Aún se padecen los estragos de la guerra en el patrimonio histórico y cultural de Irak

bagdad
Un oleoducto recientemente ampliado, que atraviesa la antigua ciudad de Babilonia, una vez sitio de la monumental obra arquitectónica de los Jardines Colgantes, provocó una disputa entre arqueólogos y el Ministerio de Petróleo, parte de un debate más amplio sobre cómo preservar el patrimonio de Irak.

Antes de ser reabierta a los visitantes en 2008, Babilonia fue utilizada por las fuerzas estadunidenses y de la coalición como base, por lo que sufrió los estragos de la guerra.

A continuación, la lista de algunos otros sitios en peligro de extinción en toda la región.

En Irak: Samarra, sitio de una poderosa ciudad capital islámica que gobernó las provincias del imperio abasí, el cual se extendió desde Túnez a Asia Central durante un siglo.

Samarra es un centro de peregrinaje, sobre todo, para los musulmanes chiíes. El santuario de Ali al-Hadi y Hassan al-Askari, los imanes 10 y 11, es uno de los más sagrados del chiísmo.

Fue construido en el siglo X, cuando Samarra era sede del califato abasí, y fue reformada en varias ocasiones, incluso la adición de una cúpula dorada en 1905.

Sin embargo, en 2006 la cúpula dorada de la mezquita al-Askari, y luego un par de minaretes, fueron destruidos por los insurgentes de Al Qaeda. En julio de 2007, cuando se destruyó la torre del reloj, el sitio fue puesto finalmente en la lista de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) de sitios en peligro de desaparición.

Las autoridades comenzaron a reconstruir el santuario en 2008. La nueva cúpula de oro, su rasgo más distintivo, está ahora casi completa.

En Turquía: la antigua ciudad de Hasankeyf, construida sobre y alrededor de las orillas del río Tigris, en el sureste de Turquía, es uno de los más antiguos asentamientos habitados en el mundo, con una historia que abarca unos 10 mil años.

Hasankeyf y los acantilados de piedra caliza de sus alrededores son el hogar de miles de cuevas hechas por el hombre, 300 monumentos medievales y un excepcional cañón, todo combinado para crear un cautivador museo al aire libre.

En 1515, la ciudad fue absorbida por el imperio otomano; desde entonces es parte de la Turquía moderna. Sin embargo, pese a las protestas generalizadas de las autoridades locales, arqueólogos, arquitectos, conservacionistas y grupos ecologistas, se espera que la presa hidroeléctrica de Ilisu esté lista en 2013, para crear un embalse que inundará las cuevas del sitio y la mayoría de sus estructuras.

©2012-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Aún se padecen los estragos de la guerra en el patrimonio histórico y cultural de Irak por Páginas Árabes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario