Egipcios celebran el fin del régimen de Morsi, títere de Obama

egipto_1
Egipcios celebran el fin del régimen de Morsi, títere de Obama

Imágenes omitidas por los medios hegemónicos dan cuenta de que una oleada de fervor anti-Obama se ha apoderado de Egipto, con los manifestantes culpando a la Casa Blanca de haber instalado a Mohammed Morsi, el líder de la Hermandad Musulmana, ahora derrocado.

Las protestas en Egipto han sido en caracterizadas en mayor medida por los medios como la representación de la división entre los partidarios de la Hermandad Musulmana a favor del gobierno y el movimiento opositor anti-Morsi, a pesar del hecho de que las manifestaciones en contra de Morsi han sido mucho mayores.

Sin embargo, un aspecto de las manifestaciones que ha sido casi completamente ignorado es el hecho de que los egipcios culpan consistentemente a la Casa Blanca por el calamitoso año de Morsi en el poder

Los egipcios son plenamente conscientes del hecho de que la administración Obama jugó un papel clave en tramar la revolución que derrocó al presidente Mubarak. Carteles en poder de los manifestantes incluyen, «Despierta Estados Unidos, Obama apoya un régimen fascista en Egipto», «Obama apoya el terrorismo» y «Obama tu perra es nuestro dictador». Los carteles también condenan el papel de Anne Patterson, la embajadora de Estados Unidos en Egipto.

Como se ha señalado previamente, la revolución de 2011 en Egipto, estaba lejos de ser un movimiento de bases puesto que su organización se vio ayudada por ONGs del establishment como Freedom House (vinculada a la CIA) y la National Endowment for Democracy (NED).

A pesar de apoyar a Mubarak durante décadas, Estados Unidos se deshizo de él y dio su apoyo a la Hermandad Musulmana,cuando Mubarak rechazó los intentos de Estados Unidos de establecer bases militares en el país y tomar el control de las redes de comunicación de Egipto.

Mohammed Morsi ha supervisado la instauración de una dictadura en Egipto, que rivaliza con la desarrollada por su autocrático antecesor. Después de la consagración de la ley islámica en el nuevo proyecto de Constitución, Morsi se otorgó a sí mismo amplios poderes para introducir cualquier ley y el mismo se hizo inmune a la supervisión judicial.

«¿Entonces, es el dictador de Egipto? Por el momento, sí, en el papel es el líder más poderoso de Egipto desde el faraón «, dijo Eric Trager, colaborador del Washington Institute for Near East Policy a CBC News.

A diferencia de Siria, donde una insurrección liderada por extremistas fue promocionada como un levantamiento democrático, la mayor protesta masiva en la historia de la humanidad en los últimos días en Egipto ha sido recibida con un silencio ensordecedor desde la Casa Blanca.

Como destaca Bridget Johnson, todo lo que hemos oído son «grillos de la administración Obama», con la única referencia a Egipto proviniendo del Secretario de Estado, John Kerry, cuya declaración no abordó lo que realmente estaba sucediendo y en su lugar se centró en las condiciones climáticas de la plaza Tahrir.

El periódico estatal egipcio Al-Ahram informó hoy que Morsi, «renunciaría o sería destituido de su cargo» por el ejército en cuestión de horas cuando expire el ultimátum para alcanzar un acuerdo político.

Por Paul Joseph Watson

Con información de : Verdad Ahora

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario