Preservar patrimonio es también defender a Siria

Tan importante como defender la Patria de los ataques de los armados, resulta hoy preservar el patrimonio cultural sirio para salvar nuestra historia y seguir existiendo como nación, expresó el doctor Maamoun Abdulkarim, director general del Departamento de Antigüedades y Museos.

patrimonio_cultural_sirio

La entidad, adscrita al Ministerio de Cultura, realiza ingentes esfuerzos para evitar daños mayores a los sitios y piezas de valor histórico, o que caigan en manos de contrabandistas, agregó Abddulkarim en diálogo con Prensa Latina. En los museos se ha registrado hasta el momento el robo de solo dos piezas en todo el país, pues adoptamos la política de retirarlas y guardarlas en sitios muy seguros, algunos incluso a decenas de metros bajo las arenas del desierto, detalló. Con estas acciones preventivas hemos preservado documentos de unos cuatro mil años de antigüedad, además de estatuas, cuadros y otros objetos de carácter único, ejemplificó el otrora profesor de la Universidad de Damasco, quien desempeña el cargo desde hace seis meses. El caso de los sitios arqueológicos ha sido distinto, pues unos 100 fueron objeto de la violencia armada y del saqueo de contrabandistas.

Resulta muy difícil controlar los más de 10 mil lugares del territorio nacional con esta característica, sobre todo los muy alejados de las aduanas y centros de control policial, comentó. El funcionario sirio aclaró que si bien los grupos de saqueadores existían antes, la crisis de los últimos dos años los incrementó y organizó hasta llegar a operar como mafias, mientras subrayó que el contrabando de piezas arqueológicas se efectúa principalmente a través de las fronteras con Turquía, Líbano y Jordania. De acuerdo con el doctor Abdulkarim, las autoridades contactaron con el Fondo de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y organizaciones internacionales afines con el objetivo de fiscalizar las fronteras y detener a los saqueadores. Gracias a ello recuperamos recientemente un mosaico de 18 láminas que representan la Odisea, hurtada de una zona del noreste del país, gracias a la colaboración de autoridades competentes en Líbano, reveló.

Asimismo comentó sobre la reciente decapitación en la ciudad siria de Maaret al-Noomane, del monumento del poeta, filósofo y escritor árabe Abou al-Alaa al-Maari, por parte de miembros del Frente Al Nusra, brazo armado de la red Al Qaeda en esta nación del Levante. Esa acción vandálica demuestra el pensamiento que subyace en un porcentaje significativo de los armados, como si quisieran decapitar al pensamiento, dijo. ¿Qué podrían hacer con la arqueología pre-islámica quienes buscan imponer aquí a sangre y fuego un Califato, así como los más radicales valores del Islam?, cuestionó. A juicio del doctor Abdulkarim, uno de los principales logros del Departamento de Antigüedades y Museos ha sido que los propios trabajadores y las comunidades locales donde se ubican museos y lugares patrimoniales intervengan en la protección e integridad de los sitios. Aunque los museos están vacíos, seguimos pagando sueldos, con retribuciones en algunos casos por las condiciones difíciles y de peligro en las cuales trabajan y se entregaron casas a quienes las perdieron por los combates y sabotajes de los mercenarios, señaló.

Acotó que entre los trabajadores existen seguidores y detractores del gobierno, «pero nos une a todos el amor al patrimonio y a la nación que es única, al igual que nuestra historia», recalcó. Con este razonamiento hemos tratado de llegar a los corazones de las personas, para que tomen conciencia de la importancia de proteger y preservar los sitios patrimoniales, pues queremos evitar que aquí se repita el saqueo operado en Irak tras la invasión de Estados Unidos y la OTAN en 2003, opinó. En Siria están tratando de quemar un país entero y con ello, también los vestigios de su historia que en definitiva es su memoria, concluyó.

Por Luis René Brizuela Brínguez
Fuente: Prensa Latina

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario