La Kufiyya – una excusa para la apropiación cultural Palestina

La apropiación cultural en su más amplio sentido, hace referencia a todo aquello que permite la utilización de elementos culturales típicos de un colectivo étnico por parte de otro, despojándola de todo su significado y banalizando su uso. Es decir, lo que ocurre cuando se usurpa un elemento cultural con finalidades que nada tienen que ver con las que se le atribuyen. Este «robo» cultural debe ser producido por parte de una cultura hegemónica o dominante, a costa de otra que es sometida a la primera.

El uso de la Kufiyya Palestina es un emblema representativo de la lucha de un pueblo sometido que se resiste a desaparecer. Es un símbolo  de la lucha del pueblo Palestino.


Podríamos decir entonces que quienes se apropian de una cultura tienden a desvirtuar el porqué de su existencia y aunque en principio resulte una forma pacífica, tarde o temprano se constituirá en un acceso violento para luego hacerla desaparecer por completo. Las dinámicas de poder, la desaparición de ciertas culturas a costa del enriquecimiento de otras. Esto parece ser el fin del uso de la Kufiyya por parte del sionismo. Minimizar un símbolo de lucha, de resistencia, de fortaleza palestino.

Así es como desde una firma norteamericana se pretende marcar tendencia en la moda mancillando una vez más la identidad del pueblo palestino.

El sitio Semiticswag.com ofrece en su tienda la Kufiyya ‘original’, aunque con un cambio sugestivo, la estrella de David se convierte en parte del diseño del pañuelo. La página lo publicita como el ‘original semítico‘. Diseñado por Boruch Chertok, el «kufiyya semita» decorado con estrellas azules de David.

Semiticswag.com es una marca de Shemspeed.com, una agencia de promociones en EE.UU. fundada por el Israelí Erez Safar. Un empresario judío sefardí de origen yemení establecido en Nueva York y propietario de varias empresas que van desde la indumentaria hasta la industria de la música.

Y justo cuando uno piensa que no se podía llegar más lejos, se nos presentan estás nuevas formas de hacer “desaparecer” un pueblo de la faz de la tierra.

No fue suficiente con la apropiación por la fuerza, despojando al pueblo de todos sus bienes, quemando sus sembrados, contaminando el agua. Asesinando niños, construyendo murallas, destruyendo sus casas. Subvencionando grupos terroristas en la región.

Fueron por más y hoy Palestina no está presente en ningún mapa provisto por Google. Solo podemos ver  Israel, como país, como estado en el territorio que corresponde a Palestina.


Según el empresario creador de esta «Kufiyya semita«, sus intenciones fueron buenas. Negando la exclusividad del uso de tal prenda a los árabes.

«Es algo que une a judíos y palestinos. Eramos indígenas en el Medio Oriente, no en Europa del Este», dice Safar, cuyo padre es Ashkenazi. «Así que creo que tiene sentido gravitar hacia eso mucho más».

Minimizando claramente el simbolismo de la Kufiyya Palestina. Después de todo para él solo se trata un «negocio».

Ante este nuevo embate del sionismo, que seguramente no quedará solo aquí y que parecería ser a simple vista, un detalle, un mero punto de vista banalizando un objeto de referencia de una lucha contra un pueblo oprimido, nos vemos estimulados a fortalecer aún más la cultura de un pueblo milenario. Desde esta página haremos todo lo posible por contribuir al fracaso de esta “APROPIACIÓN CULTURAL” mediante la difusión de la cultura Palestina y de  Medio Oriente en todas sus expresiones. Es por esto que nos animamos a pedirles nos ayuden a llevar nuestra cultura a cada rincón de la tierra, difundiendo, compartiendo. Apoyando y transmitiendo el ser  del Pueblo Árabe en toda su esencia.

©2018-paginasarabes®

Deja un comentario