¿Asesinaron el Shabak y el Mossad a Rabin por negociar con Arafat?

1995
Yitzhak Rabin
Nacido en 1922, Jerusalén, Palestina ocupada
Fallecido en 1995, Tel Aviv, Palestina ocupada
Primer ministro de Israel

El cinismo que rodea a los asesinatos políticos cometidos por «asesinos solitarios» había alcanzado un punto tal que, en 1995 y con el asesinato del primer ministro israelí, Yitzhak Rabin, la historia oficial del magnicidio fue recibida con un escepticismo generalizado desde el primer momento.

Yitzhak Rabin, nacido en Jerusalén y formado en un kibutz, había sido jefe de operaciones de la organización clandestina Haganah durante la guerra de ocupación de Palestina, luego jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), en la guerra de los Seis Días. Cuando se retiró de las FDI, Rabin fue nombrado embajador en Estados Unidos, elegido para el Knesset y, por último, sucedió a Golda Meir como primer ministro.


La Comisión Shamgar, designada por el gobierno, declaró que Yitzhak Rabin fue asesinado a tiros por un zelote de extrema derecha llamado Yigal Amir, el 4 de noviembre de 1995. Amir había estado esperando en un aparcamiento después de una manifestación por la paz en la plaza Kings of Israel, en Tel Aviv, y luego disparó contra Rabin con una pistola Beretta calibre 38, cuando el primer ministro iba a subir a su coche. Amir disparó tres veces, alcanzando a Rabin con dos de los proyectiles e hiriendo también a uno de sus guardaespaldas.

Rabin fue trasladado de inmediato al cercano hospital Icvhilov, donde murió en la mesa de operaciones. Amir aparentemente consideraba que Rabin era un traidor por su papel en la firma de los Acuerdos de Oslo —un hecho por el que Rabin recibió en 1994 el premio Nobel de la Paz, junto con Yasser Arafat y Shimon Peres—, que dieron origen a la Autoridad Palestina y garantizaron su control parcial de algunas partes de la franja de Gaza y el margen occidental del río Jordán.

Los Acuerdos de Oslo habían polarizado a la sociedad israelí; algunos los veían como un avance positivo en la causa de la paz, mientras que otros, como Amir, creían que Rabin había entregado tierras que pertenecían por derecho a Israel. Amir fue detenido en el mismo lugar del crimen y condenado a cadena perpetua, con seis años adicionales por las heridas causadas al agente de seguridad.


La teoría de la conspiración

Era totalmente absurdo considerar a Yitzhak Rabin como traidor a Israel, y una sensación generalizada de incredulidad, unida a diversas anomalías en las pruebas presentadas por la Comisión Shamgar, hizo que muchos comenzaran a hablar del asesinato de Rabin como la versión israelí del asesinato de John F. Kennedy. Una de las preguntas más inquietantes —en un país que ha vivido con el terrorismo durante más de medio siglo y es uno de los lugares más preocupados por la seguridad en todo el planeta— es cómo pudo Yigal Amir acceder a la zona de seguridad donde estaba aparcado el coche blindado de Rabin. (Nota de la bitácora:Indudablemente, es una mentira que cae a pedazos y muestra una vez más el enorme aparato propagandístico sionista y su manejo de la información).

Las pruebas

En una muestra de paralelismo con los hechos de la conspiración para matar a John F. Kennedy, apareció una cinta de vídeo del asesinato de Rabin grabada por un aficionado, Ron Kempler, y muchos creyeron ver que Rabin continuaba andando, aparentemente ileso, hacia su coche, y algunos de ellos llegaron a la conclusión de que Rabin no había sido asesinado por Amir, y que posiblemente Amir había disparado con balas de fogueo. Entonces comenzaron a circular teorías de la conspiración opuestas y, en algunos casos, extravagantes.

La teoría principal es resumida por Victor Ostrovsky, un ex agente del Mossad que hoy vive en Canadá, quien afirma que: «Rabin fue asesinado según un plan perfectamente organizado y ejecutado por oficiales de extrema derecha del Shabak, (el servicio de seguridad israelí). El tío que está en prisión es sólo la marioneta que apretó el gatillo».


El veredicto

Al igual que sucediera con el asesinato de Kennedy, la controversia por la muerte de Rabin aún continúa, sin que se vislumbre ninguna solución. Sin embargo, como la cinta de Kempler parece ser auténtica, la teoría de Ostrovsky merece cierta credibilidad, a menos, por supuesto, que esté encubriendo simplemente una conspiración similar orquestada por elementos renegados del Mossad, o incluso entre los elementos de extrema derecha de la mafia rusa.

Con información de Conspiracy Encyclopedia

©2018-paginasarabes®

Deja un comentario