Nombres femeninos y masculinos de origen amazigh

Gwafa El hijo de la cumbre

Gwasila El hijo del llano

Idder Vive

Idir El vivo

Idus Es fuerte

Igider La águila

Ikken Nombre tradicional

Ilatig Tiene valor

Ilayetmas Tiene hermanos

Irat El león (véase ” ayrad “)

Isul Vive

Itri La estrella

Izdârasen El potente

Izem El león

Izemrasen El potente

Izîl El sublime

Izri Nombre tradicional

Masinissa O Massinissa. Versión latinizado de Massensen. Rey bereber (202 – 148) Massensen Masinissa.

Massin Diminutivo de Massinissa

Maysar Este portador de agua vuelto el jefe de la coalición de las tribus Ghomara, Berghwata y Miknasa; llevó una revelación contra la autoridad árabe (hacia 740)

Meddur El vivo

Mennad Nombre tradicional (significado desconocido)

Merin Fundador de la dinastía del Mérinides

Munatas Reunidos en torno a él

Saden Tribu d’ Ayt Saden

Sifaks Syphax, rey de la Numidia occidental, derrotado por Massinissa en -203, muerto en Roma en -202.

Tacfin Padre del rey bereber almoravide, Youcef ben Tachafin

Takfarinas Antiguo soldado del ejército romano, toma la cabeza de una extensa insurrección (17 – 24)

Tanan Extraído de un etnónimo

Udad El musmón

Ugwistan Santo Agustino, obispo de Hippone (396), más grande de los escritores cristianos.

Usaden Extraído de un topónimo

Usem El relámpago

Usus Extraído de un topónimo

Wimmiden El de todo el mundo

Winaruz El portador de la esperanza

Winifsan El abierto

Winitran El de las estrellas

Winsen El suyo

Wiwul El del corazón

Wiwurgh Hecho en oro

Yani Tribu kabil de At Yani

Yattuy El grande

Yuba Nombre de varios reyes bereberes

Yufayyur Más bonito que la luna

Yufitran Más bonito que las estrellas

Yufitri Más bonito que una estrella

Yuften mejor que ellos, el mejor

Yugerten Mayor que ellos, el más grande. Sería el origen del nombre Jugurtha, rey de los Bereberes (118 – 105) quien se opuso a los Romanos. Muerto en prisión en Roma en -104.

Ziri El Claro de luna (masc.)

 AMAZIGH, La Cultura Bereber.

El Norte de África, durante siglos, poblado por beréberes romanizados y en parte cristianizados, se convierte, en pocos siglos en un conjunto de países musulmanes, paradójicamente la mayoría de la población, se cree de origen árabe.

La cultura beréber, es milenaria y de difícil origen, su lengua de origen camita y llamada Zamazight, cuenta con más de 300 dialectos, entre ellos el “guanche” canario – ya desaparecido-. Es una lengua oral con más de 2500 años, poseen su propio sistema de escritura, llamado “libico-bereber”, aunque actualmente, solo es utilizado por los tuaregs, de lo que se deduce, su relación con egipcios, por la similitud de algunos signos jeroglíficos de dicha escritura y que son comunes.

Su cultura, llena de costumbres y tradiciones, no debemos olvidar, que vivieron en el antiguo continente durante más de ocho siglos (Al-Andalus), eso, provocó, que a su regreso a África, importaran tradiciones y culturas de difícil asimilación a las culturas autóctonas.

Los beréberes, estaban establecidos en toda la costa del Norte de Africa, desde Egipto a la costa atlántica, durante la conquista de los árabes en el siglo VII D.C., son expulsados hacia la cordillera del Atlas y zonas saharianas, donde se encuentran, en la actualidad, la mayoría de beréberes marroquíes y a los que haremos referencia.

El término Amezigh, significa bereber, bereber es un término despectivo, una variante de bárbaro (epíteto de los árabes) tomándolo de los latinos, que a su vez lo habían heredado de los griegos, los romanos ya utilizaban el termino berber igual a bárbaro.

El Norte de Africa, es la cuna del Amezigh, hace más de 3000 años que están afincados y más de 1400 por Amezigh-arabófonos (árabes o islámicos) sin olvidarnos de los afrancesados o españolizados, debido a las colonizaciones y protectorados.

Siguiendo con los términos, Amezigh=bereber=”ser libre” y esa libertad, es la que caracteriza a estas tribus a ver la vida de una forma muy particular y los hace ser amantes, sobre todo, de los elementos naturales: el cielo, el sol,estrellas,luna,agua,animales…. son grandes observadores y amantes de la plática y conversaciones.

Al igual que muchos árabes son musulmanes, pero menos ortodoxos que éstos – incluyendo ritos religiosos con numerosos elementos animistas, que sin duda provienen de antiguas religiones premusulmanas-.

Actualmente y a grandes rasgos, están divididos en un 40% de la población marroquí un 30% de la argelina y un 1% de la tunecina, sin olvidarnos de las zonas saharianas, Libia e incluso Mali.

Su fisonomía es también muy variable, el Amezigh (tuareg, zenita, rifeño, almohade, almoravide o kabilio) son muy diferentes fisonómicamente, igual encontramos rubios y pelirrojos de ojos claros, como de piel oscura e incluso negra y cabello rizado, exponente muy común en la zona del Valle del Dra.

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario