. Sin ventanas, sólo un espejo-ventana en una de las paredes, que daba a la sala de observación, casi siempre vacía. No había adornos, aunque el ejército había colocado hacía poco carteles de una madre árabe afligida con una leyenda que decía cuánto deseaba que su hijo volviera a casa. Los habían colocado en la pared frente al detenido, y el mensaje implícito era: «El deseo de la madre se cumplirá si hablas». Falk ya se había ganado una reprimenda por quitar uno antes de su última sesión con Adnan. Volvió a hacer lo mismo ahora, lo enrolló bien y lo dejó al lado de la puerta.

Leer Más >>>

EEUU-Israel espían a los ciudadanos del mundo con su Prisma: Google, Apple, Facebook, Microsoft – Por Alfredo Jalife-Rahme

Las trasnacionales israelíes Verint y Narus han gozado de conexiones con trasnacionales de Estados Unidos y el espionaje israelí y los lazos entre las agencias de espionaje permanecen sólidas (léase: la CIA y el Mossad, entre las conocidas).

¿Dónde queda el concepto hueco de democracia frente al neototalitarismo cibernético de Estados Unidos/Israel?
¿Dónde queda el concepto hueco de democracia frente al neototalitarismo cibernético de Estados Unidos/Israel?

Desde que el Pentágono, por ontología/teleología tecnológicas, obligó a los usuarios del planeta entero a entrar al corral del DARPA, progenitor de Internet –amplificado por la redes sociales de recolecta de datos por las militarizadas trasnacionales privadas de Israel– era previsible que algún día fueran desnudadas las trasnacionales privadas con labores públicas/militares de espionaje global del binomio cibernético Estados Unidos/Israel.

Pese a la tormenta de medievales anatemas huecos, con antelación Bajo la Lupa (De los multimedia a Internet: el control de EU/Israel, 19/8/12) había prevenido tal colusión ciberorwelliana de vigilancia global por los angelicales servidores sociales (¡supersic!): Google, Facebook, Microsoft, Verizon, Apple, Yahoo y Skype, al servicio final del programa Prisma de la National Security Agency (NSA), agencia de espionaje criptológico vinculado al Cibercomando, superescándalo reseñado explosivamente por The Guardian (5/6/13, retomado por The Washington Post (6/6/13) y con espléndido resumen de WSWS (7/6/13).

Ya habíamos advertido que “Medios islámicos fustigan el control dual de Internet y los principales servidores por Estados Unidos/Israel: Google, Facebook, Wikipedia, Yahoo, etcétera (La mano israelí detrás de Internet; Freedom Research, junio 2009: Radio Islam)”

La Seguridad del Hogar, todo el montaje hollywoodense bushiano de su guerra contra el terrorismo islámico, sirvió de pretexto para vigilar a tirios y troyanos mediante su Prisma–calca de la vigilancia ciudadana Echelon de la anglosfera durante la guerra fría– con la connivencia del Congreso de Estados Unidos desde el 11/S y mantenido durante la gestión Obama: hoy expuesto como el Gran Hermano (Big Brother) orwelliano local/global, en lugar del sitio que le correspondía a su progenitor Baby Bush, hijo de un anterior director de la CIA con reflejos pavlovianos de espía antes de la eclosión de Internet.

¿Quién, dentro del establishment en ascuas, desea dañar a Obama con tanto escándalo explosivo?

¿Quién decía que en la postmodernidad no cabían los héroes? El estadunidense Edward Snowden, otro ciberhéroe de 29 años, empleado encubierto de la CIA en la misteriosa consultora Booz Hamilton Allen (muy socorrida por Fox y Calderón), contratista de NSA, se suma a las hazañas del australiano Julian Assange y del estadunidense Bradley Manning.

El rotativo israelí Haaretz (8/6/13) cuestiona cándidamente, para no decir pérfidamente: ¿Las empresas israelíes Verint y Narus colectaron la información de las redes de comunicaciones de Estados Unidos para la NSA?

Las trasnacionales israelíes Verint y Narus han gozado de conexiones con trasnacionales de Estados Unidos y el espionaje israelí y los lazos entre las agencias de espionaje permanecen sólidas (léase: la CIA y el Mossad, entre las conocidas).

La prestigiada revista tecnológica Wired (abril, 2012) había expuesto a las dos empresas Verint y Nerus, con íntimas conexiones con la comunidad de seguridad israelí que conducen el espionaje para la NSA.

Verint, que capturó a Comverse Technology, espía a Verizon, gigante telefónico de Estados Unidos, mientras un programa de Narus recolecta las comunicaciones de los usuarios de AT&T, otro gigante telefónico estadunidense. Ori Cohen, uno los fundadores de Narus, confesó a la revista Fortune (2001) que realizaban trabajo de espionaje para el Mossad.

¿Alguien en México de los poderes Ejecutivo y Legislativo nos podría internet intervenidailustrar sobre la presunta penetración de las trasnacionales de Israel mediante el ominoso programa Prisma, cuyos nueve servidores operan laxamente gracias a la apertura moderna en la recolecta de datos ciudadanos que los cocinan a su antojo para beneficiar su agenda oculta?

¿Quién protege a los indefensos ciudadanos mexicanos, primero ante su aldeano Congreso apátrida, y luego, frente el atentado permanente de los servidores de las redes sociales del binomio cibernético Estados Unidos/Israel?

Verint y Nerus operan para la unidad 8200 de espionaje del ejército israelí a cuyo cargo estuvo el comandante Hanan Gafen, quien lo confesó a Forbes (2007).

Para Israel las telecomunicaciones son un asunto jerárquico de su íntima seguridad para perseguir a sus críticos, ya no se diga sus adversarios, cuando la aceptación de Israel en el mundo se encuentra en un riesgoso 20 por ciento (solamente en Estados Unidos opera en un resbaloso 51 por ciento) y con tendencia al desplome (Electronic Intifada).

Según la histórica revelación de The Guardian, el espionaje de Gran Bretaña no se queda atrás en la compartición y compartamentalización del espionaje con la NSA mediante su macabra entidad gubernamental GCHQ.

Quienes aprobaron festiva y estruendosamente la seudomodernidad de la ominosa ley telecom en el Congreso sin una pizca de sindéresis –la pletórica cohorte milagrosa de entreguistas, apátridas y/o cándidos– nunca tomaron en cuenta nuestras advertencias sobre la ciberseguridad de México que formaba ya parte del Prisma del binomio Estados Unidos/Israel (con un presunto topo en Cofetel), antes siquiera de ser incrustada al Cibercomando de Estados Unidos.

Insolentes, los apátridas/entreguistas nos degradaron a niveles de Casandras, pero, nada ilustrados, ignoraron que la hija de Príamo y Hécuba tuvo la razón histórica en la captura de Troya, como sucede hoy bajo el Prisma de la ley telecom, donde el “México neoliberal itamita” se arrojó alocadamente a las garras de Estados Unidos/Israel.

Exhortamos a que después del destape de la cloaca cibernética que involucra la privacidad de los ciudadanos mexicanos, ya no se diga de los latinoamericanos en su conjunto, tanto los poderes Ejecutivo como Legislativo adopten las precauciones necesarias de protección civil mínimamente para sus votantes.

¿Cuáles son los límites nacionales al ciberespacio controlado por Estados Unidos/Israel cuando se han penetrado hasta las entrañas de la privacidad de los ciudadanos inermes vistos como enemigos potenciales de los gobiernos por quienes votaron, ya no se diga de los disidentes vistos como parias?

¿Dónde queda el concepto hueco de democracia frente al neototalitarismo cibernético de Estados Unidos/Israel?

Conclusión

El daño a las trasnacionales ciebertecnológicas de Estados Unidos e Israel será enorme a escala local/regional/global. ¿Quién va desear comprar instrumentos electrónicos de Estados Unidos e Israel para ser pérfidamente espiado?

El costoso aprendizaje y la enseñanza de Prisma en todos los países obliga, primero, a remediar con antídotos específicos el espionaje foráneo a sus ciudadanos deliberadamente desinformados (de allí la necesidad de multimedia plurales) y, luego, a crear una intranet nacional –que ya empezó a funcionar en países con carácter y aspiraciones de supervivencia–, con garantías públicas e inalienables de sus supuestos elegidos en los poderes Ejecutivo y Legislativo, para salir de la cárcel ciberorwelliana en la que nos encajonaron involuntariamente los servidores y las redes sociales de Estados Unidos/Israel.

Por Alfredo Jalife-Rahme
Con información de Telesur

©2013-paginasarabes®