Por un centro libanés maronita en Mendoza

Un censo y poner en valor la cultura y el idioma árabe son algunos de sus objetivos.

Ayer se celebró el 71ª aniversario de la independencia del la República del Líbano, en la parroquia San Juan Marón, ubicada en Godoy Cruz. ©Los Andes
Ayer se celebró el 71ª aniversario de la independencia del la República del Líbano, en la parroquia San Juan Marón, ubicada en Godoy Cruz. ©Los Andes

Ayer se celebró el 71° aniversario de la independencia de la República de Líbano y uno de los actos que se realizaron en Mendoza para evocar la fecha fue una solemne misa en la parroquia San Juan Marón de Godoy Cruz .

El aniversario patrio fue oportuno para tratar otra vez la intención del cura párroco de ese templo, padre Pedro Chwah, de crear un centro libanés maronita en la provincia.

«La parroquia maronita de Mendoza -explicó Chwah, quien hace 6 años que está en el medio, tiene por obligación fortalecer en cada uno de sus feligreses el sentido de su identidad como maronitas, y propiciar una toma de conciencia de nuestra pertenencia a una diócesis argentina, encabezada por nuestro obispo monseñor Juan Habib Chamieh» (quien reemplazó en el cargo a Charbel Merhi).

El párroco, quien además es superior de la Misión Libanesa de Mendoza, dijo que uno de los aspectos cruciales de la institución que se quiere fundar será efectuar un censo. «Debemos encontrar un perfil de la población maronita en Mendoza para ayudar a entender mejor el tamaño de la comunidad maronita y su distribución geográfica«.

Para encausar las reuniones, las familias de origen y las descendientes fueron invitadas a nominar a sus representantes.

Es difícil saber cuántos libaneses hay en Mendoza. Se sabe que las colectividades más grandes son la italiana y la española, y en la actualidad probablemente le siga la boliviana, pero con menos años de radicación en nuestro suelo. En principio a partir de los ’60. En cambio, la inmigración libanesa comienza a fines del siglo XIX y principios del XX, cuando una gran cantidad de ciudadanos de la nación del Mediterráneo emigra de su tierra natal buscando escapar de la pobreza, la marginación y los conflictos internos. Muchos vinieron a la Argentina, y en especial a Mendoza.

También se propone revitalizar la educación cultural libanesa, con clases de idioma árabe, grupos de folclore y sesiones de cocina libanesa, entre otras iniciativas.

«La mayor aspiración -añadió el sacerdote- sería llegar a abrir institutos para garantizar que la lengua y la cultura no se pierdan, y para enseñar el espíritu y las tradiciones maronitas a nuestros niños«.

Enseñar el idioma árabe es importante no solo linguísticamente, sino también como ayuda a los niños para comprender los códigos culturales del patrimonio libanés.

Pese al «apostolado abierto» sostenido por Chwah, no todas las personas afines a la colectividad del «país del Cedro» contestaron a la consulta de este diario. Algunas señalaron que querían conocer más sobre la entidad en formación antes de definirse. Otros dieron su opinión.

El vicepresidente de la Unión Cultural Argentino Libanés de Mendoza (UCAL), Aldo José Canaán, no se encuentra en Mendoza y participó en Buenos Aires de la celebración de la independencia, en acto presidido por el obispo maronita en Argentina, Juan Habib Chamieh. Canaán, consultado vía telefónica, manifestó: «Hoy en  Argentina se están creando organizaciones que apoyan a los libaneses y sus descendientes pensando en fortalecer sus lazos con las raíces y encontrar a sus familiares en el Líbano. Desde UCAL le damos la bienvenida a todos aquellos que, con un espíritu amplio y solidario, trabajen en forma positiva por toda la comunidad libanesa en Argentina«.

En tanto, Guillermo Boustani (63) comentó que «es importante ayudar a los más jóvenes a entender y mantener la cultura de la tierra de origen de sus mayores y a conservar el idioma«.

La docente Verónica Naman (52) afirmó que «un centro puede ser aceptable«, al tiempo que se pronunció por un Líbano católico apostólico maronita.

Gestiones por sede de congreso nacional

El presidente de la Sociedad Libanesa de Luján de Cuyo, Daniel Juan, comentó a este diario que se está preparando un congreso nacional del libanismo en Mendoza.

El encuentro, según el dirigente departamental, se produciría entre abril y mayo del año próximo. Comentó que existen conversaciones con la Embajada de Líbano en Buenos Aires y monseñor Habib Chamieh, administrador apostólico de la eparquía San Charbel de los Maronitas en Buenos Aires.

También participa la Fundación Argentino Cristiana Libanesa (Fucal). En Mendoza, la que se encarga de organizar el evento es la UCAL de mayores y la rama juvenil.

Con información de Los Andes

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario