Los 99 nombres de Allâh – (Parte 3) – (Al -‘Azíz – Al -Jabbár – Al -Mutakabbir – Al -Khaliq – Al – Bari’ – Al – Musawwir) – (+ Video)

al_aziz_999876_a

A L – ‘ A Z I Z

El es el Victorioso a quien no existe fuerza que lo pueda sobrepujar.

No existe ninguna fuerza en este universo que pueda resistirse a su voluntad. “Al-‘Azíz” aparece a menudo en el Sagrado Corán en relación a versículos sobre castigo. No obstante que el poder de Allah  es victorioso sobre todo, como el verdadero victorioso, El demora el castigo. El no se apresura a destruír a quien persiste en la rebelión y el pecado.

Aquél que es fuerte, pero no hace uso de su fuerza, alguien que no es vengativo, refleja el hermoso nombre de “al-‘Azíz”. Uno puede descubrir las huellas de “al-‘Azíz” en sí mismo, al ser capaz de suprimir las demandas de su  propio ego y carne. También, se debe buscar la satisfacción de las propias y legítimas necesidades a través de medios limpios, honestos y rectos. Si uno permanece dentro de los límites de la sabiduría y la perspicacia en todos sus pensamientos y acciones, es posible ver una porción del atributo de Allah de “al-‘Azíz”

” ‘Abd al-‘Azíz” es aquél a quien Allah ha conferido seguridad de todos los ataques y poderes, y al mismo tiempo le ha garantizado la victoria sobre cuanta potencia se le oponga.

al_jabbar_665443_a

A L – J A B B A R

El es el Reparador de lo roto, el Completador de lo insuficiente,aquél que puede forzar Su voluntad sin ninguna oposición.Hz. ‘Ali (Quiera Allah ser complacido con él) acostumbraba a orar:

“Ya Jábbira kulli kasírin wa ya musahilla kulli ‘asírin”

“Oh Jabbár, aquél que une todo lo que está roto y aquél que trae  alivio a cada dificultad.”

  Al mismo tiempo El es aquél que es capaz de imponer su voluntad en todo tiempo y lugar sin oposición ninguna. Esta energía  hace del sometimiento una necesidad. Su fuerza está dentro del destino de toda Su creación. El sol no puede decir, “Yo no me alzaré nuevamente”. El viento no puede decir, “Yo no soplaré nuevamente”.  Sin embargo al hombre le es otorgada la elección. También se le confiere la sabiduría para saber lo que es bueno y lo que es malo. Le es dada la libertad; no obstante, el propósito de su creación es  conocer a  Allah,  el encontrar a Allah y el convertirse en el servidor de Allah. Pero esto no le es forzado. Allah lo ha dejado a su libre albedrío.

Uno encuentra “al-Jabbár” al saber que Allah es el único lugar para acudir a reparar sus esperanzas destruídas,  para hallar paz en la confusión en la que está sumergido. En estas desgraciadas ocasiones de desobediencia  y  revuelta, si uno corre para tomar refugio en la misericordia de Allah, antes de la llegada de Su castigo (del cual no existe fuerza capaz de salvarlo ni lugar adonde esconderse), podrá así descubrir en este sentimiento el reflejo de Allah el Vigoroso.

” ‘Abd al-Jabbár” es aquél que refleja la fuerza de Allah,  el que domina todo e impone la voluntad de Allah en la creación material y en la espiritual.al_mutakabbir_5552433_a

A L – M U T A K A B B I R

El es el Más Grande, quien muestra Su grandeza en todas las cosas, en todas las ocasiones. La manifestación de la grandeza  corresponde únicamente a Allah. En la creación, cuya existencia o no  existencia depende de la voluntad y de la sola orden de Allah, nadie  tiene derecho a asumir este nombre.

De toda la creación, el primero que se convirtió en arrogante y reclamó la grandeza para sí, fué el maldecido Diablo. Después se ubican aquellos que han seguido al Diablo, los que piensan que les pertenecen el poder, la inteligencia, el conocimiento, la posición, la fama y la fortuna que Allah les ha prestado de manera momentánea, convirtiéndose de tal modo en orgullosos.

  Si el hombre pensara sobre su comienzo y su fin, que están muy cerca el uno del otro, recordaría que su “antes” fué una gota de esperma transplantada desde el trayecto urinario de su padre a su  madre. Su fin será el convertirse en un flojo, frío y amarillo cadáver que no puede ser soportado ni siquiera por aquellos que lo amaron, y que habrá de ser arrojado adentro de un hoyo de la tierra.

¿Dónde se encuentran los Faraones, los Nimrods, Napoleones  y Hitlers?

“`Al-Mutakabbir’” es un honor apropiado únicamente para Allah.  El que es creado no puede asumir este atributo. Allah al-Mutakabbir es  el adversario del hombre orgulloso.  El lo humillará , haciéndolo el más bajo de los bajos. De la misma manera en que lluvia que proviene de los cielos no se reúne en las cimas de las altas montañas, las bendiciones y la compasión de Allah se congregan en los lugares bajos.

  Aquellos que tienen el deseo de sentir el divino atributo de “al-Mutakabbir’” lo hallarán únicamente cuando trabajen duramente en tratar de alcanzar el más alto nivel de su potencial, mientras que al mismo tiempo jamás hagan alarde o ni siquiera revelen su grandeza.

“‘Abd al-Mutakabbir” es aquel al que le ha sido mostrada su propia pequeñez y la grandeza de Allah. Su egoísmo y orgullo son borrados y reemplazados por la grandeza de Allah en él reflejada. El está a salvo de ser rebajado y se inclina solamente ante la Verdad.

al_khaliq_077765_a

A L – K H A L I Q

El es aquél que crea a partir de la nada, dando existencia al mismo tiempo a los estados, condiciones y sustento de todo lo que El ha creado. El establece, cómo, cuándo y dónde tendrá lugar la creación. El crea de acuerdo con este orden. Todas las cosas desde el comienzo hasta el fin de las existencias creadas han sido establecidas  en bondad y sabiduría. De acuerdo con el perfecto orden todo sigue  el sendero que le ha sido prefijado. No hay accidentes en el universo.

Allah al-Khaliq no tenía necesidad de la creación, ni tampoco El recibe ningún beneficio de ella. Quizás la razón para la creación es que El puede reconocer Su  eterna voluntad de grandeza y de poder, y ver Su propia belleza y perfección. Porque El dice:

“Yo era un tesoro escondido. Yo amaba ser conocido, de manera que Yo creé‚ la creación.”

  Allah existía. Nada existía con El, sin embargo no había nada faltante o ausente antes de que El creara la creación. Cuando El creó el universo, nada fué añadido, ni fué ninguna cosa disminuída.

  El hombre, la creación suprema, debiera saber que “Allah ha creado todo para el hombre, y al hombre para Sí Mismo”. Toda la creación, y el  orden que sigue, son  enteramente caridad y sabiduría.  Uno debe hallar estos dones y esta sabiduría, usarlos, y sentir la bendición de ser una parte de esta creación, la cual es un reflejo del Creador.

” ‘Abd al-Kháliq” es aquél a quien Allah ha asignado la capacidad de ejecutar todo de acuerdo con la voluntad de Allah”.

Leer Más …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *