El único centro de enseñanza de español palestino cerrará por falta de fondos

centro_hispano_palestino
El único centro de enseñanza de español que existe en los territorios palestinos, el Centro Hispano-Palestino de Ramalah, cerrará sus puertas en mayo por falta de financiación y dejará en la calle a decenas de estudiantes que no podrán proseguir sus estudios.

El centro, abierto desde 2009, contaba hasta ahora con financiación de la Agencia de Cooperación y Desarrollo Española (AECID), que se agotará en los dos próximos meses y que no ha sido renovada por falta de convocatorias para proyectos de este tipo, explicó el fundador y coordinador del centro, Eduardo Ali, filólogo árabe y gestor cultural.

«El centro nació ante la inexistencia de centros culturales y de enseñanza de español fuera del ámbito universitario (las universidades de Nablus, Belén y Ramala tienen lectores de español financiados por la AECID). Hemos tenido mucho éxito y han pasado por aquí más de tres mil alumnos que no tienen otra forma de aprender español que en nuestro centro», explica Ali.

Desde su creación, el Centro Hispano-Palestino ha recibido dos ayudas de la AECID de 230.000 euros, cada una de las cuales le ha permitido financiar sus actividades durante año y medio, pero el dinero de la última subvención se agotará en mayo y la academia no podrá hacer frente al pago de salarios y alquiler de las aulas.

«Con la crisis, no salen convocatorias de cooperación. Estamos buscando también en otros organismos, como fundaciones privadas, pero no hemos encontrado nada y no sabemos si la AECID sacará pronto convocatorias, porque han recortado muchos millones de cooperación», afirma el coordinador.

La pequeña escuela atiende a una media de un centenar de alumnos al mes, que son atendidos por tres profesores españoles con salarios mileuristas, un responsable de actividades culturales y dos administrativos.

El Consulado español en Ramala, dice Ali, ha prestado siempre su apoyo al centro con donaciones de libros o revistas y presencia en los actos culturales, así como otros consulados como los de México, Venezuela, Chile o Argentina pero, a la hora de la verdad, ninguno ha podido aportar fondos.

Además de los cursos de español, de los que se benefician desde jóvenes estudiantes hasta diplomáticos de la Autoridad Nacional Palestina, el centro también difunde la cultura en español a través de ciclos de cine, conciertos, jornadas gastronómicas, talleres de poesía y literatura, exposiciones y cursos impartidos por artistas de diversas disciplinas que visitan Cisjordania.

También cuenta con una biblioteca de unos 3.000 volúmenes y una colección de cine con cerca de 500 películas que, según Alí «es una referencia incluso para los profesores de español de la universidad, que vienen aquí a coger prestado material para sus clases».

Mantenerlo abierto hasta finales de año requeriría una inversión de alrededor de 70.000 euros, una cifra que no parece que se vaya a conseguir de momento.

Aun así, el equipo del Centro Hispano-Palestino mantiene la esperanza de que salga alguna oportunidad y seguirá trabajando para conseguir una subvención que le permita resucitar el centro y volver a abrir sus puertas el próximo septiembre.

Fuente: Efe

©2012-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

El único centro de enseñanza de español palestino cerrará por falta de fondos por EFE se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario