Empleo, juventud y redes sociales en Oriente Medio y Norte de África

La emprendedora palestina Reham Issam Di'Bas durante su intervención en la mesa redonda 'Los jóvenes y las redes sociales como agentes del cambio y unión en el Mediterráneo'. / Fundación Educación para el Empleo

Trabajo y juventud fueron los ejes de MedEmpleo, el I Encuentro internacional sobre creación de empleo para jóvenes del Mediterráneo, celebrado la semana pasada en la Casa Árabe de Madrid. Este evento, organizado por la Fundación Educación para el Empleo (EuropEfe) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), se convirtió en un foro de debate sobre la situación laboral que atraviesan los jóvenes de los principales países del Norte de África y Oriente Medio (MENA, por sus siglas inglesas), para incentivar su contratación por parte de empresas e instituciones españolas.

Una de las mesas redondas del encuentro se encargó de revisar el papel de las redes sociales como elemento integrador y dinamizador de la juventud. Más concretamente, de discutir sobre su capacidad para movilizar a los jóvenes, ya sea a la búsqueda de empleo o a la protesta, como ha sido el caso de la primavera árabe. El debate fue moderado por el palestino Saro Nakashian, consejero del patronato Educación Palestina para el Empleo, y presentado por la española Alejandra Ortega, responsable de Países Árabes, África y Asia de Comisiones Obreras.

Además, dos representantes instituciones españolas: Ricardo Ibarra, presidente del Consejo de la Juventud de España, y Ruben Urosa, director del Instituto de la Juventud, quien comenzó su intervención pidiendo que se eliminen las connotaciones negativas de la expresión “fuga de cerebros”, pues en el futuro será mucho más habitual la movilidad geográfica de los recién licenciados. Ni la pérdida de talento en España ni la inversión española en educación que aprovecharán otros países parecen preocupar demasiado al responsable del Injuve.

Así, la figura del emprendedor en el mundo árabe se presentó como una de las pocas salidas para unos demandantes de primer empleo (jóvenes de entre 15 y 24 años) que suponen, al igual que en España, más de la mitad de todos los ciudadanos que esperan en la cola del paro.

Representando a los emprendedores de MENA, dos de los 10.000 jóvenes que EuropEfe espera haber formado y asesorado a finales de 2012 en Egipto, Jordania, Marruecos, Palestina,Túnez y Yemen. El primero en hablar fue el jordano Alá Alsallal, creador de la librería electrónicaJamalon.com, más conocida como el Amazon.com árabe. Este sitio web, que Alsallal montó repartiéndose el trabajo de con sus tres hermanos, cuenta ya con más de 150.000 títulos en la lengua de Mahoma. Y lo puso en marcha salvando los que, a su juicio, son los principales obstáculos del emprendedor: una cultura que incentiva el trabajo asalariado y la falta de apoyo institucional, que le llevó a buscar financiación privada. Su sitio web ha recibido hasta el momento  400.000 dólares (unos 300.000 euros) provenientes de bolsillos particulares.

Por su parte, la jovencísima emprendedora palestina Rehan Issam Di’Bas tras su intervención y aclara que, a pesar de lo que pueda parecer por la situación política de su país, el nivel de penetración de Internet es bueno y las nuevas generaciones dominan con bastante soltura el uso de redes sociales.

Issam Di’Bas empezó estudiando para ser ingeniera, una de las profesiones más demandadas en Palestina junto con la de médico, pero poco después descubrió que quería ser periodista. Un trabajo posterior como encargada de redes sociales en una empresa le abrió, según explica, los ojos a un mundo de oportunidades. “En mi caso, las redes sociales han conseguido que me plantee cosas, que ponga en marcha ideas que de otro modo habrían sido impensables para mí”, dice.

La emprendedora prepara un sitio web para gestionar y facilitar el alojamiento de estudiantes, un problema al que se enfrentan los universitarios de aquel país cuando deben desplazarse a otras ciudades para cursar una carrera. ¿Pueden las redes sociales ayudar también a resolver el problema con Israel? “Pueden abrir nuevas vías de diálogo al margen de los cauces oficiales”, responde Issam Di’Bas.

En Palestina, ¿es más difícil ser mujer, ser emprendedora o ambas cosas? “Es difícil ser ambas cosas, pero en mi familia, a pesar de todas las advertencias que me han hecho, al final del día, me apoyan y respetan lo que estoy haciendo”. “Lo importante”, dice, “es romper el ciclo de vida de estudiar, encontrar un trabajo y casarte”.

Por Pedro de Álzaga

©2012-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Empleo, juventud y redes sociales en Oriente Medio y Norte de África por Pedro de Álzaga se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario