Samer en huelga de hambre al borde de la muerte en cárcel israelí – Por Suhail Hani Daher Akel

 

libertad_presos_a

La cruel indiferencia de la potencia ocupante israelí y de la comunidad internacional son preocupantes frente al derecho de vida de los presos palestinos ilegalmente secuestrados, esencialmente con los que mantienen huelga de hambre en protesta contra el trato inhumano de los campos de detención.

Entre ellos, los presos palestinos Samer Issawi, mantiene una huelga de hambre durante 209 días y está al borde de la muerte con un peso que no supera los 46 kilos; Ayman Sharawna, en huelga de hambre durante 141 días; Tareq Qedan, en huelga de hambre durante 79 días y Jafar Ezzedine, en huelga de hambre durante 79 días. Otros 4750 presos palestinos de ellos 198 niños son expuestos a un atroz maltrato físico y psicológico.

Issawi, de 33 años, que cubría 10 de los 30 años por cargos impuestos por la justicia israelí, fue liberado en octubre de 2011, por el acuerdo firmado entre Hamas e Israel, sobre la base que no podría volver a ser detenido sin justificativo serios. El poder ocupante violó sistemáticamente el acuerdo y a Issawi lo detuvieron en julio de 2012 acusándolo de violar las condiciones de su liberación y lo obligaron a cumplir con los restantes 20 años de su sentencia original.

Sin embargo, Issawi, quedó bajo la ilegal ‘detención administrativa’, lo que significa que no ha sido acusado de ningún delito ya que en el momento de su detención contaba con el permiso necesario para visitar a familiares en la aldea de Hizma cercano a Jerusalén ocupada, cuando fue arrancado por las fuerzas israelíes de esa casa.

El abogado de la Sociedad de Prisioneros Palestinos, Jawad Boulos, quien representa Issawi, relató que en una reciente visita al hospital carcelario: “Samer está llegando al final del túnel para ver la luz de la libertad o la luz del martirio, por su estado de máxima gravedad”. Si bien no se conoce oficialmente como autoridades de la prisión lo han mantenido con vida durante meses sin comer ni beber, algunos familiares de Samer, dijeron que lo estaban alimentando por la fuerza a través de un tubo intravenoso, inclusive, castigándole con salvajes golpes.

“En diciembre de 2012 le fracturaron una costilla, además de sufrir pérdida de la visión, mareos, pérdida parciales de conciencia, el control de sus extremidades y sufre fuertes dolores en todo el cuerpo -especialmente en el abdomen y los riñones”, según lo denunció su hermana Shireen. La TV qatarí Al-Jazeera, aseguró que “luego de las declaraciones de su hermana Shireen, fue puesta en arresto domiciliario, confiscaron su licencia para ejercer la abogacía, le cortaron el agua a la casa de sus padres alegando falsamente que no habían pagado la factura y las fuerzas de seguridad israelíes demolieron la casa de Raafat, hermano Samer a principios del mes de enero de este año.

Por su parte, el racista diputado Danny Danon, del partido gobernante del Likud en el Knesset (parlamento) israelí, le expresó al diario israelí de ‘Jerusalén Post’ que “los funcionarios no deben escuchar a las protestas sobre el tratamiento de la huelga de hambre porque son terroristas”.

Por: Embajador Suhail Hani Daher Akel (*)

(*) Fue el primer Embajador del Estado de Palestina en la Argentina (1995-2006)

Fue el primer Representante de la OLP en la Argentina (1989-1995)

Es Analista Internacional sobre la situación de Palestina

Fuente : Jerusalem – Palestina

 

 

Un ejemplo de cuan desesperada es la situación de Samer es lo sucedido durante su juicio, en diciembre de 2012. Las fuerzas de seguridad le golpearon cuando fue a saludar a su madre; luego fueron a casa de su familia y prohibieron a su hermana visitarle, tras llevársela detenida.

Tal vez una firma te parezca poco frente a la magnitud del problema, pero créeme que es muchísimo. Piensa que la movilización ha sido y es el arma más poderosa para frenar a quienes actúan creyendo que no lo vemos o que no nos importa.

Por favor, pide al Gobierno de Israel que garantice atención médica adecuada para Samer, y que tenga acceso a médicos de su elección y no sea sometido a tratos crueles e inhumanos.

Gracias por tu firma.

Esteban Beltrán
Director Amnistía Internacional Sección Española

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario