Archivo de la etiqueta: Alepo

Reunión tribal en Alepo en apoyo a Al Assad

Las tribus y clanes en la provincia de Alepo y sus alrededores manifestaron su rechazo a cualquier bloque o coalición cuyos objetivos coinciden con los designios estadounidenses que pretenden dividir a Siria y crear cantones artificiales que deshagan la unidad del territorio sirio.

“Las tribus de la provincia de Alepo condenan y repudian la presencia estadounidense y turca, y la de sus agrupaciones mercenarias terroristas presentes en territorio sirio”, afirmaron las tribus en una declaración.

Tacharon de traidores a Siria y al Arabismo a aquellos que asistieron al “Encuentro Tribal de Ein Isa” que fue organizado recientemente por las tropas de ocupación yanquis.

Otra nota firmada por las tribus del campo sur de Alepo apeló a la conciencia patriótica de los hijos de las tribus de la región de Al-Jazeera (El territorio sirio ubicado al este del río Éufrates), para frustrar los objetivos de este falso y bochornoso encuentro que promociona la presencia estadounidense que pretende asentar términos divisionistas como la “Zona al oeste del Éufrates” y la “Zona al Este del Éufrates” que son concepciones cuyo objetivo es dividir a Siria.

No es la primera vez que los distintos líderes se reúnen en apoyo al gobierno de Siria. El 8 de febrero del corriente año, dignatarios del barrio Tarik al Bab en Alepo, junto con jeques de distintas tribus del campo de Alepo y figuras religiosas, musulmanes y cristianas, se congregaron para expresar su rechazo a la política intervencionista de Turquía y EEUU en los asuntos de Siria, y para exigir la retirada inmediata de las tropas foráneas del suelo de la Patria.

Los dignatarios manifestaron su apoyo al Ejército sirio en su guerra contra el terrorismo y sus patrocinadores, expresando su confianza en la capacidad de nuestros soldados héroes de liberar todo el territorio sirio.

Asimismo reiteraron su apego a la unidad nacional y a la integridad territorial del país.


El acto contó con la presencia de jeques de tribus de al Akrad de Tal Aran, al Bona de Manbey, al Bakara, y al Naim, además de figuras religiosas de la comunidad cristiana ortodoxa.



Organizaciones tribales en Siria

Las tribus árabes de Siria se dividen en qabilas (confederaciones tribales nacionales y transnacionales), y ‘ashiras (tribus individuales). Las ‘ashiras se subdividen a su vez enfukhud (clanes), khums o ibn `amm (linajes), y en su escalón más bajo, en al-bayt o aa’ila (familias extendidas). Las ‘ashiras están presentes normalmente en una región concreta del país. Ejemplos de ello son las ‘ashiras al-Haddadine en el noroeste de Aleppo e Idlib, al-Muwali en Idlib y al-Damaakhla en Idlib, Hama, Aleppo y Raqqa, Bani Khalid en centro-oeste de Homs y Hama y al-Zoubi en Daraa y al o largo de la frontera con Jordania.

La organización tribal se construye en base al concepto de familia tradicional, de base patriarcal, conformando históricamente grupos semi-autónomos de personas unidas por vínculos de sangre que pastoreaban sus rebaños dentro de sus respectivos territorios. La nota distintiva de cada clan es compartir un ancestro masculino común, que al mismo tiempo reúne a diferentes grupos o ramas respecto de un pariente masculino común aún más distante. Cada grupo tribal, desde el más pequeño hasta la confederación más grande, normalmente comparte el nombre del antepasado común que supuestamente fundó el grupo concreto.

Con información de : Sana

©2019-paginasarabes®

La industria del jabón y el olor a laurel de Alepo

Después de años de guerra, Ali Shami reanudó la producción de jabón en su humilde taller en las afueras de Alepo, y el olor del laurel comenzó a dar vida a una industria.

A pesar del silencio que rodeó a los talleres durante los años de conflicto en Alepo, Ali o Abu Omar insistieron en reanudar el «trabajo con poca producción» después de una restauración limitada de su fábrica en la aldea de Neirab, al sureste de Alepo, que ha estado llena de fábricas y trabajadores.

    • «No detuve la producción durante los años de guerra, ni siquiera en cantidades limitadas. Fui llevando jabón de un lugar a otro, pero este taller tiene un sabor especial», dijo Abu Omar, de 44 años.

Abu Ali, quien heredó la profesión de su padre y su abuelo, fue uno de los primeros en regresar a sus fábricas; reabrió sus puertas en enero, luego de haber cerrado desde 2012, fecha de los enfrentamientos en la ciudad entre las tropas del gobierno y las facciones de la oposición que compartían el control.

    • En el taller,  los trabajos de restauración incluyeron una puerta de hierro en la entrada y equipos en las salas principales de máquinas. El asfalto todavía falta en el camino, mientras que los efectos de las municiones en las paredes son claros.

Cinco trabajadores rotan el aceite mezclado bajo la supervisión personal de Abu Omar, antes de cocinarlo en fuego; luego se distribuyen en moldes en el suelo, mientras que otros cinco cortan el jabón y luego lo envasan.

Antes de este año, el taller producía aproximadamente 800 toneladas de jabón al año, y este año recuperó aproximadamente la mitad de su producción. A diferencia de otras industrias, «la industria del jabón no depende de las máquinas. Se basa en la fuerza laboral, la combinación exitosa, el cariño de los habitantes de Alepo y su amor por la profesión».

El secreto de la profesión

Después de su salida de Alepo en 2012, Abu Omar intentó producir jabón en otras ciudades, como Tartous y Damasco, sin lograr mantener la misma calidad. «El clima de Alepo es muy bueno para el jabón y la gente de Alepo conoce el secreto de la profesión y soporta las dificultades de la industria del jabón», dice.

    • «El jabón de Alepo se distingue de los jabones del mundo porque está hecho de aceite de oliva puro, a diferencia del jabón europeo, que se apoya en grasas animales o jabón asiático mezclado con aceites vegetales que no se derivan de las aceitunas«, agrega con orgullo, sosteniendo un pedazo de jabón en la mano.

La industria tradicional se vio afectada durante las batallas que finalizaron a fines de 2016 con el control de las fuerzas gubernamentales y el apoyo ruso a los vecindarios orientales, después de años de bombardeos, asedio y la evacuación de miles de civiles y combatientes de la oposición.

    • «Nos enfrentamos al peligro, la destrucción de las instalaciones y la interrupción en la producción del aceite de oliva», dijo. A pesar del regreso de la estabilidad a Alepo, la industria todavía sufre la «escasez de mano de obra, la necesidad de materias primas y la emigración de trabajadores calificados en el extranjero».

Docenas de fabricantes de jabón todavía están esperando para completar la renovación y el procesamiento de sus plantas antes de volver a abrir, como Hisham Jubaili.

    • El taller «Jubaili», ubicado dentro de la antigua muralla de Alepo, ha vivido durante varias generaciones y ha estado en línea con el nombre de la familia durante décadas y se remonta al siglo XVIII.


Treinta mil toneladas

La planta de Jubaili de tres niveles, cubre un área de aproximadamente 9,000 metros cuadrados, el taller más antiguo de Alepo. Pero la guerra obligó a su 50º propietario a cerrar en 2012.

La fábrica, que está rodeada por bóvedas revestidas de piedra, sigue en pie, a pesar del agrietamiento de algunos pilares de madera del techo, algunas partes están quemadas y parte de su equipamiento fue robado.

    • Antes del estallido del conflicto, la ciudad de Alepo y sus alrededores incluían unos 100 talleres para la fabricación de jabón de laurel, con una producción de unas treinta mil toneladas, según el Comité de fabricación de jabón de laurel, que encabeza Jubaili. Pero muchos de los fabricantes de jabón Halabi se mudaron a Damasco, Homs o Tartous, mientras que otros emigraron a Turquía, según Jubaili.
    • Durante los años de conflicto, la producción cayó por debajo de 1,000 toneladas. Hoy en día, la industria del jabón ha comenzado a recuperarse con una producción de casi 10,000 toneladas.
    • «El jabón es un tesoro nacional para el pueblo sirio. Al igual que Arabia Saudita el petróleo, Suiza el chocolate, y Alemania los autos, Alepo exporta al mundo», dijo.
    • «Desde este taller y otros, el olor a laurel llenó Alepo», dijo. «Nadie visita la ciudad sin comprar de sus dueños».

Con información de Thawra

©2019-paginasarabes®