"Lo único que le pido al futuro es que no acabe mi pasión por la música"

ara_malikian

Ara Malikian, el prestigioso violinista libanés, presentará hoy en el Real Teatro de Las Cortes el espectáculo ‘Colores’, un viaje musical inspirado en la senda de los zíngaros desde la India hasta España

Colores y más colores. Infinitas tonalidades tiñen su espectáculo, un homenaje al pueblo zíngaro que se traslada de este a oeste en un viaje migratorio que ha marcado su historia. Una propuesta escénica que rinde tributo musical a la casta romaní, a los gitanos. Un concierto con una música brillante, rica en matices culturales y con una marcada identidad. Esa es la propuesta que hoy presenta el prestigioso violinista libanés Ara Malikian a partir de las ocho y media de la tarde en el Real Teatro de Las Cortes.

Con Colores el violinista ofrece al público un inolvidable e intenso recorrido de una nación a otra en compañía de melodías étnicas muy diversas: «El espectador se trasladará desde la India hasta España atravesando los países árabes y la Europa del Este», explica Malikian, al que su inagotable inquietud humana han llevado a profundizar en sus propias raíces armenias y asimilar la música de otras culturas del Medio Oriente (árabe y judía), Centro Europa (gitana y kletzmer), Argentina (tango) y España (flamenco), todo ello dentro de un lenguaje muy personal en el que se dan la mano la fuerza rítmica y emocional de estas músicas con el virtuosismo y la expresividad de uno de los más brillantes violinistas del panorama actual.

Precisamente la obra que se estrena hoy en La Isla está salpicada de pinceladas flamencas. No podían faltar en el repertorio de Ara Malikian, quien se declara «un enamorado del flamenco». «La primera vez que lo escuché, gracias a José Luis Montón -con quien ha colaborado en numerosas ocasiones-, me conquistó», motivo por el que está presente en sus composiciones. Ahora bien, Ara Malikian reconoce que ha aprendido mucho del flamenco, aunque no aspira a serlo.

Además de las mezclas rítmicas procedentes de distintas latitudes, esta noche acompañarán al violinista un grupo de músicos que ya se ha convertido en compañía habitual del libanés. Se trata de Humberto Armas (viola), Luis Gallo (guitarra), Nacho Ros (contrabajo), Nantha Kumar (percusionista india) y el ya mencionado José Luis Montón (guitarra flamenca).

Este referente de gran peso musical ha estado en varias ocasiones en la capital gaditana y con Colores es la segunda vez que visita San Fernando, donde le espera un respetable deseoso de ser seducido por la armonía del folklore. En este sentido, Malikian asegura que para él es fundamental interactuar con el auditorio: «Quiero que la gente se emocione, llegar a cada uno de los espectadores y para ello no sólo pretendo que el público se acerque al escenario; también me acerco yo a ellos interpretando mis temas en el patio de butacas». Malikian no tiene miedo al contacto directo, es más, lo necesita. Además, «el oyente lo agradece».

La experiencia, sin duda, es un grado. Y es que este famoso artista lleva tocando desde que cumplió cinco años. «Con esa edad mi padre me puso el violín en la barbilla y ahí se ha quedado hasta ahora». Una figura paterna a la que Malikian estará eternamente agradecido, pues le inculcó el amor por la música cuando todavía era un niño.

Con tan sólo doce años ofreció su primer concierto y desde entonces su calendario de actuaciones fue un no parar. A lo largo de sus más de 30 años de trayectoria, Malikian ha visitado todos los rincones del mundo derrochando arte y pureza. «Afortunadamente, la música me ha obligado a viajar de norte a sur, lo que me ha permitido conocer a mucha gente, a muchos músicos, a muchas culturas… y ahí es donde he encontrado mi fuente de inspiración», en la diversidad de la que se impregna un nómoda como él.

El libanés puede presumir de una amplia discografía, donde destacan El Concierto para Violín y Orquesta de Aram Khachaturian -dirigido por Jesús Amigo-, así como el disco Seasons, en el que se recogen Las cuatro estaciones Porteñas de Piazolla. Además, el violinista ha realizado una apuesta en firme por los espectáculos en familia para el disfrute de pequeños y mayores con Mis primeras Cuatro Estaciones y Cuentos del mundo. Armenia. Como solista ha sido invitado en más de cuarenta ciudades de los cinco continentes: Nueva York, París, Viena, Madrid, Londres, Los Ángeles, Cuba o Hong Kong, destacan entre otras. Ha colaborado en conciertos de violín y orquesta bajo la batuta de directores de gran prestigio. Y como dato curioso, ha participado en la composición de la banda sonora original de la película Hable con ella de Pedro Almodóvar.

No es de extrañar que Malikian ya tenga entre manos otros proyectos. Una mente inquieta como la suya no puede echar el freno. Ni siquiera por la crisis. «Estamos notando los efectos de esta recesión en el número de contrataciones o en los pagos aún pendientes por parte de los ayuntamientos, pero lo cierto es que el público tiene ganas de escuchar música en directo, quiere emocionarse y no está dispuesto a renunciar a ello». En un futuro Malikian espera seguir tocando y mantener una amplia gira de conciertos, aunque su meta principal es «que no se acabe mi pasión por la música».

Por Julia Alarcón

©2012-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

«Lo único que le pido al futuro es que no acabe mi pasión por la música» por Julia Alarcón se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario